366 sitios, 11 siguiendo, 41 seguidores, 227 descubiertos, 13.377 visitas

Me interesa el mundo, lo que me rodea y trato de comprenderlo. Me gusta viajar, comer, descubrir, sentir, comunicar..Soy crítico, imperfecto y débil. A veces.

Francisco.

La Cacharrería

+34 984 84 69 83

Calle de Uría,9 Gijón, Asturias, España

guardado por una persona

ver más restaurantes tapas en Gijón

Mitad y mitad.

Francisco. lo descubrió en febrero de 2020

está OK

Sin conocer el tipo de cocina que ofertan,lo que más llama la atención desde afuera es el preciosismo de su interiorismo. Casi como un vagón de tren de lujo hacia el Rajastan. Quizàs demasiado cargado,pero "bonito".En Madrid no,pero en Gijón este tipo de ambientación llama la atención,aunque la vajilla sea de la eficaz Zara Home.
La carta está pensada como raciones para compartir a centro de mesa.Asì se agiliza el servicio en cocina.Si además sólo trabajan basándose en reservas pues apenas hay pérdidas de ingredientes.
El viernes que fuimos a almorzar,el local se llenó.Camareros agradables y muy correctos.
Hubo platos que estuvieron bien y otros que no nos gustaron.
Lo que nos gustó fue las hortalizas en tempura,crujientes y no muy aceitadas,con un sirope de sidra y también estuvieron en su punto los dos solomillos,tournedos,aunque un poco de sal en escamas lo hubiera mejorado.Iban con setas y una reducción de PX.Estuvieron regular,sino mal,el humus de fabada y remolacha(que solo le aportaba color)y que resultó insípida y las láminas de berenjena con miel,a modo de peinetas,no lograba mejorarlo Recuerdo platos muy similares en "Oven 180º" o en algunos restaurantes cordobeses que dejan éste humus de la Cacharrería muy por detrás.
También muy flojo el pulpo,posiblemente congelado,sin sabor a mar..Y que cerrando los ojos, podría pasar por pollo o hasta ternera.Debajo llevaba una crema de patatas muy mantecosa. Y círculos de puré de manzana.Las guarniciones y acompañamientos no mejoraban la falta de sabor del pulpo. Creo que a 20€.
Tampoco el único postre que pedimos para compartir entre los cuatro,fue una milhoja de hojaldre (mucho mejor estaría más fino y requemado) algo grueso y relleno de una crema espumosa, sifón??,de mango.Puede ser solo nata y con un aporte de puré o coulis de mango.Para mí demasiado ",light",este postre decorado con salsifis.Si hubiera estado màs requemado el hojaldre..y el relleno fuese más tipo crema pastelera mezclada con crema de mantequilla y mango,hubiera estado mejor?,.No lo sé,pero si quizàs ya demasiado pesado el postre y contundente.
Los platos,no el postre, están cercanos a los 20 euros.La botella de vino blanco a 16€,el pan rico a 1'5€,los dos tipos,especialmente el de maíz.Aunque,pequeño fallo,no nos lo repusieron y lo echamos en falta Creo que al final salimos a unos 30€ por persona.5 platos: humus,verduras con tempura,pulpo y dos tournedos.Pan,agua,vino y un postre.
No està mal el local y los platos de tapeo. Quizàs supera al antiguo local que la misma empresa tuvo hasta hace poco en Villaviciosa.

Restaurante Viridiana

+34 915 23 44 78

Calle de Juan de Mena 14 <m> Banco de España 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 317 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Un clásico ya. VIRIDIANA.

me gusta

Teniamos mesa reservada, pero oh,, nos ponen en, casi, un pasillo. Y nos quejamos,,suavemente. Pero lo suficiente para que a los pocos minutos nos llegara Abraham Garcia a pedir disculpas. No nos cambió de mesa. El local estaba ya plenamente ocupado. Mi codo derecho tropezaba con un arcón congelador que a veces se abria. Estábamos un tanto arrinconados y expuestos al paso de clientes y de camareros. Pero tampoco abajo los espacios son amplios. Es un local pequeño y un tanto abigarrado. La mención y fotos del film de Buñuel y de otros, es frecuente en el local.Me gustan sus cuadros sobre las paredes de ladrillos.

Era un sábado de noche. El dueño nos aconsejó otros platos fuera de carta, con su verborrea y su gran presencia. Se nota, (y se escucha), que trae a sus empleados al hilo, lo cual desde un punto de vista de escucha de un cliente, yo, incomoda algo. Pero es su local, su comercio y su feudo. Todo está bien controlado,organizado por él. Nos hizo un discurso de distintas ensaladas, lenguas, pescados, etc., parándose en los detalles, en la elaboración, todo muy adjetivizado. Creo que lo vive.
Vamos a la cena: Cubiertos a 5 euros por persona. Una entrada en cuenco con tapa, de crema de marisco, y al lado otro recipiente metálico- le da color y altura, dos hojas de ensalada de diferente color y dos germinados, a modo de cuernos,una especie de ensaladita con una ostra ahumada. Ya el menú en concreto fue, una ensalada de langostinos, genjibre, y espinacas , nada menos y nada más que 37 euros, estaba francamente bien. Para compartir y servida en dos platos, un puntazo, y nos tocaron unos 4 ó 5 langostinos frescos al dente, en cada plato. Luego, su popular sartén de huevo con crema de boletus y trufa rallada frente al cliente. Muy bien, aunque los huevos algo poco hechos. La trufa y los boletus, aroma y aroma. 35 euros. La camarera amable y complice cuando se le cayó toda una trufa,,al rayarla, y le observé que igual lo veía Abraham,y le daba un toque. Todo en plan de broma, ya que yo ya habia constatado el pulso firme con que el jefe trata a sus empleados. Abraham quiere que todo esté bien,todo perfecto. Todo tiene y debe estarlo.
Ella, buen profesional y discreta, dijo que "todos tenemos nuestra cosas". Lo cual es totalmente cierto. Y me incluyo yo mismo. Pero sigamos con la cena en esta especie de "taberna - bodega - mesón " lleno de maderas, pinturas, y encanto.. casi como en "El huesped del Sevillano".

Otro plato fue calamares de anzuelo a la parrilla, con los tentáculos rebozados. Rico, y es que en los nombres de los platos, de las elaboraciones, también hay poesia. Como 35 euros. En los 35 euros no hay poesia. Por cierto, los soportes de platos, vajilla, vasitos, cuencos, etc, son a menudo originales y como barrocos,a veces algo orientalizantes, como sacados de un bazar chino o magrebí. Le va bien estas mix y soportes, a la cocina del sr. Abraham.Fuentes con capuchones metálicos en forma de patos.Un sencillo violetero en un soporte de madera negra y florecitas pintadas, se re- utiliza por ejemplo para mojar, el propio comensal, una elaboración, con vodka.
Pasamos a los postres, mientras nos servian agua mineral, 5 euros, y copas de vino Rueda, algo bajados de potencia, este fue un fallo, y a 7 euros la copa¡¡, y eso que no es ni Paris ni Londres. Los postres fueron un coulant de tamaño considerable, con una mancha en el fondo de la fuente- paleta de pintor, de crema de mango, -por el coulant tuve que esperar algo más de 15 minutos- y por otro lado, para mi acompañante, una capuchina requemada montada sobre un cilindro de crema de arroz con leche, casi un helado. Los postres valen a 12 euros. Mejor no hacer la traducción a pesetas. La vida ha subido ultimamente, mucho,mucho.
En total la factura ascendió a 160 euros, para 2 personas. A ver si repetimos. Yo creo que sí. Me gusta como se cocina y como se come en Viridiana.
Casi salimos canturreando aquello de.... "Raquel tras ese muro prisionera,, de amor de tu prisión vengo a librarte....Mujer de perfil gitano que tiene sangre agarena,,,que tiene cuerpo pagano,,,".
Hacia una noche caliente sobre Madrid, y sobre la arboleda negra y callada, del Retiro. Pensé en dónde estará ahora Maria Silva y sus increibles ojos negros.
A pesar de que él no lo quiera, es ya un clásico y una estrella este sr. Garcia. No sé si aborrece, es una forma de decir, toda esta nueva o no tanto, moda de cocina de autor. Yo creo que sí. Su cocina va por otro camino. Su carácter va parejo con su locuacidaz. Enfadado debe ser terrible. Hace no mucho he comprado un libro de él, "De tripas corazón",pero aún no lo he hojeado. Ya lo haré, de momento voy a mirar en el Vikypedia ese ,,lo que es sangre agarena.
Ya. Lo he mirado, es un sinonimo de moro, o musulman. Y Maria Silva se retiró en los 90 y se dedica a la representación de actores. Fué la Raquel en una de aquellas zarzuelas de Juan de Orduña en la tele de los 60. En blanco y negro. "Time runs fast". Pues sí.

etiquetas: , , , , ,

Francisco.

Hemos vuelto al Viridiana,casi después de,no sé,10 años.Todos más viejos.La cocina de Abraham García continúa con el listón alto Comimos demasiado.Las raciones son grandes.Los precios de los principales no son bajos.Muy curtido y amable el personal El chef,sale a sala a ofrecer las ensaladas,saludar a los clientes,mesa por mesa y a rallar trufa donde sea menester.
La ensalada del Báltico,muy buena,abundante. Con arenques,mango,aguacate y salsa de yogurt.También una sopa de rape con curry y punto de sobrasada.Pedí que no me pusieran curry Luego,de principales lubina con papas arrugas,alioli de ajo asado al pimentón y unos tirabeques.Yo,pedí lentejas con curry y un punto de sobrasada. No quisimos postre.Bebimos dos botellas de agua.No tomamos postre.Estabamos ya muy llenos.De aperitivo,sobre una teja de barro,nos pusieron 8 croquetas muy cremosas.La factura ascendió 121€. El pan y el aceite del principio,cinco euros por persona.
El almuerzo estuvo muy bien,pero lamentablemente cometimos una equivocación antes de llegar al Viridiana. Después de un desayuno completo buffet en nuestro hotel,el cual lo concluimos sobre las 10:30'..,y luego (ay!!)tomamos sobre las 12:30' ,dos cafés,una porción de jugosa tarta de zanahoria y una cerveza..Con lo cual no teníamos nada de apetito,y menos hambre,cuando nos sentamos en el Viridiana.Mejor llegar con un desayuno ligero.
Por lo demás,la calidad sigue siendo la misma,al igual que la mantelería o los platos.Parece,y eso le honra,una "casa de comidas",y no es sólo eso..sino que es un magnifico restaurante,uno de los clásicos que subsiste.Afortunadamente..
ver comentario completo

hace 2 semanas

Il Tavolo Verde

+34 918 05 15 12

Calle Villalar, 6 <m> Retiro 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 41 personas

ver más cafeterías en Madrid

Un espacio con un toque "especial".

está OK

Encontradizo, bohemio,alternativo,acogedor trastero,trastienda de teatro,comida sencilla y sana, muchas velas desparramadas,o mucha cera donde las hubo.Objetos diversos a la venta.Pocas mesas,pocos platos en el menú diario,que tampoco se ocupan pronto de exhibirlo en la calle Cremas de verduras, pasta con calabacines y mozzarellas,rebanadas gruesas de pollo o de la familia,relleno,etc.Tartas en porciones,vino,cerveza y un aire de una mezcla de improvisación (que no) y de cierta bohemia artística (que sí).Es un tipo de espacio algo alternativo,creativo y le ponen ganas,voluntad y no dudo que profesionalidad..Yendo hacia los baños,dejando a un lado la cocina medio vista (que debe estar inteligentemente montada y diseñada) he visto a la venta,supongo,tres fotos de platos de cocina,mucho claro oscuro firmados por un chef fotógrafo.Mucho màs atrás continuar el largo "desván" "almacén" o lo que sea..,mesas y sillas encaramados,telas,especie de cortinas,galleteras de grueso vidrio,restos desparejados de vajillas blancas, espejos azules,contraventanas sin ese uso..Sé que a Lorenzo Castillo le gusta este local,en que se puede comer un abundante plato de ensalada de pasta por 12 euros y acompañarlo de una fresca y rubia cerveza..,mientras se ojea una revista de Interiorismo,no tienen porque ser en español u otros magazines.Por las paredes,algunas abiertas que dejan ver las viejas entrañas del edificio,cuelgan cuadros, dibujos de maniquíes de moda,sombreros,etc.
"Il Tavolo verde" es vecino del "Arrayán",muy buen restaurante que lleva Javi,un chileno viajado,culto,y apasionado por y en lo que hace y que poco a poco se va posicionando en Madrid.

Manolita Chen

+34 911 52 27 91

Calle de Castelló, 18 <m> Príncipe de Vergara 2 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 6 personas

ver más restaurantes chinos en Madrid

Teatro,lo tuyo es puro teatro.

está OK

Divertida ambientación,escenografía.Personal muy amable y cercano.Amplia carta.Una mezcla entre cocina vietnamita,china y japonesa.Platos bien resueltos.Y de muy diferentes precios,para tomar con los dedos,palillos o cubiertos al uso.Para compartir o no.Tomamos rollos vietnamitas crujientes rellenos de carnes,que tienes que envolver en una hoja de lechuga viva y hoja de menta y montarlos en vinagreta.También como entrada,un cuenco de caliente sopa de miso,asì mismo,un pan cocido al vapor,preñado de carne.Y como principales wrap de lechuga y corvina rebozada en Pablo, y finos crepes de pato mandarín con una salsa espesa y aromática.De postre,para compartir una tartita de queso con salsa sirope de yuzu.Para beber,dos botellas de agua fría de medio litro y dos copas de vino blanco,albariño,"Dos amigos".Ascendiò la factura a 72 euros,cena para dos.
Local recomendable,comida antes diferente,ahora ya asimilada al gusto del cliente español.Y por variar un poco de la cocina mediterránea.

Hotel NH Porta Nuova

+39 34926248886

Vía G.B.Pergolesi,2A. Milán, Italia

guardado por una persona

ver más hoteles en Milán

Un hotel enfrente de la nueva "isola".

Francisco. lo descubrió en febrero de 2020

me gusta

Aunque algo alejado del centro màs turístico,el hotel es moderno y confortable.Pertenece a la cadena NH,dentro de su línea Collection.Habitaciòn superior amplia y exterior,en una séptima planta.Desde la ventana enfrente la Caserma Cinque Giornate,ya sin soldados y detrás como telón de fondo,los dos bloques del Bosco verticale y la aguja del Unitcredit. Los nuevos rascacielos de la isla.
Colchones firmes y cómodos,baño amplio con ducha de lluvia y desayuno muy correcto tipo buffet.
El personal superagradable,las chicas especialmente de recepción.No se puede decir lo mismo del Sr.Alesandro que nos habla,seco y poco cortés,ni una sonrisa,cuando le preguntamos para imprimir nuestras tarjetas de embarque.Nos habla en inglés e italiano,y luego descubrimos también que sabe y habla en castellano!!.Está misma persona nos hizo el check- out.
El precio de la habitación doble superior con desayuno incluido ascendió a 160€.incluidas las tasas diarias,de 5 euros x noche. La habitación fue reservada online con desayuno hace unos meses y para ser abonada en el mismo hotel.El dìa 3 de febrero cuando nos fuimos el precio por internet de la misma también con desayuno,ya ascendía a 295€ noche.Gran diferencia.
Quizàs el mayor hándicap es la situación del hotel a medio camino entre la estación central (magnífica arquitectura),y el bonito barrio de Brera o el Duomo.
La Isola es una zona de colinas donde desde hace 5 u 8 años desde la Exposición en la ciudad se van construyendo muchos rascacielos dignos de concursos de arquitectura.Conviven con edificios antiguos ya arrinconados.Es muy agradable pasear los domingos por esas suaves colinas con el sol mañanero.Podriamos decir que es un spot de pujante compañía de telefonía móvil,pero hay un pequeño recinto vallado para perros desaforados algunos tan veloces como las cuadrigas de Ben Hur,mientras sus dueños hablan entre ellos de sus "niños" o no,y fuman.Por otra colina circula un pelotón uniformado con colores ácidos, de jubilados ciclistas y sortean a un grupo de jóvenes y no tanto, vestidos deportivamente con auriculares y siguiendo bamboleandose a un alegre monitor con micrófono,muy vivaracho,cual animador cultural de crucero, que canta el "Azurro" de Adriano Celentano..Levanta alternativamente las piernas,las rodillas y sonríe dando palmas.,elevando sus brazos..Venga!!,andiamo!!.Los que le siguen tratan de tomarlo como modelo.Algunos paseantes o familias les hacen paso y aplauden tímidamente.Lo escrito: tal cual un spot de telefonía móvil en una zona ganada,recuperada, y con rascacielos que suben al cielo.Todo muy cuidado.Y siguen construyendo este pequeño Dubai.
Escuchemos ahora,puro vintage,ese "Azurro"...
youtu.be/xkksaaTg9MM.

Seta

+39 02 873 8897

Vía Andegari 9 Milán, Italia

guardado por 2 personas

ver más restaurantes italianos en Milán

No es "tontería",es...."mimo".

me encanta, uno de mis favoritos

Dentro de un muy buen hotel,5*L en Milán,el Mandarín, se haya "Seta" un dos * Michelin que comanda Antonio Guida que al final del servicio en cocina sale amable a preguntar a sus clientes,mesa por mesa,y comensales.
Todo fueron detalles desde que nos acomodamos,nos indicaron nuestra mesa, y los camareros nos colocaron las servilletas en nuestros regazos.
Dejando a un lado los menús degustación de precio elevado porque se trata ya de un dos estrellas,optamos por la fórmula de dos platos x 90 €,y de 2 platos y postre,por 110 euros.Bebidas aparte,copas de vino blanco a 15 euros o botellas de agua mineral,creo que a 7€.
El aperitivo muy rico ya nos sorprendió agradablemente,así como el pan tibio o la mantequilla de algas.
Es curioso que cambien el vaso de agua por otro similar pero diferente de color cuando se pasa de los platos salados a los dulces.Lo mismo.ocurre con las servilletas que son cambiadas por medio de pinzas.Personal joven,amable,muy atento ante cualquier gesto del cliente y profesionales políglotas.
Los platos,pequeñas raciones,muy elegantes,delicados sabores,nada estridentes ni bastos y muy bien equilibrados.Los camareros ni distantes ni tampoco,colegas.Todo en su justa medida.
Mantelería y vajilla elegante y serena.Blanca como el mantel y las servilletas de buen gramaje. Nuestro asiento era un sofá curvo de formas redondeadas,cómodo,alto respaldo y tapicería como de terciopelo casi azul pavo real o klein.

Texturas al dente y temperaturas correctas en todos los platos. Quizàs más sabrosa la anguila que el salmonete.Pero ambos platos muy bien resueltos.Los dos platos de pasta,perfectos.Nada saciantes.
Detalles como pequeñas quenefas de tartar de mariscos,jugos o infusiones,salsas ligeras,suaves,poco potentes salvo,quizàs la de la anguila lacada,todo muy bien,perfecto.No hubo gran espera entre los primeros,pasta,ni los segundos,pescado.
El prepostre,sutil como una pincelada.El.postre,lo más sugerente fue el contraste que producía las hojas de tabaco (Kentucky!!?)cristalizadas y dulces introducidas entre gruesas rodajas de un cremoso de café.De salsa,una de café muy tenue. Haberle sumado unas gotas de Bailys o de licor de café,a buen seguro estropearía este postre.Su precio,20€.
A mi compañero le marcaron un cubierto igual,"por si le apetecia compartir,",cosa que finalmente sí ocurrió.Buena idea.Compartir felicidad y sensaciones es importante y lúdico.
Él tomó café,bonita taza y plato,y nos trajeron a ambos unos platos y fuente de mignardises.Pequeñitos mordiscos de placer:mini babás de ron y vainilla,mont blanc,rico.Financiers con frambuesa,lionesas rellenas de delicada crema,tartaletitas muy crujientes,recientes,de crema de limón y merengue..Todo perfecto.Este café gourmand tuvo un valor de 7 euros.
La cuenta en total de almuerzo para dos personas con dos copas de vino blanco Grigio,2?botellas de agua.,2 entradas o primeros,dos segundos de pescado y un postre,que creo es la bandera de la casa,todo 250€.Bien..No diré que es económico,pero las cosas buenas y bien hechas,rodeadas de unas cuantas connotaciones,servicio,local,calidad..,tienen un valor.Y a veces ocurre que es distinto al precio.De todos modos,la ocasión lo merecía.Una celebración de un cumpleaños,un segundo nacimiento.Cosas que suceden,afortunadamente, cuando se vuelve a nacer.Y eso SIEMPRE es motivo de celebración. Estuvo muy bien,y como escenario,un espacio muy elegante con detalles,iluminación, barras, revestimientos o cortinas..Y hasta con flores naturales en el baño orquídeas blancas y por supuesto,máxima limpieza.
El hotel es una maravilla,las habitaciones standar rondan a partir de 750 euros hasta varios miles.El desayuno diario està por 45€ en el hotel Mandarín.
En resumen, como para repetir...aunque sea sólo en los cumpleaños.
Salimos satisfechos y contentos a la ciudad,después de algo màs de 2 horas,,a una ciudad,Milán,que parecía brumosa,gris y sin luz.Por ejemplo los Navigli estaban encapotados,invernales,algo tristes,sin magia.Nada que ver con las tardes naranjas de verano,con barcos que discurren parsimoniosos por los canales de Leonardo y los locales se llenan de gentes,no sólo jóvenes,en busca del aperitivo.
Lo,quizàs, único colorista era en este comienzo de Febrero,los frescos de la increíble iglesia de San Maurizio,aunque asegura un vigilante de la misma,fan acérrimo de la "belisima"Alida Valli de los 50,que la mejor luz que se filtra por vitrales y rosetones,sea la del mes de junio.
Otra buena razón para regresar a la ciudad de los Sforza. A la ciudad donde los hombres llevan buenos,bonitos y lustrosos zapatos "Made in Milán".

Ristorante Joia

+39 02 204 9244

Via Panfilo Castaldi, 18 Milán, Italia

guardado por 3 personas

ver más restaurantes vegetarianos en Milán

Un buen restaurante vegetariano desde hace muchos años.

me encanta, uno de mis favoritos

No es un restaurante vegetariano al uso.Las raciones son pequeñas y no precisamente baratas.Pero para mí fue una gozada descubrir las mezclas no aleatorias en cada plato.Como juegan con texturas,sabores o colores.No utilizan ni.pescado,ni carnes ni huevos.Tampoco pasta.
Tiene una estrella Michelín hace ya años,y el chef y el local lleva allí- en tiempos duros- como 30 años.
A mí me gustó y el.personal se volcó en amabilidad y paciencia al explicar los contenidos de los platos..Buscando,en algún caso,traslaciones en distintos idiomas.
Concepto de interiorismo minimal,natural y algo zen. A pesar del precio,està muy bien.Y no quedas con hambre.Claro que no tiene que ver con tomar un codillo gustoso con puré de patata,o unas carrilleras melosas. O con una lubina a la espalda.
Pero me ratificó que no todos los vegetarianos son iguales y no todos son xeitan y falafel.Y no todos son económicos.Éste de Milán,me recuerda un bastante a uno en el.puerto de Edimburgo y también,casualidad?,con una estrella Michelín.

Me apetecería volver otro dìa y solicitar otros platos,para probar, diferentes a los que en esta ocasión pedimos. Habria en el restaurante de personal unas 15 personas entre sala y cocina para unos 35/40 clientes esa noche.
Pedimos dos extractos,jugos de frutas,frescos y ricos, equilibrados.Agua mineral.Luego vinieron una "paleta" de especiales crudites con "güas" de salsas. Luego unas macetitas de especial mayonesa,sin huevo.Y luego ya el entrante de verduras y hortalizas a compartir.Bien presentado y bien de sabor y en cuanto a contrastes y complementariedad.Los platos principales a algo màs de 30€,,eran pequeñas porciones de unos gnoquis especiales.Y un pastel,timbal de lentejas rojas,patatas,repollo,etc,con salsa de mandarina.Rico.Un postre de 18€ con un pequeñito appelstrudell,una quenefa de helado de manzanilla y un círculo de polvo de azafrán,mezclado con hierbas de pino y otras aromáticas y rematado con miel este círculo..Tomamos unos machiattos de descafeinado con una nube de leche espumosa y unos mignardises:cuadradito de chocolate y una tartaleta de trigo sarraceno,muy crujiente, y crema de limón no,afortunadamente,muy ácida.Con el cafetito,bonitas tazas, también nos sirvieron unos vasitos con base de trufa y coronados con nata vegetal montada.
La factura,ojo sin tomar vino y compartiendo una entrada y un postre,para dos personas y cena..ascendió a 160€. Nunca el repollo supo tan rico.
Volvimos al hotel andando,pasando.plaza de la República y dejando cerca la Porta Nova.Ya en la habitación, séptima planta exterior, sobresalía en la noche negra la punta de uno de los rascacielos,iluminada en rojo,de esta zona.Todos se construyeron de 10.años para acà y son realmente espectaculares.Algunos llegan a los 40 pisos..Y siguen construyéndose màs.El contraste con otros edificios antiguos y cercanos en su zona,es chocante y sobresaliente.El.pasado.y el futuro.Perdón,el ya presente.

Surtopía

+34 915 63 03 64

Calle de Núñez de Balboa 106 <m> Avenida de América 4 6 7 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 208 personas

ver más restaurantes andaluces en Madrid

Buen restaurante,raíces del Sur y raciones pequeñas.

me gusta

Agradable local,buena elaboración de platos con sabor y calidad. Y amable y profesional personal. Muy bien todas las chicas,y en especial,Linda.
Nuestra reserva para cenar era a las 20:30' y cuando nos fuimos sobre las 22,ya dejamos el local lleno.
Tomamos tres medias entradas,muy ricas todas,ensaladilla de langostinos, sardinas ahumadas sobre salmorejo y también chipironcitos.Todo muy sabroso y en su punto. Se puede pedir ración completa o medias.
Luego,dos platos de pescados muy del Sur,Urta a la roteña,sabrosa y un punto picante su salsa de acompañamiento,y también ..Cherna,parecido al mero,con una velouté como salsa.
Para beber,cuatro copas de vino blanco,Verdejo y Albariño,una botella de agua fresca y ya con los postres,nos lo.ofreció la casa de manera gratuita,un vino,tres cepas,dulce casi PX,perfecto para la tabla de quesos andaluces y también para la fina,templada,y tostada tartita de manzana con helado de café. Cómo detalle final,sin tomar café, dos macarrons de limón.
Como he dicho,las raciones no son abundantes y el precio,tampoco,bajo. El pan,de dos tipos, de masa madre,tiene su precio.Y los platos de pescado,creo recordar cómo a 23€.La cuenta ascendió,cena para dos,cerca de los 120€.
Un restaurante para recordar y para recomendar,muy limpio y muy agradables.

Taberna Le Menhir

+34 684 65 30 32

Calle Marqués de Urquijo 27,local 1 Gijón, Asturias, España

guardado por una persona

ver más restaurantes franceses en Gijón

Cocina bretona satisfactoria e informal.

Francisco. lo descubrió en diciembre de 2019

está OK

Local agradable e informal.Precios muy ajustados. Servicio atento y cercano.Imprescindibles,crepes y galettes.Ricos y sabrosos.Ideal para familias y para picar con poco o mediano presupuesto.Sobre 25/35 euros cenas muy bien. Mejor pedir cidre o cerveza, aunque también tienen pócima mágica. Y,a ser posible un postre que necesite ser flameado.El jefe de cocina,por supuesto,es bretòn.Como,casi,un pirata de esos que asolaron Sant Maló.

Restaurante Viator

+34 971 92 87 14

Las Caldas s/n Oviedo, Asturias, España

guardado por 2 personas

ver más restaurantes asturianos en Oviedo

Más que correcto restaurante.

está OK

Estuvimos disfrutando de un bono del hotel de 5* ,con piscinas y baños,alojamiento,desayuno que estuvo bien,y masaje relajante de 50 minutos. Creo,no lo he ratificado,que el coste de este paquete ronda los 300/320€. para dos personas.Mes de diciembre,unos días antes del puente de la Constitución.
Personal amable,instalaciones confortables,limpieza,mucha tranquilidad, y ambiente por un lado todo minimal y blanco austero,y por el.otro,bastante inglés y decimonónico,aunque también reformado.
Ideal para una escapada,no tiene que ser especialmente para 2,pareja,y a 30 ,,minutos de Oviedo.
Decidimos cenar en el Viator,en la planta baja, a pesar de que enfrente del hotel(son 2, uno de 5*,y otro màs funcional de 4*) estàn dos restaurantes ,uno màs acomodado?."La Vizcaína".y otro en la esquina lindando con la carretera,que es màs taberna o bar. Éste último no tenía precios altos.Renunciamos por tanto a tortos con queso Cabrales o truchas "asturianas"con jamón(14€) y optamos por quedarnos en el restaurante Viator del propio balneario. No quise indagar,pero después de un arranque prometedor allá hace 15 ,o màs 11870.com/pro/restaurante-viator-las-caldas/noega,la Empresa se vió envuelta en muchos cambios,problemas y reestructuraciones. No sé cómo ha quedado aquello. Ahora forman parte de la empresa Blau.hoteles?.
Nuestra idea era desconectar y pasar una estancia agradable y relajada.
Lo conseguimos.Otras,muchas,personas habrán llegado a estas instalaciones buscando lo mismo.Encontramos por los pasillos de la parte "antigua" ,,a la hija televisiva de una famosa real española..Si buscaba en ese lugar la discrecciòn,no soy yo para quitarle ese derecho. Un "hola" franco enmarcado en una cara pecosa y de rizada cabellera.
El restaurante Viator,tan grande y blanco,bastante desangelado ya que sólo había otros 3 clientes màs, en total 3 mesas ocupadas.
Camarera muy natural y amable.Limpieza, y vajilla sencilla,blanca.Agua mineral del tiempo(afuera bajaba la temperatura y la niebla, que no se levanta hasta las 11 del día siguiente),y dos copas de vino blanco,creo que a 3'5€.Pan a elegir,caliente,blanco o integral.
Dos entradas,patatas a la importancia,tiernas y potentes de ajo,sabrosas,pero quizàs un poco secas. A mí me gustan màs caldosas, de mojar. También como entrada una ensalada de queso rebozado frito,dos trozos medianos,mermelada de tomate y crujientes de jamón. Bien resuelto este plato sencillo.
De principales, pescado.Dos grandes tajadas de bacalao (una valdría para dos personas)sobre cama de pisto pero casi crudites..,y napado con una salsa de mayonesa,suavizada con nata al modo de una chantilly?,y añadiendo puré de peras.Bien,suave y el bacalao bien confitado,en su punto de sal y lascas jugosas. Buen maridaje con el fresco Verdejo y el Albariño. Puede ser que las entradas sobre 14€,y el bacalao sobre 18. Una mini.patata cocida llevaba cada plato de pescado.

Por último dos cafés con leche y para compartir su "popular" mojito,con helado y bizcocho de menta.5 euros.Unas galletitas,4,crujientes,casi como esas que son habituales en los revoltijos navideños.,como mignardises.
La amable camarera,que también estaba a la mañana siguiente en el desayuno buffet,que se sirve en el salón de los espejos(deberían caldear bastante màs este gran salón para ofrecer los desayunos),nos informó acerca de un palacio cercano al Balneario y a otras cuestiones que le planteamos.
Creo que la factura ascendió a 85/88€?.Bien,correcto,tampoco muy económico.
Al día siguiente,en el desayuno con amplio horario de 8 a 11,no llegamos a ver,y por lo tanto a averiguar si la chica sonriente,popular de la tele y la prensa rosa..vino o no acompañada.Làstima!!!?,Jorge Javier..
La despedida fue un relajante masaje total corporal..Yo querìa un poco màs de brio en algunas zonas,uno que ya es mayor,pero làstima..era relajante,con aceites,musiquita,velas y toallitas calientes en los ojos,frente Me fijé en un diagrama de un rostro de un modelo.Importante: masajes encima del labio superior van bien para el corazón.
Ya vestidos,nos ofrecieron una infusión o un vaso de agua.
En general,una experiencia placentera, tranquila..Y no bajamos,creo que es de 23 a 01 horas,la música en directo de piano,en el bar inglés. También dispone de una cafetería y otro restaurante màs informal.
Treinta minutos después del checking out ya estábamos en Gijòn,pasando por Oviedo.