El mejor finger food de Madrid

Alta gastronomía en pequeños bocados

La tendencia gastro que lo está petando se llama finger food, que traducido literalmente del inglés significa: "comida que se come con los dedos". Pero, ojo, no confundirse... y es que podemos caer en la trampa de creer que se trata de comida rápida, aquella que comemos con las manos. Pues no, nada de hamburguesas, pizzas, sándwichs o kebabs. Estamos ante una nueva corriente muy delicatessen; se trata de alta gastronomía en pequeños bocados, a los que se les añade grandes dosis de creatividad siempre respetando la calidad de la materia prima. Pequeños manjares, llenos de sabor, que cogemos con los dedos y en un solo bocado, ¡glups!, nos lo comemos. Si te apetece "comida que se come con los dedos", ¡explora esta selección con algunos de los mejores finger food de Madrid! El buen perfume se vende en frasco pequeño, ¿no crees?

Mejillón tigre

Recreo (Calle de Espartinas 5, 910 33 43 79): esta taberna se ha erigido como el lugar más indicado para degustar el mejor finger food. Aquí disfrutarás de pequeños bocados llenos de sabor: la gilda de sardina, gordal, piparra y cebolleta, el brócoli con kimchi, lima y comino ahumado, el bollito de gamba blanca, ajo tostado y guindilla... Pero si hay que destacar uno de sus "mini bocados", nos quedamos, sin duda alguna, con el mejillón tigre con curry amarillo e hinojo.

Buñuelos de bacalao

La Maruca (Calle Velázquez 54, 917 81 49 69): la cocina cántabra de Paco Quirós se ha extendido como la pólvora en Madrid, materializándose en restaurantes como este y sus otros locales (Cañadio, La Bien Aparecida y, el recién abierto, La Pr1mera). Todos ellos comparten muchos platos de la carta... cualquier opción que elijas te encantará. Entre sus propuestas finger food, recomendamos los buñuelos de bacalao. ¡Mmmmmm!

Croquetas de patata y trufa

La Catapa (Calle Menorca 14, 915 74 26 15): esta taberna de Miguel Ángel Jiménez ofrece una carta con pequeñas delicias que merece la pena probar. Sus croquetas están en todas las listas de "las mejores croquetas de Madrid"; ante todo, no te pierdas las de patata y trufa. Exquisitas.

Las canicas del chef

La Canica de Infanta (Calle Infanta Mercedes 105, 915 72 00 52): se trata de la hermana pequeña de su tocayo situado en el Campo de las Naciones. Aquí encontrarás una carta tradicional pero "renovada" y mucho mimo en la elaboración de cada plato. No puedes irte de aquí sin probar (¡con los dedos!) "las canicas del Chef", unas pequeñas croquetas de carrillera que están de muerte.

Torreznos

La Raquetista (Calle Doctor Costelo 19, 918 31 18 42): ubicado en plena milla de oro de la gastronomía madrileña (muy cerca del Parque del Retiro), este restaurante-taberna propone cocina de producto española e internacional con toques de creatividad. Tú eliges el ambiente que más te apetece: intimista y delicado en el interior, o tabernero y canalla en su barra. Sea como fuere, no te pierdas por nada del mundo los torreznos. Te dejarán sin palabras.

Airbag de ensaladilla rusa

Restaurante Al Trapo (Calle Caballero de Gracia 11, 915 24 23 05): "para comer con la mano y chuparse los dedos". Así comienza su carta y así es como debemos empezar una buena comida. La estrella induscutible de sus propuestas de finger food son los "airbag de ensaladilla rusa, pimiento rojo asado y anchoa", convertidos ya en un clásico de Al Trapo.

Navajas gratinadas

La Gabinoteca (Calle de Fernández de la Hoz 53, 913 99 15 00): "comer y vivir", ese es su lema. Ese espíritu buenrollista queda reflejado en cada una de sus propuestas gastronómicas. Muchas de esas opciones hay que disfrutarlas con las manos, como las navajas gratinadas con kimchi, cebollino y zumo de lima... ¡te sabrán a gloria bendita!

Pizzeta libanesa

Sasha Boom (Calle Raimundo Fernández Villaverde 26, 911 99 50 10): si buscas finger food exótico, aquí encontrarás deliciosos bocaditos de cocina mestizaje, una fusión de sabores con los mejores productos de países de Oriente Medio y el Mediterráneo. Ya estás probando la pizzeta libanesa, rellena de queso Halloumi procedente de Chipre, aceitunas griegas, hierbabuena, tomate confit y queso Mató de las islas Baleares y Cataluña.

Baby hot dog

BiBo (Paseo de la Castellana 52, 918 05 25 56): Dani García ha querido trasladar a la capital el éxito de BiBo Marbella, y lo ha hecho con una propuesta más democrática, cosmopolita y viajera. Una cocina con sello andaluz y abierta al mundo que transportará al comensal a una experiencia única e irrepetible. Para empezar, nada mejor que optar por uno de sus brioches y tapas, como el pequeño hot dog "baby hot dog DG": salchicha ibérica, salsa tártara y cebolla frita.

Bomba

La Musa (Calle de Manuela Malasaña 18, 914 48 75 58): Grupo La Musa ha cumplido nada más y nada menos que 20 añazos. Para celebrarlo, acércate a disfrutar de sus tapas Made in Spain, entre las que destaca un clásico que es, como su propio nombre indica, la "bomba": patata rellena de carne.

Si en cuestión de finger food eres un poco exigente y quieres ir al grano... no te pierdas nuestros listados: Dónde comer croquetas en Madrid, Donde comer el mejor dim sum en Madrid, Dónde comer sushi en Madrid o Los mejores pinchos de Madrid.

Recibe este contenido en tu e-mail

Nunca compartimos tu e-mail con nadie.

Suscríbete a nuestro boletín