Los mejores Roscones de Reyes de Madrid

Una selección perfecta para disfrutar de este dulce de temporada

Desde el lejano Oriente, guiados por una estrella, sus Majestades los Reyes Magos están a punto de llegar y con ellos sus camellos, pajes y un montón de regalos para todos aquellos que se han portado bien durante todo el año.
Pero además de todos esos obsequios, estos días llega también otro en formato gastronómico: el imprescindible Roscón de Reyes, ese bollo con forma de aro y sabor a azahar que se termina con frutas escarchadas y que es imprescindible en la merienda del día 5 o a lo largo de todo el día 6 de enero. Entre sus ingredientes podemos encontrar harina, mantequilla y/o aceite, huevos, leche, ralladura de naranja y limón, vainilla, ron, agua de azahar y levadura aunque no todos ellos configuran la receta de cada pastelería.
En Madrid hay ya muchos establecimientos que presumen de ser especialistas en este brioche aterciopelado y es por eso por lo que hemos decidido contaros en esta lista los que para nuestros usuarios y expertos son los mejores de la ciudad.

¡Esperamos que os gusten y que los Reyes Magos os traigan muchas cosas bonitas y más alegrías!

Pastelería La Oriental (Calle Ferraz, 47 - Universidad)
Tiene 5 estrellas entre nuestros usuarios y desde luego no son fruto del azar porque esta pastelería, en su ya cuarta generación, siempre ha sido referente en cuanto a dulces exquisitos y preparaciones delicadas. Su Roscón de Reyes sigue una receta académica con un marcado sabor a agua e azahar y sus frutas escarchadas por encima, sin innovaciones innecesarias y es que así tiene su clientela bien fiel. Además, atentos a los celíacos, porque aquí tienen roscones aptos para ellos, un lujo que no suele encontrarse en todos los sitios.

La Miguiña & Clara P. Villalón (Masterchef) (Calle Teruel, 26 - Cuatro Caminos)
La Miguiña en colaboración con Clara P. Villalón (Master Chef 1) elabora conjuntamente por segundo año consecutivo un roscón que no deja de recibir menciones de parte de los paladares más exquisitos. Elaborado a partir de masa madre y levadura, con naranja confitada artesanalmente por la madre de Clara (y que este año también venden en botes), agua de azahar, aceite de oliva virgen extra Egoleum que le aporta una esponjosidad especial y almendra tostada este bollo se vende sólo bajo previo encargo, lo envían a domicilio y tiene tres tamaños: bolita individual (2,85€), medio kilo para 5-6 personas (18,50€) y 1kg para 12-14 (31,90€), los pueden acompañar de nata montada de La Colmenareña o trufa.


Antigua Pastelería del Pozo (Calle del Pozo, 8 - Sol): la pastelería más antigua de Madrid y donde hacen el roscón más auténtico, una elaboración totalmente artesanal, sin ningún aditivo. Llama la atención que no tiene fruta escarchada y, es que haciendo honor a la tradición, no se agrega esta “golosina” ya que antiguamente su precio era tan elevado que no se añadían en los roscones populares. Grandes, medianos o pequeños, tú eliges el tamaño pero no vayas con prisa, las colas siempre son desmesuradas.


El Horno de Babette (Calle Joaquín Lorenzo, 4 - Barrio del Pilar/ Calle Cochabamba, 15 - Hispanoamérica / Calle Ayala, 81 - Barrio de Salamanca)
En este obrador que cada vez va ampliándose más y estando en más sitios de Madrid, se elabora un Roscón de Reyes en el que destacaríamos su sabor natural, logrado mediante el uso de masa madre y levadura, junto con las mejores materias primas como son naranja y limón ecológicos, huevos camperos ecológicos y agua de Azahar “La Giralda”. En su decoración utilizan naranja y calabaza confitada pero en muy pequeñas dosis y la masa consigue ser tierna, equilibrada y jugosa. Teniendo en cuenta la reducida producción de este exclusivo obrador, es muy importante que reservéis, ya que el proceso de elaboración requiere de 24h. Precio 19€ (1/2Kg).

Isabel Maestre (Calle de Pedro Muguruza, 7 - Chamartín)
El cátering de Isabel Maestre, Premio Nacional de Gastronomía, ofrece (previo encargo) su tradicional dulce de Reyes: esponjoso y suave gracias a su brioche amasado con harina de gran fuerza, mantequilla en pomada, huevos, azúcar, ralladura de limón y de naranja, agua de azahar, levadura de panadero y azúcar al gusto. Lo decoran con trozos de almendra crujiente y frutas confitadas, el de 700gr vale 37€ y el de 1,2kg 56€.

Horno de San Onofre (Calle de San Onofre, 3 - Malasaña)
Sus años de experiencia y las manos de sus reposteros avalan la fama de todos sus dulces, desde los más tradicionales hasta sus originales creaciones. El roscón de reyes no iba a ser menos, uno de los más demandados de la ciudad por ser ese clásico que todo el mundo recuerda y reconoce. El de medio kilo está a 16€, el de 3/4 a 24€ y el de 1 kilo a 32€.

Nunos (Calle Narváez, 63 - Ibiza)
Esta bombonería es conocida porque cada año reinventan el clásico roscón con diferentes sabores y aromas: de té verde y melocotón, de cookies y muselina con nata o de chocolate con limón y crujiente de arroz. Cada uno de ellos está elaborado, casi en su totalidad, a mano, con decoraciones sofisticadas y mucho trabajo detrás. Aquí la imaginación está sin duda al poder para todos aquellos que quieran conseguir una bonita foto del dulce de Reyes.

Mama Framboise (Fernando VI, 23 - Chueca)
En la misma línea que los de Nunos, si buscas salir de los tradicionales roscones, este es tu sitio. Aquí las frutas de adorno se sustituyen por ralladuras de cítricos o el crumble de almendras. De estas innovadoras aportaciones nace su roscón de apricot, chocolate o frambuesa. Y si quieres ser leal al clásico, aquí también lo encontrarás.


El Riojano (Calle Mayor, 10 - Sol)
Otra reliquia madrileña, en pie desde mediados del siglo diecinueve y fundada por el pastelero oficial de Isabel II. No sabemos si la monarca era una entusiasta de los roscones pero lo que está claro es que este bollo siempre ha destacado entre su amplio surtido de dulces y eso son palabras mayores. Artesanos y deliciosos, sin o con relleno, destacan por la ralladura de naranja o de limón por encima.


Moulin Chocolat (Calle de Alcalá, 77 - Recoletos)
Es quizás el roscón más puro y con una masa más suave y equilibrada. Su maestro pastelero, Ricardo Vélez, los elabora “viudos” o con relleno: nata, crema tostada, muselina de avellana o trufa de chocolate guanaja de Valrhona. Por encima sólo almendras, para no distraer al que lo come de toda su potencia interior.

La Duquesita (Calle Fernando VI, 2 - Justicia)
Desde que Oriol Balaguer tomase las riendas de esta clásica pastelería madrileña cada vez se habla más de ella y no es para menos. Su roscón es clásico, con un punto salino y sabor a mantequilla, naranja y gotas de vainilla. Además ahora hace un roscón concept que hornea dentro de una forma de cartón.

Pomme Sucre (Calle Barquillo 49 - Justicia)
Julio Blanco es famoso por sus panettoni que vende durante todo el año tanto en su pastelería del barrio de Salesas en Madrid como en la original de Gijón. Sus roscones son académicos, de masa esponjosa, con un ligero regusto a mantequilla y decorados con frutas confitadas. Los venden a 40€ el kilo.

Pastelería Balaguer (Calle Serrano, 160 - El Viso)
En pleno barrio de El Viso se alza esta pastelería que presume de trabajar con los mejores ingredientes y los maestros pasteleros más profesionales. Además de todos sus dulces, preparan panes de masa madre y con harinas de espelta, kamut centeno y otros cereales que resultan deliciosos. Y como no, en temporada, sus Roscones de Reyes también están cuidados hasta el más mínimo detalle.

Pastelerías Ipanema (Calle José del Hierro, 60 - Ciudad Lineal)
Lo anuncian a bombo y platillo, ¡y no es para menos! En Ipanema siguen la receta original del Roscón de Reyes y prometen que es 100% artesanal con ingredientes de primera calidad. Aquí son siempre expertos en su originales tartas pero cuando llega la temporada...sus majestades de Oriente triunfan en el barrio.

Formentor (Calle Hermosilla, 81 - Goya)
El roscón de 900gr cuesta 36€ y es también de corte clásico con azúcar y frutas escarchadas de colores por encima. Cuando llega el día, las colas se aglomeran en la puerta de esta pequeña pastelería y quien no lo ha reservado con antelación muchas veces tiene complicado conseguirlo. La masa es esponjosa y el tono de agua de azahar muy muy suave.

Después de esta ruta virtual por aquellas reposterías de Madrid donde puedes encontrar los mejores roscones, date prisa y ve a por el que más te apetezca. ¿Con cuál te quedas? Si quieres conocer más, aquí te dejamos nuestro listado de todas las panaderías y pastelerías de Madrid.

Recibe este contenido en tu e-mail

Nunca compartimos tu e-mail con nadie.

Suscríbete a nuestro boletín