MI BLOGASTRONÓMICO:
dadaistagastronomico.blogspot.com
"Uno no puede pensar bien, amar bien y dormir bien si no ha comido bien"
"Las horas agra...

Dadaista Gastronómico

Central Restaurante

+51 1 2428515

Santa Isabel 376, Miraflores, Lima Lima, Perú

guardado por 16 personas

ver más restaurantes en Lima

Cocina de autor en Lima

me encanta, uno de mis favoritos

FECHA DE VISITA - Julio 2013

Llegamos al Restaurante Central y nos recibieron con una teatral apertura de puertas dobles como si entráramos en un templo erigido en honor a la gastronomía. Tras pasar por la zona de bar, más recogida y con una barra donde poder degustar platillos y bebidas (hay un ceviche caliente que debe ser interesante) se alcanza el comedor donde hay una sensación de mayor amplitud y se puede disfrutar de uno de los grandes reclamos visuales del Central: la vista de la cocina a través de una gran cristalera (es importante pedir que te sitúen en la planta baja y cerca del ventanal o te perderás ese plus).

Buen ambiente, amabilidad y buenas maneras, sin llegar al encorsetamiento. Sin duda, se agradece y lo considero un gran logro de la gastronomía moderna. Es agradable charlar tranquilamente con el camarero y preguntarle dudas acerca del restaurante o los ingredientes en un ambiente relajado.

Nos decidimos por el menú degustación 10 platos, un precio de 285 soles peruanos (85 euros europeos y 3,14 lunas luneras). Diez platos más snacks y petit fours, nos hizo dudar ya que parecía una tarea titánica tras la comilona que nos habíamos pegado en el Chifa Unión al mediodía. Sin embargo, los menus degustación en este tipo de restaurantes -al contrario de lo que dice el mito de que "siempre sales con hambre"- están cuidadosamente equilibrados tanto en sabores como en cantidades para que disfrutes de los platos y puedas llegar con ganas de comer al último de ellos.

En cuanto a Virgilio Martinez, la cabeza del restaurante, le vimos pasar por el comedor justo cuando nos sentamos a la mesa y no volvió a aparecer por la cocina. A cargo de los fogones quedo Pia León que sin duda no desmereció, aunque siempre guste que el primer espada de la casa te prepare o presente sus platos. Como acertadamente dijo Lucía, tras varias menciones por parte del camarero y algún chef al alma mater: "Virgilio es como dios, todo el mundo habla de él, pero nadie lo ha visto" (jajaja me partooo).

Un menú de impresionante calidad y centrado en el uso de ingredientes peruanos, muchos de esos ingredientes totalmente desconocidos para nosotros y algunos de los cuales, según nos dijeron, solo se cocinan en el Restaurante Central. En ocasiones estos productos son recogidos por los propios miembros del staff, ya sabéis esa moda del chef cavando en el huerto, rastreando el bosque cual Panoramix en busca de esa hoja imposible que dará el toque especial al plato o buscando algas con los pantalones remangados por las rodillas...

Cada plato cuenta con ingredientes provenientes de una zona de Perú, por lo que se nos presenta como un viaje por la geografía y por la amplia variedad de materias primas del país. En cuanto a sabores, los entrantes nos presentan sabores suaves aunque bien marcados y los sabores van ganando potencia con el pulpo y acaban con un sabrosísimo plato de cabro. El vino escogido fue un riesling, St.urbans-Hof Wiltinger.

Más allá de cuestiones técnicas que van mucho más allá de mis conocimientos, comentaré algunas de las sensaciones de los platos que fueron desfilando por nuestra mesa.

I. RECOLECCIÓN DE CONCHAS Y ALGAS DEL SUR
Cocona · Amaranto · Ají Limo · Palta Naval
Primer plato: suave textura, fresco y la salsa que recuerda el sabor de un ceviche

II. LA PESCA DE 60 MILLAS A 6 GRADOS
Trébol Rojo · Zapallo Loche · Lima · Arrayán
Un plato brutalmente visual, una estética increible por la combinación de colores. Los sabores no desmerecen a la estética, muy suaves pero rotundos. Acabado en mesa por el chef colocando un granizado (bola rosa en la imagen) que se hace de la flor oscura que se ve en la parte central de la foto.

III. PULPO DE ROCA · CARBÓN MORADO
Maíz Morado · Lenteja Bebé · Tomate de Árbol · Pendolino
De mis platos favoritos: Pulpo a la brasa de carbón morado (el maiz morado cumple la función de carbón). Siempre digo que un plato de pulpo dice mucho de un restaurante, el bueno de Virgilio (o el ayudante que lo cocinara) no defraudó. Cocción excelente, lecho de lentejas con un toque crujiente. La salsa amarilla de pendolino, (variedad de oliva de origen italiano), tiene un intenso sabor a oliva que contrasta con el pulpo y las lentejas. Un plato excelente.

IV. CAMARÓN DE AGUAS BAJO ANDINAS
Airampo · Pasta Arroz-· Rocoto · Cushuro
De nuevo mar, de nuevo un buen plato. Explicado y acabado en mesa por Pía León, nos comenta que el fumet que vierte está muy caliente y cocinará levemente los camarones crudos. Las partes esféricas son algas, "bacterias... pero de las buenas" nos aclara Pia con una sonrisa. Suficiente para que algunos las dejen aparte ;) Acompañado de una original pasta de Airampo.

V. PAICHE EN HUERTA AMAZONE YURIMAGUAS
Setas Marayhuaca · Arracacha · Chonta · Stevia
Sabor interesante del Paiche, sin embargo, fue uno de los platos que menos funcionó.

VI. CERDO LECHAL EN PASTOS DE ALTURA
Corteza Sagrada · Molle · Yacón · Quinua Negra Salvaje
Ingredientes situados a grandes altitudes de la zona de Cusco. Sabroso, toque grasiento que la quinua se encargó de ayudar a rebajar y otros coloridos acompañamientos. Para los paladares finos y los estomagos pequeños, que ya arrastraban unos cuantos platos, se hizo algo pesado por lo graso de la carne.

VII. CABRO 21 POR 24
Chaco · Papa Nativa · Tomate Pachacamac · Leche de Cabra
Virgilio Martínez, sabe que un buen menú degustación es como un concierto de rock, aquí con el final cerca se marca un auténtico temazo por si nos estábamos quedando frios. Sin duda, un platazo (junto con el pulpo mi favorito). Muy sabroso y tierno, una carne espectacular de carnero de 21 días cocinada durante 24 horas. Incluso quienes desfallecían lograron hacer hueco para disfrutar de esta delicia.

VIII. NUEZ DE BAHUAJA
Yogurt · Taperibá · Hoja de Coca · Muña
Siempre he sido más de salado, quizás por eso no recuerdo tanto los postres. El interior, contenía yogur con un toque afrutado presentado en baja temperatura.

IX. ÁRBOL DE ANNONA
Chirimoya · Cacao Shunté · Raíz Maca · Chia
Presentado con una pequeña performance, una concesión a la teatralidad, sin duda estos elementos resultan divertidos aunque tienen mayor efecto cuando se logran encajar en el plato. En este caso, se buscaba añadir el toque de aroma de eucalipto al postre.

Eché en falta en los postres algo más... llegando al final, con el cabro se nos había presentado un gran plato y cumplido las expectativas pero en los postres eché de menos otro subidón. Para mí es el momentode soltar la traca, mostrar imaginación y hacer sonreír al cliente. Falto algo más de creatividad y sorpresa.

X. TIEMPO DE TÉ
Ágave Cabuya · Cacao El Roso · Macambo · Pan de Árbol
Se puede elegir entre varias selecciones de té elaboradas en el propio restaurante y las hierbas que recoge Virgilio . Elegimos uno de especias que resultó agradable.

Para finalizar unas petit fours (el que más me gusto fue el de pisco sour), algodones (o marshmallows) y bombones con diferente grado de cacao (me flipa el amargaro del chocolate). Las nubes no me llamaron especialmente la atención y a las petit fours quizás les falto un puntito de originalidad para acabar de forma más creativa la velada.

Con menos dinero en el bolsillo, la felicidad de haber probado alimentos y preparaciones que nunca (never say never) volveremos a probar, habiendo disfrutado de un buen servicio y con la cabeza todavía alborotada por los sabores y nombres de la cena salimos del Restaurante Central.

Caminamos por Miraflores hasta casa para bajar la cena, hablando de los platos que habíamos probado como si salieramos del cine... yo no podía parar de pensar que comería al día siguiente, mi último día en Perú.

etiquetas: , , ,

La ostra

+52 55 5286 3319

Nuevo Leon 109, Cuauhtémoc, 06140 Distrito Federal Ciudad de México, México

guardado por 2 personas

ver más restaurantes de pescado en Ciudad de México

Buen pescado a buen precio

Dadaista Gastronómico lo descubrió en julio de 2013

me gusta

Se dice, se comenta, el rumor está en las calles que “La Ostra” está dirigido por la compañía que suministra pescado y marisco al restaurante Contramar… y aquí suena un crescendo de música clásica porque estamos hablando de un sitio “de categorie” o “especial” que dirían en Valencie.

Por tanto un sitio, bien montado, agradable y sin grandes pretensiones, donde te puedes sentar un domingo tranquilamente y darte un homenaje. Hay un género fresco que parece ser que viene bien avalado... A por todas pues, me pedí un taco de marlín escabechado, ceviche y por último, un par de almejas. Vamos a ir por partes…

Tacos de marlín escabechado: muy buen taco con el sabor de escabeche perfecto, no hacía falta añadirle nada y mucho menos las 1000 salsas que se ofrecen, la verdad que en México se tiende a abusar de las salas. Muy bueno el guacamole de acompañamiento.

Ceviche de sierra: como estoy en fase de “yo por un ceviche mato” no pude evitar pedirlo, además creo que es una buena forma de juzgar técnicas y pescado. Sin embargo me decepcionó, para comenzar una apariencia curiosa, seguido por un sabor demasiado fuerte.

Un ceviche nada ortodoxo que haría jurar a muchos peruanos pero por lo que estoy viendo el ceviche varía mucho según países o zonas a pesar de que por el momento yo me quede con el peruano. Los ingredientes eran pez sierra, tomate, aceitunas, alcaparras, aguacate, lima (limón en mx) eneldo y perejil.

Cuando se unen tantos ingredientes y tan fuertes se puede acabar liando. Lo que ocurría era que el toque de las aceitunas y el avinagrado de las alcaparras junto con la lima le daban un sabor excesivamente fuerte. El toque del aguacate sí que me gusto, en parte, porque ayudaba a suavizarlo.

Pedí una ración chica y aun así era un plato generoso, se podría tomar de aperitivo entre dos o incluso tres y así no cansaría tanto. Pero aun así le sobre fuerza y un ceviche debe ser suave a pesar de la acidez.

Para terminar y cediendo a mi espíritu investigador (donde otros dirían gula) pedí un par de almejas, una presentación sencilla con una fina salsa de cebolla y soja. Me gustó tanto las almejas como la salsa.

No es de los sitios más baratos del DF, tampoco caro. Un precio aceptable para lo consumido: 2 tacos, 1 ceviche, 2 almejas y 2 chelas: 266 pesos (16,50 euros así en euros suena todavía mejor). Estando acostumbrados entre semana a la comida corrida por 40-50 pesos todo asusta. Pero en realidad, se trata de que me parece razonable.

Todo esto en un ambiente relajado, unos toques de moderneo (que siempre está bien) y buen servicio. Un sitio donde volver y seguir explorando su carta. Eso si, el tema del ceviche convendría solventarlo.

etiquetas: , , ,

listas: México

El Pan Comido

Tonala 91, México

guardado por una persona

Vegetariano defeño

Dadaista Gastronómico lo descubrió en julio de 2013

me gusta

dadaistagastronomico.blogspot.com

Ser vegetariano en México, puedes acabar condenado a las grasas de las flautas de papa o a las de las quesadillas. Y a pesar de tus intentos, acabar comiéndote un arroz con verduras aparentemente verde que ha sido cocido con caldo de pollo. O caer en la trampa de las gelatinas y sus grasas animales. Dura vida la del vegetariano...

Sin embargo, siempre existe algún restaurante donde acudir e intentar salir de la rutina vegetariana o animarte al DIY y hacer tus propias elaboraciones, el comidista (que es el puto amo) siempre os puede ayudar con alguna de sus recetas y consejos. Imagino que este link disparará el tráfico en su blog, de nada Mikel ;)

PAN COMIDO
Tonala (si tuviera número sería el 91)
Colonia Roma. Mexico DF... y en facebook

Vegetariano, bueno, bonito, moderno y barato, parece una misión imposible pero en mi opinión el Pan Comido cumple con todo.

El Pan Comido está en la Roma a pocos metros de la calle Alvaro Obregón se trata de una opción estupenda para comer un fin de semana (sabados hasta las 21h y domingos hasta las 18h) después de dar una vuelta por la zona, una de las más trendys de Ciudad de México.

Ocupa un pequeño local decorado con esmero y cuenta con un puñado de mesas en el exterior, ideales para disfrutar del sol o la lluvia, según dispongan los dioses mexicalis en estos inciertos meses del verano defeño.

En el Pan Comido se ofrece una buena variedad de sandwiches, hamburguesas, ensaladas, curries y falafels. Utilizando ingredientes que si bien, no son revolucionarios si que nos permiten salirnos de la normalidad: brotes, provolone, cebolla caramelizada, semillas... Y todo esto acompañado con un buen pan, algo que siempre se agradece pero más en México.

Mención especial merece la atención y simpatía del personal. Atentos, rápidos y dispuestos a explicar cualquier plato o a ayudar con cualquier otra duda.

Los precios también ayudan, un plato y bebida puede salir por unos 100-120 pesos. Postres y tes van subiendo la cuenta pero se trata de un lugar barato y con gran relación calidad precio.

En cuanto a la manduca, que al fin y al cabo es lo que cuenta. Esto fue lo que nos despachamos. Empezando por toda una institución de la casa, la hamburguesa Da Vinci (70 pesos): Hongo portobello a la plancha con queso provolone gratinado. Un must si es tu primera vez.

dadaistagastronomico.blogspot.com

Vishnú (60 pesos): Curry rojo con calabaza, zanahoria, chicharos, champiñoes y tofu. Acompañado con arroz jazmín y un toque de yogur con pepino.

También tomamos un Sandwich de calabacín y berenjena que estaba bueno.

Muy recomendable es el agua del día servida en frascos (es lo que se lleva) , buenísima y con relleno gratuito. También me habían hablado maravillas del té chai: servido con leche de soya y azucar mascarado (moreno). Es una buena forma de acabar la comida, sin embargo, demasiado dulzón para mi gusto.

En definitiva, un lugar con buen ambiente, comida diferente, gran relación calidad-precio y un buen servicio. Tiene pinta que El Pan Comido se convertirá en unos de nuestros sitios habituales.

dadaistagastronomico.blogspot.com

etiquetas: ,

listas: México

Ramen Ya

Fresas 59, Del Valle, Benito Juárez Ciudad de México, México

guardado por una persona

No solo de sushi vive el japo

Dadaista Gastronómico lo descubrió en julio de 2013

está OK

dadaistagastronomico.blogspot.com

Durante el día las calles de la Colonia Del Valle se convierten en un hervidero de viandantes (si me permitís el tópico) los puestos de tacos a full, que vas para insurgentes y casí te ponen el taco en la mano, y casas de comida corrida en todas las esquinas, varias tengo localizadas de las que merece la pena hablar porque en Del Valle a veces las cosas pasan desapercibidas, hay muchas calles que no te llevan a ninguna parte y por las que nunca pasarías. Una de esas calles es la calle Fresas donde se encuentra un restaurante japonés por donde vale la pena pasarse.

El día que comí en Ramen Ya llegué con toda el hambre del mundo, incluso las divertidas y amarillentas fotos del exterior me parecieron apetecibles. Sin pensármelo demasiado me decanté por el menú del día que además tenía giozzas (bien!!!!!) y una cervezuela para que junto con el hambre me hiciera compañía ya que me había aventurado en solitario por estos nuevos lares gastronómicos.

Me gustó el local, pequeño, un techo muy alto (del que nos separa y protege una acertada lona amarilla) que da amplitud y evita los ruidos de las conversaciones. Apenas unas 10-12 mesas las cuales estaban todas ocupadas (mejor evitar las horas punta). Una rudimentaria cocina a la vista (no os esperéis showcooking ni nada por el estilo) por donde se puede entrever lo que se ocurre entre pucheros. Y un servicio amable aunque algo despistado (una pareja esperaba a que les acomodaran con una mesa libre hacía 5 minutos).

Pues en esas estaba yo, observando, tomando notas mentales, ensimismado en las conversaciones mentales con las burbujas que subían del fondo de mi vaso... y con bastante hambre... Viendo sorber con deleite a los comensales que ya andaban incandole el diente a unos boles de noodles con los que no podría ni Carpanta, "la próxima vez me pido uno de esos, decía yo...". "Y donde andarán esas giozzas???" pensaba yo... "Ese plato es para mí??? Siiiii!!!!!!!"

Por fin, ya está aquí!!! Cierto es que la espera, aun no siendo excesiva, es más larga de lo habitual, esto es debido a que presentan todo el menú a la vez, sopa, arroz, gyozzas y salteado de cerdo con vegetales (130 pesos el menú). Probablemente si la sopa y las gyozzas se hubieran adelantado a sus compañeros mi estómago lo hubiera agradecido... pero bueno... imaginemos que es una costumbre nipona y añadamos más exotismo al ya de por sí peculiar restaurante japonés.

La verdad es que el menú es abundante y al principio casi no sé por donde empezar... Pero bueno poco a poco y paso a paso: La sopa estaba buena y sabrosa. Un buen aperitivo para reconfortar el cuerpo.

Las gyozzas una de mis debilidades, de cerdo y verduras, están bien. Además del vapor tienen un toque de sarten, en lo personal las prefiero simplemente al vapor. Y dos cosas curiosas, me las traen servidas al reves (se puede ver en la foto del menú completo), y pegadas entre ellas (quizás porque estaban congeladas ¿¿?? no me mojo): parece ser que alguien no tiene su mejor día en la cocina. En fin, las dejamos en justitas...

El plato principal es sabroso, verduras crujientes, bambú zanahorias, col acompañadas de cerdo. No me dejo nada y una pena que no se pueda rebañar con los palillos.

dadaistagastronomico.blogspot.com

En cuanto a los precios, para México el menú diario es algo caro 130 pesos (7,5 euros), en España un chollo pero aquí en el local de al lado puedes comer por menos de la mitad. Los platos fuera del menú están entre 100-120 pesos, pero lo dicho, te puedes dar un baño dentro. Sales comido y merendado, la próxima vez pillo uno y os cuento. En fin, pagas más pero comes algo diferente en un sitio diferente.

Bueno pues está fue mi furtiva visita al Ramen Ya, el sitio tiene sus ups and downs, pero me gusto mucho por su tranquilidad, amabilidad del personal y sin duda volveré a probar esos opulentos platos principales. A pesar de que la jarana nocturna esté por llegar, en la Del Valle si buscas, encuentras!!!!

dadaistagastronomico.blogspot.com

etiquetas: ,

listas: México

Tacos Chupabacras

Lateral de Churubusco, junto a Sanborn's de Centro Coyoacán. Colonia Coyoacán Ciudad de México, México

guardado por una persona

Tacos en Coyoacán

Dadaista Gastronómico lo descubrió en julio de 2013

está OK

dadaistagastronomico.blogspot.com

La zona de Coyoacán se situa al sur de Mexico DF, cuenta con librerías, zonas peatonales, la casa donde vivieron Frida y Diego y además con los tacos Chupacabras conocidos por todo el mundo. Yo todavía no había probado los famosos tacos Chupacabras así que aprovechamos con los colegas del trabajo a pasarnos por allí y comprobar si son merecedores de tanta fama.

Los tacos chupacabras empezaron en un puesto callejero muy cerca de su ubicación actual pero a raíz de su éxito se han acomodado en un localito cuya temperatura ronda los 40º. Hay unas mesas bastante comodasHan cambiado varias veces de lugar pero siempre anda rondando el chupacabras alrededor de Plaza Coyoacán. Hoy por hoy se encuentran casi en la esquina de Churubusco y Universidad

A su alrededor también has surgido otros establecimientos de tortas, cafés, etc y han colocado una zona para sentarse y poder comer la consumición más tranquilamente… un pequeño aburguesamiento bastante necesario… Lo de comer los tacos de pie, con el plato, servilleta, refresco es complicat.

Qué decir que no haya dicho ya de los tacos… la verdad es que en el Chupacabras son buenos no es que les pongan foie ni nada por el estilo pero están sabrosos, buenas salsas bien picositas y ofrecen acompañamientos variados (nopales, cebollas, papas…)

Como novedad respecto a otros lugares, tienen un taco llamado Chupacabras que consiste en bistec, chorizo y cecina. Todos los tacos valen 10 pesos (han ido subiendo desde 8, aunque hay que tener en cuenta que en otros puestos de Coyoacán están a 12) y en el Chupacabras la ración es generosa.

Los tacos Chupacabras están abiertos 24 horas y una opción que triunfa mucho entre la chavalada defeña es pasarse por el Chupacabras (u otras taquerías) cuando vuelven de los antros con toda la peda (traducción al gachupín: cuando vuelven de los garitos finos filipinos) y meterse entre pecho y espalda unos buenos tacos para irse a casa con el estomago contento.

Este maravilloso vicio, que no niego tiene sus efímeras satisfacciones (como todos los vicios), es algo peligroso puesto que las salsas y los alcoholes a veces no se llevan bien y te puedes levantar con unos ardores intestinales que ni el volcán Popo... Sea como fuere unos taquitos de madrugada entra geniallllll!!!!!!!

dadaistagastronomico.blogspot.com

etiquetas: , ,

listas: México

El Parnita

+52 55 5264 7551

Yucatan 84 Ciudad de México, México

guardado por 8 personas

ver más restaurantes en Ciudad de México

Mamá quiero ser un hipster

me encanta, uno de mis favoritos

El Parnita... un sitio hipster donde los haya, que si ya en la Roma hay hipsters esto parece el Primavera Sound. Una tupida barba por aquí, unas niñas guapas por allá... "esa se ha puesto la camisa y se le ha olvidado el pantalón"... pero no!! Gente cuidadosamente despeinada, acertados outfits. "Hosties, lo llego a saber y me pongo el sombrero"... "Menos mal que ayer me repase un par de citas de "On the Road", "si la cosa se pone mal les hablo de Dali"...

Fue llegar a El Parnita y rápidamente la dueña, una amabilísima señora que regenta el local con eficiencia de ingeniero nos atendió y nos comunicó que tendríamos que esperar un poco (al parecer es algo común en este sitio, así que cuidado). No hay problema unas chelas en los sofás situados en el exterior y en seguida nos dan mesa y además buenísima, en el exterior y esquinada. Hoy nos sale todo bien!!!!!!

A todo esto, yo encantado eh?? Estos sitios hipsters me encantan. Además el local amplio y bien decorado, una barra muy chula para comer en fraternal revoltijo, los camareros aunque van a tope te atienden bien, la dueña es todo atenciones y sonrisas. Eso si, hay que venir a buena hora o con calma para esperar mientras se desocupa una mesa.

En fin, que tanto hablar de moderneos no he comentado nada de la comida, que no es de lo menos del lugar. La carta se compone de comida mexicana, no es extensa pero con opciones suficientes. Eso ayuda a que la cocina funcione con agilidad y es que
hay que dar de comer a muchas mesas y las ordenes son atendidas rápidamente
por una cocina a la vista que tiene abundante personal.

Los precios son contenidos (tras tanto outfit moderno habrá que ahorrar por algún sitio). Tacos entre 20 pesos los más basicos y 28 pesos los especiales, probamos los del día que eran de pescado y muy buenos. El ceviche a 62 pesos, muy bien, un plato suave, con agradable toque picante, aceite de oliva y vinagre dándole el toque mediterráneo (y los peruanos tirándose de los pelos). Tlacoyitos a 36 pesos la orden de 3. Ensaladas sobre 60 pesos... buenos precios.

Y de postre una charola o bandeja de muestras de pasteles para poder elegir lo que más te entra por los ojos. Otro acierto y es que hay cosas que no te las pueden contar :)

Un mezcal para los valientes y un tequila para los amigos del tópico mexicano. Muchas risas y unos digestivos después nos levantamos con el estomago satisfecho, nos despedimos de la dueña que anda paseando a su nieto quien está a punto de disfrutar de su siesta, agarramos el metrobus y nos disponemos a hacer lo propio.

Sin duda, volveremos, ya sabéis: "Moderno un día, moderno toda la vida"

etiquetas: , ,

listas: México

Panko Mido

+34 944 24 23 93

Marques del Puerto 4 Bilbao, Bizkaia provincia, España

guardado por 17 personas

ver más restaurantes en Bilbao

Buenos pintxos, bonito local y servicio amable

me gusta

dadaistagastronomico.blogspot.com.es

Andaba yo callejeando por Bilbao y buscando un lugar donde poder despacharme a gusto y desayunar, almorzar o como se llame cuando estas de vacaciones e ingieres alimentos cuando te entra en gana y no cuando el reloj mande. Y en esas que me encuentro con el bar PANKO, que lo llamo bar pero parece ser que también venden pan, un sitio curioso.

Oye y tan feliz, un local guapete, con madera clara, pillo barra con periódico del día que cuando voy solo me la gozo mucho leyendo el país y haciéndome el pogre. Y en esas estoy entre la sonrisa torcida de El roto y el escojono de Forges y veo una oferta maja de 5 euros el pincho y el vino, así que adelante.

Aquí os dejo las fotos de lo que probé, bastante bueno y vamos, más que pintxos alguno son platos propiamente dichos. No son los típicos pintxos que se encuentran por otros bares más clásicos, tienen toques diferentes. Merece la pena pasar y tomar algo diferente.

dadaistagastronomico.blogspot.com.es

etiquetas:

Il Calcio

+40 21 312 2430

Strada Benjamin Franklin 3 Sectorul 1 Bucarest, Rumanía

guardado por una persona

ver más restaurantes en Bucarest

Il Calcio Bucarest: trattoria básica con precios asequibles

Dadaista Gastronómico lo descubrió en octubre de 2012

está OK

Siempre que me acuerdo de nuestros vecinos italianos no puede evitar un pequeño fastidio al ser consciente de lo bien que han vendido su cocina y productos alimenticios al mundo. La verdad es que ellos lo son buenos, y bueno, nosotros algo de culpa tenemos en andar rezagados aunque nuestro amigo el bajito no ayudó precisamente.

Pero como se suele decir, en el pecado va la penitencia y es que lo de ver como maltratan tu gastronomía por medio mundo no debe hacer mucha gracia. Para la cocina española sirva como ejemplo este post del señor Capel sobre una paella londinense: blogs.elpais.com/gastronotas-de-capel/2011/09/una-paella-londinense-...

Seguro que los italianos diran que como en casa en ningún lado y se habrán ido entre sollozos de algún que otro restaurante pseudo italiano. En Bucarest como en otras ciudades abunda la oferta italiana, para bien o para mal, pero si se busca y selecciona correctamente hay sitios donde se pueden encontrar buena pasta y pizzas (masa fina nada de ese mazacote rollo pizza texana pescanova).

Existe una cadena de restaurantes (y con lo de "cadena" empiezo a escuchar como chirrían los dientes de algunos amigos italianinis) llamada "Il Calcio" que ofrecen buenos productos a un precio más que aceptable.

Existen diversas sucursales en Bucharest, lo mejor es consultar su página web y ver cual de ellas nos es más conveniente. En mi opinión, la más agradable es Il Calcio Atheneu que además cuenta con una gran terraza para cuando hace buen tiempo.

Il Calcio es una trattoria sin excesivas pretensiones pero donde se puede tomar una cena agradable a unos precios ajustados. Tiene una amplia carta donde escoger especialidades italianas (pizzas, pastas, risottos...) y además las raciones son abundantes. Cumple lo que se espera... sin complicaciones.

Las pizzas son de masas fina y horneadas en un horno a la vista del cliente, buenas pastas aunque desiguales (gnoccis muy prescindibles) y un buen tiramisú que hace la delicia de los aficionados al dulce (en Bucarest todas las mujeres que he conocido).

La llegada de la comida suele ser lenta, como es habitual en Bucarest. A parte de eso el servicio es correcto. En cuanto al precio es un sitio bastante accesible donde una cena de pizza y cerveza puede salir por alrededor de 8 euros. Una cena más completa con entrantes y postre quedaría alrededor de los 15 euros.

Además si se te ha ido de las manos con las cantidades puedes pedir que te traigan un paquetito y desayunas, meriendas o recenas pizza, hay alguna teleco que es muy fan de ese sucio (y delicioso) pecado.

etiquetas: ,

Chifa

+34 915 34 75 66

Calle de Modesto Lafuente, 64 <m> Nuevos Ministerios 6 8 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 198 personas

ver más restaurantes peruanos en Madrid

Por estos restaurantes es por lo que me encanta Madrid

me encanta, uno de mis favoritos

dadaistagastronomico.blogspot.com.es

Recien aterrizado en Madrid después de 9 meses de ostracismo gastronómico no pude más que comerme un cocido madrileño en uno de esos bares de menú con mantel de papel y vino con gaseosa. Una vez rendidos los honores debidos a las raices culinarias, y ya para la cena, era momento de satisfacer la parte más dadaista de mi yo gastronómico y para ello fuimos al Restaurante Chifa.

El restaurante Chifa está emplazado en el pequeño local donde inició su andadura el ya mítico Sudestada (los dueños son los mismos). Un pequeño local que va en paralelo con el tamaño de su carta. Sin embargo eso no tiene nada que ver con la calidad de la comida que fue muy alta. Hay ocasiones que incluso que se agradece no tener que discernir demasiado a la hora de pedir.

Los platos son algo totalmente nuevo para mí, sabores frescos y sorprendentes, no se limitan a la fusión peru-china si no que hay influencias de diversas cocinas asiáticas.

Pedimos dos entrantes para compartir y un plato principal cada uno. Los dos entrantes fueron cebiche y escabeche filipino, ambos excelentes. El ceviche con su mezcla de acidos y picantes así como las distintas texturas es mi plato favorito en estos momentos.

Como platos principales, tallarín saltado (tallarines caseros), arroz chaufa pekines (con pato) y parihuela japonesada (un gran acierto). Mi elección fue la parihuela y la verdad que me pareció excelente la mezcla de sabores, un plato de cuchara con corvina, mejillón y aka miso. Brutal!!!! Por cosas como esta son por las que digo que Madrid tiene los mejores restaurantes del mundo.

El servicio fue excelente, amable y descriptivo con los platos. En los últimos posts soy muy pesadito con el tiempo entre platos (debo estar traumatizado tras mi paso por la Dacia), en esta ocasión los tiempos fueron perfectos.

Los platos del menú están entre los 8 y los 15 euros, no me parece un sitio caro en absoluto.

De postre nos ofrecieron tres variantes y fuimos a por todas: crema de vainilla, mousse de chocolate y cheese cake de mango. Eran postres agradables pero no llegaron al nivel de lo anterior.

Por lo que he leido la cocina ha sido restructurada y el problema con los olores no son los de antaño, sin embargo, me fui a casa con cierto olorcillo a comida en la ropa. Un mal menor, desde luego. También he leido algún comentario acerca de que es un sitio ruidoso... no tengo especialmente ese recuerdo pero al tratarse de un local reducido las mesas están ciertamente juntas y no es el mejor lugar para gestar triunviratos o similares.

En definitiva, nuevos sabores, buen servicio y precios razonables. Espero estar muy pronto de vuelta por el Restaurante Chifa.

dadaistagastronomico.blogspot.com.es

etiquetas: ,

La Bonne Bouche

+40 73 124 7876

30 Rue Française Bucarest, Rumanía

guardado por 3 personas

ver más restaurantes franceses en Bucarest

El Bucarest afrancesado

está OK

Llevamos unos meses bastantes conformistas en cuanto a los restaurantes que frecuentamos por Bucarest. Durante el año de estancia va cambiando el animo, al principio llegamos con ganas de comernos la ciudad, motivados por el underground y la atractiva decadencia bucaresina pero los frios del invierno nos hicieron perder fuelle. Pero con el buen tiempo de septiembre y viendo como nuestro año bucaresino se acaba hemos vuelto a probar sitios nuevos.

Este nuevo impetu descubridor unido a un sorprendente nacionalismo galo hizo que llegaramos al restaurante francés La Bonne Bouche con la intención de disfrutar de la mesa que había escogido recientemente el mismísimo Andy García a su paso por Bucarest.

En muchas guias turísticas se habla de Bucarest como la "París del este", aunque ese sobrenombre se debe más al Bucarest de finales del XIX, que se antoja muy diferente al actual. Sin embargo, que los más afrancesados no se tiren de los pelos, algunos vestigios han perdurado como sus palacetes estilo modernista (más o menos destartalados) o el uso del termino bistro con gran abuso y descaro (juro que lo he visto utlizar en restaurantes chinos).

El Bonne Bouche es un restaurante que, como tantos otros de los que he hablado, está situado en Lipscani, en la strada Franceza (nombre muy adecuado, por cierto) ligeramente alejado de la zona más bulliciosa y concurrida donde donde los jovenzuelos se dejan ver. Una calle que gana en tranquilidad según avanzas hacia Victoriei y donde se encuentran varios locales interesantes.

El local del Bonne Bouche está bien decorado y es agradable, además cuenta con una terraza en la entrada para quienes prefieran comer en el exterior, aunque lo de comer al lado de la calle nunca me ha gustado.

Pedimos diferentes entrantes para compartir, básicos pero correctos. Perdón si a estas alturas me dejo conmover por un brie con un toque de horno o un micuid normalito. Y para cerrar los primeros con una buena ración de mejillones con una salsa que bien podría ser crème fraiche, aparecían como plato principal pero los tomamos de entrante.

En cuanto a los segundos, me deje arrastrar por la ortodoxia y pedí un tradicional pato (en rumano "rata", que nadie se asuste si le dan una carta si traducir). El pato me pareció bueno, rojo por dentro y crujiente por fuera. Parece ser que fue una gran elección porque el resto de segundos, por lo que comentaron los comensales no fue tan satisfactorio: mal el filete de ternera, (salvo en el restaurante Osho hace tiempo que renuncie a la ternera en Bucarest) y regular en el steak tartar al que le faltaba algo de sabor.

El servicio fue correcto en los tiempos aunque en ocasiones excesivamente familiar. Tipicas chapas que te pegan los camareros de vez en cuando.

En cuanto a precios, la factura fue de 120 leus por persona (algo inferior a 30 euros). Un precio caro en comparación con otros restaurantes que no se vio acompañado por una excesiva calidad. Como está comprobado un local chic y un servicio más atento supone que el precio aumente considerablemente. Sin duda, en Madrid por ese precio hubieramos obtenido una cena mucho mejor.

etiquetas: ,