Los mejores roscones de Reyes de Barcelona

Dónde encontrar el mejor "tortell de Reis"

En Barcelona, el tortell de Reis o roscón de Reyes es uno de los postres más demandados por estas fechas. Con la llegada de Sus Majestades los Reyes Magos, en los hornos de las pastelerías barcelonesas no paran de entrar y salir estos tradicionales y "mágicos" bollos. Algunos con figurita y haba, otros sin nada en su interior, con relleno o sin él, cubiertos de chocolate o frutas confitadas, clásicos o modernos... no te pierdas esta selección con los mejores roscones de Reyes de la Ciudad Condal, aquellas pastelerías que esconden los tortells de Reis que no debes perderte. ¡Felices Reyes y que aproveche!


Pastelerías Escribá (Rambla de les Flors, 83 - Vila de Gracia) conocido en Europa como el "Mozart del chocolate", Christian Escribà firma uno de los mejores roscones de Barcelona en su mítica pastelería, abierta desde 1906 en la Ciudad Condal. Esponjoso, relleno de nata y adornado con frutas confitadas y amendras, así es su famoso "tortell de Reis". También puedes optar por el relleno de crema quemada o mazapán. Y, cómo no, con sorpresa incluida.


Pastelería Hofmann (Carrer dels Flassaders, 44 - Barceloneta) cerca de la Basílica de Santa María del Mar, en el barrio del Born, se encuentra esta elegante pastelería, todo un referente en dulces en Barcelona. May Hoffman es la responsable de todas las recetas que se elaboran aquí, incluido su Roscón de Reyes, que propone en tres versiones diferentes: chocolate, frutas o Galette des Rois. Y sus rellenos incluyen: mazapán, crema o chantilly.


Turris (Carrer d'Aribau, 158 - Hospital Clinic) el roscón de Reyes que proponen aquí es uno de los más solicitados. De textura jugosa y suave, el secreto de su éxito está en las manos de Xabier Barriga, que para elaborar el roscón sigue la receta que heredó de su padre: harina de gran fuerza, mantequilla, huevos, azúcar, masa madre dulce, limón, canela, vainilla y levadura de panadero. Optan por el clásico relleno de mazapán e imprescindible la fruta escarchada para adornar. Para los que padecen alguna intolerancia alimentaria, proponen un roscón sin huevos, lactosa o frutos secos.


La Pastisseria (Carrer Arago, 228 - Universitat) Jose Maria Guerola ganó en 2011 la Copa del Mundo de Pastelería y demuestra su arte con el dulce en esta pastelería de l'Eixample. Propone un roscón poco dulce, sin limón y con cierto gusto a mantequilla y anís. En cuanto a los rellenos, puedes elegir entre varios: nata, crema, trufa de chocolate con leche y cerezas y perlas crujientes...


Bubó (Carrer de les Caputxes, 10 - Barrio Gótico) detrás del "tortell de Reis" de Bubó se encuentra Carles Mampel, uno de los pasteleros catalanes más conocidos, sobre todo por la creatividad que pone en cada producto, como su roscón de Reyes, de masa suave y con un adictivo toque de mantequilla. Además del tradicional, relleno de nata o trufa, elabora otras versiones como el roscón de violetas, el relleno de mazapán con cobertura de almendras o el de chocolate con naranja.


Casa Vives (Carrer de Sants 74 - Sants): fundada en 1895, para muchos el roscón de Reyes de esta pastelería es uno de los más "auténticos" de Barcelona, y es que su "tortell de Reis" es totalmente respetuoso con la receta original, relleno de mazapán y con fruta confitada por encima. Si eres de los nostálgicos que no concede ni un solo toque de innovación, no te lo puedes perder.


Oriol Balaguer (Plaça de Sant Gregori Taumaturg, 2 - Galvany) el prestigioso y galardonado maestro pastelero Oriol Balaguer propone en sus pastelerías un roscón de Reyes de masa fina y elástica, suave y ligeramente dulce con un toque de mantequilla y agua de azahar. Siempre decorado con frutas confitadas. Además elabora versiones más innovadoras como el relleno de crema quemada. Este año el panettone se impone en las boutiques de Balaguer como dulce navideño, y es que ha sido premiado como el Mejor Panettone Artesano de España 2017.


La Colmena (Plaza de l’Àngel, 12 - Barrio Gótico) se trata de una de las pastelerías más antiguas de Barcelona, abierta desde 1849. El roscón de Reyes es de los más reconocidos de la ciudad: clásico, equilibrado y conservador. Su sabor te hará retroceder al siglo pasado, recordando esa repostería de antaño, totalmente artesanal.


Sacha (Carrer de Vallmajor 31 - Galvany): esta pastelería abrió sus puertas en 1927 y desde entonces ha conquistado a los paladares más golosos y a amantes de las delicatessen dulces. Su roscón de Reyes enamora, para muchos es considerado el mejor de la Ciudad Condal. Destaca por su carácter innovador; no te pierdas el roscón cubierto de chocolate y adornado con frutos secos.

¡Feliç nit de Reis!

Recibe este contenido en tu e-mail

Nunca compartimos tu e-mail con nadie.

Suscríbete a nuestro boletín