10 tendencias gastronómicas en Madrid para este 2017

La moda del bowl, el vegetarianismo, la cocina sostenible, los insectos...

A unos días de finalizar el mes de enero, podemos decir que el año ha empezado muy sugerente, en lo que a gastronomía se refiere. Tras un 2016 plagado de defunciones de grandes artistas, un panorama político agitado y algún que otro susto, el panorama culinario ha querido revitalizarnos con tendencias de lo más exóticas, verdes, originales, saludables, rarunas y con un marcado acento hipster. Y es que nos hemos tomado muy en serio que la salud es lo más importante, así como el respeto por el medio ambiente. En Madrid muchos son los sitios que empiezan a apostar por estas tendencias. Aquí te dejamos una lista con 10 de estas corrientes y los lugares de la capital que están especializados en ellas o que ya las incluyen en su oferta. ¡Os deseamos un 2017 de lo más sabroso!


El universo veggie: carne que parece carne pero no lo es

Desde que la OMS advirtió sobre los peligros en la salud de consumir carne roja, cada vez estamos más concienciados y menos carnívoros. A partir de este aviso, muchos negocios se pusieron manos a la obra para ofrecer alternativas a la carne pero sin perder la textura e incluso el sabor de esta. Como consecuencia, en Estados Unidos ya existen las carnicerías vegetarianas y veganas. Aquí de momento no hemos llegado a ese punto pero sí son muchos los restaurantes que ofrecen en sus cartas "carne falsa". Algunos como Viva Burger o La Oveja Negra se han especializado en hamburguesas 100% animal free: de setas, espinacas, legumbres, algas, tofu... ¿Te animas a probarlas?


Todo sabe bien en un bowl

Los boles son tendencia. La fiebre del power bowl ya ha llegado a Madrid. Esta moda llegó con los breki bowls: cuencos de yogur, fruta y cereales. Esta moda se ha extendido tanto que ahora cualquier ingrediente es bueno para añadirlo al bol: desde pasta, legumbres, sopas, verduras... ¡Todo vale! En la capital encontramos sitios como Bio in the Bowl donde todo lo que preparan lo sirven en un bol o en un tarro de cristal, muy cómodo para llevar, como smoothies, cremas de verduras, ensaladas, zumos... y muchas más opciones de lo más saludables. Otros como Tuk Tuk ofrecen exquisitos rice bowls, un cuenco de arroz al estilo asiático con acompañamiento de carne y verdura, de muchos tipos; o La Pagoda que se ha sumado a la fiebre del poke bowl, uno de los platos preferidos de Obama, que consiste en una ensalada de pescado crudo, típica de la gastronomía hawaiana que, cómo no, se sirve en un bol. En este restaurante proponen el ‘Salmon Poke Bowl’, con arroz, salmón macerado, lechuga Batavia, wakame y mayonesa japonesa.


Dulces delicias orientales

Cómo nos gusta un dulce... Y si nos transporta a lugares lejanos y exóticos, más. En estos dos últimos años, en Madrid se han abierto pastelerías y cafeterías especializadas en pastelitos y dulces orientales. Una moda que ha llegado para quedarse, y es que cada vez son más los fanáticos de la repostería asiática, concretamente de la japonesa, con los wagashis como protagonistas (dulces japoneses que tradicionalmente se sirven con el té). En Okashi Sanda, restaurante y bakery japonesa, están especializados en tartas y pastas niponas: roll de matcha & ank, tarta de chocolate con trufa de sake, bizcocho de chocolate y sake con mantequilla de cacahuete endulzado con agave... Y muchas exquisiteces más que no debes perderte. La pastelería y matcha bar de Hattori Hanzo, Panda Patisserie, es otra opción para degustar los wagashis: anpan, dorayaki, macarons de flores de sakura y crema de lichi, té matcha o sésamo negro, dango, anmitsu o mochi minatura... ¡Itadakimasu!


Los insectos. ¿Apto para todos los públicos?

De momento son solo los foodies más atrevidos los que se han lanzado a degustar platos repletos de insectos. Desde Occidente nos parece la mayor asquerosidad del mundo pero cierto es que en muchos países es un alimento habitual en sus dietas. Dejando de lado los remilgos y prejuicios, cabe decir que los insectos son ricos en proteínas y, aunque parezca mentira, pueden resultar deliciosos. En Madrid encontramos restaurantes como Entre Suspiro y Suspiro o el mexicano especializado en casquería, Güey, en el Mercado de Vallhermoso, que incluyen en sus cartas: chapulines, hormigas orugas, grillos, chinicuiles... y otros bichos que no tienen desperdicio. ¿Te atreves?


Sostenibilidad y alimentos ecológicos

La moda puede ser demasiado pretenciosa, tanto que a veces resulta dañina a la sociedad. Sin embargo, hay modas que transmiten valores y principios positivos. Hoy, por ejemplo, son tendencia los restaurantes sostenibles y la cocina ecológica, donde dan prioridad a comer sano a la par que colaboran en el cuidado del medio ambiente, fomentando el consumo responsable y el cuidado de la salud. ¿Cómo? Lo hacen a través de productos ecológicos que obtienen de sus propios huertos, el reciclaje de productos "de descarte" o eliminan de sus platos ingredientes perjudiciales para nuestra salud. Algunos templos eco en Madrid son los restaurantes Buenas y Santas o Biococina Organic. El primero lleva seis años sirviendo carnes ecológicas y cuenta con un huerto ropio de 5.000 metros cuadrados en Villaviciosa de Odón, de donde recogen las verduras y hortalizas con las que cocinan sus platos. Mientras que Biococina es un restaurante vegano y macrobiótico donde utilizan materia prima 100% ecológica y cocinan con agua filtrada y de calidad; al frente están Noelia Alvárez e Inmaculada Alvear, terapeutas expertas en medicina oriental macrobiótico. Además organizan cursos sobre este tipo de alimentación y venden productos a granel biológicos.


Verde que te quiero verde

El torbellino verde ha irrumpido en la gastronomía madrileña fuertemente, y es que sin las verduras y hortalizas, la tendencia de la cocina sostenible (de la que hemos hablado anteriormente) perdería su esencia. Como consecuencia, la comida vegetariana se ha puesto de moda, pero no solo los restaurantes veggies se han convertido en los abanderados de esta corriente; también encontramos cartas donde la proporción es de un 80% de verduras y un 20% de carnes y pescados, cuyo mayor representante es el recién galardonado con una estrella Michelín, Rodrigo de la Calle, con su restaurante El Invernadero en Collado Mediano. Como ellos mismos dicen: "en todos y cada uno de nuestros platos los vegetales y hongos son los protagonistas, y la proteína animal un mero sazonador…aun así damos opción a incluir algún plato de carne, quesos…"


El pan: el rey de la mesa

Qué poca importancia le damos al pan... y qué rico es si está bien hecho. Se trata del alimento más popular y básico de nuestra alimentación. En esa vuelta a lo retro, al pasado, las panaderías empiezan a apostar por panes de masa madre y producción lenta, usando métodos tradicionales, y usando los mejores ingredientes, como harinas ecológicas. Este es el caso de El Horno de Babette, donde pretenden "devolver al pan el lugar que se merece, el de un alimento sencillo y bueno, sin pretensiones pero con mucho carácter". Pero no sólo el tema queda relegado a panes tradicionales. En Viena La Baguette, además de ofrecer panes artesanos y clásicos, de toda la vida, también proponen otros como: el pan integral con pasas, nueces y orejones, pan de queso, de trufa y boletus... y muchas otras opciones. Ya lo dice el refrán, a buen hambre no hay pan duro.


La revolución del plancton marino

Con sus investigaciones sobre el plancton, Ángel León, el laureado chef de Aponiente, ha sido el pionero en el uso de este ingrediente marino. Han tenido que pasar unos años para que se convierta en el ingrediente más TOP de la gastronomía española, convirtiéndose en un buen sazonador por su intenso sabor. En Madrid ya son algunos los restaurantes que lo usan, como el prestigioso El Club Alllard, premiado con dos estrellas Michelín, donde su chef María Marte ha creado un exquisito “arroz del mar” con plancton marino.


La carne madurita, por favor

Los carnívoros están de enhorabuena y es que aunque las tendencias gastronómicas viren hacía lo verde, la carne sigue en boga. En concreto, las carnes maduradas, aquellas que se dejan colgadas en ganchos, con la temperatura controlada durante meses, para que así adquiera un sabor distinto al que estamos acostumbrados y se convierta en una pieza única, apta para los paladares más exquisitos. Ahora en las mejores cartas, además de indicar la raza o el origen del animal, también detallan el tiempo de maduración. Si quieres disfrutar de carne sobremadurada, date un buen homenaje en Ca Joan, Raza 7 o Rubaiyat.


Vuelta al atavismo

La moda de lo retro a veces se pasa de retro y viaja mucho más allá en el tiempo. Hablamos de miles y miles de años. En la línea de esta tendencia, la gastronomía quiere transportarnos a sabores ancestrales con alimentos como el kimchi, una preparación fermentada de origen coreano hecha de vegetales sazonados con diferentes especias; esta elaboración puedes degustarla en el restaurante Korea. El Kefir es otro de esos productos atávicos que se han recuperado, se trata de un producto lácteo fermentado mediante hongos y bacterias procedente de la región del Cáucaso; lo preparan muy rico en Yerbabuena.


Si quieres conocer los restaurantes de Madrid que acaban de abrir sus puertas y que este 2017 lo van a petar, explora nuestro listado de Aperturas 2017 Madrid.