23 sitios, 6 siguiendo, 3 seguidores, 11 descubiertos, 316 visitas

+ seguir

le siguen:
Moisés González

mostrando 2 sitios

Solana

+34 922 24 37 80

Calle Pérez de Rozas 15 Santa Cruz de Tenerife, Tenerife (isla), España

guardado por 7 personas

ver más restaurantes en Santa Cruz de Tenerife

Esplendido.

me gusta

Mi segunda visita a La Solana. Tengo que reconocer que la primera vez me abstuve de comentar nada porque si bien todo estuvo correcto, no acabé de cogerle el feeling a la cocina de Nacho Solana. Esta vez y con un poco más de calma me acerqué a probar el menú degustación (rota con bastante frecuencia) un jueves por la noche.

El restaurante es bastante céntrico y está bien situado. Por temas de aparcamiento, mejor el horario de cenas. La decoración es sencilla aunque de buen gusto. Funcional sin llegar al sobrecargo de barrocos manteles pero con lo suficiente para una elegante velada. La cristalería es de primera. Erika, la jefa de sala y sommelier cuida mucho la bodega y todo lo relacionado con el vino. En este sentido será difícil no encontrar algo que nos guste. Champagnes, blancos, tintos, manzanillas y dulces de corte tanto nacional como internacional. Yo siempre recomiendo dejarse aconsejar por su buen olfato.

La comida está a un gran nivel. No en vano Nacho Solana ha hecho stages en las grandes cocinas de España (Arzak, Adriá, Berasategui) y consecuentemente tiene un vasto dominio de las técnicas culinarias. Juega Solana con diferentes tipos de cocina, ingredientes locales y foráneos y reinvención de algunos platos clásicos. No es fácil conseguir el equilibrio entre todo esto y si bien su cocina está alejada de lo tradicional y se define como creativa, es lo suficientemente poco transgresora para que se pueda entender por todo el mundo. En mi caso el menú constaba de:

* Aperitivo de Solana. Una pequeña seleccion de aperitivos para ir abriendo boca.

* Milhojas caramelizada con foie micuit, manzana, queso ahumado y reducción de PX. Un clásico del lugar. Muy buena la textura del caramelizado.

* Maki negro de atún rojo. Quizás el plato menos original y que menos me sorprendió.

* Huevo con papas fritas. Un huevo cocinado a baja temperatura y rebozado con un crujiente sobre una crema de patatas. Muy sorprendente. Probablemente el plato más técnico del menú.

* Tartar de salmón con crema de yogur y perlas de soja. Aquí me cuesta ser imparcial, pues soy muy aficionado al tartar. Muy buena la idea de añadirle soja en forma de perlas.

* Cordero asado con curry de mango. Hecho a baja temperatura con lo que la carne queda muy melosa.

* Plátano, naranja y galleta

* Soufflé de chocolate con sorbete de mandarina

De beber, una botella de tinto Tridente Prieto Picudo 2009. Un crianza de la tierra de Castilla y León. Un vino al que le costó un poco oxigenarse, pero que es esplendoroso una vez lo hace. Con los postres una copa de Contiempo Malvasía Dulce. Quizás para mi gusto un vino con demasiada acidez para los postres, aunque esto es personal y seguro que otras personas lo encontrarán perfecto.

En resumen, buena y moderna cocina y un servicio de sala lúcido y fluido. De los pocos sitios que van quedando con la crisis a lo que ir a comer sobre seguro en la isla y encomendar tus mejores veladas.

etiquetas: , , , ,

Kazan

+34 922 24 55 98

Paseo Milicias de Garachico 1 Santa Cruz de Tenerife, Tenerife (isla), España

guardado por 6 personas

ver más restaurantes japoneses en Santa Cruz de Tenerife

Una propuesta interesante

está OK

Como buen aficionado a la cocina japonesa tenía pendiente visitar desde hace tiempo este restaurante de cocina nikkei del que se comenta en los mentideros es el mejor de la capital.

El restaurante se encuentra en la zona baja de Santa Cruz cerca de El Gusto por el Vino o los Cuatro Postes. Una zona de fácil acceso con parking cercano.

Cuando uno traspasa las puertas del restaurante lo primero que sorprende es lo pequeño que es. Esto que a priori no debiera ser un problema, le hace perder enteros cuando uno se da cuenta de lo cercanas que están las mesas. En mi caso acudí un sábado por la noche y tuve que sentarme, pese a haber reservado, junto a otra pareja que no conocía de nada separados por apenas un biombo. Entiendo que la crisis hace estragos pero creo que quitando entre 3 y 4 mesas la cosa quedaría perfecta y aumentaría exponencialmente el nivel de comfort.

La vajilla está personalizada y disponen de una buena cristalería para servicio del vino. Quizás como pega los palillos son los típicos desechables de madera pero vamos, nada que impida disfrutar de una buena velada.

Como acostumbro a hacer la primera vez que visito un lugar, suelo pedir el menú degustación. Tienen varias propuestas en rango de precio. No nos pudimos pedir el más extenso porque este incluye algunos ingredientes (ostras frescas y toro) que no tenían ese día. En cualquier caso nos confeccionaron un menú bastante resuelto:

Usuzukuri de mero con trufa.

Sashimi de atún y salmón.

Nigiri de carabinero con su cabeza. Uno de los platos mas destacados para mi por lo sencillo de su propuesta y lo excelso en sabor. Primeramente comías un Nigiri con el cuerpo del crustaceo y luego pasabas a comerte el interior de la cabeza, presentada aparte en el mismo plato con una cucharilla. Mar en estado puro.

Nigiris de Mejillon picante y pez mantequilla con trufa. Muy buenos los primeros. No muy destacable los segundos porque el pescado se perdía en el aroma de la trufa.

Asakusa Maki roll(Atún, salmón, aguacate y sisho)

Una variante de Tamago Yaki (tortilla japonesa) que hacen rellena de shitake y otros vegetales.

Kyoto Maki Roll. La otra sorpresa grata de la noche ya que venía sopleteado y caramelizado y le daba un toque dulce muy interesante que combinaba muy bien con el atún, el aguacate y la cebolleta.

Tras esto, pedimos los postres. En mi caso bizcocho de té verde con vainilla y en el de mi acompañante helado de vainilla tempurizado. El mío un poco insulso pero sin embargo muy interesante el segundo por la propuesta de texturas que presentaba.

La carta de vinos está pasable aunque las he visto bastante mejores. Habrán unas 15 referencias de tinto, otras tantas de blanco y unos 8-10 espumosos. Nos pedimos un Chablis para olvidar que tienen en la carta. Casi recomendaría al que vaya que se deje de experimentos como los míos y opte por un vino canario.

Mención aparte merece las copas de sobremesa y especialmente la selección de Gin-Tonics. No he estado en todos los establecimientos de la capital, pero desde el desaparecido Azafrán no he visto una selección tan buena de destilados y tónicas.

En resumen, un japonés con una buena cocina, a la que quizás le falte un poco de creatividad, pero igualmente de notable. El servicio es excelente. A pesar de ser sábado por la noche la cosa fluía con buena cadencia. Lástima que un par de detalles como la carta de vinos y la poca separación entre mesas le quiten puntos. Aún así y con este tipo de cocina de fusión nikkei, la propuesta más decente de la capital.

etiquetas: , , ,