No me gasto mi dinero en vestidos, me lo gasto en restaurantes.

Miss Migas

mostrando 12 sitios

TriCiclo

+34 910 24 47 98

Calle Santa María 28 <m> Antón Martín 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 403 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

TriCiclo es Top

me encanta, uno de mis favoritos

3 check-ins aquí

Septiembre 2017

Tras 5 visitas a Triciclo en sus 4 años de vida se constata que aquí lo hacen muy bien y que están en muy buena forma. El servicio ya es cuidado y va fluido, el sitio ya no tiene esos problemas de sonido que había y todo resulta muy agradable. La carta, con 15 platos fuera de carta esa noche, es muy variada y para todos los gustos y públicos. El producto es cada vez mejor y se cuida cada vez más lo que se compra. Las recetas tanto tradicionales como viajeras, aqui hay fondos y guisos y paladar glotón, gustoso.

Anoche en concreto hicimos un larguísimo menú degustación de celebración de cumpleaños donde destacaron sobretodo el clásico besugo a la madrileña, unas deliciosas pochas con calamar en su tinta y ensalada de pochas con tartar de calamar, los puerros confitados con jugo de tuétano, cigalas y trufa de verano (perfectos) y un arroz de pescado con dorada salvaje, gamba roja y carabinero que, si bien estaba un pelín subido de sal, tenía un sabor y un produtazo que lo aderezaba brutales. También muy buen nivel en el pichón con setas o en el cochinillo confitado y frito, pura melosidad.

Muy muy bien.

Mayo 2016

etiquetas: , , ,

Avelio

Pedazo homenaje te has pegao...

11 de mayo de 2016

La Gabinoteca

+34 913 99 15 00

Calle de Fernández de la Hoz 53 <m> Gregorio Marañón 7 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 451 personas

ver más restaurantes tapas en Madrid

Lakasa de César Martín

+34 915 33 87 15

Plaza Descubridor Diego de Ordás, 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 81 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Neobistrot de cabecera

me gusta

2 check-ins aquí

Ambiente oscuro y espacio moderno connuna zona de barra y otra de mesas bajas y un tanto pegadas es el concepto informal de la cocina de César Martín que se postula como uno de los locales de referencia en la capital para comer producto bien elaborado, sin excesivas florituras y con fundamento.
Mares y montañas, caza, casquería, quesos, pizzas y sugerencias del día de entremezclan en una carta que el propio César define como un recopilatorio de toda su historia desde que comenzó en lo fogones. Él y su segundo se pasean por la sala durante todos los servicios y priman la importancia de tener contacto directo con el comensal, "me invitan a congresos, convenciones y showcookings pero yo tengo que estar aquí, la gente me tiene que ver aquí, quiero que Lakasa sea ese sitio que cuando estás en casa y piensas dónde ir a cenar salte el primero a la mente".
Orgulloso presenta una tabla de quesos galácticos, traídos cada quince días de Francia a través de un afinador galo de alto renombre. Te cuenta la historia de cada uno ayudándose con un iPad y cuando los degustas entiendes su afán porque los pruebes, sublimes todos.
En cuanto a la comida, servida por un equipo ágil, atento y simpatiquísimo que quiere agradar y, además, recomienda muy bien, casi todo está muy bueno, sólo tuvimos un pero.
Fáciles los buñuelos de IDIAZÁBAL que, aunque ricos, tampoco son un bocado superior, quizá lo más flojo de la cena pero bien para comenzar.
Refrescante, aliñada en su punto y con un tomate excelente la ENSALADA con ventresca.
Riquísimo el paté de CIERVO y muy bueno también el tartar de LANGOSTINO pero con una disposición en el plato un tanto incoherente, ni entiendo por qué se ponen las huevas de tobiko a un lado.
El punto flojo lo puso el ARROZ de colmenillas y perretxikos por estar salado y con el grano duro, no es fácil esto del arroz, amigos, nada fácil.
Curioso el WELLINGTON de pichón, con una salsa que bien podrían haber puesto un poco más por lo sublime y un punto rosado en la carne excepcional. Las MANITAS rellenas de rabo también fantásticas, al igual que las MOLLEJAS, perfectas. Todo en medias raciones dio pie al tradicional LAKASITO relleno de mousse de chocolate, que podría estar más oscuro, y una muy rica tarta de LIMÓN a su manera.
No vayáis, que estoy harta de que siempre esté lleno, porque para reservar no está nada fácil la cosa.

etiquetas: , , , ,

Gath

Buena cocina en Lakasa.

15 de mayo de 2014

L'Eggs Doble by Paco Pérez

+34 932 38 48 46

Passeig de Gracia 116 <m> Diagonal L3 L5 Barcelona, Barcelona provincia, España

guardado por 17 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Barcelona

Para el primer cóctel

me gusta

un check-in aquí

Abril 2016

Buen ambiente un miércoles por la noche para el primer (y único) cóctel - sin alcohol en mi caso, que por algo soy virgen - por la ciudad condal. Amplia oferta, cosas ricas, originales y sin veinte kilos de azúcar y gente guapa.

etiquetas: , , , , , ,

El tomate bistró

+34 984 29 71 82

Calle Marqués de San Esteban 46 Gijón, Asturias, España

guardado por 5 personas

ver más restaurantes cocina internacional en Gijón

Bistró informal de orientación astur-mexicana

me gusta

un check-in aquí

Noviembre 2015

Hace ocho meses abrió, en plena zona del puerto deportivo de Gijón, este Tomate Bistró, un lugar desenfadado en el que dos ex-Casa Marcial/La Salgar decidieron independizarse y abogar por una carta corta pero bien ejecutada, con producto fresco, recetas tradicionales y toques mexicanos por la procedencia de uno de ellos.

Un aperitivo de un poco de cecina con puré de manzana dio paso a las canónicas las croquetas que, siguiendo la receta de los Manzano, incorporan un punto de nuez moscada y son de menor tamaño; absolutamente cremosas. El "bocadillo" de xarda, porque ya no hay sardina, no es más que unos canutillos de pasta philo que la envuelven junto un poco de lechuga de mar y que se termina con un puré de papaya que le da un toque gracioso y cuyo bocado sobresale por la frescura y lo tierno que está el pez.
Las setas de temporada, rebozuelos y boletus, se presentan salteadas sobre una tortilla crujiente de maíz sobre la que caen unos puntos de puré de frijoles, cebolla encurtida y brotes de cilantro. Estupendos los callos, melosos, a la madrileña, como a mí me gustan pero echando de menos un poquito más de picante en ellos.
Para terminar probamos el cochinillo confitado, tierno y meloso en su interior y crujiente en la superficie, que venía acompañado por un mole de novia (blanco, a partir de piñones y chocolate blanco) que quedaba ligeramente dulzón.
De postre muy rica la torrija de sobao.

Recomendable para una visita informal en un sitio agradable, con buena cocina y con un ticket medio de unos 25€.

etiquetas: , , ,

Cristina

Que buena pinta!!!!

18 de noviembre de 2015

Bacira

+34 918 66 40 30

Calle del Castillo 16 <m> Iglesia 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 262 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Fusión sin fronteras escondido en Chamberí

está OK

2 check-ins aquí

Noviembre 2015

[[Que me lo he pasado en grande, oigan]]

Con un año de absoluto triunfo cumplido a la espalda, Bacira está decidido a que su cocina de fusión sin fronteras se establezca como lugar de peregrinaje en pleno Barrio de Chamberí, prodigando el slogan de "bueno, bonito y barato" a los cuatro vientos. Tras este proyecto se encuentran tres jóvenes cocineros que se conocieron en el difunto - y que regresará de entre los muertos próximamente - Nikkei 225 y que practican una cocina fusión en la que figuran notables influencias sudamericanas y asiáticas entremezcladas con el recetario tradicional.

Así, su carta se compone de diferentes platillos, que en su mayoría pueden pedirse en medias raciones y, a grosso modo, la cocina de este local agradable y diáfano, con un servicio atento y cercano que sabe cuidar al cliente, se puede definir por la calidad de su producto, un tratamiento adecuado y unos sabores potentes que suelen columpiarse entre lo picante y lo ácido siempre con notas frescas pudiendo encontrarse abundantes referencias con ají, curry, algas o cítricos y aliños asiáticos y peruanos.

Tras un aperitivo por parte de la casa a base de una densa brandada de bacalao con miso dulce y pan de gambas, acompañada por pan de Panic, comenzamos la ingesta probando la Ensaladilla rusa con ají amarillo, huevas de tobiko y carpaccio de gamba, con su agradable toque picante y bastante cremosa, con la muy fresca y bien equilibrada Sardina ahumada con ajobanco de coco, higo y PX, ideal para abrir boca quedándose con ganas de más y el curioso Nigiri de anchoa con aguacate y pico de gallo, a ocho euros la pieza. En versión japo-peruana, rico y quizás demasiado sabroso el Tiradito de dorada con vieira de la Patagonia y salsa huancaína y más....

LEE MÁS: cocinayrecetas.hola.com/blogclaramasterchef/20151109/bacira-fusion-s...

Septiembre 2014

Reseña que se quedó en el tintero tras una visita en un jueves por la noche lleno hasta la bandera con gente incluso comiendo en la barra. Carta atractiva con muchos platos y diversas opciones entre las que se pueden seleccionar medias raciones, opción ideal si se quiere probar un poco de todo dentro de un concepto en el que abundan los toques internacionales tanto de Asia como de Sudamérica: tiraditos, ceviches, nigiris...etc que se completan con platos tradicionales como carrilleras, ajoblancos, albóndigas o torreznos.

etiquetas: , , ,

Gath

Un gran sitio.

4 de septiembre de 2014

acme

Lo del nigiri de anchoa a 8 lereles/unidad o se han equivocado o se han vuelto locos. En Junio 8€ el par.

8 de noviembre de 2015

Miss Migas

Me alegra no ser la única que ha flipado.

8 de noviembre de 2015

Gath

Sorprendido....

8 de noviembre de 2015

Ten's Tapas Restaurant

+34 933 19 60 00

Carrer del Rec 79 <m> Barceloneta L4 Barcelona, Barcelona provincia, España

guardado por 15 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Barcelona

La versión Low Cost de Jordi Cruz

me gusta

Agosto 2013

Está claro que las segundas marcas de los grandes chefs pisan fuerte para abrirse a un público más genérico. En el caso de Cruz, su Ten's no resulta nada barato pero sí elegante y con propuestas interesantes.
Ambiente agradable y un servicio al que le falta un punto para ser amable.

etiquetas: , ,

La Bicicleta

+34 942 52 45 38

Barrio la Plaza, 12 (Hoznayo) Hoznayo, Cantabria , España

guardado por 14 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Hoznayo

Tiro al blanco en dos ruedas: BBB.

Miss Migas lo descubrió en abril de 2014

me gusta

es quien más ha ido (1)

Yo iba para economista. Bueno, en realidad, todavía voy hacia ello y, debo confesarlo, me han hecho una faena colosal moviendo los exámenes a mayo. Aún así, la esperanza es lo último que se pierde, y como buena tauro tampoco el tesón ni la cabezonería, por lo que ando sumergida bajo manuales, modelos de equilibrio, regresiones estocásticas y otras lindeces parecidas. A falta ya de sólo tres asignaturas comprenderán que el parón gastronómico era necesario para terminar algo que me servirá, por lo menos, para que me llamen “lisensiada”. Ríanse de las obviedades pero mi carrera me ha hecho aprender cosas tan banales como que por muy buenos que seamos o muy buen producto ofrezcamos podemos fracasar estrepitosamente en el mercado simplemente por no tener en cuenta las necesidades del cliente. Ay, ¡el cliente siempre tiene la razón! Me pasa a veces que visito bares y restaurantes en los que pruebo ricas comidas pero con ofertas que no se ajustan a lo que hoy en día se lleva, a lo que la gente reclama, y por eso sus locales están vacíos. Ahora se busca el ladrillo visto, la estética un poco vintage, el mobiliario recuperado de un rastrillo, servicio informal pero correcto, una oferta de vinos ricos aunque no sea muy extensa, una carta variada y sencilla con buen producto y buena ejecución, ambiente desenfadado y precios contenidos. Sí, estamos en la era de los "neo-bistrot-tasca-taberna", y aunque seas un cocinero fantástico probablemente te pegues un batacazo si ofreces un menú degustación de veinte pases durante tres horas; a no ser que ya estés bien afianzado.
Ya lo decía Darwin, adaptarse o morir, y aquí los que sobreviven son los que se han reconvertido a eso, formatos como Suculent en Barcelona, TriCiclo en Madrid o La Bicicleta en Hoznayo, todos ellos recomendables, agradables, con buena comida y donde pasar un rato ameno y divertido, son los que triunfan. Y es que ese es el quid de la cuestión ,¿no?

A La Bicicleta me llevaron Jesús Sánchez y Marián, su mujer, del Cenador de Amós y, entre otras cosas, me comentaron que era su lugar de peregrinación cada domingo noche que tenían compromisos: Andrea Tumbarello, Los Sandoval, Chicote...etc Y es que realmente el lugar mola y se come bien, por eso está lleno a reventar incluso estando a 20 minutos del centro de Santander.
Aprovechan los pescados del día, que los ofrecen a viva voz, y luego tienen una carta bastante apetitosa con cosas muy logradas. No tengo fotos porque no era el momento pero nosotros probamos la Ensalada de Roast Beef, rica la carne y bien aliñada, una buenísima hamburguesa de rabo de toro con chips caseras bien ricas también, un correctísimo pulpo a la brasa, una buena tarta de queso y unas excelentes fresas maceradas con espuma de mascarpone: de vicio! Todo regado con una botella de vino de 21€ salió pór 75€ así que eso: bueno-bonito-y barato!

etiquetas: , ,

acme

¿Hoznayo?. ¿El Humanes de Cantabria?

31 de mayo de 2014

Casona del Judio

+34 942 34 27 26

Calle Repuente, 20 (Santander) Santander, Cantabria , España

guardado por 27 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Santander

Promete. Y mucho.

me gusta

es quien más ha ido (2)

11nov 13
La Casona del Judío de Sergio Bastard, una línea distinta en Santander.
por Clara P. Villalón

Me gustan las personas que creen en lo que hacen y lo siguen a rajatabla. Esos que apuestan por lo suyo y no copian ni fusilan sino que crean, crecen, descubren y te hacen sonreir. Eso me pasó en agosto cuando visité a Sergio Bastard. He de reconocer que ahora que escribo esto me dan ganas de tirarme de las orejas por no haberlo hecho antes pero he estado tan sumamente liada que os pido que me perdonéis, no me da la vida para más. Pese a este lapsus de tiempo que ha pasado desde mi cena allí, no quería dejar pasar la ocasión para hablaros de lo que disfruté esa comida y, sobretodo, una charla fantástica con Sergio. Su cocina es liviana y cuenta con una sutilidad pasmosa que hace que parezca sencilla dentro de toda su complejidad, está repleta de guiños al ambiente que la rodean: aromas yodados del mar, algas y diversas hojas y flores de campo, y es creativa y vanguardista.
El restaurante, situado en Monte (una zona del extrarradio de la capital cántabra), es una fantástica Casona puesta a punto donde, en lo que sería su bodega, han colocado la zona gastronómica. Arriba y en la terraza se pueden degustar platillos y raciones de los cuales es famosa la ensaladilla rusa, pero lo realmente interesante llega abajo. Sergio sólo atiende una mesa por servicio bajo petición previa de mínimo dos días, algo que hizo que la cena fuese un ten con ten entre una susodicha y el cocinero de una manera de lo más curiosa y agradable. Aprendí mucho. Muchísimo. La zona se divide en dos alas y cada una de ellas cuenta con dos mesas, una para los comensales y otra para Sergio, que acaba delante de los clientes la mayoría de los platos explicando el por qué de lo que hace y cómo lo hace.
Repito que mi vista fue en agosto por lo que hablo del menú de verano, un menú del todo marcado por la fuerte presencia de hortalizas bien cuidadas y ausencia de carnes. Loco, atrevido, total. Al llegar a la mesa lo primero que nos encontramos es una jaulita con el menú, que dice: comenzamos con dos bocaditos sobre La red: principio y fin de la anchoa. Salinidad para que las papilas gustativas saliven para prepararse para el resto de la comida y buen punto esa grasa de pistacho para acompañar a una anchoa en su punto justo de sal. Fantástica la sardina ahumada con PX y una hoja de acelga marina crujiente que se queda a un lado para ir mordiéndola. Suave el ahumado del pescado pero a la vez con una intensidad aromática perfecta. Un plato de diez al que siguió el aguacate con junquillo de mar, vainilla y ulva intestinalis. Me pareció fantástica la...

Si queréis leer el resto: cocinayrecetas.hola.com/blogclaramasterchef/20131111/la-casona-del-j...

etiquetas: , , ,

Albarama

+34 954 22 97 84

Plaza San Francisco 5 Sevilla, Sevilla provincia, España

guardado por 21 personas

ver más restaurantes tapas en Sevilla

Tapas de autor en Sevilla

me gusta

Muy cerquita de la Plaza de las Espadas de Sevilla, al ladito de la Giralda, comí el otro día en Albarama, entre entrevista y entrevista con motivo del lanzamiento de El Club del Cupcake.
Era una comida informal y relativamente rápida en versión tapas, algo que en la capital andaluza está muy de moda. Nos confesaba mi primo, que se pasó a la hora del postre a saludar (y menos mal, porque llevaba 19 años sin verle), que es tónica habitual tomarse unas tapitas con las cervezas y que, cada vez más, los restaurantes más formales quedan abandonados a un segundo plano.
En efecto, casi todos los platos de Albarama se pueden pedir tanto en raciones completas como en tapas, aconsejando para dos personas un consumo de entre cuatro y seis tapas en total, de un coste medio de cinco euros cada una.
Fue una sorpresa abrir la carta y ver la propuesta, que iba más allá de lo tradicional intentando jugar con alguna que otra técnica y con ingredientes fuera de lo común. En sí, los platos fueron correctos pero en mi opinión abusaron de buscar lo cool por encima del sabor, demasiado adorno cuando es mejor centrarse más en el producto. El ambiente correcto y sobrio y una atención acompasada con estos parámetros.
De picar pusieron unas olivas encurtidas muy ricas y una cesta de panes con picos de lo más decente.
Luego decidimos pedir dos tapas y dos platos enteros. Las primeras fueron las croquetas de boloñesa con salsa de albahaca (4 croquetas la tapa, abundante) ricas de sabor y cremositas, ideales con la salsa que las maridaba, y el tataki de atún en costra de oliva negra con espárragos y cherrys y un cremosito de ajo.
De segundo optamos por la corvina a la plancha con tagliatelle negros y salsa de mango, perfecta de punto, y por un jugosísimo y tiernísimo lomo de venado acompañado por unos boletus en su punto perfecto y una crema de queso de cabra que, quizá, quedaba demasiado basta en un plato acompañado por una tira de remolacha que no aportaba nada, un arroz crujiente adecuado para darle esa textura, y unos crujientes carentes de sabor y sin necesidad de estar ahí.
De postre un fantástico, intenso y negro coulant de chocolate con un no tan bueno helado de dulce de leche, fastidiado por un sirope de esos de bote de chocolate.
Bebiendo cuatro botellas de agua, dos tés y un café el importe ascendió aproximadamente a unos 50€, algo que se puede entender debido a su localización.

etiquetas: , ,