51 sitios, 2 siguiendo, 2 seguidores, 13 descubiertos, 573 visitas

+ seguir

le siguen:

Comer, beber, amar... aquí y allá, sin más que desear

Mahouforever

La Ripera

+34 974 48 70 95

Calle El Campanero S/N Panticosa, Huesca provincia, España

guardado por 2 personas

No es "la repera" pero lo cobran de sobra

Mahouforever lo descubrió en enero de 2013

me encanta, uno de mis favoritos

Aunque lo valoro como "me encanta, uno de mis favoritos", porque me encanta ubicación en el precioso pueblo/estación de esquí de Panticosa, y he cenado estupendamente 3 veces en La Ripera en los últimos 4 años, este año, la noche de Reyes 2013, mi pareja y yo tuvimos la sensación de haber sido "semi-engañados" por precio/calidad, servicio apresurado y cuenta final (IVA aparte). Más adelante colgaré la factura y os explicaré porqué. Una lástima, porque el público circundante era bastante aparente, y sin embargo la sensación de engaño estaba latente por los comentarios de las mesas vecinas (un grupo familiar y dos parejas). Un lugar bonito, con una cocina elaborada para lo que hay en la zona, pero pretencioso en precio y servicio.Puede que vuelva con la calculadora en el bolsillo a ver si no me vuelve a defraudar. Insisto: porque es Panticosa y uno va a darse un homenaje. Si no, creo que no valdría la pena.

etiquetas: , ,

Mahouforever

Decía que salí la noche de Reyes 2013 con cierta sensación de que me tomaron el pelo a pesar de ser uno de mis sitios favoritos de Panticosa y del Pirineo Aragonés: cierto es que jamás había probado la carne de Potro Hispano-Bretón, ofrecido en carta en distintos cortes y precios al peso que, por estar donde está, es admisible que lo cobren bien, pero, servir un solomillo de proporciones desmesuradas a ¡¡47 Euros!! para 1 pax me parece querer "vender todo el caballo" a una sola jugada. Su famoso risotto de setas, plato fijo que recordaba mi mujer desde 2009, y que estábamos deseando volver a probar, llegó poco meloso, casi como una paella, y algo soso. Sigo: nos recomendaron pedir el postre a la vez que la comida y el vino, "porque puede tardar ¡40 minutos!", me pareció un mal detalle pero tragamos (ya me lo han hecho en otros sitios, para calcular de antemano el gasto del comensal, y en base a ese cálculo quizá cortar/cobrar la descomunal pieza de solomillo al peso) Y finalmente, el Bombay Sapphire, tuve que volver a pedir al camarero trajera de nuevo la botella para agregar un chorrito más, porque con las prisas en servir el gin-tonic, casi no me echa. Ah, y deben de estar caros los limones en el Valle, porque la corteza que pedí era como la yema de un dedo. Podría seguir con los comentarios de las mesas vecinas coincidiendo con mi opinión... En fin, que salí un tanto decepcionado, ¡con el buen recuerdo que tenía de este sitio...!ver comentario completover comentario completo

21 de enero de 2013