Restaurantes con encanto en Valencia para un San Valentín ideal

¡Díselo con una buena cena!

El 14 de febrero ya está a la vuelta de la esquina y como cada vez hay más amor por todas partes y más ganas de celebrarlo hemos decidido dedicar nuestro Explora! quincenal a que el cariño nos salga por todos los poros del cuerpo. Para ello hemos seleccionado una serie de restaurantes absolutamente encantadores donde llevar a vuestros seres más queridos a pasar una velada íntima y personal en la que caerán completamente rendidos a vuestros pies. Pasead, disfrutad del tiempo juntos, que se paren los relojes, amaneced tarde y ved anochecer juntos... los pequeños placeres del día a día nunca tienen que perderse. Ni los grandes como estos que os proponemos tampoco:

La Lambrusqueria (Calle del Conde de Altea 31 - Valencia)

Su luz especial, su ambiente cuidado e íntimo y todos los detalles convierten a este restaurante en uno de los lugares favoritos para los enamorados. Su cocina es italiana y está inspirada en las trattorie del país de la bota con una oferta es única: no hay carta por lo que te van sacando lo que toca y cuando ya estás lleno pides que paren. Para beber podréis catar algún lambrusco o vinos italianos entre su selección.

Restaurante Submarino (Avinguda Autopista de El Sale - Valencia)

¿Queréis que vuestro acompañante alucine? Este restaurante submarino es sin duda el lugar perfecto para un ambiente del todo idílico en el que cenareis rodeados de todo lo más bonito de las profundidades marinas.
A mediodía cuentan con tres menús diferentes mientras que por la noche también se puede cenar a la carta con una oferta gastronómica que apuesta por una cocina actual y de fusión, haciendo un guiño a nuestra amplia tradición mediterránea con platos como el Guiso tradicional de manitas de cerdo con cigala al vapor o el arroz de carabineros y ajos tiernos.

Alejandro del Toro (Calle de Amadeo de Saboya 15 - Valencia)

Ubicado en pleno barrio de la Exposición de Valencia y a solo unos minutos del centro de la ciudad, el Restaurante Alejandro del Toro es el lugar perfecto donde disfrutar de los sabores valencianos convertidos en alta cocina.
En su blanco y elegante salón con todos los detalles cuidados se puede disfrutar de una comida señorial y con empaque, única, donde se degustará el mejor producto de cercanía en preparaciones reconocibles pero ejecutadas con gran mimo y cariño.

 

L'Alqueria del Pou (Camino del Pou d’Aparisi, s/n - Valencia)

Muy próxima a la Albufera y a tan sólo unos metros del Museo de las Artes y las Ciencias de Valencia, esta Alquería es una auténtica isla gastronómica para deleitar a todos los sentidos rodeada de huerta y tranquilidad. Aquí se practica una cocina de corte mediterráneo con mucha influencia del recetario valenciano de toda la vida donde los arroces merecen especial atención, con las diferentes preparaciones de las recetas tradicionales de esta comarca, bien sean éstos cocinados en paella o en cazuela de barro, para hacerlos secos, caldosos, melosos o al horno. Perfecto para ir a mediodía.

Nozomi (Pedro III el grande, 11 - Valencia)

Si sois unos enamorados de todo lo nipón, este será vuestro sitio. Además, en el 2015 fue nominado como uno de los 10 restaurantes más bonitos del mundo y eso es sin duda un plus cuando se quiere que la velada sea perfecta. Aquí abunda la tranquilidad y la paz casi consiguiendo un estado ZEN que ayuda a que la magia permanezca intacta. Para comer se recomienda su tempura de cangrejo de concha blanda, el usuzukuri de toro y todas las piezas de sushi o sashimi. Para beber, por supuesto, sake.

La salita (Calle de Séneca 12 - Valencia)

Begoña Rodrigo es todo un referente local y nacional y lo ha demostrado una y otra vez en su Salita que ya se podría llamar sin duda alguna un auténtico salón. Begoña realiza una cocina personal, impoluta, muy elegante y detallista con sabores reconocibles y presentaciones muy cuidadas. El mimo y el cariño se nota a través de su menú degustación que será el capricho ideal para un momento especial.

One-One (Calle Valdés, 9 - Alicante)
Acogedor, romántico, íntimo, personal, con aires de bistrot francés y detalles humildes que engrandecen la experiencia. Así es este restaurante de trato cercano y amable en el que no sentiréis las horas pasar y donde seguro que triunfaréis si a vuestra pareja le gustan los clásicos bien ejecutados como el confit de pato, la brandada de bacalao con yema o el steak tartare... el colofón final lo pondrá su deliciosa tarta de chocolate.

Si todo lo anterior no te vale y eres más tradicional... puede que te interese visitar nuestra colección sobre los mejores sitios para tomar paella de Valencia o también dónde ir de tapas.