93 sitios, 31 siguiendo, 52 seguidores, 19 descubiertos, 124 check-ins, 2.272 visitas

No me gustan las croquetas

LeSamp

mostrando 6 sitios

Federal Café

+34 915 32 84 24

Plaza de las Comendadoras 9 <m> Ventura Rodriguez 3 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 168 personas

ver más cafeterías en Madrid

A ver si me alquilo un piso cerca

me gusta

un check-in aquí

Llevaba ya con mono de brunch una temporada larga, y conseguí hacer realidad mis fantasías bruncheras el sábado de la semana pasada.

El escogido fue Federal café, por su amplia carta con la que te puedes hacer el DIY del menú al gusto y no está limitado como en otros sitios, productos orgánicos, cocina con opciones gluten free y que además abre tutis los días, por lo que te puedes hacer el brunch ya sea martes o sábado. Lo único malo es que no reserva, aunque en nuestro caso, que llegamos sobre las 12, no esperamos más de 10 minutos en la cola.

Cuidadín porque la terraza que linda con el Federal no es suya; más de uno esperando en la cola se acabó sentando allí y disfrutando del brunch de otro sitio.

Pedimos a compartir:

- Batido verde de Tommy: manzana, espinaca, apio, pepino, semillas de chía y lima. Rico, aunque prefiero el del Pain Quotidien que no es tan "dulzón" y lleva jengibre que me parece le va al pelo.

- Un Chai latte delicioso y Café con leche muy cremoso, de lo mejorcito que he probado. Los cafeteros notareis el buén café en este sitio.

- Huevos royale: con salmón ahumado, salsa holandesa y huevo poché en su punto. Estupendérrimos aunque yo les hubiese puesto quizá algo más de holandesa.

- Crumpets: una especie de tortita gordota y muy esponjosa; con mantequilla de anacardo, más mantequilla y sirope de arce. Así en plan light...que ya llega el frío y hay que tener reservas. Buenísimos, pero de nuevo yo eché en falta algo más de sirope de arce.

Quisimos probar más cosas pero sinceramente salimos como bolas.
El servicio bastante rápido pese a estar lleno como el corral de la Pacheca.

Precio por persona: 12 euros.

etiquetas: , , ,

Miss Migas

¡Crumpets! Desde que volví de vivir en Londres no los he comido y me flipan. Iré sólo por ellos! Aunque esos huevos también tienen muy buena pinta...

7 de octubre de 2016

Restaurante Bar Jero

+34 983 35 35 08

Calle de Correos 11 Valladolid, Valladolid provincia, España

guardado por 94 personas

ver más restaurantes tapas en Valladolid

De pinchos va la cosa

me gusta

Y hasta aquí me trajo uno que vive en Valladolid, presentándome el sitio como su favorito de pinchos, y desde entonces no he dudado en traer aquí a cualquiera que se plante conmigo en tierras pucelanas.

Soy consciente que a parte de los típicos pinchos servidos en pan ofrecen otros platos...pero estos me gustan tanto que nunca he tenido necesidad de probar otra cosa. Quizá si viva aquí algún día pruebe otra cosa, pero para 3 veces que voy...dame pinchos!

Me chiflan. Y sí, son originales pese a lo que leído por ahí; mezclar mousse de foie con ventresca y gambas y que además esté bueno no tiene precio. Eso sí, algunos están mejor que otros, no estando ninguno ni medio malo.

Mi favorito y por el cual me cruzo Valladolid arrastras si hace falta es el CABRA2: con queso de cabra, cecina, berenjena y toffe. Mérito considerando que estoy hasta el moño del queso de cabra y el toffe me suele resultar empalagoso.

Todos los pinchos vienen presentados en la barra y una vez hecho el pedido se calientan en un tostador giratorio quedando el pan bien crujientito. ¿De precio? 2€ cada uno y con consistencia.

Suele estar bastante lleno, por lo que es mejor ir pronto, aviso.

etiquetas: , , ,

Sergiete

Este lo recuerdo, no muy lejos del famoso del trigretostón

7 de septiembre de 2016

LeSamp

No te metas con mi cabra2!

7 de septiembre de 2016

Sergiete

Son compatibles, el cabra2 y el tigretostón son del mismo rango calórico jjjjjj

7 de septiembre de 2016

La Realidad

+34 915 32 80 55

Corredera baja de San Pablo 51 <m> Tribunal 1 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 106 personas

ver más restaurantes tapas en Madrid

Sábado sabadete

me gusta

Aparecimos aquí un sábado noche tras haber arrasado en las tiendas de segunda mano de la zona, y con más cansancio que el mecánico de los Transformers buscábamos un lugar donde poder plantar posaderas y recuperar fuerzas.

En los restaurantes al uso del barrio no cabía un alfiler, pero sabemos que en La Realidad, sitio alternativo modernete donde los haya, siempre se encuentra sitio, ya sea para comer algo o tomar algunos drinkings.

El mobiliario es cada uno de su padre y de su madre, con algunas piezas que bien podrían haber (y han) salido de casa de los abuelos pero que crean un conjunto más que acogedor. Paredes pintadas, sofás de "plastipiel", alguna que otra luz de colores...

Antes que nada, pedimos 2 jugosos pinchos de tortilla (2,80) y un Bloody Mary (8), y ya con el estómago algo más relajado, ojeamos la carta que se compone básicamente de emparedados y sopa del día. No sirven en mesa, por lo que hay que levantarse a pedir en la barra. Compartimos para cenar unos emparedados (7) hechos con pan de masa madre e ingredientes ecológicos:

- Emparedado de trigueros con jamón y huevo pochado: un detalle que el jamón que sirvan sea del bueno con trigueros a la plancha y huevo pochado en su punto.
- Emparedado de cecina, aguacate, berros y tomate: mi absoluto favorito. La combinación de la cecina con el aguacate y el berro me pareció rica rica. El pan de masa madre tiene un punto de acidez y da como resultado una miga compacta, pero la corteza reconozco que cuesta masticar.

La carta de destilados tiene precios entre 9 y 12 euros, cocktails a 6-8 euros , vino por botella o copas y cervezas, refrescos, zumos, batidos...infinidad de opciones.

A mí me parece perfecto para absolutamente todo (casi todo: para llevar a la suegra del opus, no es). De mañana se puede tomar un café+tostada leyendo el periódico, a mediodía comer sin complicaciones en un sitio tranquilo, merendar a media tarde un brownie o tarta de manzana o tomar un Gin Tonic y cenar con buena música de fondo.

Restaurante Ciudad de Sangüesa Sangüesa

+34 948 87 10 21

Calle Santiago 4 Sangüesa, Navarra , España

guardado por una persona

ver más restaurantes en Sangüesa

Menú del día a 12, bien de cantidad y de calidad

LeSamp lo descubrió en enero de 2016

está OK

En un viaje hacia el Valle del Roncal, aparecimos en el pequeño pueblo de Sangüesa simplemente por ser hora de comer. Preguntamos en el propio pueblo dónde podríamos comer y nos recomendaron el Mediavilla, pero estaba cerrado; el único que encontramos abierto fue este.

El menú que ofrecen se compone de 5 primeros, 5 segundos y 5 postres a elegir; incluye el pan que sirven calentito (una delicia), botella de agua, botella de vino rosado y botella de gaseosa, por 12euros.

De primero unas pochas de sangüesa con verduritas y una sopa de ajo. Las pochas buenísimas, muy tiernas y sabrosas; la sopa de ajo con exceso de pimentón pero bastante decente.

De segundos: conejo con caracoles (tiernísimo); escalope con patatas (por ponerle un pero mucho rebozado), y una merluza a la romana (correcta sin más).

Postre: una cuajada que ya la querrían así en muchos restaurantes.

En definitiva, que, si tuviese que comer aquí todos los días, no me importaría en absoluto.

etiquetas: , , , ,

Irreale

+34 915 22 26 73

Calle de Manuela Malasaña,20 <m> San Bernardo 2 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 74 personas

ver más bares y cervecerías en Madrid

Camarero borde como él solo, comida buenísima.

me gusta

Antes que nada quiero aclarar que vinimos aquí a cenar, que es un local para tomar cervezas artesanas lo descubrimos a posteriori. No conocíamos el sitio pero fue el único no lleno hasta la bandera por la zona y que nos aceptó a las 11 pm para comer algo.
Anduvimos oteando el percal cuales guiris en Malasaña y aterrizamos aquí.

A pesar de que no había mucha gente tuve que hacer malabares para que el único camarero tras la barra nos hiciese un poco de caso. Preguntamos si podíamos cenar y con cara de pocos amigos nos enseñó la carta.

No atienden en mesa, por lo que nos tuvimos que levantar a pedir la comida a la barra de nuevo. La comanda de la comida me la aceptó muy bien, ayundándonos con cara de agrado (ironía ON) en la elección de los quesos, pero no tanto la de las bebidas cuando intentamos pedir refrescos: su frase dilapidaria la recordaremos siempre - pero ¿sabeis dónde estais?- Muerta me quedé - esto es un pub de cervezas artesanales ¿no lo veis? - y siguiendo con su encanto me señaló una pizarrita donde figuraban las cervezas artesanas que tenían y su correspondiente nevera. Con este servicio da gusto. Sí señor.
En definitiva, que no tienen nada de beber que no sea cerveza, así que muy sonrientes pedimos vasitos de agua. Que majo.

Puede, y sólo puede, que sea un sacrilegio aterrizar en un templo de cervezas artesanas cuando da la casualidad que no te gusta la cerveza. Perdóneme la vida. Pero tambien sirven comida ¿no?

A compartir entre los cuatro pedimos:

- Tortilla de patatas con cebolla caramelizada: muy bien hecha, tostada por fuera y jugosa por dentro con un agradable gustillo dulce.

- Platillo de 3 quesos artesanos: Acompañados de manera muy acertada por almendras y finas láminas de manzana. El precio nos pareció un poco elevado, pero es verdad que estaban buenísimos.

- Fingers de pollo al lúpulo con mayonesa de jengibre: Pollo en tiras rebozado con el lúpulo de la cerveza y panko, con cebolla morada y mayonesa de jengibre. Rebozado esponjoso, nada grasiento…muy rico también.

- Ceviche de palometa con maracuyá y plátano macho: Otro acierto. Bien macerado, con su cilantro y más cebolla morada. Buenísimos los chips de plátano macho.

En total, 4 platos a compartir entre los 4, con 3 ricos vasos de agua y una cerveza (3€) ni 10 euros cada uno. Es cierto que no salimos rodando, pero tampoco nos quedamos con hambre; ni los modales tan agradables del camarero consiguieron enturbiar una comida fantástica ¡Oda al cocinero!

Imprescindible si te gusta la cerveza y además también te gusta comer como es debido (también sirve si no eres un beerlover y consigues superar la cara de susto del camarero al no pedirte un birra)
lesamp.tumblr.com

etiquetas: , , , , ,

Antonio Álvarez

Dadle una oportunidad a probar las cervezas, aunque no os gusten encontrarán una que os guste. Y sí, son bastante bordes, os lo dice un cervecero

5 de noviembre de 2015

LeSamp

se nos hizo muy dificil pedir cerveza y hacer así feliz al camarero tras ese recibimiento con cara de acelga, pero cuando volvamos, que volveremos seguro porque la comida es de 10, lo intentaremos! A ver si nos tiene paciencia. Gracias Antonio.

6 de noviembre de 2015

maxastur toma este comentario con cautela

Buenas cervezas pero muy incomodo tener soportar la soberbia y la actitud tan bode del que dice ser el jefe. Buscad que en Madrid hay muy buenas cervecerías del estilo...

12 de febrero de 2017

Poncelet Cheese Bar

+34 913 99 25 50

Calle José Abascal 61 <m> Gregorio Marañón 7 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 401 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Con un quesero dolor...2 estrellas que van. Poca emoción y caro.

no me gusta

Tenía muchas, muchísimas ganas de probar este restaurante. Adoro el queso.
Fuimos un lunes de fiesta en Madrid por lo que no puedo evaluar el nivel de afluencia de gente. Nosotros lo encontramos prácticamente vacío. El local es diáfano y verdaderamente amplio.

Se puede comer de tapas en la barra que tienen a mano derecha nada más entrar o a la carta. Fuimos con Clubkviar...30€ pax, pero sin el descuento y con botella de vino, auguro unos 50.

La carta tiene absolutamente de todo elaborado con queso: carnes, pastas, guisos, verduras y pescados. Tienen también algunos platos sin queso por si a alguien le pareciese too much. Todos los días el maestro quesero elabora una tabla de quesos y nos entregó un papel con las especificaciones del día: origen, nombre e intensidad, entre otros. Al ser la carta tan extensa desechamos esta opción, si bien a día de hoy nos arrepentimos de no haberla pedido...pero 30€ por la tabla nos pareció demasié.

De aperitivo nos sirvieron una crema de queso Zamorano, gotita de melocotón y galleta de queso y diversos tipos de pan con mantequilla de algas.

Pedimos 4 platos a compartir entre 3:

- Esferas fluídas de queso alegranza con carrillera. Esferificaciones de queso canario de leche cruda de cabra bañado con un licuado de espinacas frescas. La idea es comerlo envolviéndo la esfera con una lámina de carrillera ibérica. PERO, y ojo que digo la idea, las bolitas son de mírame y no me toques por lo que recomiendan comerlas con cuchara y rápidamente morder la carrilera. Si se logra hacer se consigue un bocado muy sabroso. Todos los sabores casan a la perfección.

- Falsos gnocchis de queso Zamorano. Aquí patinamos un poco con la elección. La crema del aperitivo era también de queso Zamorano y nos supo a más de lo mismo, si bien creímos que el plato tendría otra estructura. Lo imaginamos más como el típico plato de pasta, donde los gnocchis en vez de ser de patata fuesen de queso y estuviesen nadando en su salsa de tomate y esto eran 4 señoras bolas de queso zamorano asado, de persistencia en boca muy larga; acompañadas de una salsa de tomate aromatizada y bastante reducida, por lo que el conjunto resulta potente.

- Raclette de queso de cabra (para 2 personas). No supimos bien si es que no acertamos con la elección del queso y debimos haber pedido uno de sabor más intenso o si fue la guarnición de patatas y verduritas, pero nos llevamos un chasco. Nos resultó insulso. La patata y el queso son matrimonio obligado, (lloro sólo de pensar en las patatas con gratinado de queso Appenzeller del Tutusaus de Barcelona), y estas patatas con queso de cabra no me dijeron nada. Aún estoy perpleja.

- Centro de cordero “cabecero”. Viene acompañado por bizcochitos salados de queso Tronchón y una emulsión de piquillos confitados. Quizá sea que tengo el paladar hecho al cordero lechal y por eso este no me...no me...o la manera de asarlo con alguna hierba, o el punto algo pasado. Tampoco encontramos relación alguna entre el bizcocho (algo seco pese a la emulsión) y la carne. Más perplejidad.

Y para el postre:
- Macarons de chocolate con queso Stilton. En la carta se puede leer “macarons”, pero lo que te sirven es un señor macaron. Se baña con una crema inglesa en el momento de servir para que el macaron no se rebladezca.

Ver detalle completo en lesamp.tumblr.com/post/103048175145/poncelet-cheese-bar

etiquetas: , , , ,