10 platos de alcachofas que te conquistarán

Queda inaugurada la temporada de esta verdura

En Andalucía ya ha comenzado la recolecta de alcachofas, y el pasado 21 de noviembre se inauguró oficialmente la temporada de esta verdura en la Vega Baja del Segura. Este año parece que la expansión de la que ha gozado el cultivo de alcachofa en España se ha frenado por la sequía que hemos sufrido, pero esto no va a impedir que sigamos disfrutando de deliciosos platos de alcachofa durante su temporada (de noviembre a marzo). Por eso, y porque estamos en el primer mes de su consumo, dedicamos este explora a una de las verduras que más nos gusta y que hoy encontramos en todas las cartas de los restaurantes: la alcachofa. Fritas, escalfadas o guisadas, aquí os dejamos una selección con las mejores de Madrid.


El Pimiento Verde (Calle de Quintana 1 - Argüelles): aquí tienen verdadera "obsesión por el producto". Esta casa de comidas de raíces vascas no podía faltar en esta lista y es que ofrece, para muchos, las mejores alcachofas en Madrid. Como no podía ser de otra manera, su plato estrella son las flores de alcachofa: el corazón de la verdura, finamente presentado y frito con delicadeza. Disponen de más locales en la capital.


Flores de Alcachofa (Paseo de la Castellana 40 - Castellana): tras años de éxito en El Pimiento Verde, David Lecanda decidió apostar por un nuevo negocio cuya carta girase en torno a la alcachofa, la esencia de este restaurante, un lugar donde la alimentación saludable no está reñida con el placer de comer. En su carta encontramos las famosas flores de alcachofa de El Pimiento Verde. Además propone otras versiones como: las flores de alcachofa con espuma de pata negra y sal de chorizo, una de las sugerencias de la casa.


TreZe Restaurante & Bar (Calle del General Pardiñas 36 - Goya): en el mismo espacio conviven dos zonas diferenciadas, el bar y el restaurante. El primero más informal, donde compartir y disfrutar de toda la carta en forma de tapas o raciones; el segundo respeta la esencia del antiguo treZe de San Bernardino y proponen cocina de temporada y una carta de raciones medias y enteras. El calendario marca su cocina, según la época del año ofrecen unos platos u otros, siguiendo la estacionalidad de los productos. Ahora le toca el turno a la alcachofa, con un plato exquisito: alcachofas confitadas y ahumadas.


Moratín Vinoteca Bistrot (Calle Moratín 36 - Barrio de las Letras): productos de temporada y cocina de toda la vida, sencilla, sin pretensiones. Sus alcachofas con sal de cecina y puerros confitados causan furor, y es que como en todos y cada uno de sus platos, Marcos Gil, chef y propietario de Moratín, pone todo el cariño y el mimo del mundo. Corazones de alcachofas sazonadas con sal de cecina de León, una especie de polvo de azafrán que marida estupendamente con esta verdura, y puerros confitados aderezados con salsa de romesco.


La Huerta de Tudela Green & More (Calle Prado 15 - Barrio de las Letras): las mejores verduras de Tudela las encontrarás aquí, de la mano de Ricardo Gil, que se precia de ser el primero en revolucionar el tratamiento de los vegetales en la cocina propiciando nuevas técnicas en su cocinado, como tiempos más cortos de cocción. De su propio huerto tudelano a la mesa, así llegan las alcachofas, que puedes disfrutarlas en corona y fritas con foie o guisadas con jamón confitado. Ambas opciones no defraudan.


La Maruca (Calle Velázquez 54 - Recoletos): el "fenómeno Paco Quirós" se ha extendido como la pólvora en Madrid gracias a sus restaurantes y a sus últimas aperturas, como La Primera. La Maruca es la apuesta más informal de entre el resto de locales que tienen en la capital, aquí proponen una cocina para todos los públicos y todos los bolsillos. Para ello emplean productos de primera calidad, de temporada, como las alcachofas, protagonistas de uno de sus platos estrella: las alcachofas a la plancha y punto.


Taberna Gaztelupe (Calle del Comandante Zorita 32 - Cuatro Caminos): nació en 1993 como el típico asador vasco, y hoy sigue ofreciendo lo mejor de la cocina del norte de España. En su carta, manda la materia prima de primerísima calidad. Cuenta con especialidades durante todo el año como el bacalao al pil-pil o la terrina de foie de pato hecho en casa, y en temporada platos como las alcachofas en cinco versiones: con almejas en salsa verde, en tempura con salsa de miel y soja y salteadas con jamón.


La Manduca de Azagra (Calle de Sagasta 14 - Trafalgar): este clásico de la cocina navarra en Madrid sigue conquistando gracias a sus verduras - que traen directamente de su huerta en Azagra (Navarra) - y su mimada cocina de mercado de raíces familiares. Las alcachofas fritas que preparan cuentan con la bendición generalizada de quien las prueba por su excelente preparación: pequeñitas, tiernas, exteriormente crujientes y sin grasa sobrante.


La Raquetista (Calle del Doctor Castelo 19 - Ibiza): situado en lo que llaman "la milla de oro de la gastronomía madrileña", al otro lado de la entrada al parque de El Retiro por la Puerta de Alcalá. Se trata de un pequeño restaurante-taberna con una cocina de producto española e internacional con toques de creatividad. Ahora en temporada de alcachofas las preparan con crema de castañas, también de temporada; la ligereza de la crema casa estupendamente con el sabor intenso de la alcachofa.


Picsa (Calle Ponzano 76 - Rí­os Rosas): de los creadores de Sudestada y Chifa, este restaurante ítalo-argentino propone pizzas, "picsas", de masa gruesa y espíritu argentino, elaboradas al horno de leña, además de otros platos como los mezzes porteños, fiambres al corte o la deliciosa fainá. Es un buen momento para deleitarte con su pizza de papada de cerdo ibérico Carrasco, tomate, queso picsa, alcaparras y alcachofas.

Recibe este contenido en tu e-mail

Nunca compartimos tu e-mail con nadie.

Suscríbete a nuestro boletín