MI BLOGASTRONÓMICO:
dadaistagastronomico.blogspot.com
"Uno no puede pensar bien, amar bien y dormir bien si no ha comido bien"
"Las horas agra...

Dadaista Gastronómico

Janatomo

+34 915 21 55 66

Calle de la Reina 27 <m> Sevilla 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 387 personas

ver más restaurantes asiáticos en Madrid

Janatomo, el amigo de las flores

me encanta, uno de mis favoritos

Cuando conocí este restaurante ya estaba algo harto de japos, se me había pasado la fiebre nipona, pero un día aprovechando la visita de mi hermano y de mi cuñada ultratrendy me deje caer por el local. Una sencilla comida de mediodia en el Janatomo sirivió para devolverme la fe, aunque realmente nunca se hubiera perdido ;-)

El propietario es Tomoyuki Ikenaga (Kagoshima, Japón, 1936) que tras más de 40 años llevando su restaurante sigue allí manejando el restaurante junto con su mujer. El Sr. Ikenaga llegó a Madrid en en 1964 para aprender español enviado por una empresa de comercio exterior de su país (sin master ICEX previo, ni paso por el CECO oiga!!!, así da gusto).

En 1969 seducido por la idea de instalarse en Madrid abrió el janatomo (amigo de las flores) uno de los primeros restaurantes japoneses de Madrid que se encontró con una clientela nada habituada a las cruda realidad de las gastronomía japonesa. Por ello, al poco tiempo tuvo que darle un giro a su carta y orientarla hacia la comida china. Algo bastante irónico puesto que hoy son los chinos quienes preparan comida japonesa para atraer a los clientes.

Sin duda Janatomo es uno de mis japos favoritos de Madrid, el servicio es siempre muy amabe, empezando por los propietarios, puedes encontrarlo lleno pero a pesar de eso no da la sensación de agobio y se puede comer tranquilamente. Además la relación calidad-precio es excelente.

En cuanto la comida, los menus del día son interesantes y son a partir de algo menos de 15 euros. También tienen menus para varias personas, hay uno para dos personas del que soy bastante fan, incluye los típicosplatos japoneses (ensalada, tempura, sashimi, makis…), buena cantidad y cuesta 40 euros para dos.

A destacar, primero el sushi, como podéis ver se trata de cortes y combinaciones tradicionales, que bastan para hacer disfrutar al comensal, no hay necesidad de grandes adornos ni opulencias. Las gyozas, un clásico del restaurante, las mejores que he encontrado. Las cocinan a la plancha o cocidas en salsa de sésamo. Rellenas de carne de cerdo y verduras (col, repollo, cebollino y ajo) o simplemente con verduras. Excelentes, nada de esas empanadillas grasientas que se pueden encontrar en algún triste restaurante. A parte de esto y para el comensal más experimentado siempre existe la opción de probar algún plato más desconocido de su amplia carta, me sorprendió el guiso gyuusukinabe de lomo de buey.

Ultimamente he subido fotos que no me convencían del todo, sacadas con la camara compacta, a esta comida pude llevar la reflex y la verdad es que se nota la diferencia. Además los colores del sushi made in Janatomo hacen que cualquier foto salga bien. Meto unas cuantas...

etiquetas: , , ,

Areia Colonial Chillout

+34 913 10 03 07

Calle de Hortaleza 92 <m> Chueca 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 275 personas

ver más copas y pubs en Madrid

Una tarde entre cocteles y almohadones

me gusta

Si os apetecen unos cocteles por la zona de Hortaleza no dejéis de pasaros por el conocidísimo Areia (mejor en compañía). Comienzas tomándote un mojito en barra y a los 15 minutos estas pidiendo Mai Tais tumbado en uno de sus chillout mientras hablas de lo divino y lo humano (como me encanta!!!). Mi favorito del Areia sería el Long Island Ice Tea, he pasado varias tardes lluviosas con un sol radiante en mi cabeza gracias a esa maravilla.

etiquetas: , , ,

Restaurant Ma Bourgogne

+33 1 42 78 44 64

Plaçe des Vosges 19 París, Francia

guardado por 9 personas

ver más restaurantes en París

STEAK TARTAR, Oh la la!!!

me gusta

Uno de mis muchos platos favoritos es el steak tartar, no se porque pero eso de comer carne cruda mola. Naturalmente para este plato la carne tiene que ser de primera calidad (abstnerse de utilizar la del McDonalds) y cortada a cuchillo, nada de triturada a maquina pues quedaría una bola apelmazada.

Los ingredientes para el steak tartar clásico son: carne de ternera o buey, huevo, cebolla, pepinillos, alcaparras, mostaza, tabasco, salsa Worcestershire o lo que es lo mismo salsa Perkins, sal y pimienta molida. El equilibrio de los ingredientes es fundamental, mucha mostaza o salsa perrins se puede comer el sabor de la carne. Demasiadas alcaparras, un desastre, el sabor a vinagre se hará insoportable. En su día comí un tartar en el mercado San Miguel de Madrid que entre otros defectos llevaba demasiadas alcaparras... no se podía comer… quizas la causa fue que me lo preparo un vegetariana… todavía me pregunto que hacía trabajando en una carnicería… en fin, misterios de la vida… El caso es que cuando esta bien hecho el steak tartar es una gozada!!!!!!

Por mucha leyenda que diga que este plato se remonta a cuando los tártaros ponían los trozos de carne entre su silla de montar y la piel del caballo para hablandarla durante sus cabalgadas yo no me lo creo, el marinado con sudor de caballo no sabe bien por muy guerrero asesino rebanacuellos que seas. Yo me decanto por su origen francés, los gabachos saben mucho, y con su amor a la mostaza y a la buena carne me cuadra bastante. Para los culturetas diré que Alejandro Dumas y Julio Verne citan este plato en alguna de sus obras, lo cual otro punto de veracidad a la historia a la teoría afrancesada. En fin, que hoy voy del rollo parisien, aquí os dejo este restaurante:

Un local mítico de París, se puede comer dentro o en el exterior (si el frio lo permite, aunque ponen las tipicas estufas tipo seta) en unas mesitas muy agradables aunque demasiado juntas como buen bistrot que es. La situación excelente en la Plaza de los Vosgos, barrio Le Marais. Los platos estrellas steak tartar y los escargots, aunque también hay muchas otras tipicas delicias francesas. La clientela va desde franceses de los de birrot y baguette hasta americanas emocionadas bebiendo un vaso de vino tinto mientras se preguntan donde estará el ketchup.

El steak tartar estaba muy bien, quizas eché en falta algo más de sabor de la carne, pero se notaba que era un tenera de primera calidad. El toque de salsas muy fino para no enmascarar a la carne.

Tema precios: steak tartar (por unos 22€), vino francés (allí es donde la clavan) y postre sobre unos cuarenta eurazos. No es de los más barato del mundo pero estas en París y el sitio merece la pena.

etiquetas: , , ,

Shuzo´s

+34 914 35 91 71

Calle de Jorge Juan, 52 <m> Príncipe de Vergara 2 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 82 personas

ver más copas y pubs en Madrid

Un poco de pijerio no hace daño

está OK

En este diminuto local de la calle Jorge Juan encontramos una buena colección de Gins y muchos otros brebajes que harán las delicias de los más sibaritas. Además, tienen bandejas de makisushis variados que elaboran al momento, una buena opción para acompañar los digestivos.

Un sitio muy tranquilo con luz tenue donde tomarse las primeras copas con tranquilidad mientras charlas un poco. El camarero y propietario es un japonés risueño que sonríe cuando le comentas su buen hacer en el arte del maki y la diferencia que hay al comerlos recién hechos.

En cuanto a la gente que frecuenta este oasis del gin tonic… si me permitís, citaré una acertada crónica “un pelotón de ejecutivos y jóvenes bien entre los veintitantos y los cuarentaymuchos, en pareja, con amigotes o solos en plan barfly” (si queréis buscar el articulo entero del suplemento Metropoli).

Los precios tirando a lo alto, 9 € makis (correctos) sobre los 7,5 € si no recuerdo mal y el lingotazo de G-Vine 10 € rebajado desde 15 € (Se ve que mi primo Shuzo tira la casa por la ventana). El precio se olvida con el primer sorbo y hubo alguno que se convirtió a los G&T esa misma noche.

Un sitio diferente y recoleto por el que pasarse para huir de lo más típico.

etiquetas: , , , , ,

Gastrobar Le Cabrera

- cerrado

Bárbara de Braganza, 2 <m> Colón 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 182 personas

ver más copas y pubs en Madrid

Coctails and Dreams

me encanta, uno de mis favoritos

No voy a descubrir nada nuevo hablando de Le Cabrera, abierto desde 2010 con notable éxito de público, sus propietarios han seguido sus planes de expansión y recientemente han abierto su segunda sucursal en la Casa de América, no he tenido la oportunidad de acercarme hasta allí pero seguro que en su terraza los cocteles de la casa madre sabrán aún mejor.

Le Cabrera situado en calle Barbara de Braganza se trata de un local bien montado, diseño moderno, amplio espacio y gran variedad de combinados. El vestuario de los camareros patrocinado por El Ganso dando ese toque cool. Se nota que son gente que saben lo que hacen.

Me encantaria que los precios fueran algo más comedidos, son cocteles entre 10 - 14 euros. Pero imagino, que con el local, la situación, el rollo cool se puede pagar. Eso si... con tranquilidad o la cuenta subirá por las nubes.

Me encantan los cócteles por eso de la liturgia de la preparación, sin embargo, odio pagar 10 euros y quedarme con un gusto dulzón y sin que mi cuerpo sepa si me he tomado un san francisco o un manhattan. Esta vez empecé con un Gin Fizz para digerir la ovípara cena que había tomado y cuando sonó la campana que anunciaba la última ronda me decanté por el plato fuerte un Horse Neck que ya había probado en anteriores ocasiones y cumple mi regla de “sweet in your mouth, strong in your brain”.

etiquetas: , , , ,

Bar Hermanos Teresa

+34 976 42 52 12

Calle del General Ricardos 11 Zaragoza, Zaragoza provincia, España

guardado por 46 personas

ver más restaurantes tapas en Zaragoza

Tapas de calidad

me encanta, uno de mis favoritos

Lo que mola cuando vas conociendo una ciudad es ir descubriendo, poco a poco, esos sitios a los que dificilmente llegarías por tí mismo. Hay que tener un poco de suerte para descubrirlos o enterarte por algún local. El Bar Hermanos Teresa es uno de estos bares. Este mítico bar del tapeo zaragozano está apartado de los circuitos de tapas más convencionales. Sin embargo, el desvio de las rutas más convencionales está del todo justificado por la calidad de las tapas que podemos probar.

Naturalmente, este post va dedicado a esos locals de Zaragoza que se pasaron meses hablandome de este sitio y finalmente me llevaron hasta él.

HERMANOS TERESA - General Ricardos, 11 - Zaragoza

Se trata de un sitio donde encontramos tapas que se salen de la norma habitual. Una tapa que para llegar a la barra ha necesitado que un señor le diera un poco de vueltas al coco para dar con la combinación adecuada y más tarde invirtiera tiempo en su elaboración. Aquí va lo que catamos...

Carillera ibérica con pure de mango y reducción de tinto (3,40 €). Desde la primera vez que fui se ha convertido en mi favorita. Buena combinación de sabores, diferentes texturas y una carne tiernísima.

Piquillo de gallina al chilindrón (3,40 €). Un pincho clásico con un relleno diferente.

Corola de longaniza rellena de crema de calamar en su tinta (2,60 €). Otra forma de presentar un pincho de longaniza, el toque de calamar combina sorprendentemente bien.

Escalfado de corral con salsa de longaniza y rayitas de regaliz (2,60 €). Una de las tapas que más me gusto. La salsa de longaniza tenía un sabor bueno e intenso. Y por supuesto, que no falte una buena ambar!!! Una caña: 1,55€

Hamburguesa de ternasco con untico de ambar (2,90 €). La pedimos porque nos llamo la atención lo del untico de ambar, pero no llego al nivel del resto.

Solomillito almendrado con crema de idiazábal (3,00 €). Muy bueno.

Helado de idiazábal (4,50 €). La que menos gusto. La miel y el relleno lo hicieron empalagoso.

En resumen, un bar aparentemente normal que sorprende, y mucho, por la calidad de sus tapas. Los precios no me parecen para nada elevados, teniendo en cuenta que se trata de tapas elaboradas y con buenas materias primas. El servicio muy atento y profesional. Además de la barra, cuentan con unas pocas mesas para comer, aunque desde allí no podemos observar las tapas, al fin y al cabo entran por los ojos.

Si no se trata de un día entre semana conviene ir pronto porque está bastante concurrido.

etiquetas: , , ,

Nerua

+34 944 00 04 30

Abandoibarra Etorbidea, 2 <m> Moyua 1 2 Bilbao, Bizkaia provincia, España

guardado por 35 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Bilbao

Una interesante experiencia

me gusta

Tras subir las alargadas escaleras entramos en el recibidor del restaurante Nerua. Allí nos encontramos de frente con la cocina y sus integrantes trabajando. Había unas 10-15 personas, todos ellos muy majetes. Se trata de una cocina totalmente abierta y visible que nos enseñaron antes de ocupar nuestra mesa. Según nos comentó el chef, las zonas de trabajo estan separadas según temperaturas a pesar de que no hubiera división física, lo cual había exigido un diseño y equipamiento especial. Una vez que nos tiramos el rollete con el chef nos comentaron que podíamos tomar un aperitivo en la terraza, así que aprovechamos.

Tomamos un coctel basado en martini rosso que estaba sensacional y unos snacks, como veís el más divertido era las raspas de pescado. Aquí los puristas se tirarían de los pelos, pero eran curiosas y con la salsa estaban muy buenas. El coctel perfecto. Aprovecharon para acercarnos la carta y una vez aconsejados fuimos eligiendo. Serían tres entrantes (medias raciones) y un segundo (también se pueden pedir medias raciones dependiendo de las ganas cada cual).

Pasamos a la sala con un diseño limpio y minimalista, las mesas estaban vestidas unicamente con un mantel blanco y posteriormente colocaron todo el instrumental. Olía a vanguardia por todos lados!!!! :-)

Infusión de Parmesano (30 meses) cuajado, lagrimas de trufa, pan crocante y sisho verde. Uno de los entrantes que más nos gusto, había dos texturas, la primera y marrón que se trataba de una especie de infusión de trufa y la segunda, situada en la parte de abajo, que se trataba del parmesano cuajado.


Cebolla blanca (dulce), fondo de bacalao y pimiento verde. El plato de la discordia. La verdad es que no mentían, era cebolla, cebolla tal cual, in your face. Un plato bastante arriesgado.

Eso si, una cebolla dulce muy aromatizada, pero que al fin y al cabo es una cebolla y a pesar de la suavidad y los ligeros toques no convenció. Tal es así, que la señorita de la mesa se dejo bastante de su ración. Detalle que no paso desapercibido al jefe de sala. Nos trajeron otro plato de cebolla, prometiendo que sería mejor. Bueno vale, quizas no tan picante, no tan fuerte... pero era una cebolla que no había triunfado demasiado así que volvimos a probar buscando el cambio (era más suave, cierto es) pero allí se quedo la mitad de la cuarta cebolla. Retiraron el plato mientra prometían venganza y no olvidar.

Hebras de berenjena asada, "makil goxo" y yogur de aceite de olivos milenarios. Sabores muy muy suaves y sutiles, el yogur de aceite aportaba más sabor.



Tomates en salsa, hierbas aromáticas y fondo de alcaparras. Aquí llego la venganza del "onion incident". Ya que la cebolla no había gustado nos obsequiaron con un entrante, a cada uno, que consistía en estos curiosos tomates. Sin duda fue uno de los platos más divertidos de la noche. Se trataba de pequeños tomates cherry pelados y rellenados con una infusión, cada tomate tenía una infusión de una hierba diferente, por lo que se tornaba en un juego de adivinar la hierba de que se trataba.

Uno de los primeros platos de El Bulli en el que buscaban interactuar con el cliente se trataba de algo similar, aunque más directo. Un plato con una fina gelatina y doce especias o hierbas diferentes dispuestas a modo de agujas del reloj. El comensal debía intentar adivinar y apuntar el nombre de cada elemento.

Rodaballo con nabo, caldo de perejil y legumbres. Gran plato, tanto por la elaboración como por la materia prima.

Macarrones, cerveza, fresa, calabaza, te earl grey, manzana, almendra y café. Su versión de los macarrons franceses en formato mini. Según nos dijeron: "el postre más efimero que vas a probar en tu vida". De nuevo, no mentían, su versión de los típicos macarrons se deshacía en la boca y tenían un gran sabor. Un postre gracioso.

Valoración: en mi opinión fue una gran cena, naturalmente, cuando vas a este tipo de restaurantes hay que ir libre de prejuicios. Fueron platos muy interesantes, mis favoritos la infusión de parmesano, los tomates y el rodaballo. El postre fue sorprendente por la textura y el intentso sabor. La cebolla, se trataba de un plato demasiado arriesgado que para mí no funcionó. Pero bueno ya se sabe, esto es vanguardiarrrrrrr!!!!!!!!!!

El servicio genial desde el primer momento, correctos, cercanos y muy amables. No es uno de esos sitios en el que tantas atenciones te hacen sentir incomodo si no que hay mucha naturalidad a pesar de que se guarden ciertas normas que un sitio de esta categoría exige. El plato de la venganza es un buen ejemplo. Una experiencia muy interesante en buena compañía.

etiquetas: , , ,