mostrando 17 sitios

La Polonesa

+34 914 33 94 57

Calle Narciso Serra 3 <m> Menéndez Pelayo 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 31 personas

ver más restaurantes cocina internacional en Madrid

La Polanesa, “al otro lado del Telón de Acero”

me gusta

Por estas fechas, hace cosa de un año, nos hallábamos mi chica y yo preparando nuestras vacaciones en Polonia y soñando con nevadas, ventiscas e inviernos duros que, aunque solo fuera en el terreno de la imaginación, nos sacaran por unos minutos del caldero que en que se había convertido Madrid en el mes de Julio (¿os suena?).

Un año después las recordamos como unas de las mejores que hemos tenido y en parte tiene que ver con su gastronomía, que al final esto es un blog de comer , no de viajes.

Uno viaja a Polonia por su historia, por su naturaleza, por la belleza de Cracovia, por la fascinante reconstrucción de Varsovia, para conocer como ve su pasado un pueblo sometido a toda clase de desventuras históricas… Y cuando vuelve alaba todo eso en las conversaciones con los amigos, pero al final añade: ¡y ojo como se come en Polonia!

Pensábamos que pasando el mítico “Telón de Acero” (que ya si acaso se podrá considerar un estor de Ikea, con Polonia en la OTAN y la UE) la gente se dedica a comer patata, repollo y remolacha en preparaciones insípidas y sopas diluidas, y aunque los ingrediente estrella en general son éstos , las preparaciones y el nivel general de sabores que te encuentras es sorprendente.

Así que nostálgicos como somos no desaprovechamos la ocasión de descubrir un restaurante donde comer auténtica comida polaca en los madriles: La Polanesa (c/Narciso Serra 3, junto al Retiro y Atocha). Además nos acompañaron dos amigos que también habían visitado hace poco el país y regresaron tan emocionados como nosotros.

Entramos por la puerta con una idea en la cabeza : PIEROGI. No olvidéis esta palabra. Los pierogi son una pasta rellena que recuerda a la pasta italiana rellena ligeramente, y sobre todo a los tan de moda dim sum asiáticos. Los rellenos son variados pero giran en torno a la patata, la col, el cerdo y el queso. Se sirven cocidos o bien cocidos y luego fritos en mantequilla y acompañados de cebollita (aparentemente) caramelizada o salsas a base de nata. Una auténtica delicia que no podéis dejar de pedir cuando lleguéis.

Nosotros pedimos dos platos diferentes de ellos y eran exactamente como los recordábamos.
Si te gustan te puedes llevar bolsas de ellos congelados a casa, ya que el restaurante cuenta con un pequeño colmado donde venden variados productos de origen polaco.

El caso es que hasta que no vimos los pierogi en la carta no respiramos tranquilos y pudimos apreciar el resto de detalles a tener en cuenta en la visita en La Polanesa :para empezar, la decoración del lugar te leva a un limbo temporal entre la casa de tu abuela cuando eras crío y la versión polaca de Cuéntame (te imaginas a un Toni de 100 kilos y pelo a cepillo comiendo en esas mesas con ganchillo y planeando alguna acción contra el Gobierno comunista).

La carta, por su parte, no olvida ninguno de los puntales de la tradición polaca : sopa Żurek, Oscypek (queso de oveja ahumado y frito); ensaladas de arenques, col o remolacha; Gołąbki ( carne picada especiada envuelta por hojas de col y con salsita de tomate); Bigos (guisito de carne y repollo, fuertecito pero delicioso) o la salchicha polaca por excelencia, kiełbasa. Y en cuanto a la bebida, no falta una enorme variedad de cerveza que es una muestra de la extendidísima pasión polaca por la cerveza.

Ya veis que el panorama era inmejorable, así que nos decidimos por los mencionados peirogi por partida doble, la kiełbasa, la ensalada de remolacha y el gołąbki junto con una variedad de cervezas de la tierra y a disfrutar.

Os dejamos con las fotos de nuestra visita para que vayáis haciendo hambre.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2016/07/15/la-polanesa

etiquetas: , , , ,

Gath

Buena reseña. Me has hecho recordar lo bien que lo pasamos, comimos y bebimos en Polonia. Cuantos recuerdos.

1 de agosto de 2016

Teckel Restaurante

+34 915 99 64 00

Avenida de Concha Espina número 55 <m> Concha Espina 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 29 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Teckel Madrid, tradición y vanguardia

me gusta

-¡¡¡Que guay, voy a cenar con los Morretes!!! Esa fue la reacción de Sandra al conocerse ganadora de nuestro afamado “Sorteo Navideño Morretefino” en esta segunda edición. Reacción lógica por otro lado, ¡Quién no va a querer cenar con estos adonis gurmetosos…! y más si es por la patilla.

Pero Sandra en su afán de no querer acapararnos, decidió compartir su premio con 2 amigas, multiplicando así las risas e historias, y no menos importante, la capacidad de probar más platos de la carta. Porque no nos engañemos si hay algo que nos gusta más que las mujeres es comer.

El restaurante elegido por Sandra fue Teckel Madrid, en la Av. de Concha Espina 55. Restaurante por el que Sandra había pasado alguna vez y se había enamorado de su terraza, ¡y no es para menos!

El conjunto del restaurante tanto el interior como su terraza está decorado con mucho gusto, haciéndolo agradable y acogedor. Pero la terraza acristalada en la misma Av. de Concha Espina es especial, con el encanto de la zona noble donde nos encontrábamos que mezclado con nuestras ínfulas de maquina baja auguraban una noche gloriosa.

La amplia carta combina la calidad del producto con toques vanguardistas, consiguiendo así platos con sabor tradicional dotados del toque personal del Chef, César Galán.

Como éramos siete y nos gusta picotear de todo más que comer con las manos, pedimos unos entrantes para compartir y luego unos platos principales (que como buenos morretes… también compartimos).

Para compartir pedimos las dos variedades de croquetas que tienen, las de gamba roja al curry y las de sobrasada y piña. Muy recomendables los 2 tipos por su sabor intenso y su melosidad en boca. (En este apartado de croquetas y demás platos volvemos a lanzar el guante de cuidar los detalles, si la ración es de 6 y hay 7 comensales, es de agradecer que haya una porción por comensal). Nosotros después de lucharlo un rato lo conseguimos.

Os dejamos con las fotos de nuestra visita para que vayáis haciendo hambre.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2016/05/20/teckel-madrid-tradicion-y-vanguardia

etiquetas: , , ,

Ático Restaurante

+34 915 32 94 96

Calle del Marqués de Valdeiglesias 1 <m> Sevilla 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 30 personas

ver más restaurantes cocina mediterránea en Madrid

Ático by Ramon Freixa: Muy mal se te tiene que dar…

me encanta, uno de mis favoritos

“Por todo lo alto”. Una frase que bien podría definir la cena. No solo por la calidad de la comida, si no por la situación del restaurante con el que Ramón Freixa ha coronado el hotel The Principal.

Situado al comienzo de la Gran Vía, en la sexta planta del hotel y con unas vistas privilegiadas del edificio Metrópolis y del Círculo de Bellas Artes se encuentra este remanso de paz en medio del tumulto de la almendra central.

Mucha clase y una terracita de las que recomiendas cuando te preguntan, además de un espacio acristalado (en el cual cenamos), con un toque entre londinense y neoyorkino y que convierte el espacio en un lugar realmente acogedor.

Ideal si llevas meses a pico y pala y quieres rematar la faena con tu chico/a. Si con esto no… es que no.

Tras ubicarnos, comenzamos con lo que realmente nos importa aquí: La comida. El condumio. La pitanza.

Tras pedir una botellita de vino y atacar el pan (muy rico por cierto) con bastante gusto, la cena comenzó con dos aperitivos que nos ofreció la casa: Crema de marisco y unas brochetas de jamón y tomate.

ras esto decidimos pedir 3 entrantes: Raviolis de patata rellenos de butifarra negra y alubias del Ganxet. Pata de pulpo con panceta, torreznos y patatas rotas y “Nuestra versión de los huevos rotos: Homenaje a Madrid”

Os dejamos con las fotos de nuestra visita para que vayáis haciendo hambre.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2016/05/13/atico-by-ramon-freixa-muy-mal-se-te-tien...

etiquetas: , , , ,

El Apartamento

+34 917 55 44 02

Calle Ventura de la Vega, 9 <m> Sevilla 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 107 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

El Apartamento: un Morrete ilustrado

me gusta

Siguiendo con el objetivo de conquistar todos los rincones de Madrid, Morretefino se desplaza esta vez al aún inexplorado Barrio de las Letras. Estando en la órbita del Congreso de los Diputados ( “sede de la soberanía popular”, ejem…), el Museo del Prado, los hoteles de 5 estrellas, te imaginarás que nos hemos calzado el traje italiano y los gemelos , pero no, nada más lejos de la realidad: seguimos fieles a nuestro espirítu popular. Visitamos El Apartamento (c/ Ventura de la Vega 9) por su aparente oferta de “bueno, bonito y barato”.

Situado en una calle poco transitada de la zona, y junto a otras ofertas gastronómicas más internacionales y exóticas, El Apartamento nos recibe con su lema de “barras , mesas y amigos”. Y la verdad es que la promesa la cumplen (ya podían tomar nota sus vecinas señorías). La barra es de esas clásicas que te dan ganas de acampar y echar allí la noche, hay buen ambiente y mesas no faltan: en una especie de nivel ligeramente superior se abre ante nosotros la estancia principal del apartamento. En resumen, el sitio es agradable y acogedor aunque para nuestro gusto al ser tan amplio quizá un poco impersonal. Como contrapunto a este pequeño defecto debemos mencionar que no falta una gran pizarra de sugerencias del día, y eso a Morretefino le emociona.

Una vez sentaditos nos traen las curiosas cartas. Otro golito que nos han metido. Inmersos como estamos en esta fiebre de recuperar la música en vinilo y toda su mística, traernos estas cartas es ganarnos para toda la noche.

Y si a eso le sumamos que tienen medias raciones de muchos platos para poder probar a cascoporro, la noche se pone con el viento en popa. La carta es amplia y apetecible: cocina de siempre con influencias más actuales en las elaboraciones. Además y como ya decíamos antes te ofrecen un montón de sugerencias del día por si no tenías suficiente con la carta.

En cuanto a los vinos la oferta es aún mayor. Ordenados por regiones y denominaciones de origen, tocan todos los palos y gustos. Nosotros nos desmarcamos con un Syrah de Extremadura en plan “outsider” y nos pegamos un pequeño batacazo. Pero como dicen en los concursos de la tele ” aquí hemos venido a jugar”.

En cuanto a la comida, tampoco parece que fuera nuestra gran noche como diría el omnipresente Raphael. Nos quedamos al final con la sensación de que otro día y con otras elecciones hubiésemos cenado mucho mejor, pero ojito que no nos fue tan mal eh. Todo rico pero sin rematar la faena. Así que habrá que volver y probar algún pescado, una carne a la parrilla que tienen al fondo…

La comanda fue de ensaladilla rusa con pulpo a la brasa, unas croquetas caseras de jamón, una crema de setas con cecina y parmesano y por último media de presa ibérica con parmetier de parmesano y albahaca.

Os dejamos con las fotos de nuestra visita para que vayáis haciendo hambre.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2015/03/13/el-apartamento-un-morrete-ilustrado

etiquetas: , , ,

StreetXO

+34 915 31 98 84

Calle Serrano 52 (Gourmet Experience de Serrano) <m> Serrano 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 435 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

STREETXO o la feria internacional de los sabores

me encanta, uno de mis favoritos

Un buen día. Jueves. Cerca de las 21 horas. Madrid. Calle Serrano. Fauna por doquier: Yuppies, consultores de sol a sol, señoras trasnochadas, rubias de profesión en las boutiques y maniquíes en las aceras. Esto sí es territorio hostil y no lo que nos enseñan en la tele.

Ante semejante panorama un oasis emerge en las alturas. En concreto, en la planta séptima de El Corte Inglés (Calle Serrano 52, esquina con Ayala), en lo que se ha venido a llamar Gourmet Experience (en homenaje a lo campechano del barrio). Es aquí donde David Muñoz ha decido trasladar desde su anterior sede en Callao la versión low cost de su mítico Diverxo para acompañar a otros dos restaurantes para gente con el morrete fino como son Rocambolesc (heladería de Jordi Roca y Alejandro Rivas) y Salón Cascabel (creada por el restaurante mexicano con estrella Michelín Punto MX). Y para qué engañarnos: no es lo mismo Callao y Gran Vía que Serrano, pero han ganado con el cambio.

Su anterior ubicación se había quedado pequeña incluso antes de la apertura (una única barra siempre abarrotada en la que tenías que meter codo para hacerte con un metro de ella). Ahora en Serrano la barra ha multiplicado por dos su longitud, han añadido tres o cuatro mesas para sentarse, una barra de coctelería y una terraza a la Calle Ayala. No es el palacio de un jeque árabe pero es más espacioso que su anterior localización.

Como decíamos, el local tiene una capacidad mayor, pero ni aún así te libras de la cola para entrar. Ésta puede ser mayor o menor en función del día y hora elegido, pero la tienes asegurada. En nuestro caso (un jueves de marzo por la noche) ésta fue de 5-10 minutos para entrar y situarse en la barra de coctelería, donde seguimos aguardando una media hora más, pero ya con una cerveza en la mano (a 3 €), con la que siempre la espera se hace más corta.

Ya con la copa en la mano puedes ver cómo es el funcionamiento del local. Detrás de la barra central se encuentran los fuegos y los cocineros haciendo de las suyas; mientras, por los pasillos, se van moviendo los camareros sirviendo la bebida. Un personal que parece creado con el mismo molde de David: gente siempre dispuesta a atenderte y a explicarte los platos de forma amable pero con mucha juventud y con un look desenfadado y cercano, que ya es marca de la casa. Es así como uno de los camareros nos llamó para decirnos que ya teníamos un sitio para los 4 en la barra y nos lanzamos a por la carta.

Los platos son similares a los anteriores en el Streetxo de Callao, pero con alguna incorporación a la misma y unos precios un poco más elevados (entre 8 y 18 €). Primer pedido: 7 raciones. Y para regarlo, una botella de tinto de la Comunidad de Madrid: Treinta mil maravedíes (26 € la botella).

Comenzamos con el carrusel:

Costilla de raya y hojas de banana + Sambal indonesio de pasta de crustáceos. Spicy – salmorejo – cremosos – picante. Pan de gambas.

Os dejamos con las fotos de nuestra visita para que vayáis haciendo hambre.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2015/04/10/streetxo

etiquetas: , , , , ,

Taxi a Manhattan

+34 918 33 40 34

Calle de la Basilica 17 <m> Nuevos Ministerios 6 8 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 112 personas

ver más restaurantes cocina internacional en Madrid

Taxi a Manhattan

me gusta

“Dicen que cuando en Nueva York son las tres de la tarde, en Europa son las nueve de diez años antes”

En nuestro caso, llegamos pasadas las 10 de la noche. La noche era fría y las calles estaban encharcadas como muestra de haber caído una buena tormenta. Pese a ello, el ritmo de la ciudad no paraba, “es la ciudad que nunca duerme”.

Antes de llegar habíamos rellenado nuestro formulario para no inmigrantes como nos indicaron y, aun añadiendo que íbamos en calidad de turismo y disfrute, tuvimos que esperar una distendida cola.

En ese preciso momento nos pusimos a repasar el planning del viaje: los primeros días los dedicaríamos a recorrer todos los lugares recomendados por los amigos y luego seguiríamos nuestros instintos.

Lo primero que hicimos fue lanzarnos a la calle y apaciguar el hambre que traíamos después de 8 horas de vuelo. Para ello, tiramos de “finger food” saciando nuestro voraz apetito con unos Dumplings de gamba y, aunque suene extraño, unos huevos trufados con patatas paja y virutas de jamón. ¡Ay Nueva York! ¡cuántas sorpresas nos tenías guardadas!

Continuamos nuestro viaje por el barrio del Soho, ubicado al oeste del downtown de Manhattan. Atraídos por sus contrastes, visitamos desde la famosa fábrica Singer hasta la tienda Tiffany´s; recorriéndonos las calles de arriba abajo, dejando para el final Broadway, con sus elegantes lugares de entretenimiento nocturno. ¡Una pasada!

Aquí nos detuvimos a comer un Steak Tartar de solomillo de buey con encurtidos acompañado de una salsa muy muy picante, que le daba un toque especial; y unos dados de buey con patatas, queso gorgonzola y miel trufada. ¡Espectacular!

Os dejamos con las fotos de nuestra visita para que vayáis haciendo hambre.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2015/04/17/taxi-a-manhattan

etiquetas: , , , , ,

Crumb

+34 915 48 41 29

Conde Duque 8 <m> Ventura Rodriguez 3 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 170 personas

ver más restaurantes comida rápida en Madrid

El bocata se actualiza en Crumb

me gusta

Antes de meternos de lleno en el tema de salivar con la reseña, aclaremos que el título de la entrada puede despistar a alguno cuando vea las fotos. ¿Son sándwiches o bocatas lo que sirven? Pues ni para ti ni para mí: son un híbrido perfecto. Por el pan (casero, de masa madre, riquísimo) son unos bocatas con todas las de la ley. No hay nada que defina mejor al bocata que un buen pan. Pero es cierto que por el aspecto y el corte del pan también se puede considerar un sándwich, aunque no lo sería si consideramos que es el pan de molde el que define a éste. Miles de triviales dudas nos asaltan en este punto: ¿es el bocata el homólogo español de los emparedados de origen inglés? ¿Es un ente en sí mismo o no es más nuestra palabra para denominar a lo que de una forma u otra se come en todo el mundo: dos trozos de los más diversos panes entre los que se cuelan otros trozos de Dios sabe qué?

Ya veis que el asunto da para una tertulia lingüística moderada por la momia el escritor Fernando Sánchez-Dragó por lo menos. Pero no queremos aburriros, así que ya vosotros le dais una vuelta esta tarde en el baño en vez de leer los ingredientes en latín del champú. Vamos al liote.

Crumb es un pequeño restaurante informal situado en la atractiva zona de Conde Duque, en la misma calle Conde Duque nº8 para ser exactos. Para un servidor es el barrio ideal , si bien mis pagadores no piensan lo mismo. Tiene el ambiente típico perfecto de esos barrios que conjugan sin aspavientos iniciativas frescas e innovadoras sin perder el espíritu de barrio pequeño y castizo. Vamos, que tiene lo mejor de Malasaña pero nunca (o casi) te sentirás un personaje de Cuéntame o te tratarán como tal en sus garitos, tiendas o estupendas plazas. La modernidad justa, sin poses ni tonterías y sin hordas de gente deseando pagar 4 pavos por una caña. No será la primera vez que os llevaremos a visitar sus calles porque nos encanta y lo visitamos a menudo.

La comida y el local de Crumb van en bastante consonancia con el barrio. La carta es atractiva y acorde a los tiempos, el local es muy coqueto, sencillo, elegante e informal a la vez. Hasta aquí nada nuevo, hay decenas de nuevos garitos así y en muchos la calidad/precio rememora la célebre figura patria de Luis Candelas. En otros directamente no se come bien. En Crumb tienes todo lo bueno de los restaurantes informales de moda y además tienes lo más importante: buena comida a precios razonables y asequibles.

Os dejamos con las fotos de nuestra visita para que vayáis haciendo hambre.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2015/05/06/crumb

etiquetas: , , , , ,

Taberna la Lata de Sardinas

+34 915 48 73 71

Calle del Limón, 12 <m> Ventura Rodriguez 3 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 46 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

La lata de sardinas: El “cuéntame” gourmetoso.

me gusta

El pasado 4 de Junio coincidían dos cosas: El corpus (no se trabajaba) y el cumpleaños de mi hermana. Como siempre la responsabilidad familiar fue a parar a mí, aunque esta vez derivé, y estando en el mítico Merino, tiré de la lista mágica de mi compañero de Morrete, Héctor.

El elegido fue La lata de sardinas, situado en el mítico barrio de Conde Duque.

Situado en la calle Limón, y con una decoración minimalista, tirando un poquito de años 70, con unos muebles que serían la envidia de Herminia y Merche de Cuéntame, no se asemeja a nada de lo que hay alrededor.

Pedimos unas cañitas para ir abriendo boca y nos trajeron la carta.

Las raciones tienen un precio muy asequible por lo que me vine un poco arriba. Al pedir el camarero me aconsejó que eliminara dos platos de mi comanda si queríamos salir vivos de allí. Agradecemos su honestidad ya que aun habiendo eliminado esos dos platos salí bastante bien.

Primero pedimos unas croquetas. Cada semana van cambiando el sabor de la croqueta y a nosotros nos tocó la de gambones. Muy rica, estaba bastante cremosa, como le gustan a un servidor, crujiente y con poca grasa en su exterior. ¡¡Muy recomendables!!

Os dejamos con las fotos de nuestra visita para que vayáis haciendo hambre.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2015/06/12/la-lata-de-sardinas-el-cuentame-gourmetoso

etiquetas: , , , ,

Bar Lima

+34 676 13 02 50

Calle San Emilio, 66 <m> La Elipa 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por una persona

ver más restaurantes peruanos en Madrid

Bar Lima: El Clapton limita al norte con el Perú

Morrete Fino lo descubrió en enero de 2016

me gusta

Hace unas semanas os trajimos un restaurante peruano de Morrete Fino (Tiradito) en el que podías degustar los mejores platos de la cocina andina con un toque moderno en el barrio de Conde Duque por unos 50 euros. Eso sí, 50 euros bien invertidos, salimos muy contentos. Pero como Morrete Fino es para todos los públicos y no siempre podemos/queremos dejarnos ese precio en comer, hoy os traemos un restaurante equivalente por el que salir fino filipino por un módico precio.

Cambiamos la cocina moderna por la cocina de toda la vida, cambiamos Conde Duque por nuestra querida Elipa y cambiamos un local modernete por un local de barrio. Resultado: sales comido y bebido por 10-15 euros.

Y es que en un barrio tan castizo como la Elipa, el Pub Clapton limita al norte con el Perú. A sólo 10 metros del templo del fútbol nos encontramos con el Bar Lima (Calle San Emilio, 66).

El Bar Lima, o simplemente “el peruano”, es un bar que llevaba toda la vida en el barrio regentado por una pareja de peruanos que hace poco decidió jubilarse para dejar paso a una nueva generación y a unos nuevos dueños. Se trata de un local de barrio sin lujos de ningún tipo (más bien lo contrario; que a los baños les hace falta una buena reforma). Es un local con capacidad para unas 20 personas en unas mesas con manteles de papel y con unas paredes decoradas con motivos peruanos sin orden ni intención. Pero quién va al Bar Lima tampoco está buscando la exquisitez en la decoración, sino en la comida.

Os dejamos con las fotos de nuestra visita para que vayáis haciendo hambre.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2015/06/19/bar-lima

etiquetas: , , , , ,

Metro Bistro Templo de Debod

+34 915 42 95 21

Evaristo San Miguel 21 <m> Ventura Rodriguez 3 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 169 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Metro Bistro Templo de Debod: Degustando Madrid

me gusta

Que sí; que vuelve el frío, los atascos y tu jefe. Que sí; que se acaba la jornada contínua, la piscina y la terracita. Pero tranquilos que viene Morrete Fino para levantarte el ánimo, mostrarte sitios nuevos y seguir descubriendo más rincones de esta nuestra ciudad.

Porque parafraseando a Sabina:

aunque muera el verano y tenga prisa el invierno

el otoño sabe que lo espero en Madrid.

Esta vez nos hemos decidido a probar el Metro Bistro Templo de Debod (Calle Evaristo San Miguel, 21). Se trata de un pequeño restaurante de cocina vanguardista en un local moderno y con aires minimalistas (también cuentan con uno cerca de la Plaza Mayor con más capacidad). Entre semana resulta un lugar ideal para cenar tranquilo en pareja, pero para el fin de semana creemos que será imprescindible reservar.

Pero vayamos a lo que nos importa: la comida. Nada más llegar y sentarnos, el camarero nos ofreció un mini mojito de apio como anticipo de lo que nos esperaba. Estaba resultón: Fresco y con un ligero toque a apio, justo para abrirnos el apetito.

Tras el mojito el camarero se volvió a acercar para preguntarnos amablemente qué íbamos a pedir (el servicio fue exquisito en todo momento, explicándonos todos los platos así como la forma en la que había que comerlos). Respuesta: dos menús degustación, los cuales no se anuncia su contenido en la carta (pero para eso está Morrete Fino, ¿no?); y para regarlo: una botella de El Perro Verde (DO Rueda).

En este punto, antes de comenzar el recorrido (largo recorrido) por la cocina del chef del local, Matías Smith, cabría mencionar la cesta de panes artesanos hechos por ellos mismos y que venían acompañados de dos tipos de aceite: arbequina y picual.

Os dejamos con las fotos de nuestra visita para que vayáis haciendo hambre.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2015/09/18/metro-bistro-templo-de-debod

etiquetas: , , , , ,