mostrando 10 sitios

El Pajar de Fuente Hernando

+34 918 69 31 94

Calle de las Eras Chicas s/n Lozoya, Madrid provincia, España

guardado por 30 personas

ver más restaurantes castellanos en Lozoya

El Pajar de Fuente Hernando: “abrígate” un buen cocido en la Sierra Norte

me encanta, uno de mis favoritos

LLevábamos tiempo esperando que se instalara entre nosotros de manera definitiva el frío y la lluvia y que el invierno empezara a llamar a la puerta para hablaros de este templo del cocido. Porque aunque nosotros nos podríamos comer unas fabes en Agosto en Écija, sabemos que hay gente que no tolera los platos de puchero en verano.

Ya sabéis de nuestro eclecticismo gastronómico: le damos a la cocina de vanguardia, a la de mercado, a la de tasca, a la internacional… Y por supuesto le damos, y con mucho gusto, al cuchareo patrio. De entre los muchos guisos que componen el catálogo de la legumbre española , no podemos menos que quedarnos con nuestro cocidito madrileño; máximo exponente junto con los callos (ojo unos buenos callos también qué golosina…) de la tradición gastronómica capitalina, de la cual Morrete Fino, blog afincado como sabéis en El Foro, se enorgullece.

En esta ocasión, además, este blog va a fomentar, sin que sirva de precedente, el deporte y la actividad física. Y es que el restaurante que nos ocupa hoy –El Pajar de Fuente Hernando, calle Eras Chicas, s/n. 28742 Lozoya (Madrid) – está situado en plena Sierra Norte de la Comunidad de Madrid, destino ideal para una excursión de día o una escapada de fin de semana con el esquí, el senderismo, o los deportes de aventura como excusa.

Para los que no lo conocéis, Lozoya es un pequeño pueblo situado a unos 50 minutos de Madrid, a orillas del Embalse de Pinilla, en plena Sierra de Guadarrama. Rodeado por los Puertos de Canencia, Navafría y a pocos minutos de Cotos, Navacerrada y Peñalara es destino rural y de naturaleza habitual entre los madrileños. Además, y entre nosotros, es un pueblo cojonudo: bonito, tranquilo, lleno de bares y restaurantes estupendos como el que nos ocupa, con unos paisajes de película y con unas gentes de primera. Os prometo que es todo verdad, pero antes de que alguno salte confesaré que además de todo lo anterior, también es mi pueblo adoptivo-conyugal.

Tengo claro que tras esta introducción ya habréis planificado vuestra visita a la sierra en los calendarios del móvil, pero por si acaso hay algún urbanita impenitente al que le da miedo alejarse más allá de Alcobendas, vamos a relatar con detalle la comida que le espera en este restaurante para que no se lo piense más. Y es que os aseguramos que el cocido de El Pajar de Fuente Hernando no es un cocido cualquiera; es un cocido cocinado en puchero de barro, con lumbre de leña y a fuego lento lento (24 horitas de nada, así que como es lógico hay que reservarlo con antelación). Auténtica tradición rebosante de gusto en un antiguo pajar rehabilitado que le dará a la comida un toque rústico y acogedor.

Vamos pues a lo importante ya. El asunto se sirve en dos fases: En primer lugar la sopa, en su olla de barro, para ir abriendo boca y con cantidad de sobra para repetir, como ha de ser. Momento cumbre del cocido para algunos, entre los que me encuentro, e introducción al festín posterior para otros, la tradicional sopa de fideo fino nos resultó sabrosa y con cuerpo.

Una vez calentado el cuerpo y con el estómago segregando ácido a litros, llega la estrella de este cocido: el bandejón de garbanzos, verduras y carnes, la peor pesadilla de un amante de la dieta paleolítica.

Para acompañar este momento orgásmico llega a mesa también un platito con una salsa de tomate y ajo, las tradicionales bolas de pan y las también inevitables guindillas verdes. Muy recomendable para aderezar las garbanzos la salsa de tomate, con un toque especiado fantástico.

Os dejamos con las fotos de nuestra visita para que vayáis haciendo hambre.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2016/11/24/el-pajar-de-fuente-hernando-abrigate-un-...

etiquetas: , , , ,

La Polonesa

+34 914 33 94 57

Calle Narciso Serra 3 <m> Menéndez Pelayo 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 30 personas

ver más restaurantes cocina internacional en Madrid

La Polanesa, “al otro lado del Telón de Acero”

me gusta

Por estas fechas, hace cosa de un año, nos hallábamos mi chica y yo preparando nuestras vacaciones en Polonia y soñando con nevadas, ventiscas e inviernos duros que, aunque solo fuera en el terreno de la imaginación, nos sacaran por unos minutos del caldero que en que se había convertido Madrid en el mes de Julio (¿os suena?).

Un año después las recordamos como unas de las mejores que hemos tenido y en parte tiene que ver con su gastronomía, que al final esto es un blog de comer , no de viajes.

Uno viaja a Polonia por su historia, por su naturaleza, por la belleza de Cracovia, por la fascinante reconstrucción de Varsovia, para conocer como ve su pasado un pueblo sometido a toda clase de desventuras históricas… Y cuando vuelve alaba todo eso en las conversaciones con los amigos, pero al final añade: ¡y ojo como se come en Polonia!

Pensábamos que pasando el mítico “Telón de Acero” (que ya si acaso se podrá considerar un estor de Ikea, con Polonia en la OTAN y la UE) la gente se dedica a comer patata, repollo y remolacha en preparaciones insípidas y sopas diluidas, y aunque los ingrediente estrella en general son éstos , las preparaciones y el nivel general de sabores que te encuentras es sorprendente.

Así que nostálgicos como somos no desaprovechamos la ocasión de descubrir un restaurante donde comer auténtica comida polaca en los madriles: La Polanesa (c/Narciso Serra 3, junto al Retiro y Atocha). Además nos acompañaron dos amigos que también habían visitado hace poco el país y regresaron tan emocionados como nosotros.

Entramos por la puerta con una idea en la cabeza : PIEROGI. No olvidéis esta palabra. Los pierogi son una pasta rellena que recuerda a la pasta italiana rellena ligeramente, y sobre todo a los tan de moda dim sum asiáticos. Los rellenos son variados pero giran en torno a la patata, la col, el cerdo y el queso. Se sirven cocidos o bien cocidos y luego fritos en mantequilla y acompañados de cebollita (aparentemente) caramelizada o salsas a base de nata. Una auténtica delicia que no podéis dejar de pedir cuando lleguéis.

Nosotros pedimos dos platos diferentes de ellos y eran exactamente como los recordábamos.
Si te gustan te puedes llevar bolsas de ellos congelados a casa, ya que el restaurante cuenta con un pequeño colmado donde venden variados productos de origen polaco.

El caso es que hasta que no vimos los pierogi en la carta no respiramos tranquilos y pudimos apreciar el resto de detalles a tener en cuenta en la visita en La Polanesa :para empezar, la decoración del lugar te leva a un limbo temporal entre la casa de tu abuela cuando eras crío y la versión polaca de Cuéntame (te imaginas a un Toni de 100 kilos y pelo a cepillo comiendo en esas mesas con ganchillo y planeando alguna acción contra el Gobierno comunista).

La carta, por su parte, no olvida ninguno de los puntales de la tradición polaca : sopa Żurek, Oscypek (queso de oveja ahumado y frito); ensaladas de arenques, col o remolacha; Gołąbki ( carne picada especiada envuelta por hojas de col y con salsita de tomate); Bigos (guisito de carne y repollo, fuertecito pero delicioso) o la salchicha polaca por excelencia, kiełbasa. Y en cuanto a la bebida, no falta una enorme variedad de cerveza que es una muestra de la extendidísima pasión polaca por la cerveza.

Ya veis que el panorama era inmejorable, así que nos decidimos por los mencionados peirogi por partida doble, la kiełbasa, la ensalada de remolacha y el gołąbki junto con una variedad de cervezas de la tierra y a disfrutar.

Os dejamos con las fotos de nuestra visita para que vayáis haciendo hambre.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2016/07/15/la-polanesa

etiquetas: , , , ,

Gath

Buena reseña. Me has hecho recordar lo bien que lo pasamos, comimos y bebimos en Polonia. Cuantos recuerdos.

hace 11 meses

El Apartamento

+34 917 55 44 02

Calle Ventura de la Vega, 9 <m> Sevilla 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 107 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

El Apartamento: un Morrete ilustrado

me gusta

Siguiendo con el objetivo de conquistar todos los rincones de Madrid, Morretefino se desplaza esta vez al aún inexplorado Barrio de las Letras. Estando en la órbita del Congreso de los Diputados ( “sede de la soberanía popular”, ejem…), el Museo del Prado, los hoteles de 5 estrellas, te imaginarás que nos hemos calzado el traje italiano y los gemelos , pero no, nada más lejos de la realidad: seguimos fieles a nuestro espirítu popular. Visitamos El Apartamento (c/ Ventura de la Vega 9) por su aparente oferta de “bueno, bonito y barato”.

Situado en una calle poco transitada de la zona, y junto a otras ofertas gastronómicas más internacionales y exóticas, El Apartamento nos recibe con su lema de “barras , mesas y amigos”. Y la verdad es que la promesa la cumplen (ya podían tomar nota sus vecinas señorías). La barra es de esas clásicas que te dan ganas de acampar y echar allí la noche, hay buen ambiente y mesas no faltan: en una especie de nivel ligeramente superior se abre ante nosotros la estancia principal del apartamento. En resumen, el sitio es agradable y acogedor aunque para nuestro gusto al ser tan amplio quizá un poco impersonal. Como contrapunto a este pequeño defecto debemos mencionar que no falta una gran pizarra de sugerencias del día, y eso a Morretefino le emociona.

Una vez sentaditos nos traen las curiosas cartas. Otro golito que nos han metido. Inmersos como estamos en esta fiebre de recuperar la música en vinilo y toda su mística, traernos estas cartas es ganarnos para toda la noche.

Y si a eso le sumamos que tienen medias raciones de muchos platos para poder probar a cascoporro, la noche se pone con el viento en popa. La carta es amplia y apetecible: cocina de siempre con influencias más actuales en las elaboraciones. Además y como ya decíamos antes te ofrecen un montón de sugerencias del día por si no tenías suficiente con la carta.

En cuanto a los vinos la oferta es aún mayor. Ordenados por regiones y denominaciones de origen, tocan todos los palos y gustos. Nosotros nos desmarcamos con un Syrah de Extremadura en plan “outsider” y nos pegamos un pequeño batacazo. Pero como dicen en los concursos de la tele ” aquí hemos venido a jugar”.

En cuanto a la comida, tampoco parece que fuera nuestra gran noche como diría el omnipresente Raphael. Nos quedamos al final con la sensación de que otro día y con otras elecciones hubiésemos cenado mucho mejor, pero ojito que no nos fue tan mal eh. Todo rico pero sin rematar la faena. Así que habrá que volver y probar algún pescado, una carne a la parrilla que tienen al fondo…

La comanda fue de ensaladilla rusa con pulpo a la brasa, unas croquetas caseras de jamón, una crema de setas con cecina y parmesano y por último media de presa ibérica con parmetier de parmesano y albahaca.

Os dejamos con las fotos de nuestra visita para que vayáis haciendo hambre.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2015/03/13/el-apartamento-un-morrete-ilustrado

etiquetas: , , ,

StreetXO

+34 915 31 98 84

Calle Serrano 52 (Gourmet Experience de Serrano) <m> Serrano 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 431 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

STREETXO o la feria internacional de los sabores

me encanta, uno de mis favoritos

Un buen día. Jueves. Cerca de las 21 horas. Madrid. Calle Serrano. Fauna por doquier: Yuppies, consultores de sol a sol, señoras trasnochadas, rubias de profesión en las boutiques y maniquíes en las aceras. Esto sí es territorio hostil y no lo que nos enseñan en la tele.

Ante semejante panorama un oasis emerge en las alturas. En concreto, en la planta séptima de El Corte Inglés (Calle Serrano 52, esquina con Ayala), en lo que se ha venido a llamar Gourmet Experience (en homenaje a lo campechano del barrio). Es aquí donde David Muñoz ha decido trasladar desde su anterior sede en Callao la versión low cost de su mítico Diverxo para acompañar a otros dos restaurantes para gente con el morrete fino como son Rocambolesc (heladería de Jordi Roca y Alejandro Rivas) y Salón Cascabel (creada por el restaurante mexicano con estrella Michelín Punto MX). Y para qué engañarnos: no es lo mismo Callao y Gran Vía que Serrano, pero han ganado con el cambio.

Su anterior ubicación se había quedado pequeña incluso antes de la apertura (una única barra siempre abarrotada en la que tenías que meter codo para hacerte con un metro de ella). Ahora en Serrano la barra ha multiplicado por dos su longitud, han añadido tres o cuatro mesas para sentarse, una barra de coctelería y una terraza a la Calle Ayala. No es el palacio de un jeque árabe pero es más espacioso que su anterior localización.

Como decíamos, el local tiene una capacidad mayor, pero ni aún así te libras de la cola para entrar. Ésta puede ser mayor o menor en función del día y hora elegido, pero la tienes asegurada. En nuestro caso (un jueves de marzo por la noche) ésta fue de 5-10 minutos para entrar y situarse en la barra de coctelería, donde seguimos aguardando una media hora más, pero ya con una cerveza en la mano (a 3 €), con la que siempre la espera se hace más corta.

Ya con la copa en la mano puedes ver cómo es el funcionamiento del local. Detrás de la barra central se encuentran los fuegos y los cocineros haciendo de las suyas; mientras, por los pasillos, se van moviendo los camareros sirviendo la bebida. Un personal que parece creado con el mismo molde de David: gente siempre dispuesta a atenderte y a explicarte los platos de forma amable pero con mucha juventud y con un look desenfadado y cercano, que ya es marca de la casa. Es así como uno de los camareros nos llamó para decirnos que ya teníamos un sitio para los 4 en la barra y nos lanzamos a por la carta.

Los platos son similares a los anteriores en el Streetxo de Callao, pero con alguna incorporación a la misma y unos precios un poco más elevados (entre 8 y 18 €). Primer pedido: 7 raciones. Y para regarlo, una botella de tinto de la Comunidad de Madrid: Treinta mil maravedíes (26 € la botella).

Comenzamos con el carrusel:

Costilla de raya y hojas de banana + Sambal indonesio de pasta de crustáceos. Spicy – salmorejo – cremosos – picante. Pan de gambas.

Os dejamos con las fotos de nuestra visita para que vayáis haciendo hambre.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2015/04/10/streetxo

etiquetas: , , , , ,

Taxi a Manhattan

+34 918 33 40 34

Calle de la Basilica 17 <m> Nuevos Ministerios 6 8 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 112 personas

ver más restaurantes cocina internacional en Madrid

Taxi a Manhattan

me gusta

“Dicen que cuando en Nueva York son las tres de la tarde, en Europa son las nueve de diez años antes”

En nuestro caso, llegamos pasadas las 10 de la noche. La noche era fría y las calles estaban encharcadas como muestra de haber caído una buena tormenta. Pese a ello, el ritmo de la ciudad no paraba, “es la ciudad que nunca duerme”.

Antes de llegar habíamos rellenado nuestro formulario para no inmigrantes como nos indicaron y, aun añadiendo que íbamos en calidad de turismo y disfrute, tuvimos que esperar una distendida cola.

En ese preciso momento nos pusimos a repasar el planning del viaje: los primeros días los dedicaríamos a recorrer todos los lugares recomendados por los amigos y luego seguiríamos nuestros instintos.

Lo primero que hicimos fue lanzarnos a la calle y apaciguar el hambre que traíamos después de 8 horas de vuelo. Para ello, tiramos de “finger food” saciando nuestro voraz apetito con unos Dumplings de gamba y, aunque suene extraño, unos huevos trufados con patatas paja y virutas de jamón. ¡Ay Nueva York! ¡cuántas sorpresas nos tenías guardadas!

Continuamos nuestro viaje por el barrio del Soho, ubicado al oeste del downtown de Manhattan. Atraídos por sus contrastes, visitamos desde la famosa fábrica Singer hasta la tienda Tiffany´s; recorriéndonos las calles de arriba abajo, dejando para el final Broadway, con sus elegantes lugares de entretenimiento nocturno. ¡Una pasada!

Aquí nos detuvimos a comer un Steak Tartar de solomillo de buey con encurtidos acompañado de una salsa muy muy picante, que le daba un toque especial; y unos dados de buey con patatas, queso gorgonzola y miel trufada. ¡Espectacular!

Os dejamos con las fotos de nuestra visita para que vayáis haciendo hambre.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2015/04/17/taxi-a-manhattan

etiquetas: , , , , ,

Crumb

+34 915 48 41 29

Conde Duque 8 <m> Ventura Rodriguez 3 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 170 personas

ver más restaurantes comida rápida en Madrid

El bocata se actualiza en Crumb

me gusta

Antes de meternos de lleno en el tema de salivar con la reseña, aclaremos que el título de la entrada puede despistar a alguno cuando vea las fotos. ¿Son sándwiches o bocatas lo que sirven? Pues ni para ti ni para mí: son un híbrido perfecto. Por el pan (casero, de masa madre, riquísimo) son unos bocatas con todas las de la ley. No hay nada que defina mejor al bocata que un buen pan. Pero es cierto que por el aspecto y el corte del pan también se puede considerar un sándwich, aunque no lo sería si consideramos que es el pan de molde el que define a éste. Miles de triviales dudas nos asaltan en este punto: ¿es el bocata el homólogo español de los emparedados de origen inglés? ¿Es un ente en sí mismo o no es más nuestra palabra para denominar a lo que de una forma u otra se come en todo el mundo: dos trozos de los más diversos panes entre los que se cuelan otros trozos de Dios sabe qué?

Ya veis que el asunto da para una tertulia lingüística moderada por la momia el escritor Fernando Sánchez-Dragó por lo menos. Pero no queremos aburriros, así que ya vosotros le dais una vuelta esta tarde en el baño en vez de leer los ingredientes en latín del champú. Vamos al liote.

Crumb es un pequeño restaurante informal situado en la atractiva zona de Conde Duque, en la misma calle Conde Duque nº8 para ser exactos. Para un servidor es el barrio ideal , si bien mis pagadores no piensan lo mismo. Tiene el ambiente típico perfecto de esos barrios que conjugan sin aspavientos iniciativas frescas e innovadoras sin perder el espíritu de barrio pequeño y castizo. Vamos, que tiene lo mejor de Malasaña pero nunca (o casi) te sentirás un personaje de Cuéntame o te tratarán como tal en sus garitos, tiendas o estupendas plazas. La modernidad justa, sin poses ni tonterías y sin hordas de gente deseando pagar 4 pavos por una caña. No será la primera vez que os llevaremos a visitar sus calles porque nos encanta y lo visitamos a menudo.

La comida y el local de Crumb van en bastante consonancia con el barrio. La carta es atractiva y acorde a los tiempos, el local es muy coqueto, sencillo, elegante e informal a la vez. Hasta aquí nada nuevo, hay decenas de nuevos garitos así y en muchos la calidad/precio rememora la célebre figura patria de Luis Candelas. En otros directamente no se come bien. En Crumb tienes todo lo bueno de los restaurantes informales de moda y además tienes lo más importante: buena comida a precios razonables y asequibles.

Os dejamos con las fotos de nuestra visita para que vayáis haciendo hambre.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2015/05/06/crumb

etiquetas: , , , , ,

Restaurante Felipe en Navacerrada. Homenaje al producto y al sabor.

me gusta

“¿Este fin de semana podríamos aprovechar y subir a la sierra?”

¿A alguno os suena familiar esa frase? ¿Cuántos planazos se han quedado en el tintero porque la noche anterior te calentaste y te has levantado tarde y de resaca? En nuestro caso, miles.

Pues ya sea porque los destilados de ahora no son como los de antes o porque nos estamos haciendo mayores… que cogimos un domingo tonto y pa´ la sierra que nos fuimos. Destino Navacerrada.

Navacerrada para el que no lo conozca, es un sitio para visitar. Casas típicas de zona de alta montaña, un pantano precioso y unos alrededores increíbles. Por no hablar de sus bares, ¡¡¡que bares!!! Buen producto, buena atención, buen ambiente y si te acompaña el buen tiempo, para que queremos más.

Pues con la escusa de que estábamos por allí nos calentamos el morrete y a comer que fuimos, a ponernos hasta la bola. Pero no a un sitio cualquiera, por una vez que subíamos tiramos de un MorreteFino.

Hablamos del restaurante “Felipe”, restaurante que destaca por su vistosidad, su zona interior la cual te transporta a un jardín acogedor y la joya de la corona, su cocina de leña.

Con todos estos datos nos pusimos manos a la obra. La carta era muy variada y amplia, en la que destacan las carnes y los productos de la tierra. Para los que sean más de mar, algún pescadito de buen ver también tienen.

IMG-20150513-WA0002

Para el centro y sabiendo ya cual iba a ser nuestra presa principal de la tarde, pedimos una Ensalada Felipe (Lechugas, espinacas, tomates secos, beicon, parmesano, cebolla y pan crujiente, zanahoria y una exquisita salsa de mostaza dulce).

A la ensalada le acompañó unas morcillitas de arroz y para empezar a regar todo esto, dos obras de arte para el paladar. Un vino rosado de Navarra (Gran Feudo) y un Ribera del Duero de Matarromera (Melior).

No habíamos empezado con nuestras viandas, cuando con el vino nos trajeron un poco de embutido de la zona con unos picos de pan y acto seguido, se presentó Felipe con unas Crepes de Bechamel rellenas con boletus, beicon y gambas. Exquisitas, y como venían de parte de la casa, pues como que te saben hasta mejor.

Después de dar buena cuenta de todo esto, aún estábamos salivando por el plato estrella. Cochinillo asado.

Os dejamos con las fotos de nuestra visita para que vayáis haciendo hambre.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2015/05/13/restaurante-felipe-en-navacerrada-homenaj...

etiquetas: , , , ,

Casa Lobo

+34 912 01 42 62

Calle Torrecilla del Puerto, 5 <m> Arturo Soria 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 18 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Casa Lobo, un buen remedio contra el síndrome posvacacional

me gusta

Uno de los grandes dramas en la rutinaria vida de un trabajador de nuestros días se produce poco antes de volver al tajo después de un verano de vacaciones. La sensación de vitalidad, libertad y euforia que suele llevar asociada el descubrimiento de nuevos lugares o el disfrute de aquellos que asociamos a momentos de felicidad se va evaporando para dejar paso a sudores fríos, espejos que devuelven caras de angustia, mal humor y DRAMA. El momento ha llegado. Tu mes de vacaciones sin dar ni palo se esfuma y hasta el próximo año te verás abocado a que mucho de tu tiempo esté organizado, planificado, cuadriculado… y las “obligaciones” se hagan con el timón de tu vida.

Pues bien amigos, así me encontraba yo el último domingo de Agosto cuando vino a rescatarme el restaurante que hoy nos ocupa: Casa Lobo ( Calle Torrecilla del Puerto 5 -entrada por Calle Asura-); el cual nos demostró que la comida ( uno de los 3 o 4 sencillos placeres de la vida para un servidor) puede alegrarnos cualquier día, por mucho trabajo que tengamos.

Ya teníamos echado el ojo al sitio hace tiempo, pero no habíamos pasado de una cerveza. Situado en la ilustre zona detrás de Arturo Soria y junto a Conde Orgaz (ya veis que nos hacemos a todo, no se nos caen los anillos allá donde vayamos), Casa Lobo llama la atención desde el primer momento por sus dos terrazas, su planta semicircular y su estupendo cartel que reluce en la noche y brilla con el sol del día. El interior tampoco desmerece: una barra de forma elíptica y aire Mad Men domina la entrada. Elegante, atractiva y muy bien servida, por momentos ves al guaperas de Don Draper en la esquina con su sempiterno Old Fashioned en la mano. A ambos lados quedan los dos salones del restaurante: Sobrios, con clase.

Una vez descubierto el atractivo del exterior y el interior, que son uno de los grandes activos del restaurante, hay que decidirse entre uno de ellos teniendo también en cuenta si tu carta es la de tapas de la barra o la carta de restaurante para darte el homenaje completo. Bien, nosotros catamos las dos opciones.

La carta de tapas (unas ocho o nueve, todas a 5 euros) permite degustar con una buena caña, una copita de vino o un refresco algunas buenas propuestas que en cantidad-calidad-precio tienen una puntuación muy alta. Nosotros probamos el tartar de salmón, las alitas deshuesadas y glaseadas y una tempura de verduras con salsa de soja. Como decíamos, todo notable; con la pega del primero quizá algo “avinagrado” y que no permitía saborear el resto de matices de un buen tartar. Para las alitas y la tempura no nos llegan las pegas. Estaban de “chapeau”. Así que la primera opción, la de tomar el aperitivo o tapear en barra/terraza es tremendamente recomendable.

Os dejamos con las fotos de nuestra visita para que vayáis haciendo hambre.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2015/09/09/casa-lobo

etiquetas: , ,

Sala de Despiece

+34 917 52 61 06

Calle Ponzano,11 <m> Alonso Cano 7 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 280 personas

ver más restaurantes tapas en Madrid

Sala de despiece

me gusta

Para quien no nos conozca, nosotros somos animales de costumbres y, si puede ser, de costumbres baratas. La verdad es que nos solemos mover por auténticas tascas de esas en las que las raciones son abundantes, la bebida es barata, los camareros llevan un palillo entre los dientes y varias manchas de dios sabe qué en el polo y donde los baños son… Bueno, que no estarían entre el top 3 de sitios para llevar a una chica el primer día. Lo dejamos ahí.

De todas formas, tampoco nos malinterpretéis, no vamos a rajar de estos bares que son el sustento de nuestra alimentación. Y es que hay auténticas joyitas dentro de este género como veremos en ese gran rincón de la gastropedia que es el Morretis Vulgaris; es más, puede que sea la base del blog. Pero, a veces, también nos gusta probar cosas un pelín más sofisticadas (sólo un pelín, que la sofisticación va en línea con el bolsillo y a finales de mes la sofisticación nos importa más bien poco).

Es así como decidimos ir a la Sala de Despiece. Un local que teníamos apuntado desde hacía tiempo, del que habíamos leído buenas críticas y que tampoco se nos iba mucho de precio (presupuesto tope 30 euros/persona).

Para empezar habría que decir que se trata de un local pequeño en el que se come de raciones y de pie y que siempre está hasta arriba (nosotros estuvimos un martes y aunque al principio nos costó hacernos con un rincón, al final lo conseguimos). El local tiene como gran protagonista la barra. Existe una barra principal que separa el área de los camareros de los clientes y después existen unas pequeñas barras adyacentes en cada una de las paredes. No es un sitio para estar supercómodo, pero una vez que te haces con tu sitio no se está mal.

Os dejamos con las fotos de nuestra visita para que vayáis haciendo hambre.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2014/11/16/sala-de-despiece

etiquetas: , , , , ,

Royal Cantonés

+34 915 00 01 61

Calle Olvido, 92 <m> Almendrales 3 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 181 personas

ver más restaurantes chinos en Madrid

República Popular de Usera

me gusta

Si en nuestra querida a la par que denostada piel de toro, con sus 45 millones de habitantes, conviven diferentes gastronomías que influenciadas por clima, tradición histórica, productos de cercanía y sensibilidades, son una de las piedras en que se apoya el sentimiento nacionalista o al menos regionalista de los españoles; es de esperar que cuando hablamos de comida china estamos englobando mil y una formas y tradiciones de cocinar. Como mil son los millones de chinos que la consumen, que se dice pronto. Si a todas esas cocinas regionales añadimos la china-occidental que tan bien conocemos, tenemos un panorama en que nos es imposible definir o acceder a una gastronomía china que podamos calificar de auténtica o “de verdad”.

Os dejamos con las fotos de nuestra visita para que vayáis haciendo hambre.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2015/11/30/royal-cantones

etiquetas: , , , ,