nanoc

Tampu

+34 915 64 19 13

Calle de Prim 13 <m> Banco de España 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 366 personas

ver más restaurantes peruanos en Madrid

Peruano de nivel.

me gusta

Llevaba tiempo queriendo visitar el hermano mayor de la Cevicuchería. Debo decir que mis expectativas eran muy altas.

El local está bien sin ser nada del otro mundo. Cumple.

El ambiente era variopinto, aunque había mucho ser trajeado, incluyéndonos.

La carta es más variada que la de la Cevicuchería pero no necesariamente más extensa.

De entrante pedimos el ceviche verde y una causa, y de segundo probamos ají de gallina, el pulpo (que es como el Manya Won que tienen en la cevicuchería con un emplatado más repipi) y el saltado.

El ceviche verde está muy rico, pero me sigo quedando con el clásico, al que de todas formas se parece muchísimo.
La causa me dejó algo indiferente. He de decir que preparo yo en casa una causa que tal vez no sea muy auténtica limeña pero que es un manjar de esos que uno no puede creer que haya salido de sus manos cuando llega la hora de comerlo.
El ají de gallina es el quinto que pruebo. El primero fue hace años en La Gorda, y me encantó. Luego volví a la gorda pasado un año y sabía diferente, más a queso, menos a pecán. Luego he probado los de Tanta y el Inti, que no me gustaron tanto como ese primero de La Gorda y ya estaba empezando a pensar que tal vez no era mi plato.

Pero el ají amarillo de Tampu ha cumplido con las expectativas. Tal vez esté un poco pasado de potencia, los sabores están a punto de saturar el gusto, tal vez debería haberle puesto el arroz que sirven aparte para rebajarlo un poco, pero… para qué?

Luego el pulpo con esa crema de queso de cabra es una delicia. Y el saltado era muy generoso y estaba muy bueno, aunque me parece un plato más corriente.

Los piscos de este lugar son tan buenos como los de la Cevicuchería, que ya están muy bien.

No nos cabía el postre, así que sin postre nos fuimos.

Es más caro que la Cevicuchería, creo que tocamos a 45 por persona (tomamos un pisco cada uno). Lo vale? La comida sin dudas es de calidad, y deliciosa, pero por relación calidad precio pierde un poquito. 4 stars.

Bonito, Caro y… regular.

no me gusta

Es el sitio bonito del sur. Tiene un patio hermoso que en primavera, o en las noches de verano, tiene que ser una pasada. Para mediodías veraniegos… hay que pensárselo dos veces. Hacía bastante calor, así que nos pusieron un aire acondicionado. Sí, en el jardín. La madre tierra llora de sólo pensarlo.
La alternativa al jardín es un salón que bonito, lo que se dice bonito, no es. Si llueve, o hace demasiado calor, este no es tu sitio.
Los baños, si bien están limpios, no están a la altura de lo que cuesta comer aquí. Pongan una luz que no cuesta nada, hombre!

Carta no muy amplia pero no se echa nada en falta. Precios elevadísimos, hablamos de segundos a 25-30 euros por plato. Porciones generosas.

Pedimos entrantes para compartir: unas gambas rebozadas un poco aceitosas, jamón a precio de oro (30€ la ración, y no es que fuera muy allá, el jamón) y un pulpo a la parrilla que estaba bastante bien.

De segundo, me comí un tartar. Creo que va a ser la última vez que lo pido. La carne parecía decente y estaba bien cortada, pero tenía una cantidad de mostaza que no es normal. Ya conozco 2 o 3 restaurantes que preparan bien el tartar. De ahora en más me limitaré a comer tartar en esos 2 o 3 restaurantes, y en el resto mejor pedir un solomillo de ternera con foie, o un pisto manchego. Ante la duda… la carne como en mi tierra: mejor sequita. El resto de comensales pidió variadito: pato, atún (tenía muy buena pinta pero el centro, que dejan más crudo, se deshilachaba de forma sospechosa… como si no lo hubieran acabado de descongelar, escalopes de foie… todo tenía buena pinta, pero todo se quedó en el plato en al menos un 20%.

Los postres, no sé. Yo probé un sorbete de piña colada que mal, no sabía a piña colada, aunque sí era bastante alcohólico.

El servicio, poco servicial, poco flexible.

En fin, no lo puedo recomendar encarecidamente. Ese patio tan bonito y esos precios tan elevados se merecen una mejor cocina y un mejor servicio.

El Asador de la Esquina

+34 914 43 06 75

Avenida Concha Espina, 1 <m> Santiago Bernabeu 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 45 personas

ver más restaurantes vascos en Madrid

Comer has tartar se

me gusta

Se juntan frente a un asador un argentino, un español, un indio y un chino.

Y un turco, un libanés, un bielorruso, un lituano, un malayo, un indonesio, un filipino…

O sea, no era un chiste, era babel en la puerta del Bernabeu. Un grupo de lo más nutrido y variopinto.

El menú, cerrado: un pescado para el Indio, que no quería comerse a Nandi, un tartar y un entrecot para el resto de mortales.

Después de dudarlo, me pedí el entrecot, es que no quería otro tartar con sabor a mostaza en mi vida. Llegaron los entrantes, muy ricos (paleta, Txangurro, y unos excelentes chipirones a la plancha). Y luego de bastante charla y vino, llegaron los principales, y mi entrecot riquísimo. Pregunté por las mesas que qué tal, y oh sorpresa! Resulta que era uno de los mejores tartares o comoseescribaelplural jamás probado por los comensales!

Acabé mi riquísimo entrecot y le pregunté al camarero: “ya que pagamos 50 menús y somos 43, por qué no nos saca un tartar y un entrecot adicionales por mesa? “

El camarero por supuesto accedió y, como ya todo el mundo había comido hastartarse (plop!), me quedé con el tartar de mi mesa todito para mí. He de decir que estaba delicioso. Lo habría puesto un pelín más picante, pero sabor de 10 y la mostaza brillaba por su ausencia (expresión nunca mejor empleada)

No fui el único, mi jefe ligó un entrecot entero después de comerse un tartar.

Y sobraba algún entrecot más por ahí. Lo único que me detuvo fue el sentido común: había que viajar al día siguiente y no quería tentar (replop!) al demonio de la indigestión.

El precio es algo elevado (54€+IVA), pero viendo que éramos un grupo tan numeroso, no me extraña. 10 grupos de 5 personas para un restaurante son una bendición. Uno de 50 personas, una pesadilla logística.

No le doy 5 estrellas porque me parece caro para lo que se obtiene, aunque si valoras comer de espaldas al campo del Madrid, a lo mejor obtienes más que yo….

Casa de Valencia

+34 915 44 17 47

Paseo del Pintor Rosales 58 <m> Argüelles 3 4 6 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 93 personas

ver más restaurantes cocina mediterránea en Madrid

La casa del Arroz

me gusta

Qué hace un argentino con arrozofobia (existe? No sé si existe o no, pero yo seguro tengo algo parecido… que voy venciendo merced a innumerables visitas a restaurantes asiáticos) visitando repetidamente un local en Pintor Rosales, (Pintor Arrozales), si no es de la mano de su amada?

a) Quiere purgar algún cargo de conciencia
b) Compra petardos en la trastienda del bar
c) Se está pensando eso de la arrozofobia

Si elegiste la opción c), no voy a decir que hayas acertado, pero en un par de visitas más a este sitio, tal vez sí!

Di con la casa de Valencia por una crítica de la Comunidad de la Paella, mientras buscaba un buen sitio para comer arroz en Madrid (dije que no me gusta el arroz?). Es que uno no siempre come solo.

Finalmente, fui por primera vez por trabajo, con algún extranjero que se iba de España sin probar la paella, y bendita la hora. Pedimos arroz negro y arroz a banda, y el a banda resultó ser monumental.

Desde entonces he vuelto varias veces: con amigos, con más amigos, por trabajo, por más trabajo, con compañeros…

El lugar es viejuno, pero tiene su encanto si te sientan cerca de la ventana.
La atención es buena, los vinos… más bien pocas opciones, me tomé un blanco valenciano que no volveré a probar en la vida.

Los arroces son excelentes. Mis favoritos son el arroz a banda (imprescindible comerlo con el rico ali oli que ponen) y la paella Valenciana. Los entrantes…. Ni fu ni fa, y encima suben la cuenta considerablemente. Mejor pedir sólo un entrante para picotear mientras preparan las paellas, y matar el resto del tiempo conversando. Si lo haces de esa forma, la cuenta puede estar en torno a 30€ por cabeza. Si no, la cuenta se puede disparar rápidamente, e innecesariamente, puesto que no tienen nada que esté tan bueno como los arroces.

4 estrellas por el arroz y el servicio. Si no me hacés caso y pedís 20 entrantes, entonces preparate a ponerle 2 estrellas o 1, y también preparate el tupper porque no va a haber quién se acabe el arroz.

StreetXO

+34 915 31 98 84

Calle Serrano 52 (Gourmet Experience de Serrano) <m> Serrano 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 440 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Diver tido. Pero tampoco es para tanto.

está OK

Después de cambiar el panorama español de la alta cocina low cost (básicamente inaugurando el concepto), los locos de Streetxo Callao se mudaron a un local más grande (mucho más grande) también en un Corte Inglés, pero en zona exponencialmente más pija (calle serrano). Este nuevo local es más fácil de encontrar en coche, más accesible, más luminoso, más alegre, y mucho, mucho más grande.

Una barra enorme, para comer mirando cómo cocinan, y mesas! Para sentarse a comer. También tiene una barra de cocktails. La misma música fuerte que impide oír al de al lado, o hablar a volumen razonable, ambientazo con los humos y olores y buena onda de los comensales (el otro streetxo, en comparación con este, parecía más un tugurio de mala muerte y los comensales, por culpa de la luz, el humo, las caras largas, sospechosos de haber cometido o estar a punto de cometer algún crimen) . Este streetxo tiene un ambiente más festivo que desparrama buena onda. Punto por eso.

Después de varias visitas, creo que el servicio ha mejorado? Al menos, en la última, nos han atendido bien, nos han traído los platos con una buena cadencia, nos han recomendado cosas fuera de carta...

Los platos son resultado de una búsqueda constante por la novedad y el esperpento. Y a veces son geniales, otras no tanto. Si lo comparo con el streetxo de Callao, creo que era más fácil acertar con algo muy rico en aquél sitio que en el nuevo streetxo.

En la última visita probamos:

Tacos de cochinita pibil (fuera de carta): mejor que sigan estando fuera de carta. Prescindible.
Sandwich Club: de lo poco que queda del streetxo callao. Muy rico, aunque no lo recordaba con tanta ricota.
Croquetas La Pedroche: vienen con una loncha de atún tipo sashimi encima, con unas cositas que le dan muchísimo sabor a... no sé, algo riquísimo? MUY rico plato.
Saltado peruano de presa: demasiado gusto a mojito. No disgusta pero no me entusiasmó.
Lasagna: muy buena.

Bueno, todo entre bien y muy bien. Originalidad, ingenio, novedad. Para los que van por primera vez, comer en esta barra es una aventura.

Pero los precios siguen en alza. La inflación en este local sólo es comparable con la inflación de Argentina! Dos personas, cinco platos, 4 cervezas, 100€. Mon dieu! Por eso le quito una estrellita.

Duck & Sushi

+34 915 79 17 36

Calle de Sor Ángela de la Cruz, 22 <m> Tetuán 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 22 personas

ver más restaurantes japoneses en Madrid

Bonito, bueno y barato!

me gusta

El ambiente que más me gusta es el de la entrada, con techos altos, paredes bonitas, sombrillas pintadas en el techo, y mucha luz. Luego, a medida que te adentras, el local se va haciendo más oscuro, aunque al fondo tiene unos ventanales que aportan luz y vistas a un agradable patio interno. En general el local es espectacular: vistoso y de buen gusto.

Probamos, entre 6: unas setas shitake con foie y puré de patatas (muy ricas, pero dónde está el paaaaan? o sea, no es que fuera un plato asiático para empezar..), unos rollitos de pato que me encantaron, phad thai buenísimo (habría estado bien que picara algo más), japotacos que huelen mejor de lo que saben (no saben mal pero, por el olor, esperaba más ‘kick’ (decir ‘punch’ ya está ‘out’)). También comimos ceviche de vieira (lo único flojo), rolls de vieira y spicy tuna (buenísimos) y el pato, que venía en una fuente separado por cortes, con lechuga y cebollino y las tortillitas para armarte tu rollito. También nos trajeron un chop suey de pato que no pedimos, no sé si es que al pedir el pato te lo traen como si fuera cocido (con su primero y segundo) o fue invitación de la casa o qué.

En general, todo rico o muy rico, buen tamaño de las raciones, una sorpresa el roll (no soy amigo de pedir sushi a menos que sea un sitio de mucho nivel), una delicia el pato en sus tres variedades (aunque creo que al chop suey el único que le metió mano fui yo, pero es que ya estábamos a reventar).

No tengo ni idea de cómo manejaron el tamaño de las raciones pero salió, con 3 botellas de vino incluidas, a 30€ por persona. Un regalo. Y luego nos invitaron chupitos.

4 estrellas por el lugar, la comida y la excelente relación calidad precio. 很漂亮很好不太贵!

Surtopía

+34 915 63 03 64

Calle de Núñez de Balboa 106 <m> Avenida de América 4 6 7 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 205 personas

ver más restaurantes andaluces en Madrid

Restaurante Café De Oriente

+34 915 41 39 74

Plaza de Oriente, 2 <m> Ópera 2 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 54 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

No falla

me gusta

Gastronómicamente hablando, no te va a inventar la rueda, pero tienen comida muy bien hecha, en un entorno inmejorable, con una atención (en el restaurante, de la terraza no hablo porque hace años que no la piso) excelente.

La carta no tiene grandes maravillas, pero todo lo que he probado estaba en su punto, a la temperatura que tenía que estar (cada vez más es común que te pongan comida medio templada en los restaurantes más pijos, menos emplatar y más respetar el producto!), y era muy sabroso.

Como única pega, el vino tino estaba un poco frío la última vez, se lo comenté al camarero y no hizo más que darme la razón. La carta de vinos, por cierto, bastante surtida y a precios razonables.

Ideal para llevar a clientes, sobre todo si no son de Madrid. 60€ por cabeza que se pueden quedar fácilmente en 45 no siendo tan pródigos.

Kilómetros de Pizza

+34 917 55 72 32

Avenida de Brasil, 6 <m> Santiago Bernabeu 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 87 personas

ver más pizzerías en Madrid

Piz-zas!!

está OK

Nueva visita y baja la puntuación por lo siguiente: cuando uno reserva mesa en un restaurante, no es para ir, pagar, y volverse a su casa. Uno espera pasar un buen rato, comer buena comida, beber buena bebida, y marcharse cuando le de la gana, dentro de lo humanamente razonable.

Reservamos para un grupo grande y, al llegar, nos dijeron que más valía que nos diéramos prisa en sentarnos, que a las 15:30 venía otro grupo. Ahí ya empieza la mala leche, porque esas cosas se avisan al reservar, no cuando ya has movilizado a 20 personas sin plan B.

Nos sentamos y nos tomaron las bebidas rápido pero claro, el local es grande, y la gente tiene prisa por comer antes de que la echen, así que no hay camareros suficientes para tomar el pedido de las pizzas. nos tuvieron esperando más de media hora sólo para que dijéramos lo que queríamos comer.

Las pizzas siguen estando igual de buenas. Recomiendo la de setas con mortadela trufada, la san danielle, la de foie es curiosa, la de rabo de toro sorprendente y, en general, todas menos la de cebolla caramelizada están buenísimas.

Pero pasadas las 15:30 nos echaron sin postre, sin café, sin nada. Parece que tardaron bastante menos en cobrarnos que en tomarnos el pedido.

Volveré cuando tenga ganas de meterme una buena pizza, o cuando el tiempo apremie. Para pasar un buen rato comiendo con amigos, esto queda tachado de la lista.

Dejo mi crítica original abajo, porque la esencia del lugar se mantiene (muy buenas pizzas), pero tener que irte a tomar el café al irlandés de al lado (sin que nos hubieran avisado al reservar) no me parece aceptable.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Esto de que haya un pizzero manchego que, desde Tomelloso, gana campeonatos mundiales de la pizza (quién habría sospechado que existirían!) es una cosa ya de por sí bastante bizarra. Cuán ancha es Castilla!
Más bizarras todavía parecen sus pizzas, viendo los ingredientes que le pone (crema de calabaza?, perdiz escabechada? Queso manchego?), “sacrilegio” es la primera palabra que me viene a la mente.
Pero para eso uno es fanático de la pizza, para hacerse los 300 y pico kms ida y vuelta a Tomelloso y meterse una pizza en la barra de Marquinetti, meca pizzera española, y comprobar que, a pesar de los ingredientes tan poco ortodoxos, la cosa sigue sabiendo a pizza, y qué pizza!!!! (ouch, cuántas veces he escrito la palabra pizza hasta ahora? Y apenas comienza la reseña!) Y la masa, esa masa! Mi escepticismo fue pulverizado después del primer bocado.

Así que, bastó con ver en la tele que se habría en Madrid un local asesorado por Marquina, para que quisiera ir y probar sus ricas pizzas sin pegarme la palizza (ja!) de ir hasta Tomelloso. Nada mejor! El lugar tiene buena pinta para una pizzería, un poco más lejos del centro de lo que me gustaría, pero al menos es fácil aparcar. Vale la pena reservar, porque muy a menudo está hasta arriba. Ya estuve un par de veces por ahí y puedo decir que no he probado mejores pizzas en Madrid (lo cual, lamentablemente, no es mucho decir) y que, además, las pizzas están buenísimas (corroborado por mí, que tengo un master en cata de pizzas de medio mundo, y por amigos adictos a la pizza traídos de los pelos de los reductos pizzeros más tradicionales de buenos aires). La misma masa sorprendente (ligera, crujiente y esponjosa a la vez) y los rellenos o toppings, o comosellameesoqueleponenencimaalapizza, menos atrevidos en este local que en la casa matriz manchega (aunque alguna sorpresa también hay), pero que acompañan a la masa de maravilla (menos el de cebolla confitada… ni Marquina puede hacer que una pizza con cebolla confitada sepa a pizza). Lo de la pizza por metros es algo que yo no veo, la verdad, porque es garantía de que la comida se enfría antes de que te la termines, pero para eso ofrecen también los pasos, que son raciones individuales (suficientemente abundantes como para que no quieras comer nada más).

En fin, a una pizzería se va a lo que se va, y los entrantes, la inexistente carta de vinos, los postres, la atención que varía mucho en función de cuan lleno está el restaurante, son cosa secundaria. De hecho, no he probado todavía ni un postre en este restaurante, ni un entrante. Para qué? Siempre y cuando haya un cacho de masa fermentada rellena de aire con un sabroso topping o relleno o comosellameesoqueleponenencimaalapizza, quién necesita más?