32 sitios, 8 siguiendo, 9 seguidores, 2 descubiertos, 275 visitas

...la niña dijo:"padre a veces desearía más comida, más variedad y distintas clases de cosas para comer".
Así empieza el viejo cuento persa de "Muskil Gusa"...

Muskilgusa

mostrando 7 sitios

Nakeima

+34 620 70 93 99

Calle Meléndez Valdés 54 <m> Argüelles 3 4 6 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 403 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Haz cola ...y disfruta ;)

me encanta, uno de mis favoritos

Nakeima es una de las barras de altísimo nivel pero a las que hay que ir con la mente abierta. Como en Streetxo o en Sala de Despiece toca hacer cola. Pero aquí solo comen los veinte primeros y hay un ritual a seguir: llegar como muy tarde a las 19:30, preguntar a los que han llegado antes cuántos van a ser porque cada persona puede reservar sitio a cuatro. A las 20:30 toman nota y te puede ir a tomar una caña para volver puntualmente a las 21:00. Al medio día es igual pero sabiendo que abren a las 14:00 y salen a apuntar en la lista a las 13:30 y parece que con llegar media hora antes es suficiente. Dentro no hay carta y la pizarra con los platos puede no tener ni parecido a lo que ese día tengan así que lo mejor es dejar que vayan poniendo lo que quieran y parar cuando no se pueda más (que suele ser cuando has probado todo;). No hay mesas con sillas solo la barra, mesas altas y unos taburetes. Los mejores sitios son los de la barra.

Todo está buenísimo, es una cocina viva, llena de sabores, texturas, aromas, muy logrados. El estilo es oriental, una combinación muy personal de cocina japonesa, china, tailandesa y platos y productos típicos españoles. La mayoría de los platos son solo un bocado o pequeñas raciones perfectas para compartir. Estuvimos cuatro y probamos toda la carta.

Para empezar atún con tomate. Nada que ver con lo que puedes esperar con este nombre, es grasa de atún con corazón de tomate en una cuchar que se come de un bocado. De aspecto poco apetecible, la grasa gelatinosa con las pepitas del tomate, fue para mí uno de los mejores bocados, el intenso sabor a atún con el frescor del tomate y la textura me parecieron deliciosos.

Ensalada con combo de algas, molusco gallego, huevas de salmón y alga uva de mar con caldo de pescado helado me encantó

Siumai de papada (empanadilla al vapor) fue una lástima que solo fuese un bocado, todos queríamos una más, pero ya venían los dim sum de cerdo encebollado y los wonton de gambas, que no podían estar más buenos

Los Nigiris de gamba al ajillo, los de vieira y los de Panceta también para comer de un solo bocado y riquísimos
Como la Infladita (masa a base de maíz) de sardina que al morderla explota en la boca: espectacular.

Las ancas de rana con curry verde aromatizadas con flores, tirabeques, hinojo… fue para mí el mejor plato dentro del altísimo nivel del resto.

Y llego el black bao, que es negro porque está hecho con la tinta de la sepia y relleno de sepia. Pedimos dos para los cuatro que estábamos cenando. Si haces esto cuidado porque no lo querrás compartir.

Para terminar nos trajeron un remen seco. Bueno, pero no tan espectacular como todo lo anterior

Preguntamos si quedaba en la carta del dia algo probar y siiiii, quedaba el Ssam de merluza. Que por supuesto pedimos. Es un plato de la cocina coreana en el que se usa lechuga para envolver, como un taco. Muy bueno.

Cervezas y un par de copas de vino por persona fueron 40 euros.
Si te pasas con los vinos supongo que puede subir más la cuenta.
Relación disfrute precio máximo.

Nos atendieron muy bien, super atentos y divertidos.

Para volver y volver.

etiquetas: , , , ,

La Cuina de Karlos Escoto

+34 672 34 07 31

Calle Cibeles 5, Playa de Gandía Gandia, Valencia provincia, España

guardado por 2 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Gandia

Detalles y atención excelente

me gusta

La Cuina de Karlos Escoto. Es un pequeño restaurante en una de las bocacalles que dan a la playa de Gandía. Sin duda una mejores opciones si se busca un lugar especial en Gandida y alejarse de los restaurantes especializados en paellas que son los que más abundan.

Cocina creativa, desde la sencillez pero llena de detalles y muy bien ejecutada. Con buena materia prima local y re-interpretación de recetas de la tierra y alguna buena copia de rectas de algunos top-famosos de la zona como los figatell de sepia del Baret de Miquel.

Decoración igualmente sencilla pero que consigue crear una atmósfera cálida y agradable. La cocina está a la vista y puesto que la sala no es muy grande tienes a pocos metros a Karlos afanado en la elaboración de los platos. La sala está magníficamente atendida y los detalles de la cocina se extiende aquí también.
Precios contenidos, por la calidad ofrecida, sobre los 30 euros dependiendo del vino, hacen que sea un sitio para repetir. Para mi, visita obligada cada vez que voy a Gandía.

En mi última visita he probado la paella. También muy recomendable: excelente sabor, el arroz en su punto y un gusto comérsela en la terraza. Con conejo en lugar de pollo lo bordaba. La atención como siempre excelente y lo entrantes deliciosos y muy de a tierra, unas rosquilletas con embutidos de Onteniente y un delicioso guiso de sepia.
Seguiré volviendo

etiquetas: , , , ,

El Baret de Miquel

+34 673 74 05 95

Calle Historiador Palau 1 Denia, Alicante provincia, España

guardado por 24 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Denia

El bar de la felicidad

me encanta, uno de mis favoritos

Reservar el el Baret de Miquel es casi tan difícil como hacerlo en Can Roca y no es para menos. Miquel fue jefe de cocina del restaurante El Girasol, en Moraira, después en la La Seu, en Denia, en el primero logro dos estrellas Michelín, en segundo cuando estaba a punto de conseguir la segunda decidió dar un cambio a su vida y la forma de entender la cocina, montando un “bar de pueblo”, donde trabajar él y su familia. En un local sencillo, poco más de media docena de mesas donde ofrecer una cocina excelente para todos los bolsillos.

Lo ideal es ir al Baret un grupo de amigos para poder probar el máximo número del platos. Aquí, como en cualquier bar todo viene por raciones para compartir. Entre una y media y dos raciones por persona se come bien.

Estuvimos cuatro personas y fue una comida divertidísima y es que la amabilidad y el buen humor es como se atiende aquí a los clientes.

Lo que se sirve aquí son platos de alta cocina que Miquel ha conseguido simplificar para ofrecer elaboraciones sorprendentes a precios asequibles.

Los platos que probamos fueron

Patatas bravas: su peculiar interpretación de la típica ración de cualquier bareto, pero con mini papas arrugas sobre las que, encima de cada una, va una cremosa salsa y un punto de alioli. Muy buenas

Buñuelos de Bacalao: Otro clásico de los bares. Con un cremosidad y exquisito sabor que inunda la boca tras morder el crujiente rebozado. Excelentes

Figatell de sepia: Los figatell tradicionales son un plato típico de varios lugares de la Comunidad Valenciana, son una pequeña hamburguesa que se elabora con la carne más humilde del cerdo: el tocino magro y el hígado. Miquel ha reelaborado la idea empleando sepia. Es una de sus grandes creaciones. Imprescindible, es uno de los platos más famosos del Baret, muy imitado por otros bares de la zona, que poco suelen tener que ver con el original

Tartar de Bonito: No es el típico trozo bonito picado con alguna salsa más o menos rica. Miquel logra dar un punto distinto a este plato tan trillado en cualquier restaurante modernillo que se precie y lo sirve ahumado, a la vista de los comensales, dentro de un recipiente donde ha prendido cascara de ajo que al arder van perfumado el plato. Genial.

Esponja de ceviche con erizos: la esponja es una preparación de sabor neutro que debía acompañar el fuerte y dulzón sabor a mar del erizo contrastando el ácido de la preparación del ceviche. Por desgracia el erizo era bastante insípido, cuando estuvimos no era precisamente la mejor temporada de erizos

Cous cous de pulpo: Todo con un rico caldo de pescado y verduras troceadas en bolitas. Original y rico.

Lomo de vaca. Marcado en la plancha y con una salsa ligera de pescado. Un combinación muy interesante que podría mejorarse con una carne de sabor más potente ya que el sabor a mar destacaba demasiado sobre la carne. Este plato con una carne buey auténtico, puedo imaginar que sería espectacular.

Y seguimos…. Con los postres:

Mucho fuet para tan poco pan…: Entre risas con quien nos estaba atendiendo, “no nos quiso” explicar lo que era. Si os gusta el chocolate pedidlo, ya veréis… Se trata de un ingenioso trampantojo de un fuet hecho de chocolate. Con su etiqueta y todo!! Delicioso y contundente.

Tarta de Manzana: otro clásico de Miquel. Tiene todos los ingredientes de una tarta de manzana, pero no tiene nada que ver con lo que es una tarta de manzana. Exquisito.

En resumen, cocina de alto nivel, combinando técnica y sencillez. Producto correcto, que si en algunas preparaciones fuese de mayor calidad sería de estrella Michelin…Otra vez… ;)

Para beber unos deliciosos vinos de Alicante, un original Mas de Sella de y un clásico Enrique Mendoza. Además del buen rato que pasamos y lo que reímos con Ximo, “L'aprenent vinícola”, eligiéndolos.

Vermouth y cervezas de aperitivo, más cafés fueron 45 euros por persona, salimos rodando, después de casi cuatro horas gozando. Un relación de disfrute por ese precio imbatible.

Para volver siempre que se pueda, si no fuese tan difícil reservar. Aunque siempre quedaran los últimos sábados de cada mes donde no se admiten reservas y funciona el sistema de hacer cola

etiquetas: , , , ,

Javier B.

Vaya envidia!! Ya me dirás como reservaste, porque es imposible. Cuando es sin reserva supone cenar a las 8.

3 de agosto de 2017

Muskilgusa

Hola Javier. Pues la verdad es que de casualidad. Me había apuntado por Internet a la lista de espera para 2 personas la semana anterior den viaje que teniamos programado a Denia. Después nos llamaron 2 amigos para quedar a comer en Denia ese día, volví a entrar con la intención de modificar los datos de la lista de espera y ¡ohhh! había disponible una mesa de 4 justo para ese día. Supongo que de alguna cancelación.
De todas formas creo que el día 1 de cada mes salen las reservas para para el tercer mes siguiente. Es decir el próximo uno de septiembre se abren las reservas del mes de diciembre. Creo que si entras en la página de reservas a las 0:00 horas del 1 de septiembre tienes muchas posibilidades de reservar el día y hora que quieras de Diciembre.

Suerte!!!
ver comentario completo

3 de agosto de 2017

New York Burger

+34 917 70 79 82

Paseo de la Castellana, 89 <m> Nuevos Ministerios 6 8 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 46 personas

ver más hamburgueserías en Madrid

me gusta

Excelentes hamburguesas con un sabor aumado y de parrilla que es difícil enconar en otros establecimientos que puedes hacerte a medida desde el peso de la carne, por supuesto el punto, ingredientes, tipo de pan y acompañamiento.

Excelente relación calidad precio. Por 15 euros por persona disfrutamos de una hamburguesa de 250 gm de carne sabrosa perfectamente cocinada al carbón y jarra de cerveza.

Sin duda volveré pero a probar sus costillas y carnes al horno de carbón, con lentos y prolongados ahumados que ofrecen en su carta.

etiquetas: , , ,

Filandón

+34 917 34 38 26

Carretera Fuencarral - El Pardo (M-612) Km.1,9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 287 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Un gran restaurante para comer pescado en Madrid

me encanta, uno de mis favoritos

Filandón es uno de los restaurantes que el grupo Pescaderías Coruñesas tienen en Madrid. Situado prácticamente dentro del monte del Pardo, tiene unas instalaciones espectaculares, tanto en sus salones, decorados con un estilo rustico, tonos blancos y grandes ventanales como a la parte de la terraza, sin duda una de las mejores de Madrid. A pesar de ser capaces de poder llegar a atender a unas 500 personas, resulta difícil reservar en fin de semana con menos de un mes de antelación. Yo estuve un martes cenando y estaba prácticamente lleno. Ambiente informal pero serio de clientes de buen nivel, grupos de amigos y familias acomodadas que aprovechan la amplitud de los salones y la disponibilidad de mesas grandes para reuniones y comidas especiales. Es fácil encontrar famosos comiendo aquí. Este fue el restaurante elegido para la comida de la visita que Michelle Obama hizo a Madrid en 2016. El parkig es otro espectáculo, Mercedes, BMW, Audi, Lexus, Porche es lo “normal”. Pudiera parecer, que visto lo anterior, los precios estuviesen disparados o que la calidad no estuviese a la altura, dado el tamaño del restaurante, pero o es así. Con entrantes, un pescado excelente, media botella de vino por persona y postres la cuenta no sube de 50 euros.
En la cena que disfrutamos, fuimos 4 personas y el camarero nos recomendó una pieza de Pixin especialmente grande que tenían ese día, hecho a la parrilla vino a la mesa en su punto exacto y fue para compartir entre los cuatro. Era un rape de tamaño enorme de una calidad difícil de encontrar y superar, servido con una ligera bilbaína, guarnición de fuente de patatas fritas caseras cortadas estilo “chips” y otra de ensalada. No le hacía falta nada más. Sentí no probar el cogote de merluza, el lenguado o el rodaballo, uno (de mis pescados preferidos).
Los entrantes correctos, pero no me entusiasmaron: ensaladilla rusa con carpacho de carabineros, pulpo a la brasa y gamba de Huelva al ajillo.
Sin duda es un restaurante para venir a comer pescado. Pescaderías Coruñesas es proveedor de los mejores restaurantes de Madrid y después de lo visto, no me cabe duda de que se reservan para ellos las mejores piezas. Pero ofrecen también carnes con un excelente aspecto como solomillo o chuletón de vaca vieja, que se hacen hueco en la enorme parrilla donde a la vista de los comensales se cocina la, mayoría de los pescados
De postre: oblea caliente de manzana con helado de vainilla y las “clasicas” filloas, en la misma línea de sencillez y sabor, fueron perfectos para terminar.
Para beber un rico -y distinto- “Reto” “, D.O. Machuela .
Servicio muy correcto, atento y con cierta distancia, que supongo gusta a la clientela habitual del local.
Como mencionaba antes, el precio medio es de 50 euros por persona, una insuperable relación calidad precio.
Un sitio para volver muchas veces, donde la cocina está al servicio del producto, con una sencillez que solo es posible cuando la materia prima que se ofrece es de una calidad extraordinaria como aquí.

etiquetas: , , , ,

Uskar

+34 911 39 68 63

Calle Alonso del Barco, 11 <m> Embajadores 3 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 22 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Cocina creativa por menos de 30 euros

está OK

Uskar es un restaurante de los hermanos Valdivieso que han abierto este segundo local, cerca de la Plaza de Embajadores. Local sencillo con algunas mesas de terraza, una amplia barra a la entrada y un comedor acogedor con grandes ventanales que atiende no más de 10 o 12 mesas, suficientemente separadas para comer o cenar a gusto, algo que se agradece. Sirven menús del día entre semana con un par de primeros y un par de segundos que parece que están muy bien.
Yo estuve un sábado por la noche cenando y había lleno total tanto en el comedor, la terraza y en la animada barra. Si se quiere ir el fin de semana, es imprescindible reservar.
Los platos de la carta son los “clásicos” de la cocina creativa, donde no falta el risotto de boletus, tartar de atún picante, mejillones al curri o preparaciones a baja temperatura como el bacalao confitado o la paletilla de cordero. El producto es de calidad y los precios contenidos, lo que creo junto a la amabilidad y excelente trato son los principales ingredientes del éxito que está teniendo
En cuanto a la cocina y dentro de los límites de lo que pude probar, me pareció que tiene resultados irregulares. Carta de vinos con referencias poco habituales a precios también muy correctos y numerosas referencias de cervezas de elaboración artesana
La carta, que no es muy extensa ( ni falta que hace) pero no tenían varios de los platos. Lo probamos fue:
Berberechos al vapor, que pedimos ya que no tenían los mejillones al curri. Estaban muy buenos, hervidos con unas rodajas de jengibre que realzaban su sabor a mar eran de un tamaño considerable. Fue lo que más me gusto.

Ensalada de tomate, ventresca y aguacate. Una ensalada correcta, sin más.

Jamón de Cordero Segureño: curioso, una carne muy bien curada con aspecto de jamón ibérico que al comerlo sabe a…cordero, claro :)

Tartar de atún rojo de Almadraba con mango, aguacate y mayonesa japo. Me gusto, es una buena interpretación de las creaciones de tratar de atún picante de restaurantes top-japo. Quizás demasiada presencia de la mayonesa japonesa que quita el protagonismo al atún que debería ser el sabor principal del plato. Tendría que poder pedirse en media ración, porque la cantidad es generosa y si no se pide para compartir puede acabar cansando.

Perdiz en escabeche de fruta de la pasión. No me gustó. Carne seca que no salvó tampoco el insípido escabechado.

Tallarines de calabacín con pesto de shiso y burrata. No lo probé, pero quien lo pidió comentó que el plato estaba bien.

De postre Baklava a nuestro estilo con helado de algodón de azúcar. Muy bueno. Un crujiente pastelillo estilo árabe pero con sirope de agave en lugar de miel, que evita que sea empalagoso que combina a la perfección con el helado muy cremoso y en su punto.

Para beber un tinto Mascarada, un vino de Zamora ligero y de matices modernos, que muy acertadamente nos recomendaron para los platos que habíamos pedido

Para mí lo mejor que Uskar es un sitio en el que se come muy a gusto, atienden a sus clientes con una amabilidad y simpatía natural que no suele ser lo habitual, cuidando mucho los pequeños detalles y ofrecen de forma honesta lo que tienen. Todo esto nos permitió pasar un rato muy agradable y disfrutar del momento de una cena entre amigos. La cocina en mi opinión no alcanza el nivel que cabría esperar de una carta que ofrece platos de cierta sofisticación. Creo que la base es buena, pero por lo menos en lo que probé, queda aún por perfeccionar bastante. Por supuesto esto hay que matizarlo con el precio, 30 euros, por persona que pagamos, que disculpan que la técnica no esté muy afinada y que permiten disfrutar de forma “asequible” de preparaciones que en restaurantes de alta cocina, de donde han salido las recetas originales, es lo que cuesta cada plato.
Quizás en platos más sencillos como los que sirven en el menú, del que he oído hablar muy bien, lo borden.

En definitiva, Uskar es un sitio que no está mal para probar platos de cocina creativa a precios razonables. Aunque con la cantidad de oferta que hay en Madrid no creo que vuelva para segur probando su carta, porque no me pareció nada especial, sí que me gustaría volver a probar su menú diario.

etiquetas: , , ,

Orbayo

+34 915 76 41 86

Calle de Claudio Coello 4 <m> Retiro 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 4 personas

ver más restaurantes asturianos en Madrid

Asturiano "de toda la vida"

me gusta

Orbayo es un restaurante de los de “toda vida” de mesa y mantel de cuadros con decoración sobria de estilo viejuno. Carta tradicional y reducida, centrada especialidades del norte, principalmente asturianas y con buen producto de fondo. Aunque hay algunas otras cosas en la carta, es un sitio para ir a comer fabada, chuletón, cachopo, merluza y arroz con leche. También entrantes ricos como la cecina, croquetas, pulpo a la gallega, picadillo o lacón. He estado comiendo con un grupo numeroso y tuve la oportunidad de probar bastantes platos de la carta y creo que es mejor no salirse mucho de los platos clásicos que digo.
La fabada está muy rica, con fabes muy tiernas, buen compango y servida en una fuente abundante que da para repetir varias veces. El lomo lo sirven sellado al carbón y fileteado para terminarlo en los platos de barro caliente en la mesa, no soy muy aficionado a esta forma de presentación por el olor y el humo que produce en un local pequeño como este, pero es cierto que permite comer la pieza caliente de principio a fin. Anunciado como “buey” está sabroso aunque desde luego no alcanza la altura de los de de Ca Joan o Raza Nostra que rozan lo sublime, tampoco el precio es el mismo ,claro: una pieza de unos 700 gramos, que sirven para compartir, son 36 euros. El cachopo es también buena opción, muy tierno y sabrosos. La merluza a la sidra o a la plancha también está bien.

Pocos vinos en la carta, pero a precios no disparatados. Como todo en este sitio, referencias clásicas. Nosotros comimos con un muga que es siempre un valor seguro. Si no siempre se puede pedir sidra natural, que en el fondo es lo suyo para acompañar las fabes.

De los postres caseros destaca el arroz con leche, a los que les gusta, que no es mi caso, dijeron que estaba muy bueno.
Para ir dos personas no es mala idea compartir una de fabada, el lomo de buey y algún postre casero si no se quiere salir rodando

El servicio correcto, con camareros “como los de antes”, algo lento pero atento en todo momento

El precio sobre los 35 euros está muy bien. No se puede pretender comer buen producto, bien preparado que las raciones sean abundantes como es el caso y pagar la mitad. Creo que la relación calidad precio es un punto fuerte de este sito.

Un sitio para “comer bien” y olvidarse de cocinas creativas, pescados crudos y demás exotismos.

Repito seguro.

etiquetas: , , , , ,