Las 10 ensaladillas rusas imprescindibles de Madrid

Una ruta para disfrutar del plato estrella del verano

La ensaladilla rusa, tal y como su nombre indica, es un plato tradicional y oriundo de Rusia. No sabemos en qué momento y cómo llegó a España pero lo que está claro es que hoy se ha convertido en un plato popular y habitual aquí, sobre todo en verano. Muchos son los restaurantes que han ganado el diploma a la mejor ensaladilla gracias a una elaboración cuidada y a la excelente materia prima. Tradicionales o con un toque creativo y original, las hay para todos los gustos y colores. En esta selección te dejamos esas 10 ensaladillas rusas que no debes perderte en Madrid.

 

Arahy (Calle de Alcalá 58 - Jerónimos): casi pegado a la Puerta de Alcalá se encuentra este sofisticado restaurante y nada más abrir sus puertas conquistó a los paladares más exquisitos. Su fórmula mágica es: calidad, calidad y más calidad del producto. Una buena materia prima y precios ajustados es lo que ha hecho de Arahy uno de los restaurantes mejor valorados de Madrid. Muchos son los platos que corroboran esta excelente relación calidad-precio; uno de los más demandados es su famosa ensaladilla casera con virutas de bogavante y bonito del norte. ESPECTACTULAR.

 

La Maruca (Calle Velázquez 54 - Recoletos): su ensaladilla rusa es la favorita de nuestra comunidad, y es famosa entre los madrileños más foodies. Quien la prueba, repite sí o sí. No tiene mucho misterio pero enamora; de textura suave, con abundante mayonesa y un buen toque de anchoa. Así es la ensaladilla de La Maruca, la preferida.

 

Casa Perico (Calle de la Ballesta 18 - Malasaña): en Malasaña también encontramos bares y restaurantes como Casa Perico, abierto desde 1942. Desde entonces esta casa de comidas - que ellos llaman "casa de la cuchara" - continúa ofreciendo la mejor cocina casera madrileña de la ciudad. Entre cocido, potaje de garbanzos, bacalao con tomate y otros tantos clásicos, sobresale la "ensaladilla de Moscú": tradicional y con ese sabor que "recuerda a la de tu abuela".

 

Casa Rafa (Calle Narváez 68 - Ibiza): otro histórico de Madrid pero en el barrio de Ibiza, muy cerquita del Parque de El Retiro, es Casa Rafa. Abrió sus puertas en 1958 y lo hizo como una pequeña bodega donde se servían raciones para acompañar a los vinos; hoy se ha convertido en un restaurante de primera categoría. Si te dejas caer por aquí no te pierdas su ensaladilla rusa, 100% clásica, con zanahoria, huevo duro, guisantes y, si es temporada, un poco de ventresca de bonito para acompañar.

 

La Malaje (Calle Relatores 20 - Embajadores): si tienes ganas de cocina sureña, no te pierdas la de este rinconcito de Andalucía en Madrid. Como dicen ellos mismos, aquí "nunca pierden el Sur" pero su ensaladilla rusa sí te hará perder el norte... Aquí la preparan con patatas cortadas en trozos grandes, acompañada de dos lomos de anchoa ahumada y otra en vinagre. Un imprescindible.

 

Nájera (Calle Claudio Coello 116 - Castellana): después de años y años en Gaztambide decidieron abrir un nuevo local en el barrio de Salamanca. Con un aspecto más renovado y moderno, la carta que proponen es la misma, así como sus "platos estrella"; entre estos destacan las croquetas, el marisco, los huevos rellenos, los callos y, cómo no, la ensaladilla rusa (ofrecen la opción de la media ración) que incorpora esa perfecta combinación de ingredientes que la hace especial y única.

 

Taberna El Economato (Calle Belén 5 - Chueca): taberna, vermutería y ¡mucho más! Un lugar donde quedar a tomar el vermú pero también para desayunar o disfrutar de un buen picoteo de tarde-noche; a mediodía proponen platos de productos de temporada y mercado así como un menú completo y económico. Su cuidada selección de conservas, embutidos o quesos nos traslada a las antiguas tabernas, donde podías degustar allí mismo los productos o llevarlos a casa. Entre los "clásicos de taberna" encontramos la "Ensaladilla Rusa Especial con Atún"; el secreto es la cocción de la patata, dejándola blanda, y una suave y cremosa mayonesa. Tienen otro local en el barrio de Ibiza.

 

BIBO (Paseo de la Castellana 52 - Castellana): ha sido una de las sensaciones gastronómicas del 2016 en Madrid. Dani García se ha ganado el aplauso de muchos y muchas con su arte en la cocina, con platos deliciosos y sorprendentes como su ensaladilla "a la andaluza": con patata machacada, aove mayo y ventresca de atún con mayonesa. Proponen otra versión igual que la anterior pero con huevos fritos de codorniz al ajillo.

 

Búnker de Chamberí (Calle de Bretón de los Herreros 18 - Rí­os Rosas): abrió sus puertas a principios de 2017 y se ha convertido en un sitio estupendo para ir con amigos y compartir un buen picoteo. El local se divide en dos zonas: la planta de arriba, más informal, con una barra donde disfrutar de las tapas, y la parte de abajo, con mesas para sentarse y degustar la carta. Sea en barra o en el restaurante, no te pierdas su ensaladilla trufada: una ración abundante de ensaladilla compacta con un toque de trufa y acompañada de pan, para rebañar bien y no dejar ni rastro.

 

Lambuzo (Calle de Ponzano 8 - Almagro): cuentan con tres locales, la Abacería en Ópera, otro en el Mercado de Chamberí y otro más en la mediática calle - gastronómicamente hablando - Ponzano. En todos ellos encontrarás una carta repleta de tapas y raciones típicas del Sur, elaboradas con materia prima de Cádiz. Destacan las "papas aliñás" con caballa de Tarifa, el salmorejo con melva canutera, las croquetas de tortillita de camarones y la seña de identidad de la casa: la ensaladilla de langostinos, jugosa y repleta de sabor. Tampoco te pierdas la ensaladilla con atún de Barbate.

 

¿Te has quedado con ganas de más? ¡Ni hablar! Aquí tienes nuestra selección de Las mejores ensaladillas en Madrid para que las pruebes todas.