93 sitios, 31 siguiendo, 52 seguidores, 19 descubiertos, 124 check-ins, 2.272 visitas

No me gustan las croquetas

LeSamp

mostrando 17 sitios

Boho Bar

+34 915 32 41 54

Calle Colmenares, 13 <m> Chueca 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 18 personas

ver más restaurantes cocina internacional en Madrid

Divertidillo

está OK

Cena de saturday night y a lo loco para 3.
Local monín para reuniones informales, estilo hippie-chic, con una chimenea a la entrada alrededor de la cual se puede comer, mesas de buen tamaño aunque alguna hay ahí para 2 bien arrejuntada y algún que otro columpio a modo de asiento que te deja los pies colganderos.

En cuanto a la comida, carta con base mediterránea con guiños a Marruecos, India y Tailandia y precios que en ningún caso superan los 20 euros; en nuestro caso salvo un plato, el resto bastante decente y comestible con gusto; también carta de cocktails y combinados que últimamente es lo más de lo más y hace que cuenta te pueda subir un pico.

A compartir entre los 3:

- Crema de queso con hierbas: aperitivo de la casa, untuoso y bien rico

- Pinchos morunos: Tres brochetas de pollo aliñadas con especias Ras al hanout y para acompañar salsas de mojo verde a base de cilantro, harissa y yogur con menta.Bastante buenas; pollo jugoso y Ras al Hanout no excesivamente fuerte. Podría repetir.

- Chipirones con risotto de quinoa en su tinta: Venía yo de “El Invernadero de Rodrigo de la Calle” de comer el mejor risotto de quinoa de mi vida y ya pensaba yo que todo el monte es orégano. Y resulta que no, que el quinotto no se hace con la gorra. Mención a parte de unos chipirones blandurrios, la quinoa estaba pasada de cocción y fatalmente ligada con la tinta de calamar. Never again.

- Albóndigas con curry: Definitivamente el pollo es lo suyo. Albóndigas tiernas con una salsa sabrosa de curry y coco acompañado de arroz jazmín.

- Ceviche de corvina: Dados de corvina con leche de tigre de maracuyá, choclos (maíz) batata y brotes. Bastante decente y dulcecito.

- De postre coulant de chocolate: lo hacen además sin gluten y está igual de rico. Cremoso con el interior bien líquido y acompañado con helado de violeta.

Por persona pagamos 38 debido a la ingesta de 3cocktails que ni fu ni fa(8€/each) y un ron cola así como para bajar la comida. Intuyo que sin bebercio after-dinner pueda salir por unos veintilargos.

etiquetas: , ,

Dstage

+34 917 02 15 86

Calle Regueros,8 <m> Chueca 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 194 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Superando recuerdos

me encanta, uno de mis favoritos

¡Ohhhhhh si! He vuelto. Dos años largos he tardado, que se dice pronto.

En Enero de este año empecé a buscar para reservar en Dstage sabía Dios para qué fecha. La primera que encontramos disponible y nos venía bien a todos (complicado dado que ahora no abre los fines de semana) fue un viernes a comer en Abril, es decir, a 3 meses vista.

“Ojipeando” precios para informar a mis compis de la dolorosa, vi que no han variado en estos años: el corto sigue a 88 y el largo a 114; sin embargo, sí lo han hecho la cantidad de platos que lo componen, estando ahora compuestos por un plato menos (que te he pillado Diego…)

El local sigue igualito: sin cartel a la entrada ni nada que lo diferencie, con un interior de estilo neoyorkino industrial, con paredes de ladrillo visto, techos altos, elementos metálicos como las tuberías a la vista y madera en suelo y mesas.

El menú, como siempre, transcurre en las 3 estancias del local:

- En la recepción, y como aperitivo: Navajas con dashi de apio, café y leche de almendras: El dashi en la cocina nipona es algo así como un fondo en la cocina europea (el típico caldito). Se prepara un caldo con el alga kombu o a base de algún pescado o incluso setas, vamos, como en los caldos de casa, que cada uno lo hace como mejor le parece.

Se sirven las navajas acompañadas con una finísima crema de almendras y una gotita de café sobre una cama de algas y el espectáculo que le confiere el “humo” del hielo seco.

Una sensación muy fresca en la que todos los sabores están bien equilibrados, de esto que te puedes comer un kilo sin darte cuenta.

A continuación y ya con el estómago impaciente de más, aparece un camererete que nos pregunta qué menú querremos degustar. Vamos, que nos miramos los allí presentes con ojitos golosos…y….clarísimo lo teníamos, iba a ser el largo.

Pasamos entonces de la recepción a la barra tras la que se encuentran todos los cocineros, y ahí, como uno más, Diego Guerrero.

- Cebiche de carabinero: Lo van preparando al momento delante de uno mismo, colocando el producto directamente sobre la piedra de sal, lo que le aporta ya el puntito salado justo, y se emplata sobre una hoja de plátano, no comestible, pero que nos permite llevarnos el cebiche a la boca.

Carabinero picadito que aliñan con aceite de oliva y la sal de la propia placa, cilantro, cebolla tierna, leche de tigre a base de salsa de soja, pescado, lima…, una salsa hecha con la cabeza del carabinero y emulsionada con aceite y ají rocoto que le da un pelín de picante, cebolla frita que aporta crujiente y terminan con una lima australiana “finger lime” que es de lo más curioso de ver: por fuera es como una pequeña lima alargada cuya pulpa tiene forma de unas pequeñas bolitas.

Este bocado se acompaña con unos chupitos de agua de Jaimaca: que no es más que una influsion de Flor de Hibisco con jengibre, y como era viernes y estábamos casi en fin de semana, un chorrito de ron y sal y lima en el borde del vasito.

Tremendo de bueno es poco.

Y ahora sí que sí, pasamos a la mesa.

- La secuencia del Pandan:

Pandan radish y Té Pandan: Nos explican que Diego Guerrero ha estado en Tailandia este verano (fíjate, como yo…cuantas cosas en común jajaja) y de allí se ha traído esta hoja tan aromática.

La secuencia del pandan se divide en 2 actos. El primero es un bocado frío con la base crujiente de una hoja de pandan y un cremoso helado de leche de búfala, que, puede que exagere o puede que no, es lo más delicioso que he probado; se acompaña de una infusión hecha también de hoja de Pandan con un sabor fresco y muy sutil que potencia aún más todos los sabores del primer bocado.

El segundo acto viene representado por un mochi: que plasma por completo los sabores de Tailandia: coco asado, lima kaffir, citronella y hoja de pandan.

El mochi es un “pastelito” hecho con la masa resultante de machacar a base de bien un tipo de arroz glutinoso, y admite rellenos tanto dulces como salados, en nuestro caso, los mencionados anteriormente. Su textura al tacto es muy delicada y en la boca algo gomosa pero muy ligera.
Que maravilla.

- Es ahora cuando viene el servicio de pan: de sésamo, quinoa, trigo a la piedra o de nueces e higos.

- Atún, toffee “foiesabi”: Emplatan un lomo de atún rojo sobre el que rallan en el momento radish de wasabi (la raíz del wasabi pura y dura) mientras nos explican que no tiene nada que ver con la pasta de wasabi que comemos en con el típico sushi y que este, en vez de picar mucho, pica solamente muchísimo.

La idea es comer el plato tal y como Diego ha querido, con esta cantidad de picante wasabi, y nos prometen que si en un primer bocadito no somos capaces de soportarlo nos lo cambiarán por otra cosa.

Sólo diré que nada es lo que parece y que nos lo comimos con pena de terminarlo, como si fuese un tesoro.

post completo en lesamp.tumblr.com/post/143221496275/dstage

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

Visita en Noviembre 2014. Precio menú corto 88€ por 11 platos; y todos y cada uno de ellos excelentes. Lo que es verdad, y lo siento porque las comparaciones son odiosas, es que ciertos platos/preparaciones recuerdan a las que hacía en el Club Allard, pero lo veo normal dado que (no le voy a descubrir nada a nadie) el chef es el mismo. La comida fue toda una experiencia; eso sí, ojo a la hora del aperitivo porque la caña y la coca cola están a precio de sangre de unicornio, 6€. Una vez advertidos, no dejen de ir y reserven con tiempo.
Para ver la descripción completa de los platos: lesamp.tumblr.com/post/114143560690/dstage

etiquetas: , ,

Yanzoo

Este sitio es BRUTAL!!

25 de abril de 2016

spider72

Posiblemente es ahora el mejor de Madrid. Imagino que la segunda estrella caerá en breve. Ya quisieran otros...

25 de abril de 2016

Evboca Pinchos

+34 915 19 55 64

Calle Pradillo 4 <m> Cruz del Rayo 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 128 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Original y bastante "apañao" a buen precio

me gusta

un check-in aquí

Ya había visitado Evboca en alguna ocasión anterior, un restaurante de pinchos que sale de los típicos, con un precio medio de 15-20€.

Hemos vuelto debido a que ha cambiado su carta practicamente por completo, pero no por ello su rango de precios. Pocos de estos nuevos platos llevan pan, está enfocado a comer más bien de tapas, de raciones pequeñas.

En la nueva carta han conservado el Tigretostón (mejor pincho nacional 2010; pan negro relleno de crema de morcilla, cebolla confitada y crema de queso) y algún plato más aunque con variaciones. Además se curran diariamente unos platos fuera de carta, de agradecer si sueles ir a menudo.

Hay que reconocer que la carta es original, quizá algunos platos son mejorables, pero la presentación trabajada (la vajilla es diferente según el plato, un detalle que por este precio medio es de tener en cuenta) y un servicio más que amable bien se merecen una visita si se está por la zona y la correspondiente recomendación.

Esta vez decidimos probar:

-Gazpacho nipo-manchego: Unas gyozas de conejo al romero, con un caldito ligero y muy sabroso acompañado de setas.

- Sugerencia del día: Magret de pollo a la naranja, Pollo bien jugoso, con salsa de naranja, escabeche suave de cítricos y cous cous. Riquísimo.

- Una hora menos: Papas hervidas con sus respectivos mojos verde y rojo y ajo-jengibre. Más vistoso que otra cosa, pero correcto; la patata bien cocida y los mojos caseros, que siempre es de agradecer.

- Bocata de calamares 2015: Calamarcitos crujientes con brotes y salsa afrutada (mango quizá) dentro de un pan pintado con tinta de calamar. Salvo por el pan, que nos habría gustado más tostado, muy bueno.

Y de postres:
- Roger Rabbit: Su versión de la típica tarta de zanahoria. Helado de nuez, bizcochitos ligeros de zanahoria con nueces y espuma de zanahoria. Mucho ruido pero pocas nueces.

- Mil y una noches: ver opinion completa en lesamp.tumblr.com/post/124565913770/evboca

etiquetas: , , , ,

La comida está Ok; las 4 * es por el entorno. Abren además ahora en Velázquez.

me gusta

Por gracia divina encontramos sitio para cenar aquí a última hora de un viernes.; bueno, gracia divina no, una cancelación.

Para llegar hasta aquí nos iba a hacer falta Google Maps; está escondido en una callejuela rodeada de urbanizaciones y además muy poco señalizado; bien puedes pasar por aquí sin darte cuenta que uno de los caminos que salen lleva a este restaurante. ¿Lo bueno? que se puede aparcar sin problemas y la entrada es precious: un camino de tierra rodeado de árboles.

Con el primer pie que puse me vino un dejavú a estación de esquí. Me vi acabando de esquiar en las pistas de Are con un mono último modelo de Dolce&Gabanna, unos aprés-ski de Dior y gorro de esos estilo ruso, muy en plan Victoria de Suecia ¿Soy yo la única que está hasta los farolillos del calor y necesita dosis altas en vena de montaña y nieve? Entrar no hizo más que reafirmar mi teoría: una cabaña con toque sueco rodeada de un jardín de encinas. Así como en medio de la nada.

La carta va muy acorde con el rollo y ofrece algunos platos suecos típicos. Yo habría probado la fondue o la raclette, pero es verdad que para cenar y siendo viernes, terminar con la tripa llena de quesete igual no es muy buena opción. Me lo apunto para venir al medio día y poder disfrutar así también del jardín que se ve a través de su cristalera.

Para empezar sirven un cesto de pan con pan blanco, de semillas, y laminado con orégano y sal y una botella de aceite. Mi favorito, el laminado con orégano a sal que sabe a focaccia.

Y para compartir pedimos:

- Toast skagen: Tosta de gambas del mercado de Estocolmo. Sabe al típico cocktail de marisco con eneldo (pero bien además), gambas y huevas de salmón sobre pan tostado.

- Moules a la creme avec frites: Mejillones a la crema con guarnición de patatas fritas. Muy típico en los países nórdicos. Los mejillones estaban muy buenos, no así las patatas fritas, chiclosas, que llevaban hechas ya un rato considerable.

- Calamares de potera rebozados: Brutales. Rebozado finísimo.

- Souflé de queso: con Gouda y parmesano. Intenso sabor, muy suave y esponjoso.

- Alaskan king crab leg: Una señora pata de cangrejo de Alaska para 2 personas. El tamaño de este tipo de cangrejo asustaría al mismísimo Poseidón, una barbaridad.
La pata, bien chichuda, viene rota por debajo y se acompaña con salsa de ajo, mayonesa con hierbas y patatas asadas. La pega es que nadie te explica como comértelo, es decir, no encontré relación alguna entre la guarnición y el cangrejo ¿por qué las patatas? ¿es típico de allí ponerle guarnición de patata a todo?

- Sopa de cebolla: Cebolla con un toque caramelizada. Muy bien de sabor pero mucho pan y poco caldo.

- Huevo escalfado con espuma de patata y caviar de trufa: opinión completa lesamp.tumblr.com/post/138480086870/caba%C3%B1a-marconi

etiquetas: , , , ,

Chantarella

+34 696 97 11 07

Avenida de Alberto Alcocer, 32 - Entrada por Condes del Val,Madrid,España <m> Colombia 8 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 11 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Nuevo en la zona

LeSamp lo descubrió en enero de 2016

está OK

es quien más ha ido (2)

En lo que hasta hace poco era el restaurante asiático Thai Chi, ha abierto el restaurante Chantarella, el mismito que estaba antaño en la calle Doctor Fleming.

Han mantenido muchos platos de la carta del antiguo local y otros con algunas variaciones. Tienen platos ideales para compartir, ensaladas, arroces, carnes, pescados y recomendaciones especiales con posibilidad de pedir ½ ración de algunos. La carta de bebidas en relación a bodega está aún poco floja. Eché en falta además en la carta, alguna sopa o crema, que en estas fechas no estaría de más (sí tienen, por ejemplo, salmorejo, que no es algo que con este fresco vaya buscando en una carta de restaurante)

En una cena de un martes cualquiera probamos:

- Pincho de tortilla de patata: cortesía de la casa, con cebolla caramelizada. Increíble de buena; nada de mazacote, líquida en el interior con la patata perfectamente cocinada y el dulcecito justo de la cebolla caramelizada. Los picos con los que se acompaña también muy buenos.

- Alcachofas fritas con salsa romesco: medios corazones de alcachofa fritos, con picadito de jamón y acompañados por salsa romesco que recuerda casi más a un salmorejo, pero bueno en su conjunto.

Raviolis de pato con escabeche de miel y piña fresca: estos hay que pedirlos si o si. La pasta del ravioli es muy fina, bien cocida, el pato queda jugoso gracias a un suave escabeche que contrasta con el dulce de la miel y la piña fresca. Son un SI mayor.

Opinión completa: lesamp.tumblr.com/post/137225672965/chantarella

etiquetas: , , ,

Macadamia

+34 911 69 75 77

Calle María de Molina 50 F <m> Avenida de América 4 6 7 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 39 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Si lo sé vengo antes

me gusta

Para una noche de sábado buscaba algún sitio que fuese bueno, bonito y barato (hola cuesta de enero). Buscando en Clubkviar encontré Macadamia, con bastantes buenas críticas y que además, a eso de las 12, se transforma en la discoteca Graf, lo que lo hizo perfecto ante posibles indecisiones sobre dónde continuar la noche.

Aun así, no venía muy convencida, pensando que podría ser uno de estos sitios de postureo tan cuquis que se llevan ahora en los que la comida es algo secundario, pero ni mucho menos.

Reserva a las 22 horas para 6 personas. Hasta que llegamos todos nos dieron las 11 de la noche (sí, somos unos impresentables) pero no nos pusieron problema alguno. Un punto a favor es que tienen aparcacoches, por lo que no hay necesidad de estar media hora dando vueltas a la manzana en busca del sitio perdido.

El ambiente podría definirlo como “todo guapos vestidos de muy guapos” en un local con estilo neoyorquino.

A compartir entre los 6 pedimos 12 platos:

- Ceviche de corvina: Bien aliñado y picantito. Este me lo habría comido yo sola la mar de a gusto.

- Dim Sum de Codorniz y foie: Algo secos pese a untarlos bien en la salsa con la que se acompañan que les va al pelo.

- Ensalada de tataki de atún y alga Hifiki: Taco de atún marcado y laminado, sobre algas, fideos de calabacín y tomate. Riquísimo; el conjunto muy jugoso.

- Maki de carabinero y aguacate: Maki de langostino crudo con aguacate, acompañados con salsa de soja y otra de wasabi. No son de los mejores que he comido pero tampoco son ni mucho menos los peores.

- Risotto de boletus, trufa y parmesano: por ponerle un "pero" el arroz estaba demasiado caldoso para ser un risotto, pero de sabor estaba muy sabroso.

- Magret de pato: con chutney de manzana y reducción de vino tinto, fue el plato estrella. Tanto nos gustó que pedimos 2. El magret con una costra exterior crujiente y jugoso en el interior. A por este vuelvo.

- Pez mantequilla: opinión completa lesamp.tumblr.com/post/137102515450/macadamia

etiquetas: , , , ,

Poncelet Cheese Bar

+34 913 99 25 50

Calle José Abascal 61 <m> Gregorio Marañón 7 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 401 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Con un quesero dolor...2 estrellas que van. Poca emoción y caro.

no me gusta

Tenía muchas, muchísimas ganas de probar este restaurante. Adoro el queso.
Fuimos un lunes de fiesta en Madrid por lo que no puedo evaluar el nivel de afluencia de gente. Nosotros lo encontramos prácticamente vacío. El local es diáfano y verdaderamente amplio.

Se puede comer de tapas en la barra que tienen a mano derecha nada más entrar o a la carta. Fuimos con Clubkviar...30€ pax, pero sin el descuento y con botella de vino, auguro unos 50.

La carta tiene absolutamente de todo elaborado con queso: carnes, pastas, guisos, verduras y pescados. Tienen también algunos platos sin queso por si a alguien le pareciese too much. Todos los días el maestro quesero elabora una tabla de quesos y nos entregó un papel con las especificaciones del día: origen, nombre e intensidad, entre otros. Al ser la carta tan extensa desechamos esta opción, si bien a día de hoy nos arrepentimos de no haberla pedido...pero 30€ por la tabla nos pareció demasié.

De aperitivo nos sirvieron una crema de queso Zamorano, gotita de melocotón y galleta de queso y diversos tipos de pan con mantequilla de algas.

Pedimos 4 platos a compartir entre 3:

- Esferas fluídas de queso alegranza con carrillera. Esferificaciones de queso canario de leche cruda de cabra bañado con un licuado de espinacas frescas. La idea es comerlo envolviéndo la esfera con una lámina de carrillera ibérica. PERO, y ojo que digo la idea, las bolitas son de mírame y no me toques por lo que recomiendan comerlas con cuchara y rápidamente morder la carrilera. Si se logra hacer se consigue un bocado muy sabroso. Todos los sabores casan a la perfección.

- Falsos gnocchis de queso Zamorano. Aquí patinamos un poco con la elección. La crema del aperitivo era también de queso Zamorano y nos supo a más de lo mismo, si bien creímos que el plato tendría otra estructura. Lo imaginamos más como el típico plato de pasta, donde los gnocchis en vez de ser de patata fuesen de queso y estuviesen nadando en su salsa de tomate y esto eran 4 señoras bolas de queso zamorano asado, de persistencia en boca muy larga; acompañadas de una salsa de tomate aromatizada y bastante reducida, por lo que el conjunto resulta potente.

- Raclette de queso de cabra (para 2 personas). No supimos bien si es que no acertamos con la elección del queso y debimos haber pedido uno de sabor más intenso o si fue la guarnición de patatas y verduritas, pero nos llevamos un chasco. Nos resultó insulso. La patata y el queso son matrimonio obligado, (lloro sólo de pensar en las patatas con gratinado de queso Appenzeller del Tutusaus de Barcelona), y estas patatas con queso de cabra no me dijeron nada. Aún estoy perpleja.

- Centro de cordero “cabecero”. Viene acompañado por bizcochitos salados de queso Tronchón y una emulsión de piquillos confitados. Quizá sea que tengo el paladar hecho al cordero lechal y por eso este no me...no me...o la manera de asarlo con alguna hierba, o el punto algo pasado. Tampoco encontramos relación alguna entre el bizcocho (algo seco pese a la emulsión) y la carne. Más perplejidad.

Y para el postre:
- Macarons de chocolate con queso Stilton. En la carta se puede leer “macarons”, pero lo que te sirven es un señor macaron. Se baña con una crema inglesa en el momento de servir para que el macaron no se rebladezca.

Ver detalle completo en lesamp.tumblr.com/post/103048175145/poncelet-cheese-bar

etiquetas: , , , ,

Arabia Restaurante

+34 915 32 53 21

Calle del Piamonte 12 <m> Chueca 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 256 personas

ver más restaurantes árabes en Madrid

Para repetir siempre

me gusta

un check-in aquí

Restaurante bueno, bonito y barato donde los haya. Y oscuro, muy oscuro.

Es uno de mis favoritos: todo lo de la carta está bueno, la decoración consigue transportarte a Marruecos y el tiquet medio es de unos 15€. No se puede pedir más. El servicio no es precisamente el más amable del mundo, pero es correcto.

Se distribuye en varias zonas. A la entrada a mano izquierda, han elevado una zona con 3 mesas donde comer sentado en el suelo (cuqui si eres elastigirl de los Increíbles), seguido de la zona de mesas corrientes y molientes (no por ser lo más normal es lo más cómodo, las sillas son bastante incómodas) que termina en una especie de reservado amplio donde se disponen más mesas casi al ras del suelo para comer sentado en él; esta última zona es la que más encanto tiene, y quizá la más cómoda por ser un poco más amplia que las anteriores, y tener sobretodo varias capas de cojines.

La carta, que parece las tablas de Daimiel, con un rango de precios entre 5 y 9 euros.
Lo ideal es compartir los platos.

-Hummus: Puré de garbanzos con sésamo y pimentón, en 2 texturas, una más densa y otra en el centro más líquida. Se acompaña con pan de pita árabe. De los mejores que he comido.

- Pepino con crema de yogur a la menta: pepino rallada sobre una crema my ligera de yogur y menta. Plato súper simple pero riquísimo.

- Cous cous calabaza y leche: Un cous cous muy fino, con trozos de calabaza asada, pasas y un susto de coco rallado. Se sirve acompañado por un cuenco de leche templada para que cada uno riegue el cous cous al gusto.

- Y no ha de faltar nunca la Pastela de pollo y almendras: ver opinión completa en lesamp.tumblr.com/post/123643040765/arabia

etiquetas: , , , ,

El Jalapeño

+34 911 42 79 94

Calle Pedro Muguruza, 4 <m> Cuzco 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 42 personas

ver más restaurantes mexicanos en Madrid

Por menos de 20...buena comida, local divertido y camarero excepcional

me gusta

Situado en una pequeña calle por el barrio de Chamartín, encontré un día este restaurante mexicano la típica tarde tonta estirando las piernas. Estaba literalmente abarrotado, lo cual no parecía muy difícil dado que a simple vista disponen sólo de 4 mesas en la entrada; sin embargo, disponen también de sitio en una planta baja.

De decoración muy mejicana: colores muchos y muy alegres. Al entrar se nota un agradable olor a comida casera. Huele que alimenta.

La carta no es especialmente extensa, pero tiene lo necesario y más típico de este tipo de comida: nachos, burritos, tacos, cazuelitas y fajitas entre otros.

Como buenos primerizos, tuvimos que pedir consejo. El camamero encantador no dudó en explicarnos al detalle cada uno de los platos y posibles combinaciones.
Entre otras cosas, nos sugirió que si íbamos con hambre pidiésemos alguno de los menús. Nos decantamos finalmente por compartir entre 2 el Menú A (20€) compuesto de nachos, 3 principales, postre, 2 bebidas y hasta chupito de tequila.

Para acompañar toda la comida, sirven 4 cuencos con diferentes salsas y guarniciones, desde la que pica cero hasta la que hace que se te salten las lágrimas.

- Maxinachos: Nachos con pollo, pico de gallo (tomate y cebolla), guacamole, una salsa especial de la casa y chorizo. Muy sabrosos.

Don't panic tema chorizo: lleva la cantidad justa para levantar el sabor de los nachos pero sin predominar en ningún momento sobre el resto de sabores.

- Quesadilla de pollo con queso: Acompañada de guacamole y más pico de gallo. Recién hecha, rico rico.

- Cochinita pibil: Carne mechada con cebolla roja y guacamole. De sabor intenso y muy sabroso. La cebolla apenas pica y se agradece el frescor del guacamole.

- Alambre: Ternera con rehogado de verduritas y queso gratinado. Como una quesadilla pero algo más gocho.

Para acompañar estos 2 últimos platos, sirven tortitas de maíz:

- Cookie con helado de vainilla y nata: opinion completa en lesamp.tumblr.com/post/112799836480/el-jalapeno-comidas-de-mexico

etiquetas: , , , ,

Marieta

+34 915 75 75 53

Paseo de la Castellana 44,Madrid,España <m> Rubén Darío 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 127 personas

ver más restaurantes cocina mediterránea en Madrid

Vuelves por el conjunto, no por la comida en sí

está OK

En pleno lateral del Paseo de la Castellana, Marieta ocupa un local más que amplio, con diferentes ambientes. Idóneo para tomar algo de manera informal, y/o el primer refrigerio de una noche de fin de semana rodeado de gente tirando a "posh".
Es el típico sitio socorrido para una cena con tus amigas: el local es mono, el servicio es correcto, la comida está mas o menos decente, hay para todos los gustos y por un precio medio de 25-30€.

Fuimos un grupo de 5 un lunes y no puedo decir que cenásemos solos.
Para regar la cena, un Luis Cañas. Una servidora, le da mejor a la jarra de agua.

Pedimos a compartir:

- Burratina con tomate semiseco y pesto: Cremosa y muy bien aliñada. Para compartir entre 5 se queda una ración escasa, pero se habría solucinado pidiendo 2.

- Brandada de bacalao: Se sirve templada con tostadas de pan. Algo tosca e insípida bajo mi punto de vista pero se dejaba comer. Un cestillo con tostadas no habría estado de más.

- Mejillones a la francesa: Mejillones al vapor con una salsa de nata. Se comen como pipas.

- Roastbeef con gratén de patata: El roastbeef fantástico, finito y tierno, pero la ración incluso para 1 es más bien escasa. El gratén de patata no era tal, si no un simple puré de patata que sinceramente no era gran cosa.

- Pizza con mortadela trufada, alcachofas, aceitunas negras y huevo de corral: Lo mejor de la noche. Una base finísima y crujiente, con láminas de mortadela trufada, corazones de alcachofa, trozos de aceituna negra, huevo añadido en el último momento (tema yema no dura = éxito), y rúcula.

De postres:

- ¡Feliz cumpleaños!: Tarta de galletas María y chocolate con leche, decorada con lacasitos. La mismísima que la del Pipa&Co.

- Marieta’s pot cakeMacetita de tiramisú: Muy mona si, pero sabor poco poquito poco.

- Galleta Oreo con helado de stracciatella: ver opinión completa en lesamp.tumblr.com/post/116016485655/marieta

etiquetas: , , ,