93 sitios, 31 siguiendo, 52 seguidores, 19 descubiertos, 124 check-ins, 2.272 visitas

No me gustan las croquetas

LeSamp

mostrando 30 sitios

Restaurante Montia

+34 911 33 69 88

Calle Calvario 4 (San Lorenzo del Escorial) San Lorenzo de El Escorial, Madrid provincia, España

guardado por 182 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en San Lorenzo de El Escorial

Con todo el dolor de mi corazón

está OK

un check-in aquí

ENERO 2017

Hay veces que los planes improvisados no son los mejores. No teníamos intención de venir a cenar a Montia un viernes, menos con la lista de espera que hay para venir en fin de semana, pero se les cayó una mesa y en unos pocos minutos nos encontramos en un coche rumbo a El Escorial; yo comí aquí tan bien hace un par de años que ni me lo pensé.

Llegamos a las 10 de la noche, hora límite para poder pedir el Menú XL (ya que venimos lo hacemos a lo grande) y salimos pasada la 1, entorno a 3 horas de cena y buen ritmo sacando platos.

- Empezamos con el servicio de pan, centeno y trigo, con una deliciosa mantequilla salada a temperatura ambiente que es para comerse mínimo 4.

- Como aperitivos: tosta de maíz con paté de ave y oliva negra (brutal de rico), una croqueta de bacalao con huevo y espinaca, y un guiso de botillo con espuma de garbanzo sobre hoja de col de bruselas y polvo de kale; estos 2 últimos bien sin más.

- SOPA DE CEBOLLA: con esferas de queso de leche de cabra, tomillo, sardina ahumada y pamplinas (hierba de río). Un espectáculo.

- KALE Y BERBERECHO: cuajada de kale acompañada de un señor berberecho en su jugo y crema de hinojo. A mí este me costó comerlo, y eso que era casi de bocado...soso y con un sabor a hierro que me resultó desagradable.

- ALCACHOFA Y MOLLEJA: crema de alcachofa con mollejas de ternera tostadas en mantequilla, guarnición de borraja y guiso de castañas. Muy rico, de este sí que repetiría.

- SANDWICH MIXTO: de lengua ibérica, queso, salsa de pimiento verde y yema de huevo de codorniz. Vale que es un p**o sandwich mixto, pero era para comerse 20.

- CHIPIRÓN Y CARRILLERA: chipirón plancha con una base de carrillera guisada en salsa romesco, salsa de la propia tinta y calçot. Bien. Deberían explicarte que se hace muy necesario rebañar bien la salsa de tinta con la que viene pintado el plato porque es así como el conjunto mejora enormemente.

- ALBONDIGA DE CIERVO: o albondigón, con salsa de trompetas de la muerte y vino, y acompañamientos muy bien escogidos de chirivía, colinabo y nabo negro. Rica.

- PROFITEROL DE LIEBRE: con salsa de chocolate y azúcar glass. Bien sin más...yo le habría echado más azúcar glass pero es apreciación personal.

- POLLO Y BACALAO: pollo de corral muy tierno, con la piel crujiente sobre una salsa de tripas de bacalao. Inexistente casi el bacalao, parece sólo pollo (en la foto de hecho ni se ve)

- CALLOS: bueno, estos sí, brutales. Desde luego si no son los mejores que haya comido nunca están muy cerca. Maravillosos, pegajosos, con el picante justo y un cierto dulzor.

- DEGUSTACIÓN DE QUESOS: 6 quesos, se degustan del más suave al más fuerte cada uno con su guarnición. Me fliparon 2 y la infusión de pera y poleo.

- PERAS AL VINO: aromatizado con canela y cítricos, crema de mosto, galleta rota con uva y cebada y un helado de cebada con cerveza negra y vainilla y berros. No me convenció, amargo y astringente

- CASTAÑA: helado de castañas cubierto de gelatina de algarroba, crocante de pan de especias , praliné de castañas, naranja y ajo negro. Mejor que el anterior pero tampoco me convence.

- ARROZ CON LECHE: crujiente base de arroz con polvo de caramelo, crema de leche con anís, confitura de trompeta de los muertos y helado de mandarina. Otro que tan calvo...y mis trompetas no estaban todo lo limpias que deberían.

En cuanto al bebercio, probamos un mosto que mezclan con agua con gas y una sidra. Bien aunque no creo que repita.

En definitiva muchos altibajos, con platos que sí tomaría de nuevo (sopa, sandwich, mollejas y callos), otros que pasan sin pena ni glora (chiprirón, albóndiga, profiterol y pollo) y otros que ni de gratis (kale, pera, castaña y arroz con leche)

La RCP sigue siendo estupenda (58 euros el Menú XL) y no ha variado nada en 2 años, pero esta vez la combinación de sabores en algunos platos me ha dejado bastante plof.

Probablemente pueda volver, pero dentro de mucho y no será desde luego un Enero.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
MARZO 2015 - 5 ESTRELLAS - Cocina de autor, ecológica con una inmejorable relación calidad-precio.

Restaurante de decoración más que sobria, que no tiene más de 6 mesas, una pequeña leñera y una chimenea. Su filosofía se basa en una cocina de autor, con ingredientes obtenidos de la zona, de temporada, apostando por lo natural y ecológico (vinos y cervezas incluídos).

Gracias a esto, el precio de los menús degustación (no tienen carta) es realmente comedido. Confeccionan 3 cada semana: corto, largo y extralargo, de precio entre los 38 y 56 euros. Ofrecen además una opción de maridaje muy interesante entre 17 y 22 euros según el menú escogido.

Empezamos nuestra comida con la idea del menú corto sin maridaje; era un día entre semana y la idea era conseguir volver a Madrid a trabajar por la tarde. Ilusos. El disfrute era tal que terminamos ampliando el menú al largo, con una carne y un postre más que el corto.

Ver descripción completa en lesamp.tumblr.com/post/112047386420/montia

etiquetas: , , , ,

Dstage

+34 917 02 15 86

Calle Regueros,8 <m> Chueca 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 194 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Superando recuerdos

me encanta, uno de mis favoritos

¡Ohhhhhh si! He vuelto. Dos años largos he tardado, que se dice pronto.

En Enero de este año empecé a buscar para reservar en Dstage sabía Dios para qué fecha. La primera que encontramos disponible y nos venía bien a todos (complicado dado que ahora no abre los fines de semana) fue un viernes a comer en Abril, es decir, a 3 meses vista.

“Ojipeando” precios para informar a mis compis de la dolorosa, vi que no han variado en estos años: el corto sigue a 88 y el largo a 114; sin embargo, sí lo han hecho la cantidad de platos que lo componen, estando ahora compuestos por un plato menos (que te he pillado Diego…)

El local sigue igualito: sin cartel a la entrada ni nada que lo diferencie, con un interior de estilo neoyorkino industrial, con paredes de ladrillo visto, techos altos, elementos metálicos como las tuberías a la vista y madera en suelo y mesas.

El menú, como siempre, transcurre en las 3 estancias del local:

- En la recepción, y como aperitivo: Navajas con dashi de apio, café y leche de almendras: El dashi en la cocina nipona es algo así como un fondo en la cocina europea (el típico caldito). Se prepara un caldo con el alga kombu o a base de algún pescado o incluso setas, vamos, como en los caldos de casa, que cada uno lo hace como mejor le parece.

Se sirven las navajas acompañadas con una finísima crema de almendras y una gotita de café sobre una cama de algas y el espectáculo que le confiere el “humo” del hielo seco.

Una sensación muy fresca en la que todos los sabores están bien equilibrados, de esto que te puedes comer un kilo sin darte cuenta.

A continuación y ya con el estómago impaciente de más, aparece un camererete que nos pregunta qué menú querremos degustar. Vamos, que nos miramos los allí presentes con ojitos golosos…y….clarísimo lo teníamos, iba a ser el largo.

Pasamos entonces de la recepción a la barra tras la que se encuentran todos los cocineros, y ahí, como uno más, Diego Guerrero.

- Cebiche de carabinero: Lo van preparando al momento delante de uno mismo, colocando el producto directamente sobre la piedra de sal, lo que le aporta ya el puntito salado justo, y se emplata sobre una hoja de plátano, no comestible, pero que nos permite llevarnos el cebiche a la boca.

Carabinero picadito que aliñan con aceite de oliva y la sal de la propia placa, cilantro, cebolla tierna, leche de tigre a base de salsa de soja, pescado, lima…, una salsa hecha con la cabeza del carabinero y emulsionada con aceite y ají rocoto que le da un pelín de picante, cebolla frita que aporta crujiente y terminan con una lima australiana “finger lime” que es de lo más curioso de ver: por fuera es como una pequeña lima alargada cuya pulpa tiene forma de unas pequeñas bolitas.

Este bocado se acompaña con unos chupitos de agua de Jaimaca: que no es más que una influsion de Flor de Hibisco con jengibre, y como era viernes y estábamos casi en fin de semana, un chorrito de ron y sal y lima en el borde del vasito.

Tremendo de bueno es poco.

Y ahora sí que sí, pasamos a la mesa.

- La secuencia del Pandan:

Pandan radish y Té Pandan: Nos explican que Diego Guerrero ha estado en Tailandia este verano (fíjate, como yo…cuantas cosas en común jajaja) y de allí se ha traído esta hoja tan aromática.

La secuencia del pandan se divide en 2 actos. El primero es un bocado frío con la base crujiente de una hoja de pandan y un cremoso helado de leche de búfala, que, puede que exagere o puede que no, es lo más delicioso que he probado; se acompaña de una infusión hecha también de hoja de Pandan con un sabor fresco y muy sutil que potencia aún más todos los sabores del primer bocado.

El segundo acto viene representado por un mochi: que plasma por completo los sabores de Tailandia: coco asado, lima kaffir, citronella y hoja de pandan.

El mochi es un “pastelito” hecho con la masa resultante de machacar a base de bien un tipo de arroz glutinoso, y admite rellenos tanto dulces como salados, en nuestro caso, los mencionados anteriormente. Su textura al tacto es muy delicada y en la boca algo gomosa pero muy ligera.
Que maravilla.

- Es ahora cuando viene el servicio de pan: de sésamo, quinoa, trigo a la piedra o de nueces e higos.

- Atún, toffee “foiesabi”: Emplatan un lomo de atún rojo sobre el que rallan en el momento radish de wasabi (la raíz del wasabi pura y dura) mientras nos explican que no tiene nada que ver con la pasta de wasabi que comemos en con el típico sushi y que este, en vez de picar mucho, pica solamente muchísimo.

La idea es comer el plato tal y como Diego ha querido, con esta cantidad de picante wasabi, y nos prometen que si en un primer bocadito no somos capaces de soportarlo nos lo cambiarán por otra cosa.

Sólo diré que nada es lo que parece y que nos lo comimos con pena de terminarlo, como si fuese un tesoro.

post completo en lesamp.tumblr.com/post/143221496275/dstage

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

Visita en Noviembre 2014. Precio menú corto 88€ por 11 platos; y todos y cada uno de ellos excelentes. Lo que es verdad, y lo siento porque las comparaciones son odiosas, es que ciertos platos/preparaciones recuerdan a las que hacía en el Club Allard, pero lo veo normal dado que (no le voy a descubrir nada a nadie) el chef es el mismo. La comida fue toda una experiencia; eso sí, ojo a la hora del aperitivo porque la caña y la coca cola están a precio de sangre de unicornio, 6€. Una vez advertidos, no dejen de ir y reserven con tiempo.
Para ver la descripción completa de los platos: lesamp.tumblr.com/post/114143560690/dstage

etiquetas: , ,

Yanzoo

Este sitio es BRUTAL!!

25 de abril de 2016

spider72

Posiblemente es ahora el mejor de Madrid. Imagino que la segunda estrella caerá en breve. Ya quisieran otros...

25 de abril de 2016

Allô Pizza

+34 913 43 02 53

Calle Doctor Fleming, 44 <m> Cuzco 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 88 personas

ver más pizzerías en Madrid

Si fuese sólo por el tiramisú que hacen me faltan estrellas

está OK

Cena tonta de cualquier día entre semana, un poco de hartura ya de las mismas pizzas de siempre (esto...telepizza, que están bien oiga, pero por variar un poco)
Tamaño de las pizzas limitado a pequeña o grande; la masa es bastante fina y no tan "bollo" como la del telepi (aunque de sabor me gusta más la de este último).

A estas alturas he probado ya la Bianca (sin tomate, sólo quesos, champis, cebolla y nata), la Hawaiana (sí, soy de las que le gustan la pizza de jamón con piña) y la de Rúcula; no tengo queja alguna.

Pero lo que me ha animado a escribir sobre el Allo Pizza es su TIRAMISÚ. Sí, lo pongo en mayúsculas porque es, y aquí me arriesgo pero creo fervientemente que es así, el MEJOR TIRAMISÚ que he comido nunca. Siempre pensé que lo comería en algún restaurante italiano maravilloso pero de momento no es el caso.

Aclaro antes mis gustos sobre este postre: me gusta suave, con un intenso sabor a mascarpone, un sútil aroma a café y un buen chocolate en polvo; dislike los tiramisus que parecen una porción de tarta, que se sostienen por sí solos, o aquellos que lleven licor como para dejar a la pobre Masiel de abstemia. Un buen tiramisú tiene que ser cremoso, venir servido en un vasito o recipiente que "sujete" su cremosidad. Este lo tiene todo. Me lo vendieron tan bien al otro lado del teléfono cuando llamé que no pude decir que no a pedirlo; gracias. Por 3,90 es la mejor inversión que uno pueda hacer. GRACIAS.

etiquetas: , , , , ,

LeSamp

No me cambieis nunca la receta del Tiramisú, pleeeeeaseeee

16 de septiembre de 2016

Evboca Pinchos

+34 915 19 55 64

Calle Pradillo 4 <m> Cruz del Rayo 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 128 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Original y bastante "apañao" a buen precio

me gusta

un check-in aquí

Ya había visitado Evboca en alguna ocasión anterior, un restaurante de pinchos que sale de los típicos, con un precio medio de 15-20€.

Hemos vuelto debido a que ha cambiado su carta practicamente por completo, pero no por ello su rango de precios. Pocos de estos nuevos platos llevan pan, está enfocado a comer más bien de tapas, de raciones pequeñas.

En la nueva carta han conservado el Tigretostón (mejor pincho nacional 2010; pan negro relleno de crema de morcilla, cebolla confitada y crema de queso) y algún plato más aunque con variaciones. Además se curran diariamente unos platos fuera de carta, de agradecer si sueles ir a menudo.

Hay que reconocer que la carta es original, quizá algunos platos son mejorables, pero la presentación trabajada (la vajilla es diferente según el plato, un detalle que por este precio medio es de tener en cuenta) y un servicio más que amable bien se merecen una visita si se está por la zona y la correspondiente recomendación.

Esta vez decidimos probar:

-Gazpacho nipo-manchego: Unas gyozas de conejo al romero, con un caldito ligero y muy sabroso acompañado de setas.

- Sugerencia del día: Magret de pollo a la naranja, Pollo bien jugoso, con salsa de naranja, escabeche suave de cítricos y cous cous. Riquísimo.

- Una hora menos: Papas hervidas con sus respectivos mojos verde y rojo y ajo-jengibre. Más vistoso que otra cosa, pero correcto; la patata bien cocida y los mojos caseros, que siempre es de agradecer.

- Bocata de calamares 2015: Calamarcitos crujientes con brotes y salsa afrutada (mango quizá) dentro de un pan pintado con tinta de calamar. Salvo por el pan, que nos habría gustado más tostado, muy bueno.

Y de postres:
- Roger Rabbit: Su versión de la típica tarta de zanahoria. Helado de nuez, bizcochitos ligeros de zanahoria con nueces y espuma de zanahoria. Mucho ruido pero pocas nueces.

- Mil y una noches: ver opinion completa en lesamp.tumblr.com/post/124565913770/evboca

etiquetas: , , , ,

Perrachica

+34 917 37 77 75

Calle Eloy Gonzalo 10 <m> Quevedo 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 70 personas

ver más restaurantes cocina mediterránea en Madrid

¿Para cuando las 2,5 estrellas?

está OK

(No le puedo poner 2 estrellas de "no me gusta" porque es un sitio al que volvería si la ocasión lo requiriese, pero tampoco creo que se merezca las 3)

Bajabragas.

Sí. Así es como nos definió este sitio el hermano de uno de los comensales. No en plan -qué buena la comida- o -qué local tan bonito- o -cuánta gente guapa- No. Bajabragas. No estoy muy en la onda de los tempranos tuentiagers pero me hago una idea de lo que quiso decir.

Otro nuevo del grupo Larrumba. Había que probarlo simplemente por conocer ya el resto y no dejar este atrás. Como cuando te ves la nueva película de la saga Saw (sí, van a sacar Saw 8) porque te has visto las otras 7, y la 7 la viste porque te habías visto las otras 6…y así sucesivamente.

Así que reservamos un viernes, 25 de diciembre (fun fun fun) con idea de cenar y empezar ahí la noche. Reserva para 3.

Antaño era una sucursal de banco pero ni rastro: la primera impresión al entrar es “bonito es poco”. Entra por los ojos. Ayuda también la terraza en la entrada, cerrada con una enorme cristalera, estilo invernadero y que habilitan para fumadores, que casi te da pena hasta no fumar. Preside la entrada una zona de sofás y una gran barra central alrededor de la cual se colocan las mesas a diferentes alturas.

La carta muy del estilo del grupo Larrumba, aunque esta con algún precio más elevado de lo que acostumbra (24 por unos canelones de pato o por el lomo de cebón, que espero que estén para morirse).

Nada más sentarte, traen una jarra de agua for free. Mira, mini punto.

A compartir entre 3 pedimos:

- Huevo poché salsa de boletus y trufa rallada: puesto que lo pedimos para compartir, le preguntamos a la camarera si nos lo podía servir en un plato en vez de en bote pues nos sería más fácil el cuchareo. Y voilá! nos sirvió un huevo poché sí, pero el de parmentier de patata y no el de boletus. Al reclamarle su error se limitó a mirarme como vaca que mira pasar un tren y no atisbé intención alguna de cambiarnos el plato por lo que realmente habíamos pedido. OLE TÚ, MAJA. El huevo y la parmentier además estaban fríos; al comentárselo nos dijo que perdía temperatura por servirlo en plato y no en el vasito típico.

Habría pasado todo esto por alto si el plato hubiese sido una delicia, pero no fue el caso. De sabor muy soso: parmentier muy plana y aceite de trufa más bien poco o nada, aunque he de decir que el huevo sí que estaba en su punto.

- Ventresca de atún, parmesano, tomate rosa y pimiento rojo asado: Muy buena. Tomate pelado, terso y con sabor; los pimientos bien asados; buena ventresca y parmesano en lascas.

- Tiradito de vieiras y lubina: de pinta acompaña poco y de sabor tampoco mejora. Debe ser que el pescado lo han tenido demasiado tiempo marinando en la salsa porque tenía una textura correosa. Este también sosus máximus.

- Tartar de atún rojo: este sí, rico rico. Buen corte, buen atún, aliño suave con sésamo y algas, acompañado de huevito de codorniz, patatas paja y una mayonesa picante de Sriracha al lado para mezclar al gusto.

- Kebab de jarrete con yogur y menta: opinion completa lesamp.tumblr.com/post/139110206090/perrachica

etiquetas: , ,

La comida está Ok; las 4 * es por el entorno. Abren además ahora en Velázquez.

me gusta

Por gracia divina encontramos sitio para cenar aquí a última hora de un viernes.; bueno, gracia divina no, una cancelación.

Para llegar hasta aquí nos iba a hacer falta Google Maps; está escondido en una callejuela rodeada de urbanizaciones y además muy poco señalizado; bien puedes pasar por aquí sin darte cuenta que uno de los caminos que salen lleva a este restaurante. ¿Lo bueno? que se puede aparcar sin problemas y la entrada es precious: un camino de tierra rodeado de árboles.

Con el primer pie que puse me vino un dejavú a estación de esquí. Me vi acabando de esquiar en las pistas de Are con un mono último modelo de Dolce&Gabanna, unos aprés-ski de Dior y gorro de esos estilo ruso, muy en plan Victoria de Suecia ¿Soy yo la única que está hasta los farolillos del calor y necesita dosis altas en vena de montaña y nieve? Entrar no hizo más que reafirmar mi teoría: una cabaña con toque sueco rodeada de un jardín de encinas. Así como en medio de la nada.

La carta va muy acorde con el rollo y ofrece algunos platos suecos típicos. Yo habría probado la fondue o la raclette, pero es verdad que para cenar y siendo viernes, terminar con la tripa llena de quesete igual no es muy buena opción. Me lo apunto para venir al medio día y poder disfrutar así también del jardín que se ve a través de su cristalera.

Para empezar sirven un cesto de pan con pan blanco, de semillas, y laminado con orégano y sal y una botella de aceite. Mi favorito, el laminado con orégano a sal que sabe a focaccia.

Y para compartir pedimos:

- Toast skagen: Tosta de gambas del mercado de Estocolmo. Sabe al típico cocktail de marisco con eneldo (pero bien además), gambas y huevas de salmón sobre pan tostado.

- Moules a la creme avec frites: Mejillones a la crema con guarnición de patatas fritas. Muy típico en los países nórdicos. Los mejillones estaban muy buenos, no así las patatas fritas, chiclosas, que llevaban hechas ya un rato considerable.

- Calamares de potera rebozados: Brutales. Rebozado finísimo.

- Souflé de queso: con Gouda y parmesano. Intenso sabor, muy suave y esponjoso.

- Alaskan king crab leg: Una señora pata de cangrejo de Alaska para 2 personas. El tamaño de este tipo de cangrejo asustaría al mismísimo Poseidón, una barbaridad.
La pata, bien chichuda, viene rota por debajo y se acompaña con salsa de ajo, mayonesa con hierbas y patatas asadas. La pega es que nadie te explica como comértelo, es decir, no encontré relación alguna entre la guarnición y el cangrejo ¿por qué las patatas? ¿es típico de allí ponerle guarnición de patata a todo?

- Sopa de cebolla: Cebolla con un toque caramelizada. Muy bien de sabor pero mucho pan y poco caldo.

- Huevo escalfado con espuma de patata y caviar de trufa: opinión completa lesamp.tumblr.com/post/138480086870/caba%C3%B1a-marconi

etiquetas: , , , ,

La Mordida de Bernabeu

+34 910 25 92 93

Avenida del Brasil 6 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 3 personas

ver más restaurantes mexicanos en Madrid

El Vips mejicano

está OK

Pues eso...como estar en un Vips pero de comida mejicana.

Aparecimos 4 aquí a cenar una noche de lunes cualquiera, sin reserva ni ná. La idea era encontrar algún restaurante apto para celiacos, y este es el caso.

Este local en particular tiene una zona interior con 2 plantas y terraza para el verano; además tienen otros locales situados por Fuencarral, Ópera, Chueca, Retiro y Princesa, algunos más adecuados para grupos grandes, otros más recogiditos y otros son sólo taquerías. Se puede consultar las características de cada uno en su página web.

Si os va además el rollo mariachi ofrecen música en directo algunos días dependiendo del local; en este caso, el del Bernabeu son los viernes a las 22 y los domingos a las 14:30.

¿La carta? en nuestro caso con un precio medio de 15€; fajitas, tacos, nachos, enchiladas, alambre… pero con algunas sopas (like), ensaladas y ¡ojoaldato! mi querido huitlacoche. Además, en la carta especial para Celiacos, se especifica la cantidad de picante que lleva cada plato con un medidor de guindillas, que va muy bien para los anti-picante.

Para beber pedimos una jarra de Margarita de limón: bien sin más con el detallito de mojar el borde de las copas con azúcar.

Y ya desde el principio sirven 3 cuencos con salsas con diferentes niveles de picante (nada, algo, o infierno)

Nosotros pedimos para compartir:

- Nachos con guacamole: Totopos de maíz con frijoles refritos, pico de gallo (dados de tomate y cebolla), queso fundido y guacamole. Al principio se comen medio bien, pero en cuanto se quedan un poco menos calientes se nos hizo algo de bola.

- Puntas de huitlacoche: Media ración. Con este plato me llevé el amor del camarero; nadie que no sea un medio freak de la cocina conoce/gusta el huitlacoche. Sirven ternera troceada en salsa de este riquísimo hongo cuya característica principal es que crece pegado al maíz, para rellenar las tortitas y hacerte así el taco. El caso es que fui al final la única que se zampó este plato. Soy una incomprendida.

- Fajitas mixtas: opinión completa lesamp.tumblr.com/post/138155312700/la-mordida

etiquetas: , , , , ,

Ikura Sushi Bar

+34 913 59 98 63

Calle de Costa Rica 22 <m> Colombia 8 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 186 personas

ver más restaurantes asiáticos en Madrid

Y no me canso de volver

me gusta

Cuando empecé a comer sushi hace ya varios años, muchos años, fue gracias a mi madre, a la que le endosaron una bandeja de sushi preparado en el supermercado, y descubrí que aquello tenía su gracia.
Años más tarde, recuerdo con horror semejantes bandejas de sushi preparado esperando en la sección de refrigerados del súper, tiesas de frío, de precio elevado, que a día de hoy me saben a plástico.

Uno de los restaurante que me hizo en su día saborear las mieles japo y decir nuncamais a eso que venden en los supermercados fue este. Dentro de una liga media de precios (35€), este es uno de mis favoritos; claro que podría comer en 99 Sushi bar o el Kabuki del Wellington todos los días pero para mi desgracia no tengo el "sueldo" de las Kardashian.

El restaurante está en la calle Costa Rica y hay otro en Modesto Lafuente. La diferencia entre estos 2 radica en que el primero no cuenta con salida de humos, por lo que no prepara los pocos platos calientes que tienen en carta. Este tiene literalmente 6 mesas para 2 comensales y una barra a mano izquierda donde se puede ver cómo el cocinero prepara el sushi al momento.

En verano además habilitan una terraza.

Ofrecen también comida para llevar/recoger, lo que en caso del de Costa Rica, es una ventaja dado el reducido espacio del que disponen.

- De aperitivo sirven unas judías edamame templadas, aliñadas con soja y cristales de sal: pese a ser tan básicas, están espectaculares.

La carta ofrece desde las preparaciones más básicas como Hosomakis de salmón o aguacate, hasta las más originales como son los Gunkan de yema pochada, con huevas, jamón serrano y trufa. Ahora además ofrecen menús entre semana en comidas y cenas entre 15-20 euros.

A compartir entre 2 pedimos:

- Ensalada Wakame: Un clásico. Algas aliñadas con salsa de soja, vinagre de arroz, limón, azúcar y sesámo con un toque de picante. Muy bien preparadas. Son obligadas en cualquier restaurante japonés.

- Sashimi 3 clases: El sashimi es básicamente pescado crudo cortado el rodajas de menos de 1cm de espesor. Este venía con atún, salmón y pez mantequilla, acompañado de rábano rallado. Se acompaña con un cuenquito de salsa de soja y algo de wasabi. No sabría decir cual nos gustó más; los 3 estaban mantecosos, se deshacían en la boca.

- Futomaki spicy vieiras: Esta preparación consiste en arroz con un relleno variado, envuelto normalmente con alga nori. En nuestro caso era una lámina de arroz salpicada con sésamo blanco y negro, que envolvía el arroz relleno de vieira, aguacate, huevas y un toque crujiente que no adivinamos bien qué era pero recordaba a cebolla frita. Delicioso es poco.

- 2 Nigiri de salmón tostado, 2 Gunkan mushi-tamago, 2 Nigiri de foie-mango: opinión completa lesamp.tumblr.com/post/108089721390/ikura-sushi-bar

etiquetas: , , ,

Chantarella

+34 696 97 11 07

Avenida de Alberto Alcocer, 32 - Entrada por Condes del Val,Madrid,España <m> Colombia 8 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 11 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Nuevo en la zona

LeSamp lo descubrió en enero de 2016

está OK

es quien más ha ido (2)

En lo que hasta hace poco era el restaurante asiático Thai Chi, ha abierto el restaurante Chantarella, el mismito que estaba antaño en la calle Doctor Fleming.

Han mantenido muchos platos de la carta del antiguo local y otros con algunas variaciones. Tienen platos ideales para compartir, ensaladas, arroces, carnes, pescados y recomendaciones especiales con posibilidad de pedir ½ ración de algunos. La carta de bebidas en relación a bodega está aún poco floja. Eché en falta además en la carta, alguna sopa o crema, que en estas fechas no estaría de más (sí tienen, por ejemplo, salmorejo, que no es algo que con este fresco vaya buscando en una carta de restaurante)

En una cena de un martes cualquiera probamos:

- Pincho de tortilla de patata: cortesía de la casa, con cebolla caramelizada. Increíble de buena; nada de mazacote, líquida en el interior con la patata perfectamente cocinada y el dulcecito justo de la cebolla caramelizada. Los picos con los que se acompaña también muy buenos.

- Alcachofas fritas con salsa romesco: medios corazones de alcachofa fritos, con picadito de jamón y acompañados por salsa romesco que recuerda casi más a un salmorejo, pero bueno en su conjunto.

Raviolis de pato con escabeche de miel y piña fresca: estos hay que pedirlos si o si. La pasta del ravioli es muy fina, bien cocida, el pato queda jugoso gracias a un suave escabeche que contrasta con el dulce de la miel y la piña fresca. Son un SI mayor.

Opinión completa: lesamp.tumblr.com/post/137225672965/chantarella

etiquetas: , , ,

Macadamia

+34 911 69 75 77

Calle María de Molina 50 F <m> Avenida de América 4 6 7 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 39 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Si lo sé vengo antes

me gusta

Para una noche de sábado buscaba algún sitio que fuese bueno, bonito y barato (hola cuesta de enero). Buscando en Clubkviar encontré Macadamia, con bastantes buenas críticas y que además, a eso de las 12, se transforma en la discoteca Graf, lo que lo hizo perfecto ante posibles indecisiones sobre dónde continuar la noche.

Aun así, no venía muy convencida, pensando que podría ser uno de estos sitios de postureo tan cuquis que se llevan ahora en los que la comida es algo secundario, pero ni mucho menos.

Reserva a las 22 horas para 6 personas. Hasta que llegamos todos nos dieron las 11 de la noche (sí, somos unos impresentables) pero no nos pusieron problema alguno. Un punto a favor es que tienen aparcacoches, por lo que no hay necesidad de estar media hora dando vueltas a la manzana en busca del sitio perdido.

El ambiente podría definirlo como “todo guapos vestidos de muy guapos” en un local con estilo neoyorquino.

A compartir entre los 6 pedimos 12 platos:

- Ceviche de corvina: Bien aliñado y picantito. Este me lo habría comido yo sola la mar de a gusto.

- Dim Sum de Codorniz y foie: Algo secos pese a untarlos bien en la salsa con la que se acompañan que les va al pelo.

- Ensalada de tataki de atún y alga Hifiki: Taco de atún marcado y laminado, sobre algas, fideos de calabacín y tomate. Riquísimo; el conjunto muy jugoso.

- Maki de carabinero y aguacate: Maki de langostino crudo con aguacate, acompañados con salsa de soja y otra de wasabi. No son de los mejores que he comido pero tampoco son ni mucho menos los peores.

- Risotto de boletus, trufa y parmesano: por ponerle un "pero" el arroz estaba demasiado caldoso para ser un risotto, pero de sabor estaba muy sabroso.

- Magret de pato: con chutney de manzana y reducción de vino tinto, fue el plato estrella. Tanto nos gustó que pedimos 2. El magret con una costra exterior crujiente y jugoso en el interior. A por este vuelvo.

- Pez mantequilla: opinión completa lesamp.tumblr.com/post/137102515450/macadamia

etiquetas: , , , ,