¿Qué hacer los días grises en Madrid?

¡Al mal tiempo buena cara!

Ya están aquí los días cortos y grises... pero de todo en esta vida se puede disfrutar. Fuera de casa te esperan rincones especiales, sobremesas infinitas, cafés humeantes, libros interesantes y muchos otros planes molones para disfrutar solo o en compañía. Aunque te parezca una broma, aquí te dejamos ideas para vivir el otoño como se merece: con una sonrisa de oreja a oreja.

Un cocido para entrar en calor

Taberna de la Daniela (Calle del General Pardiñas 21, 915 75 23 29): cuenta con otros locales en Madrid y su especialidad es el cocido madrileño reconocido como uno de los mejores de la ciudad. El secreto de su éxito es la calidad de los productos: garbanzos de Fuenteasaúco, morcilla de Casa Cuevas, verduras frescas... Lo sirven a los "tres vuelcos": sopa con fideos, garbanzos con verdura y, por último, las carnes.

Malacatín (Calle de la Ruda 5, 913 65 52 41): como muchos sabréis, esta taberna es todo un clásico del cocido madrileño desde 1895. Se encuentra en el Madrid más castizo, junto a la Plaza del Cascorro, y su decoración corrobora ese tipismo. Igual de auténtico es su cocido, extenso y exquisito, que incluye sopa, garbanzos y la pringá. Ahora que el frío arrecia, nada mejor que un buen cocido.


Chocolate con churros: una buena dosis de energía

La Antigua Churrería (Calle Bravo Murillo 190, 915 70 06 45): un manjar que también ayuda a protegernos del frío. Olvidemos las dietas y sucumbamos a esta delicia que aquí preparan estupendamente. El olor a chocolate se percibe nada más entrar por la puerta (a diario preparan 30 litros hechos a mano). Cada mañana se elabora la masa para las porras y los churros de forma totalmente artesanal con las mismas materias primas que antaño. Se fríen con aceite de oliva, a la temperatura exacta y con el tiempo preciso. Además de los tradicionales churros y porras, ofrecen porras rellenas de crema, de dulce de leche o churros bañados en chocolate.


Meriendas deliciosas para tardes otoñales

Vailima Salón de Té (Calle Salustiano Olozaga 18, 913 09 09 55): aquí el té es el protagonista pero también las meriendas gracias a su amplia carta de repostería, tartas y batidos. Tienen más de de 150 tés que puedes llevarte a casa. En esos días lluviosos y fríos no hay mejor medicina que una infusión caliente acompañada de la repostería francesa, bollería artesanal o cualquiera de los sándwiches que aquí ofrecen. Un espacio coqueto y pequeño donde te sentirás como en casa.

Wanda Café Optimista (Calle María de Molina 1, 917 37 53 64): ¡al mal tiempo buena cara! Esta es la máxima de una de las cafeterías más it de Madrid. Colorines, ventanales y una buena inyección de optimismo definen este espacio donde desconectar de la rutina y el estrés sin salir de la ciudad. Tarta de zanahoria, tatín de manzana, cookie de montaña o tarta fina de galleta y lima son algunos de los postres de su apetitosa carta.


Copas, cafés y juegos de mesa

El Tren (Calle de Blasco de Garay 47, 915 49 34 48): más de 80 referencias de ginebras, una amplia oferta de cócteles y juegos de mesa completan la oferta de este lugar. En esas noches otoñales desapacibles, en las que no te apetece pisar la calle pero sí salir a despejarte con amigos, un buen plan es tomar unas copas mientras te diviertes jugando al monopoli o al trivial. Este es un buen sitio para disfrutar de un plan así.

Pinta en copas (Calle de Velarde 3, 914 45 33 43): te invitan a un café o un té mientras te entretienes pintando tazas o piezas de barro. Eliges una pieza (tienen más de 100 modelos), escoge los colores, pinceles y plantillas, siéntate a pintar y al cabo de unos días, después de cocerla, vuelve a por ella, la encontrarás expuesta en el escaparate. Un concepto original que te ayudará a desconectar y pasar un buen rato.


Disfruta y lee

El Dinosaurio todavía estaba allí (Calle Lavapiés 8, 910 82 62 70): librería, café y gastrobar. Todo en un mismo espacio. Como librería están especializados en novela negra, poesía y relato de pequeñas editoriales independientes; como gastrobar presentan una carta donde cada plato lleva el nombre de un libro; y como café se trata de "ese lugar de calma en medio del ruido". También presentan eventos como jams de poesía, encuentros con escritores, presentaciones de libros..

La Fugitiva (Calle de Santa Isabel 7, 914 68 24 53): ubicada en el Barrio de Las Letras, esta librería café también ofrece un espacio donde leer sus libros, disfrutar de un café o chocolate, asistir a talleres de escritura, conciertos en acústico, tertulias filosóficas... ¡y mucho más! Además tienen servicio wiFi, lo que le convierte en un sitio ideal para trabajar tranquilamente.


Llévatelo a casa

Toy Panda (Calle Espíritu Santo 7, 917 72 80 28): cuando llueve, comodidad ante todo. Y si se trata de comer o cenar algo rico tenemos la opción de aprovechar el servicio take away de algunos sitios. Como, por ejemplo, Toy Panda: el primer dim sum take-away de la ciudad. Cada una de estas delicias cantonesas las elaboran con producto local y las cocinan al vapor, al horno o fritas. Y si lo prefieres, tienes la opción de comer en el local.

Frankfurt's (Calle de Víctor Hugo 5, 915 31 29 13): en su fastbar encontrarás una gran selección gourmet de salchichas y cervezas. Cada uno de los productos están preparados con ingredientes naturales y carnes de primera calidad mediante un proceso de elaboración tradicional. También tienen croquetas, bocadillos, desayunos... Los frankfurt y bocadillos más solicitados son el Hot Asian Mex, el New Pork, el frankfurt Street Especial, el Pikantwurst... Comida rápida y de calidad que puedes llevarte a casa.

Completa tu lista de planes y ayúdate con nuestros listados de bares y cervecerías, restaurantes, cafeterías, coctelerías... de Madrid. ¡A disfrutar!