Los mejores platos del 2016 en Madrid

Una deliciosa selección con los platos que han triunfado en el 2016

A horas de terminar el año, nos vienen a la cabeza momentos bonitos, no tan bonitos, risas, lágrimas, propósitos cumplidos y sin cumplir... ¡y lo mucho que hemos disfrutado con la comida! Muchos son los platos que nos han enamorado este 2016. La elección de "los mejores" ha sido difícil; pero finalmente nos hemos quedado con 13 platos que hemos seleccionado teniendo en cuenta las opiniones y recomendaciones de nuestros usuarios. ¿Quieres conocer las mejores recetas del 2016? ¡Toma nota y disfrútalas también en 2017! La mejor forma de terminar y empezar el año.

La Bien Aparecida (Calle Jorge Juan 8, 911 59 39 39): "del cielo a Madrid". Con esta declaración de intenciones, el restaurante de Paco Quirós no hace más que cosechar buenas críticas gracias a todos y cada uno de sus platos. De todos los fueras de carta que va haciendo a diario José de Dios, uno de los platos estrella este año ha sido  el plato de verduras acompañado por un jugo de pollo. Con más de 20 vegetales y cada uno tratado de una manera particular, esta composición colorista y de temporada resulta sorprendente a cada mordida tanto por sus texturas como sus sabores evocándonos al Bras más auténtico. Sin duda alguna la sensibilidad de este cocinero cántabro será digna de seguir en el 2017 ya que el grupo Cañadio ha conseguido un tándem perfecto con él.

StreetXO (Calle Serrano 52, 915 31 98 84): la relación de David Muñoz y la presentadora Cristina Pedroche ha sido una de las más mediáticas de este año. El chef ha querido demostrar su amor incondicional a la periodista incluyendo en la carta uno de sus platos preferidos, las croquetas, y el resultado, tras probar más de 100 sabores distintos, ha sido "croquetas La Pedroche": las pelotillas están hechas a base de kimchi y leche de oveja y por encima se terminan con unas láminas de atún toro y mantequilla de té negro y salsa de marisco que delante del cliente se tuesta con una piedra caliente fundiéndose y resultando en un bocado digno de Dioses. Su inclusión en esta "lista de los mejores platos de 2016" es una prueba de amor que sabe deliciosa.

La Tasquería (Calle Duque de Sesto 48, 914 51 10 00): galardonado en la edición de este año de los best of de 11870 como uno de los mejores restaurantes de 2016, La Tasquería ha seguido recibiendo aplausos. Muchos de los platos de Javi Estévez lo han hecho merecedor de este premio: la ensalada con hígado, los callos, la cabeza de cochinillo, la lasagna de mollejas... Pero si hay uno que destaca y que ha triunfado este año es el arroz negro de crestas de gallo y calamares, reconocido por algunos de nuestros usuarios como el mejor arroz negro comido nunca. Sin palabras.

Recreo (Calle de Espartinas 5, 910 33 43 79): con una carta basada en tapas y raciones para compartir, donde la calidad de la materia prima y la creatividad son las protagonistas, esta taberna abrió este pasado verano y ya es uno de los must gastronómicos de la capital por sus precios contenidos, su buena mano, su originalidad y la simpatía de sus dueños Pablo y Alejandro. El plato que ha enamorado a más de uno este 2016, ha sido su berenjena con jamón ibérico, migas y berros. Nadie puede salir de Recreo sin haberlo probado...

Sasha Boom(Calle Raimundo Fernández Villaverde 26, 911 99 50 10): el boom de este año que estamos a punto de terminar es el bao shoft Shell Crab de Sasha Boom, valga la redundancia. Elaborado con cangrejo de concha blanda en tempura, salsa XO, spicy mayo, cebolla china y cilantro, este exquisito bao lo sirven por unidad, pero podemos asegurarte que querrás repetir uno, y otro, y otro... ¡porque está de 10! Tanto que ahora acaban de cambiar la carta y han tenido que hacerlo fijo.

El Flaco (Calle Javier Ferrero 8, 911 99 65 02): el chef Andy Boman, "El Flaco", sueco de origen pero con "corazón culinario tailandés", se ha ganado el cariño de los comensales por su experiencia en los fogones y por el exotismo de sus platos. Su carta, con reminiscencias tailandesas fusionadas con recetas internacionales, te transportará a países lejanos e insólitos. Uno de los platos que este 2016 nos ha hecho viajar a esas tierras exóticas es, sin lugar a dudas, el curry verde de mar con albahaca thai. ¿Todavía no lo has probado?

Club 31 (Calle Jovellanos 5, 914 34 70 38): lleva desde 1959 ofreciendo alta cocina y hoy es considerado como uno de los templos de la gastronomía madrileña. El mítico Club 31 ha comenzado este año una nueva andadura en la calle Jovellanos, dejando el local original en la Calle Alcalá, adaptándose a los nuevos tiempos pero con las mismas ganas e ilusión y... ¡sin exigir corbata! Con esta nueva etapa, muchos de sus platos han hecho las delicias de los paladares más exigentes; pero el que ha quedado en la memoria de todos ellos este 2016 ha sido el soufflé de queso con caviar Beluga, un clásico perfectamente ejecutado que aquí no pasa de moda. ¡Mmmmmmm!

Taberna Verdejo (Calle Espartinas 6, 910 11 22 48): entrar aquí significa, tal y como ellos mismos dicen, "... dejarse llevar por los sabores puros y un excelente servicio". Escabeches, salazones, los quesos, embutidos, carnes de caza, verduras de temporada... es lo que podrás degustar además de platos de guiso y fondo que "las Verdejo" siempre bordan. En invierno,  la grouse (o perdiz roja escocesa) debería ser obligatoria para quien visitase esta casa. Quien la ha probado, no lo olvida.

Dstage (Calle Regueros 8, 917 02 15 86): como muchos ya sabréis, la guía michelín 2017 ha premiado con una estrella más a Diego Guerrero por su esfuerzo y buen hacer en Dstage. Con esa estrella, el restaurante brilla más que nunca, sobre todo las memorables cocochas de salmón, plancton, nori y tapioca. No hace falta pensarlo dos veces para considerarlo uno de los mejores platos del 2016.

Al Trapo (Calle Caballero de Gracia 11, 915 24 23 05): con una cocina arraigada en la tradición con toques evidentes de modernidad, la carta de Al Trapo propone "sensaciones" a partir de las cuales cada comensal podrá componer su menú personalizado de los clásicos cortes de entrada-plato-postre. Pues bien, una de las sensaciones de 2016 y tras la marcha de Paco Morales como asesor (ahora es Rafa Cordón el encargado 100% de su oferta gastronómica), a parte del airbag de ensaladilla rusa, son las endivias al carbón con migas crujientes, virutas de ibérico y mahonesa de hierbas verdes. La composición a bote pronto puede resultar complicada pero su equilibrio en la boca es fascinante.

La Primera (Calle Gran Vía 1, 910 52 06 20): otro éxito del polifacético Paco Quirós. Inaugurado este año, ya ha cosechado buenas críticas, y junto a La Bien Aparecida, La Maruca y el Cañadio, se ha consolidado como uno de los restaurantes TOP de Madrid. El ingrediente fundamental de su buena fama es, además de la materia prima cántabra con la que elaboran sus exquisitos platos el buen hacer de sus cocineros que siempre la tratan y la respetan a las mil maravillas. Una de las recetas que deben figurar en esta lista es - si la menestra nos lo permite - el Flan de Alex "Bodega del Riojano", con una textura a caballo entre el flan y la pannacotta, cremoso, nada dulce en exceso, imprescindible.

Kena de Luis Arévalo (Calle Diego de León 11, 917 25 96 48): hablar de KENA es hablar de cocina nikkei, o lo que es lo mismo, esa fusión de las cocinas japonesa y peruana fruto de la oleada de inmigrantes nipones que llegaron a Perú. Cada plato del chef Luis Arévalo es una delicia pero una de las recetas estrella del restaurante y de este año ha sido los anticuchos de molleja de cordero, cremoso de choclo y hoja de shiso en tempura. Apunte: se come con las manos y de un solo bocado.

DiverXO (Calle Padre Damián 23, Hotel NH Eurobuilding, 915 70 07 66): el omnipresente David Muñoz siempre se acaba colando en las listas de "los mejores". Este año lo vuelve hacer, repitiendo con las tres estrellas michelín, y enamorándonos con el nigiri socarrado de cococha de merluza al pil pil de coquinas, salsa verde y espárragos morados.

Montia (Calle Calvario 4, San Lorenzo de El Escorial, 911 33 69 88): una excursión a San Lorenzo de El Escorial merece la pena por motivos obvios pero también por el restaurante Montia. La mejor opción para degustar los productos artesanales y autóctonos de la Sierra de Guadarrama y alrededores. Proponen un menú dinámico sujeto a la disponibildad de los productos, tan cambiante como pueden ser las condiciones climatológicas y la temporada. Pero esa impredecibilidad resulta mágica y deliciosa gracias a sus platos, como el jarrete de jabalí, uno de los mejores del 2016.

Si quieres ampliar esta selección, explora nuestros listados de Aperturas 2016 en Madrid, los premiados 2016 de Madrid y los restaurantes de los chefs de moda. ¡Feliz año nuevo!

Recibe este contenido en tu e-mail

Nunca compartimos tu e-mail con nadie.

Suscríbete a nuestro boletín