En el puente de la Constitución... ¡cómete Toledo!

30 Aniversario Ciudad Patrimonio de la Humanidad

Con la excusa de que se cumplen 30 años de la declaración de Toledo como Ciudad Patrimonio de la Humanidad, os proponemos un planazo para este puente de la Constitución: visitar la "ciudad de las tres culturas" para pasearla y comértela entera en los mejores restaurantes. Si no tenías pensado hacer nada pero te apetece escapar del mundanal ruido y de la vida frenética de Madrid, coge el coche, el autobús o el tren y plántate en Toledo. Una hora de viaje que merecerá la pena para disfrutar de la ciudad manchega y su gastronomía (hace un año fue nombrada Capital Española de la Gastronomía). Así que te lo ponemos fácil y te dejamos una selección con algunos de los mejores bares y restaurantes de la ciudad donde podrás degustar la cocina toledana - desde recetas tradicionales a otras más vanguardistas - y con opciones para todos los gustos y bolsillos. ¡Buen viaje!


Alfileritos 24 (Calle Alfileritos 24): ubicado en un edificio del siglo XIV en el casco histórico de la ciudad de Toledo y distribuido en seis alturas, esta taberna y restaurante combina a la perfección tradición y vanguardia, tanto en su carta como en la decoración. Aquí podrás disfrutar desde un buen desayuno hasta una cena, con cócteles incluidos, y es que el horario de cocina es ininterrumpido (desde las 10:00 de la mañana hasta la madrugada). Recomiendan: las croquetas de boletus y cecina, las mollejitas de lechal con huevos de corral y patata trufada, el rulo de cochinillo con migas manchegas o el bacalao confitado con salsa de jamón ibérico.


El Bohío (Avenida de Castilla-La Mancha 81 - Illescas): es ante todo un restaurante familiar donde la tercera generación, Diego y el mediático Pepe Rodríguez Rey - archiconocido por ser jurado de Master Chef -, a través de su experiencia e ilusión han sabido marcar un estilo propio a este mesón castellano para convertirlo en uno de los templos de la cocina de vanguardia, apegada al producto y los sabores de La Mancha. Sus famosas perdices escabechadas no hacen sombra al resto de la carta, con platos como la carrillera de ternera con alubias rojas o el pisto manchego hecho en brasas. Tampoco se queda atrás su carta vinos, una de las más laureadas de nuestro país.


Bar Ludeña (Plaza de la Magdalena 10): en pleno casco antiguo de la ciudad, en la plaza de la Magdalena, se encuentra este restaurante familiar, conocido sobre todo por sus carcamusas, famosas desde hace más de medio siglo, que continúan elaborándolas según la receta de José Ludeña Miguel, quien abrió el bar en 1954. Además de las carcamusas, no te pierdas las judías blancas con chorizo y morcilla, callos, perdiz toledana o bacalao con pisto. Su menú del día es de lo más completo y económico: por 12 o 14,50 euros puedes disfrutar de dos platos, postre, pan y bebida.


Cervecería Trébol (Calle de Santa Fe 10 - Casco Histórico): ubicada en un edificio histórico rehabilitado, dentro de la antigua alcazaba islámica, esta mítica e histórica cervecería propone una amplia carta de tapas y raciones. Si te dejas caer por aquí, no olvides pedir su "tapa referente", que llevan elaborándola desde por lo menos hace 28 años: La Bomba, una patata rellena de carne y recubierta de salsa ali-oli y salsa de tomate. En la carta también destacan las carnes a la parrilla hechas a su horno Josper.


Restaurante Adolfo (Calle Hombre de Palo 7): fundado por Adolfo Muñoz y su mujer Julita García hace ya más de 35 años, este restaurante está situado al lado de la Catedral de Santa María, en el corazón del casco histórico de Toledo. Un lugar donde disfrutarás de "recetas innovadoras y saludables, de aromas manchegos, sabores y texturas para la memoria". La visita a esta casona del siglo XIV se justifica con solo probar sus especialidades: el arroz de caza, las perdices estofadas o la merluza al azafrán. En su cava de vinos, del siglo IX, encontramos unas 35.000 botellas de vino y más de 2800 referencias, que la convierte en una de las mejores bodegas de la región.


La Abadía (Plaza de San Nicolás 3): establecida en una Casa de Oficios del Siglo XVI, su original arquitectura de cuevas y aljibes encaja a la perfección con el concepto de Abadía Cervecera. Aquí disfrutarás de una estupenda carta de tapas y platos, con productos de la región (mención especial merece la carne de caza DO Montes de Toledo), para degustar con una selecta cerveza. El incendio que sufrieron el pasado mes de septiembre no ha impedido que continúen ofreciendo una de las propuestas gastronómicas más interesantes de la ciudad.


Casa Parrilla (Avenida Toledo 3): ubicado en Las Ventas con Peña Aguilera, este restaurante es considerado para muchos uno de los mejores de Castilla La Mancha, de hecho otro año más han obtenido 1 sol en la Guía Repsol. La familia Parrilla Cepeda rinde tributo a la cocina cinegética, ofreciendo siempre el producto local, con platos más modernos (canelones de perdiz roja o los lomitos de corzo con manzana y torta de cabra) y otros típicos del recetario tradicional manchego.


El Carmen de Montesión (Calle Montesión 1, Urbanización Montesión): al mando de los fogones de este restaurante del grupo El Bohío, se encuentra el chef Iván Cerdeño (estrella michelín en La Casa del Carmen) quien basa su cocina de “los sabores de la memoria gastronómica castellano-manchega”. En su carta encontrarás desde platos propios del recetario manchego, como los callos de ternera o el bacalao a la brasa con espinacas, así como otros más innovadores elaborados con productos de otros países del mundo, como los arenques, el cacao o la vainilla.


Si prefieres ir de tapas, no te pierdas nuestra selección de Dónde comer las mejores tapas en Toledo, y si lo que quieres es ir directamente a la carnaza, echa un vistazo a la colección de Dónde comer carne en Toledo.