629 sitios, 64 siguiendo, 209 seguidores, 438 descubiertos, 75.872 visitas

Madrid en el alma.
Ciudadanía del mundo
por elección
y porque es así.
"There are no holy places,
and no holy people,
only holy moments,
only mome...

Ohio Goza i Más

Un muy Real Sitio

me gusta

Hacía siglos que no pasaba por aquí.
Desde siempre muy visitado, el Palacio de la Granja era lugar preferido de Felipe V, quién agobiado por las tareas de gobierno y los calores madrileños, se venía a veranear acá, al pie del Peñalara.
El Palacio tiene todo lujo de interiores a pesar de su tamaño relativamente modesto.
El acceso y la vista del lugar al subir por el Paseo de la Alameda es uno de mis favoritos: tráfico limitado, marco espectacular con la sierra blanca nevada o verde al fondo, soberbios y centenarios árboles flanqueando la fachada... Impresionantes esas sequoias gigantes, esos cedros del Líbano, abedules, alisos...

Que esto sirva de antesala a lo que viene poco después, que es uno de los jardines reales más bonitos y espectaculares de Europa. Esto se debe a sus fuentes, que siguen en perfecto estado de funcionamiento, pudiendo ser vistas según orden establecido por el Patrimonio, en determinadas fechas y horarios. Tan maravillosos juegos de agua deben tanto genio no sólo a su artífice creador, sino al agua que viene a raudales de la Sierra, genialmente almacenada y redistribuída a lo largo y ancho de los enormes dominios ladera arriba.
Si el jardín afrancesado y evocando a Versalles está siendo cuidado y restaurado con más o menos primor, no menos interesante es la parte de arriba de la finca, donde senderos, arroyos y naturaleza controladamente "descontrolada" invitan a la paz y a la contemplación.
Menudo plan de fin de semana: paseíto por los jardines, actividades en la Real Fábrica, senderismo por los alrededores, buena comida y relajo en el "Spa" del Parador 11870.com/pro/parador-la-granja al final del día.

etiquetas: , , , , , ,

listas: cuidarse, cultivarse, de lo mejor de españa, la salud es lo primero, pasearse, recogerse, relajarse