las playas de Madrid

piscinas y naturaleza

No tienes que esperar a las vacaciones para ir a la playa. Muy cerca de la ciudad existen enclaves espectaculares repletos de vegetación y montañas, y con piscinas naturales donde pasar el día para refrescarte y descansar. Una opción redonda para huir del calor infernal de la ciudad y hacer un stop en la agotadora rutina. Además de tomar el sol y bañarte puedes practicar deportes acuáticos, senderismo e incluso pescar. No busques excusas y pasa un día en comunión con la naturaleza, lo agradecerás.

Piscinas naturales Las Presillas (M-640, junto al Monasterio de El Paular): el paraíso está en las piscinas naturales de Las Presillas en Rascafría (Valle del Paular). Un remanso de paz donde desconectar y respirar aire puro. El entorno donde se encuentran es precioso, con vistas al Pico Peñalara. Desde allí puedes hacer excursiones por las montañas bordeando el río Lozoya hasta la cascada del Purgatorio. Un plan estupendo para ir a pasar el día en familia. La entrada es gratuita y el párking son cinco euros.


La Isla de Rascafría (Carretera M-604 km. 31, Rascafría, 639 33 77 47): una pequeña presa y pozas formadas por el río Lozoya son las piscinas de esta zona recreativa también en Rascafría. El lugar está enclavado en un entorno natural espectacular con cascadas, senderos y con vistas al Valle del Paular. Si el sol te molesta tienes mucho espacio con sombra para leer un libro o echar una cabezadita sin quemarte. Además de recorrer alguna ruta también puedes visitar el Monasterio del Paular o practicar alguna actividad deportiva como piragüismo o surf.


Charca Verde (Camino de la pedriza s/n): en verano se conoce como "la playa de la Sierra de Madrid" y se ha convertido en una de las zonas más famosas y visitadas de La Pedriza. Esta bonita poza se encuentra en un paraje inconfundible: el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares. Refrescarse en las aguas frías del río, tomar el sol, hacer senderismo...merece la pena. Además no está muy alejado de Madrid (a 50 km más o menos).


Las Dehesas (Carretera de Las Dehesas M-966 Km. 3.9, Cercedilla, 918 52 57 40): las piscinas naturales de Cercedilla son todo un clásico para muchos madrileños que buscan escapar de la rutina y pasar el día en este lugar. Se ubican en el área recreativa Las Berceas, dentro del Valle de la Fuenfría. En el transcurso del Arroyo de la Venta (Valle de Fuenfría) encontraréis pequeñas pozas de agua clorada que desembocan en el río de Guadarrama. Un espacio de 755 metros cuadrados donde disfrutar del espectacular paisaje, respirar aire puro y darse un chapuzón en alguna de las piscinas.


Piscinas de Riosequillo (A-1, Buitradi de Lozoya, 912 93 20 47): se trata de una de las piscinas más grandes de la Comunidad de Madrid y es que el área recreativa de Riosequillo cuenta con una superficie de 4.500 metros cuadrados y un aforo de 2000 personas. Además dispone de zonas verdes donde descansar y tomar el sol, instalaciones deportivas, un circuito con aparatos biosaludables y un área de juego para niños.


Pantano de San Juan (Carretera de los Pantanos s/n, San Martín de Valdeiglesias): en San Martín de Valdeiglesias se encuentra el pantano de San Juan, conocido como "la playa de Madrid". Se construyó hace más de medio siglo y actualmente es el único embalse de la Comunidad autorizado para bañarse. En total suma 14 km de playa donde también puedes practicar deportes acuáticos. Perfecto para refugiarse de los cuarenta grados de la ciudad.

Si quieres conocer más lugares paradisíacos sin salir de la Comunidad, no te pierdas nuestro listado de piscinas en Madrid. Si lo que buscas es descansar quizá también te interese conocer spas y balnearios. Permítete el mejor tratamiento para acabar con todos los males.