El café también se toma en verano. 10 imprescindibles.

Cold brew, iced latte, espresso con tónica... ¡y más!

En invierno, con el frío, soñamos con una taza de café humeante desde por la mañana. Sin embargo, muchos creen que en verano no podemos desear un buen café, y es que las altas temperaturas nos quitan rápidamente esa idea de la cabeza. Y aquí os vamos a desmontar esta falsa invención, por llamarlo de alguna manera. Con la llegada del "speciality coffee" o el café de tercera generación, aterriza una tendencia que otorga todo el protagonismo al buen café. En Madrid esta "revolución" se está consolidando con la apertura de pequeñas cafeterías donde son baristas los que se encargan de preparar y servir esta bebida. Ahora en verano, por ejemplo, estos locales ofrecen a tutiplén cold brews - café molido infusionado con agua a temperatura ambiente durante varias horas y que se sirve helado - o iced lattes, o lo que es lo mismo, el tradicional café con leche pero con hielo. ¿Quieres conocer algunas de estas cafeterías? Dale al cuerpo la dosis de cafeína que necesita para pasar un verano estupendo.


Toma Café (Calle La Palma 49 - Malasaña): este pequeño rincón de Malasaña es considerado un templo para los más cafeteros. Aquí el café es el protagonista, siempre seleccionan el mejor y siguen un riguroso control de su procedencia y proceso de tostado. Para que la experiencia resulte excelente, los responsables de preparar y servir el café son baristas. Ahora en verano, no te pierdas el iced latte o los cold brew. Su éxito les ha permitido abrir otro local en Chamberí.


HanSo Café (Calle del Pez 20 - Malasaña): Malasaña ha resultado ser el escenario perfecto para la apertura de locales especializados en café, y probablemente se deba al hipsterismo que reina en el barrio y que pronto degenerará en otra moda. Sea como fuere, estos sitios nos encantan porque nos pirra un (buen) café. Para digerir bien las altísimas temperaturas te recomiendan: el cold brew hecho con café de guatemala de la finca La Bolsa y tostado por Right Side Coffee.


Bianchi Kiosko Caffe (Calle de San Joaquín 9 - Malasaña): seguimos en el barrio de Malasaña y topamos con otro café de tercera generación. Se trata del proyecto del Dj Sandro Bianchi y su pareja Neus Solé. Como dicen ellos mismos esta es una "parada obligatoria a cualquier hora del día para un cool coffee break sonorizado con la mejor música". Y es que aquí el protagonista es el café, sí, pero también la música, concretamente el soul. Un imprescindible estival: el capuccino freddo, delicioso y refrescante. Tampoco faltan los granizados de café y los cold brew.


Hola Coffee (Calle Doctor Fourquet 33 - Lavapiés): en Lavapiés también encontramos cafeterías "de nicho". Hola Coffee abrió sus puertas en marzo y ya se ha erigido como otro templo para los amantes del café. Sus propietarios, Pablo y Nolo, como tostadores y degustadores, son los responsables de que una taza de café sepa a brevaje de dioses. Para aliviar las altas temperaturas proponen un cold brew propio en botella, listo para beber; así como iced lattes o espresso tonics. Ellos lo tienen claro, quieren ofrecer "el mejor café de Madrid".


Santa Kafeina (Calle de Viriato 37 - Trafalgar): este pequeño café take away se encuentra en el barrio de Trafalgar, en Chamberí. Regentado por una pareja de venzolanos, baristas y cafeteros, sirven espressos, capuccinos y ¡descafeínados! En verano no dudes en pedir los iced lattes o los cold brew. Y si quieres acompañarlo con algo sólido, no te pierdas sus dulces 100% caseros o los sándwiches, con opciones veganas. Imagen by Patricia Berthier


Angélica (Calle de San Bernardo 24 - Malasaña): comenzó en los años cincuenta como "tienda de hierbas", la primera de Madrid por aquel entonces, hasta que sus actuales dueños decidieron alquilar el local para conservar su esencia y también para ofrecer el mejor café. Lo tuestan a mano, procedente de Colombia, México, Etiopía, El Salvador, Brasil y Ruanda. Cafés con nombre y apellidos, y es que cada grano es especial y único. Tampoco se olvidan de los teínomanos y ofrecen tés de lo más curiosos, que también eligen con mimo y cuidado. Aquí en verano triunfa el cold brew y el iced latte.


Ruda Café (Calle de la Ruda 11 - Embajadores): cafetería de especialidad en pleno rastro madrileño donde podrás disfrutar de cafés 100% Arábica de distintas procedencias. Y lo dejan bien claro: "en Ruda Café nos gusta el café bien hecho, recién molido y afinando el ratio...". En verano también invocan al poder de los cold brew (Fred & Tonic)y los iced latte.


Zero Point Coffee (Calle de Santa Isabel 37 - Embajadores): un rincón donde disfrutarás de un buen capuccino, café americano, flat white, espressos... ¡y muchos más! Cualquier duda o curiosidad que tengas, te la resuelven. Así da gusto. Por estas fechas uno de sus cold brew o iced latte (también vegano) te sentarán de maravilla.


Lots Coffee House (Calle General Oraa 40, Bajo 2 - Castellana): el objetivo de esta cafetería es crear una experiencia única al cliente con una gran atención al detalle y servir de la mejor manera posible sus cafés especiales. Son productores, baristas y formadores con más de 5 años de experiencia. En verano disfruta del Ucoffe Cold Brew, un café macerado en frío y elaborado con cafés de especialidad y siguiendo un proceso muy meticuloso; así como de un espresso con Indian Tonic, súper refrescante.


El Oso y el Madroño (Calle Doce De Octubre 16 - Niño Jesús): este local queda lejos del moderneo que se estila en los speciality coffee, al revés es más bien uno de los típicos bares de barrio para disfrutar de unas cañas y unas tapas. Las apariencias engañan, amigos. Aquí descubrirás uno de los mejores cafés de Madrid. Auténtico. Y en época estival nada mejor que un solo con hielo o un iced latte, que aquí llaman un café con leche y hielo, como toda la vida.


Si el café es bueno, no hace falta acompañarlo de alimento. Eso sí, si lo tomas por la mañana, nada de tomarlo solo, acompáñalo de un buen desayuno. Echa un vistazo a nuestro listado de Dónde desayunar en Madrid y disfruta de la comida más importante del día.