44 sitios, 13 siguiendo, 51 seguidores, un sitio descubierto, 1.867 visitas

Profesional del mundo de la moda; adicta a ésta y a las tendecias de diseño, incluídos los nuevos restaurantes. Foodie y amante de los cocktails. Y Mamá.

Pilar Monfort

Greek and Shop

+34 915 32 60 83

Corredera Alta de San Pablo 9 <m> Tribunal 1 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 40 personas

ver más tiendas de comida en Madrid

Muy buena calidad, muy rico y sobre todo un personal majisimo.

me encanta, uno de mis favoritos

Las mejores pitas que puedes encontrar en madrid están es este local ya mítico en tribunal.
El falafel rico aunque mejorable pero su tzaziki y su hummus muy ricos.
También recomendable la masa de hojaldre rellana de queso feta y espinaca y las piadinas de berenjena con tomate y mozzarella.

Yogures y helados de yogurt griego muy ricos y saludables.

Local regentados por gays y por tanto que propician un ambiente Gay Friendly muy agradable, internacional y divertido. Todo el personal que contratan tienen ese buen rollo contagiados y son de los pocos dependientes de la zona que te cuidan, se acuerdan de tu cara y recuerdan qué sueles pedir y cómo.

Tienda de productos griegos única en Madrid. Precio muy asequible, en torno a los 3-5€ y bebida a parte.

Si queréis probarlo pedid un Menu de Pita grande con falafel o carne de pollo picante con rucula, tomate, queso feta, pepino, hummus y salsa tzaziki + bebida = 6,50€. Aseguro que no lo lamentaréis.

etiquetas: , , ,

Dos Palillos

+34 933 04 05 13

Carrer d'Elisabets 9 <m> Catalunya L1 L3 Barcelona, Barcelona provincia, España

guardado por 128 personas

ver más restaurantes asiáticos en Barcelona

Impresindible en visitas a Barcelona. Ya van 4 veces y Albert y Takeshi siguen en forma!

me encanta, uno de mis favoritos

Por ahora, sólo dejo aquí que es imprescindible probar su Xiao Long bao, su dim sum de cangrejo real y su plato de yuba y praline. Sabores que no se olvidan y comer en una barra viendo al equipo trabajar no tiene precio...

Mención a parte se merece la señorita que ejerce de maitre tras su paso por Mugaritz y que es todo un ejemplo de elegancia, cercanía y profesionalidad a partes iguales. Siempre que voy aprendo mucho gracias a ella.

Y desde hace poco terraza fuera perfecta para las noches de verano.

Imprescindible reservar.

etiquetas: , , , ,

Bacira

+34 918 66 40 30

Calle del Castillo 16 <m> Iglesia 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 262 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Excelente. Buen nivel culinario a buenos precios. Para repetir.

me encanta, uno de mis favoritos

Varias visitas y pendiente de plasmarlo todo.

Barrio tranquilo, local con encanto y equipo muy majo con ganas de agradar.

Buena cocina, platos clasicos como la anguila o las vieiras con salsa huancaina están muy buenos. Hay platos más sorprendentes y otros mucho más normales, pero siempre ricos y a buen nivel. Hay meteduras de pata en algunos platos con ingredientes que no terminan de encajar pero es la moneda de pago a que los clientes formamos parte de su evolución creativa. Mi recomendación: tener 2-3 platos fijos y arriesgarse en los otros 2-3.

Me pierden sus postres... siempre enlazan con el recuerdo de otros postres/dulces de nuestra infancia y es algo que te saca una sonrisa sí o sí.

etiquetas: , , , ,

1Falces

La anguila con ricota es floja. Los postres de 10. La torrija mundial y el chocolate copiado de Maido, así que riquísimo.

6 de agosto de 2016

47 Ronin

+34 913 48 50 34

Calle de Jorge Juan, 38 <m> Velázquez 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 51 personas

ver más restaurantes japoneses en Madrid

El próximo Estrella Michelín madrileño es Japonés. Servicio de cuento de hadas. Corred antes de que sea imposible conseguir mesa

me encanta, uno de mis favoritos

Precioso local en la calle Jorge Juan 38, enfrente de Álbora, donde al pasar ya ves un enorme árbol rojo estilo arce japonés a través de la fachada completamente acristalada.

Dentro, impresiona ver tanto personal tan guapo, profesional y bien vestido (de Calvin Klein por lo que pude apreciar y me confirmaron) y un equipo de cocina inmenso.

Sólo ver eso nuestra cena prometía mucho. Nos invitaron a tomar un cocktail a base de sake con burbujas, pisco acholado, ruibarbo y menta en la barra debajo del árbol, barra que nos comentaron está dirigida por Diego Cabrera. De fondo, música jazz. No podríamos haber empezado mejor.

Tras esto nos suben al salón de arriba, un salón sobrio decorado en diferentes tonalidades de negro, y con un precioso juego de luces dejando en semipenumbra la sala y con focos direccionados hacia manteles blancos. Tulipanes rojos frescos en mesa. Selección de panes deTriticum y de Madre hizo Pan (nosotros nos quedamos con uno de lima y jengibre y uno de centeno), mantequilla de té verde y shichimi, menu sobre el plato esperándonos en mesa...y nos cuentan el concepto detrás del restaurante y no puedes dejar de pensar... "A quién demonios se le ha ocurrido un concepto tan creativo, loco y arriesgado...!"

Vanguardia Japonesa. Romper con las normas que se dan por estandarizadas en un restaurante japonés. Traer producto desde Japón (en muchas ocasiones por avión frescos), estudiarlo en una cocina de I+D que tienen en el propio local, documentarlo, y buscar maneras creativas de presentar estos ingredientes en Madrid, aprovechando para contar historias sobre las regiones de Japón de las que proceden. Me encanta, me convence, emociona... queremos empezar y de este modo, empiezan 3 horas maravillosas donde pudimos observar un gran trabajo de sourcing de producto, de concepción estética, historia, cariño y mimo por Japón como nunca he visto y, algo básico que está ahi también... buenas bases de cocina.

Vimos desfilar por nuestra mesa Wagyu A5 de Kagoshima, ventresca de atún "toro", cangrejo real de Hokkaido, caviar de mar (alga similar al caviar con potente sabor salino), falsos rigattoni rellenos de mouse de erizo con salsa de wakame y una especia de tela hecha con alga kombu encurtida, secada y luego lijada... cerezas que no son cerezas, pato barberie con una teriyaki blanca y flores; caballa japonesa ahumada al momento con un espectacular risotto de pasta y plancton; tés infusionados en cafeteras de sifón que luego tienen un papel protagonista en uno de lo platos; .... 3 horas en las que no disfrutaba tanto desde la última vez que estuve en sitios como Diverxo (pese a que siempre he dicho que allí les falla el servicio); Disfrutar BCN, El Celler o Quique Dacosta.

Muy humildes nos mencionaron que aun había platos en rodaje, y que agradecían nuestra opinión, pero el nivelazo del que disfrutamos no entendía de rodajes y de hecho preguntamos desde cuando llevaban con este proyecto porque lo veíamos muy sólido y no nos extrañó escuchar que desde Enero están cocinando; desde Marzo con pruebas a puerta cerrada; y que desde Abril ya estaban con el equipo trabajando en cenas privadas para abrir a mediados de Mayo. Sin duda una gran apuesta que no me quiero ni imaginar el coste que tiene al ver el personal que tienen contratado tanto en número como en talento.

Detrás de este fascinante proyecto está Borja Gracia, que ha abierto la Izakaya Hattori Hanzo (de la que escribí en su momento y que por razones de sobra sigue llena hasta la bandera aun a día de hoy) y la linea de pastelería Panda Patisserie, y que quizás sea una de las personas que más sabe de Japón tanto culturalmente como gastronómicamente en Madrid. Dirigiendo la cocina esta Xune Andrade, que tuvo el detalle de acercarse a nuestra mesa y que nos contó que está encantado con el proyecto tras su paso por El Celler de Can Roca, Quique Dacosta o Casa Gerardo. La sala está impecablemente dirigida por Guillermo Suarez, ex-Ramon Freixa, Astrid y Gaston y Teatriz.

Mención a parte merecen los postres, quizás los mejores que he probado en un gastronómico en Madrid en los últimos tiempos; y la selección de los más de 200 vinos y 20 sakes con los que el sommelier Alejandro Icart, que viene del Grupo Gordom Ramsay en Londres, ha seleccionado para comenzar esta andadura. 80€ Menu largo (el que probamos nosotros) y 60€ el corto. Mediodias tienen uno a 45€ que puede ser una buena idea para quien quiera probar antes de dejarse la cartera.
Nosotros escogimos maridaje a 38€ y salimos encantados descubriendo algunas joyas que no habíamos probado. Excelente selección de champagne.

La barra debajo del arbol con los cocktails de Diego Cabrera (12-14€) y una interesante carta de snacks creativos y mariscos se va a convertir en uno de esos puntos hasta la bandera donde dejarse ver en la capital . Y sino... al tiempo!

etiquetas: , , , , ,

ver comentarios anteriores (4)

Lady Spider76

Eran de esperar esas cinco estrellas....

4 de junio de 2016

Lady Spider76

118 euros es para pensarlo mucho!

4 de junio de 2016

spider72

Pilar Pilarín que se te ve el plumero...hay que ser un poco más imparcialq que si no uno pierde prestige

4 de junio de 2016

Yanzoo

Tiene una pinta estupenda, pero los precios dan algo de vértigo....

6 de junio de 2016

dabisu

Osea tía, que fuerte, que llevan Calvin Klein.

10 de junio de 2016

Pilar Monfort

Lady Spider, tienes menú con cocktail a 45€ mediodias. Pruébalo y me dices si me ciega el amor o no :)

Spider , lo dicho... pruébalo y me dices si es falta de criterio o no... Doy fé de que por ahora no me paga nadie por escribir... Y hablando de ver plumeros... Necesito saber qué os ha dado a todos con Latasia y si realmente está tan bueno, o están pagando a influencers para hablar bien del sitio (lo de elmorrofino en twitter con Latasia parece más que amor a primera vista...)

Os dejo otros medios con opiniones más "objetivas" por si alguien quiere profundizar y cavilar por si mismo:

bolsamania.com/elhedonista/gourmet/restaurantes/47-ronin-83104
telva.com/2016/06/17/estilo_de_vida/1466153399.html

Eum, pedirte un menú de estos a 60 o 80€ es la típica experiencia de ir una vez cada 6/12 meses; si te gusta el sitio, te recomiendo comer a carta en la barra según entras o en los sofás del fondo que te saldrá por la mitad, o ir arriba al mediodia y probar el menú de 45€.

Dabisu, sí... CK me flipa.Y creo que la broma del "Osea tia, qué fuerte" pasó de moda hace ya una década. Creo que hay gente a la que le puede interesar este tipo de detalles, será por algo que la industria de la moda mueve cantidades ingentes de dinero...
ver comentario completo

17 de junio de 2016

Avelio

Ahhh Latasia, ahí empezó todo ;-)

17 de junio de 2016

fresh

Pues sinceramente no adivino cuales son las "razones de sobra" por las que Hatori se llena hasta la bandera. Mi experiencia en Hattori fue de las peores que he sufrido en los últimos años. Las 5 estrellas que das a Hattori, 5 más para Panda y estas otras 5 para Ronin con este spot publicitario incluido y sin el menor comentario crítico a ninguno de ellos (los 3 del mismo grupo empresarial, curioso ...), no me van a empujar a probar Ronin hasta que no vea otros comentarios mas rigurosos y con mayor credibilidad e imparcialidad.ver comentario completo

6 de julio de 2016

Pilar Monfort

Hola fresh, pues para entender lo que decías he tenido que leer tu experiencia, y entiendo lo que dices si para ti fue así, pero para mí nunca lo ha sido... Siempre atención perfecta y justo es sorprendente más que la profesionalidad, la amabilidad de la gente que me ha atendido. Por el precio que pago siempre he pensado que la atención es muy buena.

También es cierto que yo fue la primera vez ya en 2015 y supongo que lo que tu comentas (que fue hace casi 2 años) serían los comienzos (injustificados ehh, que por mucho rodaje que sea un mal servicio, siempre es un mal servicio y no te hacen descuento por el rodaje...). Pero yo no he vivido esa experiencia.

Tengo alrededor de 30 experiencias escritas y no creo que tenga que hablar a nadie de imparcialidad, la verdad, porque lo que para ti es muy malo, para mi ha sido muy bueno y viceversa... Y como decimos mucho por aquí, estas experiencias son muy subjetivas, porque estamos hablado de sitios vivos donde hoy hay una persona y mañana hay otra y donde un plato puede ser hoy genial y mañana que le pongan algo que no te gusta (me pasó hace poco en Benarés, por ejemplo), por lo que creo que lo mejor es que cada uno cuente lo que le parezca y uno se hace una idea "general" del sitio. Si la balanza es positiva y te apetece, pues vas a probarlo y sino, pues nada: hay muchos sitios en esta ciudad.

Yo nunca he escondido mi cariño a este grupo por las experiencias que he vivido tan chulas, y seguiré hablando bien mientras no la caguen... (que repito, conmigo no lo han hecho hasta ahora y viendo el restaurante a reventar siempre que voy entiendo que con mucha gente tampoco lo han hecho..).

Fui con mucha ilusión a conocer este nuevo proyecto y la verdad que por ahora lo poco que he leido al respecto en prensa es muy bueno. Si has llegado hasta mi opinión entiendo que es porque estabas buscando información sobre el sitio... si es así, puedes leer más en otros sitios y formarte tu propia oinión.

Un saludo,
ver comentario completo

6 de julio de 2016

Panda Patisserie

+34 606 28 26 08

Calle Desengaño 11 <m> Callao 3 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 30 personas

ver más panaderías y pastelerías en Madrid

Festín de sabores y matices nuevos. Calidad excelsa. Salón precioso.

me encanta, uno de mis favoritos

Hay tardes que una quiere encontrar un pequeño refugio de tanto trajín, ruido y polución en Madrid. Tardes de otoño que apetece refugiarse en un lugar agradable y tranquilo y ver llover a través de amplios ventanales con un Latte caliente entre las manos y un buen libro. Tardes de reencuentros con amigas a las que tienes mil cosas que contarle y necesitas un lugar semi-clandestino y no muy ruidoso para explayarte. Tardes con un mono horrible de azúcar en las que te apetece sentarte en un restaurante de postres (algo que solía hacer en Nueva York o en Londres) y que te deleiten con postres preciosamente emplatados y acompañarlo de una carta de tés de calidad y bien servidos.

Para todas estas tardes, y mientras el sitio siga siendo semiclandestino, yo he encontrado en Panda el lugar perfecto. Como sabéis los que me habéis leido por aquí alguna vez, soy asidua a japoneses y entre ellos a Hattori Hanzo. Pues bien, este proyecto llegó a mis conocimiento a través de una preciosa foto que publicó el restaurante en twitter de unos macarons con orquideas que me dejó fascinada y donde hablaban de la primera pastelería japonesa de Madrid. La verdad es que había probado algo en el extranjero pero nunca en España, y creo que hay alguna pastelería japonesa en Barcelona, pero no me sonaba en Madrid. De nuevo, igual que hizo el restaurante el año pasado, me ha sorprendido mucho esta propuesta no sólo original sino mimada y cuidada al detalle.

Desde entonces he ido 3-4 veces y a todo el mundo que llevo se queda fascinado y suelta un: "pero como sabes que está esto aquí!". Y es que salvo en rrss, no le han hecho mucha publicidad al sitio, que al compartir espacio con el salón principal del propio restaurante, pasa muy muy desapercibido. Esto lo hace ideal para escaparse allí a relajarse, siendo uno de los pocos sitios donde poder "pensar" (sí, ha veces se agradece un sitio donde la atmosfera te permita ejercitar el cerebro...), leer o incluso "hablar" (y sí, también se agradece poder mantener una conversación sin estar pegando voces como me pasa en Mama Framboise cuando no tengo otra pasteleria cerca).

Me fascina además del ambiente, el tipo de clientela que tiene: muchos muchos asiáticos (lo cual dice mucho del sitio), expats buscando dulces japoneses en Madrid; gente del mundo de la moda; actores famosos memorizando guiones; creativos publicitarios buscando inspiración; ilustradores aprovechando para dibujar en las amplias mesas de madera; y muchas muchas señoritas y señoras con amigas buscando tés y dulces de calidad. He de reconocer que la atmosfera que se respira me inspira, relaja y fascina a partes iguales.

En cuanto a la comida y bebida, lo sencación principal que te llevas es la de "calidad" y "frescura". Harta de consumir tartas y postres que llevan horas y horas en vitrinas, la verdad que comer dulces recién emplatados es una experiencia 100% nueva. La fruta, de increíble calidad, se ve recién cortada; los crujientes crujen...; los bizcochos tienen la humedad adecuada; los chocolates tienen aromas y matices y se aprecia que usen Valrhona...
El "lava cake" de chocolate que llaman Fuji es sencillamente una obra de arte y el sabor del bizcocho casero a modo de soufflé de chocolate es bestial. En fin.. mejor ir y probarlo. Pero pensad en dorayakis de chocolate blaco Ivoire Valrhona y rosas con gel de lichi y fresas frescas; limonada casera de yuzu con stevia; té con pétalos de cerezo y sabores salinos, dulces y florales; macarons de té verde y frambuesa; matcha latte con leche de soja y kinako y un largo etc de sabores nuevos.

Y luego está la estética. Me parece impresionante el tandem que hacen la estética japonesa aplicada al mundo dulce. Si en la gastronomía japonesa hay mucha lírica, en la pastelería japonesa el uso de colores, flores y hojas da lugar a postres muy muy bellos que es imposible no fotografiar y pedir perdón antes de comerlos.

Honorable propuesta no solo culinaria sino cultural por parte del restaurante Hattori Hanzo que no hace sino afianzarlo como el restaurante japonés más disruptivo de los últimos tiempos y, en cuanto a mí, el que más me ha enseñado acerca de la cultura gastronómica japonesa. Mención aparte merece el blog del sitio donde si te quedas con curiosidad tienes una enciclopedia sobre Japón y todo lo relacionado a los platos que comes, la historia que hay detrás, proceso culinario, etc.

Lugar imprescindible para mí que me hace debatirme internamente entre mis ganas de darlo a conocer a mis allegados y sorprenderlos y mis ganas de que siga siendo clandestino y sólo para mí! :)

Intolerantes a la lactosa, celíacos o personas anti-gluten como yo estamos de suerte: leche de soja sin coste extra y varios pasteles sin gluten.

etiquetas: , , , , ,

Embassy

- cerrado

Paseo de la Castellana 12 <m> Serrano 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 72 personas

ver más restaurantes cocina mediterránea en Madrid

Las mejores tartaletas de limón de la capital!

me encanta, uno de mis favoritos

No voy a decir nada nuevo, ya que de hecho yo estaba con antojo de tartaleta de limón y preguntando me recomendaron las de Embassy, así que entiendo que son suficientemente conocidos.

No obstante, están tan buenas que tenía que compartirlo por si alguna despistada como yo aun no las había catado. Espectaculares y a años luz de todas las demás que he probado hasta la fecha.

En Moulin Chocolat o Mamá Framboise, que tienen tartaletas de limón, por citar dos buenos referentes de pastelería de la capital donde no falta talento, las he probado en un par de ocasiones y siempre pienso lo mismo: merengue demasiado dulce, crema demasiado cítrica (supongo que está pensado buscando el contraste, pero en pastelería, como en todo en la vida, lo sutil suele endulzar más...) y una base, que como en muchos cheesecake de medio pelo, es demasiado protagonista en boca y muy poco cuidada.

En Embassy, donde la llevan haciendo desde 1931 (toma ya!), el merengue es sencillamente perfecto, sutilmente endulzado lo que hace que quieras más y más; la crema de limón, exactamente igual, con el punto perfecto de acidez y azucar, sintiendo más el dulzor del limón que su faceta cítrica, y la base... pues al igual que el merengue se deshace en tu boca...

Un vicio... Y en 4 tamaños: mini, mediano, normal y en tarta. Los precios de la tarta no los pregunté, pero las tartaletas están a aprox. 1,40€ la mini, 2,60€ la mediana y unos 4,50 la normal.

Y queréis saber lo mejor de todo? Me atendió una señora mayor de en torno a los 60-65 años tan tan elegante y dulce que de repente vuelves a 1931, te sientes una princesa, y vuelves a casa con un sonrisa. Eso es fidelizar al cliente, y muchos negocios modernos de hoy en día debería tomar nota...

100% recomendable. 100% placer. Un clásico de Madrid.

Quizás lo único que se me ocurre resaltar negativo es que, como me contó la señora que despachaba, tras la reforma de hace 3-4 años, el local, que había permanecido con su encantadora estética original desde 1931, perdió su identidad y ahora parece un Mallorca cualquiera... Una pena, pero siempre tendremos fotos para recordar lo que fue o revisitar una de las pocas series que me hicieron encender el televisor en los últimos años: El tiempo entre costuras, y ver cómo una elegantísima Adriana Ugarte se codea en Embassy con lo más alto de la jet set del momento.

etiquetas: , , , , ,

spider72

Yo fui adicto a los brioche de Embassy durante años. Su tartaleta de limón es muy buena, aunque creo que me quedo con la de Fonty o quizá con la de José Luis.

Es verdad que ahora parece un Mallorca, aunque también el público que tienen es el mismo del 1931...que va Sofia Loren y le piden el carnet por si no tiene la edad...

2 de febrero de 2015

Pilar Monfort

Jajajaja, no habia leído tu comentario antes!! :D

Tengo visita hiperpendiente a Fonty desde que me lo recomendasteis! Se me ha caido el plan ya 3 veces... A ver si deja de llover, vuelvo a correr por el retiro y entonces sí que no tendré excusa para no pasarme :)

22 de marzo de 2015

Hattori Hanzo

+34 917 86 57 80

Calle Mesonero Romanos,17 <m> Callao 3 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 174 personas

ver más restaurantes asiáticos en Madrid

El mejor japonés de la capital. De moda: reserva con tiempo o prepárate para hacer cola.

me encanta, uno de mis favoritos

Llevaba tiempo queriendo probarlo, porque todos mis compañeras de trabajo no paraban de hablar de este sitio. Me costó bastante reservar, se vé que están hasta arriba de gente. Yo quería ir un Sábado y tuve que reservar 2 semanas antes... así que aconsejo reservar con tiempo si queréis ir de Jueves a Domingo (yo pensé que en Enero tendrian menos gente, pero sigue estando difícil reservar).

Y claro... una vez entras, ves el ambiente y pruebas la comida, el servicio y el precio.. entiendes perfectamente el por qué de que cueste reservar y de que todo el mundo hable de este sitio...

Súmale un:
· Ambiente inigualable, no hay nada más auténtico en Madrid a día de hoy. Después de probar este restaurante, el resto de japoneses parecen aburridos. Nos encantó comer en las mesas con huecos en el suelo. Toda una experiencia.
· Comida... Dios mío qué comida! Nosotros pedimos un menú degustación (hay 4 diferentes) y nos dejamos aconsejar porque es difícil pedir si no sabes de comida japonesa. Apuntaos 5 cosas y seréis felices: Takoyaki, Ebimayo, Kakuniman, Maguro Tataki y Okonomiyaki. A parte, pedimos Los 3 tesoros: 3 brochetas, que vienen acompañadas de un cuenco de arroz japonés, y que fueron las mejores brochetas que hemos comido nunca (tiernas, sin grasa, jugosas y en su punto que se deshacen en la boca... saben a poco!).
· Precio. Aquí es cuando ya te vas convencido de volver muchas veces... Menús degustación a 19€, 25€ y 35€ con bebida y té verde o nespresso incluido con los que te pones las botas comiendo la comida japo más auténtica de Madrid y de una calidad muy muy alta (y si no, probad los platos que nombro arriba...). Nosotros comimos 4 tapas, 2 especialidades y una seleccion de brochetas que incluía wagyu, toro y anguila + 2 copas de vino y 2 de sake, 1 té sencha (de calidad, no de bolsita) y un nespresso, todo por 65€ (32,50€ cada uno). Esta comida normalmente en cualquier japonés de Madrid son 90-100€ (45-50€ pp). Hay un menú cerrado también a 50€ pero eso más que un menú degustación es una auténtico festín con botella de Riesling/Mauro que pediremos sólo si tenemos algo que celebrar.
· Servicio: chicos muy serviciales y atentos que te ayudan en todo y lo mejor es que muchos de ellos son japoneses o españoles que hablan japonés y conocen la cultura japonesa... En fin... se puede pedir más?

En resumen... Mejor japonés de Madrid a dia de hoy, que tiene largas colas para entrar y conseguir mesa por razones de sobra. Por lo que he leído en otros comentarios, antes salía un poco más caro (al parecer estos Menús degustación son nuevos para nuestra dicha ya que sale más económico..) y en cuanto al tema de los humos que también habíamos leído en varias opiniones... oye en nuestra mesa sin problema.. sólo huele más a humo cuando pasas frente a la parrilla que tienen de cara al público, pero en las mesas nada. Bromeando sobre el tema, nos informan de que van a acristalar la barbacoa, asi que supongo que aun mejorará en este aspecto para los que sean más sensibles.

Como punto a mejorar, nuestras brochetas tardaron un poco, pero como fue el último plato tampoco lo notamos mucho. Además, el sitio es divertido y un buen sitio para beber, así que la espera fue agradable. Para cuándo cocktails?

Resedvad antes de que mejoren aun más, consigan la estrella michelín y no haya forma de conseguir mesa!! :P

etiquetas: , , , , ,

ver comentarios anteriores (12)

spider72

Sí nosotros somos muy fan de Hattori. Pero yo creo que antes salía incluso mejor de precio sin menú. ¿sabes si los dan entre semana?

13 de enero de 2015

Pilar Monfort

Pues nosotros fuimos sin saber que había estos menús, pero el camarero fue quien nos lo dijo, que con los menús salía mejor de precio y nos pareció que estaba bien y que en cierto modo "te guía" a la hora de pedir, lo cual se agradece con tanto plato desconocido. Fue ya en casa que entusiasmada me puse a leer más sobre el sitio y vi que había algún comentario de "caro" y que nadie mencionaba estos menús y revisando el fb del restaurante (parace que la web está en construcción) vi que justo los acababan de sacar y até cabos. En carta vimos precios muy buenos y otros que a priori pueden desalentar a algunos, como el wagyu o la ventresca de atún, pero claro, pagas la materia prima...

Y no me enteré muy bien de estos menus porque nos los cantaron (nos dijeron que lo tendrían por escrito en breve), pero sí recuerdo que el más barato, el de 19€ era como entre semana (no recuerdo los días) y los demás, 25€-35€-50€ estaban siempre.

A mi la verdad que un poco cansada de los japoneses de siempre y de acabar comiendo siempre sushi, este sitio me deslumbró. Junto con Koi Shunka en Bcn, son mis japos de referencia (el primero para sushi y Hattori para el resto).
Y no sé vosotros, pero a mi los precios de estos menús, al ser la mayoria abiertos (es decir, que puedes ir cambiando lo que comes con un precio fijo), me dan mucho juego para ir a menudo y saciar las ganas de japonés. La única "putada" son las colas y la dificultad para coger mesa.
ver comentario completo

13 de enero de 2015

Lady Spider76

Jo pero el Koi Shunka tiene otro orden de precios!!!!!! mucho más caro no?

13 de enero de 2015

Pilar Monfort

Totalmente. Sólo para ocasiones especiales y caprichos. Otro tipo de restaurante, pero nosotros hemos ido 2 veces, siempre reservando con antelación previo viaje a la ciudad condal y es que no tiene igual en lo que a sushi respecta... Para mí, Miyama, que es de lo mejorcito aquí en Madrid, ni se le acerca...

Y Hattori, a falta de un Koi Shunka aquí en Madrid, es para mi el mejor japo de la capital. Fuimos 15 dias de viaje de aniversario a Japón, a hacer el típico tour por Tokio, Kioto, Osaka y Nara y este es el restaurante que más se parece a comer allí. De nuevo a años luz del resto. Y el interiorismo consigue de verdad transportarte allí y sacarte más de una sonrisa. Para mí un "must go" del 2015.

Les vimos pendientes de todo, nos dieron info de cosas nuevas en las que están trabajando e incluso de reformas (como lo de cerrar la barbacoa) lo cual me dió muy buena impresión y se ve que están atentos a todo lo que pasa y están mejorando. Y si ya es bueno ahora, no puedo esperar a ver cuando acaben de terminar todo!
ver comentario completo

13 de enero de 2015

spider72

Mira que es raro, pero sí, creo que calificarlo como el mejor japo es excesivo. Quizá la "mejor parrilla japo de Madrid" (creo que no hay muchas) o la mejor Izakaya, aún...

13 de enero de 2015

Pilar Monfort

Pues veo David que mis gustos no concuerdan mucho con los tuyos, al menos en el dulce y en el japonés jajaja

En fin, esto es cosa de gustos y creo que depende de tu concepción de qué es un japonés o qué le pides tu un japonés.
Para nosotros, sobre todo después de haber probado comida japonesa en su lugar de origen, lo que buscamos es un restaurante japonés que nos recuerde lo máximo a lo que probamos allí, al ser posible con japoneses en la cocina y con una buena RCP y teniendo en cuenta esto, para nosotros Hattori Hanzo es el mejor japo de Madrid.

Bien con mi familia, bien con compis de trabajo, hemos probado fusiones en kabuki y 99; sushi elaborado por japos (y algún filipino) en Miyama, Ginza, Donzoko o Janatomo; una carta menos común en Himawari, Hanakura o Yoshi... Y nada chico, nos quedamos con Hattori Hanzo y además por goleada jajaj
Ningún otro nos ofrece el nivelazo de materia prima, ambiente y originalidad dentro de la tradición al precio que lo dan ellos.

Para sushi, por ahora, Miyama nos cumple muy bien. Y Kabuki o 99 pues fue una experiencia una vez y ya... te dejas un dineral, vives una propuesta fusión y te puede gustar más o menos, pero ahí queda. En mi caso, cuando hablo de mejor japo de la capital es al que voy siempre que me apetece comida japonesa y el primero que recomendaría.

Para ti cual es el mejor japonés de Madrid?
ver comentario completo

13 de enero de 2015

spider72

Pues me parece muy buen razonamiento Pilar. Yo adoro Hattori. Y como sushi me quedo con Kimura, aunque kabuki sigue siendo kabuki.

Por ahora :)

13 de enero de 2015

Pilar Monfort

Pues eso David, que tu idea de un buen japo es sushi tradicional de buen nivel con un buen japonés detrás con los cuchillos (algo que a mi también me gusta y mucho...).
Pero si profundizas más en la gastronomía nipona verás que en Japon lo normal no es comer sushi siempre que sales a cenar fuera... Nosotros allí comimos mucho carne a la brasa (yakiniku); boles de arroz con cosas encima (anguila, cerdo empanado, huevos); brochetas en robatta y piezas de carne flipantes que aquí no se comen (no llegan al nivel de lo que vimos en China, pero si que comimos cartílagos, piel, entrañas...etc etc); ramen; okonomiyakis; y postres más allá del helado de te verde (de hecho el mundo de los postres allí es la leche! tanto el tradicional como el de inpiración occidental).

Creo que con los japoneses aquí pasa como con los restaurantes chinos. Que valoramos la comida que los japoneses piensan (o han contrastado) que nos gusta y no la verdadera comida japonesa (salvo excepciones) porque en la carta te meten sushi, sopa de miso, unos encurtidos de bote, algún entrante a base de pescado y la manida bandeja de sushi y el helado de té verde.

Por eso pienso que Hattori es diferente. El simple hecho de no meter sushi en la carta ya me pareció toda una declaración de intenciones...
Miki, Kimura, Donzoko, todos estos... para mi son restaurantes donde, si no comes sushi, no tienes oferta suficiente de platos para comer bien (salvo excepciones, que siempre las hay como el sukiyaki de Donzoko, por ejemplo).

Asi que creo que lo más sabio es diferenciar al menos entre japo con y sin sushi.

Nosotros tuvimos una experiencia algo mal con Miki, por lo que aun me quedo con Miyama en Madrid para sushi. Pero viendo que aquí gusta tanto, le daremos otra oportunidad (espero que no flambee mucho con nosotros... :P)

en mi
ver comentario completo

14 de enero de 2015

Lady Spider76

Yo ya tengo ganas de volver!

14 de enero de 2015

spider72

@victor roces...este debate te llama a gritos, Ronin.

14 de enero de 2015

volga

No sé, no veo mucho debate, jeje. El Hattori es un buen restaurante, tanto en ambiente como en cocina, que ha conseguido encontrar su público.

Si te refieres al debate de si es "el mejor", pues ahí no entro. Ni he probado todos, ni he probado toda la carta de los que he ido, ni creo demasiado en los rankings estrictos e inamovibles. Hattori está muy bien, y te puedes comer también un sukiyaki, un curry o buenos donburi en Donzoko, o en Miyama o incluso en Okashi Sanda, Musashi o Yokaloka... Si buscas ramen ya sabemos que hay unos cuantos buenos últimamente en Madrid.
El sushi coincido con lo que se ha dicho que están bien el Miki y el Kimura.
No sé, igual que no se generaliza con un "el mejor restaurante español" de Madrid, me parece absurdo meter en la misma categoría de "restaurante japonés" a Miki y a Hattori, por decir 2. Uno es un bar de sushi y otro una taberna.
ver comentario completo

14 de enero de 2015

spider72

No, si lo que me mola es que opines de rollo Japo. Y veo que Pilar es también bastante Ronin. Doble disfrute.

14 de enero de 2015

Lady Spider76

A mi es que me sacas de los Dorayakis y ya me pierdo!

14 de enero de 2015

Pilar Monfort

Uhm... Por eso te decía yo David que depende de qué signifique para ti la experiencia de ir a un japonés, que la tuya la has definido de una forma preciosa en tu último párrafo. La mía es un poco menos romántica... jajaja quizás me sorprendió más en mi viaje a Japón la parte más "divertida y callejera" que la "espiritual y perfeccionista", porque la segunda ya me la esperaba pero la primera no y me lo pasé francamente bien en mi viaje gracias a esa otra parte. Por eso para mi el rollo Hattori me cautivó, porque creo que es el único japonés donde me he sentido como una niña metiendome en unos huecos bajo la mesa y comiendo con las manos rodeada de asiáticos. Fue divertido al mismo tiempo que la comida me pareció de nivel (dentro de su categoria). Y luego tengo recuerdos de noches largas hablando hasta las tantas frente a una bandeja de sushi omakase y sake con mi marido y es otro rollo. Y coincido con Victor (hola Víctor, encantada de dar con otro "Ronin", como dice Spider jaja) y contigo en que decir el mejor japonés es algo personal y que tiene más sentido si lo metes en categoria. Hattori Hanzo es el mejor japones sin sushi de la capital para mi.
Para ti puede ser Miki y para Victor Kimura, por ejemplo. Al fin y al cabo esto luego depende un montón de la suerte que hayas tenido en estos lugares, la experiencia vivida y si me apuras hasta de cómo te hayas levantado ese día jajaj.

También creo que para foodies, Hattori Hanzo tiene un concepto my potente y que, al estar menos desarrollado y trillado que el sushi, a mi me emociona más y me tiene ojo avizor a ver qué más platos traen. Porque ahora tiene buena carta, pero creo que el concepto da para mucho más de si... Si estuviste en Japón en sitios menos mainstream, verías que la gastronomía japonesa fuera del sushi es una pasada y comen una cosas loquísimas a veces con unos sabores que te dejan sin palabras y, el 90% aquí no se encuentra...

Acaban de empezar y entiendo que no es el momento, pero yo espero que el restaurante empiece a arriesgar más.
ver comentario completo

15 de enero de 2015

Pilar Monfort

Genial David, gracias por la extensa explicación ;)

16 de enero de 2015

Bermar

Disculpad pero el único japonés (de verdad) que hay en Madrid es Soy de Pedro Espina, de hecho es el único itamae español.
No obstante Hattori, como restaurante de emociones orientales, me encanta.

22 de enero de 2015

Pilar Monfort

Jajaja Bernar, me ha encantado eso de "emociones orientales" LOL
Y ahora que nombras a Pedro, creo que a David le va a encantar! Porque si le va toda la perfección y sacrificio que rodea al sushi, quizás Pedro es quien mejor la representa.

24 de enero de 2015

Moulin Chocolat

+34 914 31 81 45

Calle de Alcalá 77 <m> Retiro 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 82 personas

ver más panaderías y pastelerías en Madrid

La mejor pastelería de Madrid. Mejores macarrons de la capital.

me encanta, uno de mis favoritos

Mi pastelería de referencia desde que me la encontré paseando de camino al retiro.

Me queda cerca de la oficina y es imposible resistirse a comprar algo allí. Es una obsesión...

Impresindible comprar los macarrons (le dan mil vueltas a los de mamá framboise...); los eclairs de avellana; la tarta de avellana (Ricardo, el pastelero, hace magia con la crema de avellanas) y las trufas. No soy muy amiga de éstas últimas, pero me dieron a probar un dia un par de trufas y desde entonces siempre las regalo y quedo genial porque a todo el mundo le gustan.

Una caja de macarrons y 1-2 eclairs a la semana no fallan nunca..

Si no lo habéis probado nunca, tenéis que visitar Moulin Chocolat.

etiquetas: , , , , ,

ver comentarios anteriores (8)

spider72

Esto está cerca de Fonty, me suena haberlo visto. Pero no tienen barra ni mesas, no? es sólo tienda-tienda?

13 de enero de 2015

Lady Spider76

Creo recordar que sólo es despacho

13 de enero de 2015

Lady Spider76

Y tienen unos bombones de verano que te mueres!

13 de enero de 2015

Pilar Monfort

Sí, sólo tienda... Una pena la verdad. Creo que si abrieran un local más grande lo tendrían siempre lleno, aunque fuera pequeño como pasa en Pomme Sucre, que la última vez esperé con una amiga 45 min. para coger una de las 8-9 mesas que tienen...
Por otro lado, quizás el tamaño sea parte del secreto de su éxito. Ricardo tendrá oportunidad de supervisarlo prácticamente todo (de hecho yo me lo encuentro a menudo en la pastelería porque abajo tienen obrador).

Y Lady Spider, esos bombones no los conozco!! Me los apunto, que el verano está a la vuelta de la esquina! Gracias por la recomendación.
ver comentario completo

13 de enero de 2015

Cristina

A mi en Nunos me desilusionó, no me gustaron las famosas torrijas...

13 de enero de 2015

acme

Joer las torrijas de Nunos, aún tengo pesadillas

13 de enero de 2015

Cristina

Imagínatelas después de un viaje en ave... Entre qué no me gustaron y estaban totalmente espachurradas..

13 de enero de 2015

spider72

El nunos compré yo el roscón y era malo y caro a partes iguales

13 de enero de 2015

Gath

El año pasado compramos la version francesa del roscon en Fonty, resultó pesado, demasiado denso, este año compramos el de Moulin Chocolat, sencillo pero muy bueno, para el próximo hay que convencer a Miss Migas, para que los haga y nos lo venda, su receta del roscon pinta muy bien.

13 de enero de 2015

Pilar Monfort

Davidperezf no conozco Nunos, pero por lo poco que he leído no tiene nada que ver con este tipo de pastelería.
En cuando a Oriol balaguer....Tengo reseña pendiente. En Nochevieja encargamos como postre de la cena, las famosas 8 texturas de chocolate y nos dejó a todos helados... Buena, pero nada que nos hicera querer repetir. Y para colmo, fijándome en detalle nos dimos cuenta que la versión que sirven en Kabuki viene mejor presentada, con más cosas y nos sentimos estafadísimos...

Costó la tarta para 4 personas (12cm de diametro...) alrededor de 24€...

Pruebas la tarta de avellanas de Moulin chocolat y lloras de placer..
ver comentario completo

13 de enero de 2015

Lady Spider76

Bufffff olvídate de Nunos es de los peores roscones con fama que he tomado. La fruta escarchada eran piedras que tuvimos que quitar. Y fuimos a por el simplemente por la fama que tiene. Moulin le da 100 vueltas

13 de enero de 2015

Gath

Y el panettone de naranja y gianduja. No os vais a arrepentir.

13 de enero de 2015

spider72

Yo creo que son ligas distintas: uno es una pastelería de barrio con más o menos fama y/o tradición, pero más clásico que Calderón y moulin es pastelería/chocolatería moderna y de vanguardia. Vamos el roscón de té verde que ví yo en nuno era reguleras y otro que era como una corona estéticamente era de llorar.

13 de enero de 2015

Joselito's

+34 917 27 47 62

Calle Velázquez,30 <m> Velázquez 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 19 personas

ver más restaurantes tapas en Madrid

Buen producto. Cumple para comer en Velazquez. Precios altos.

me gusta

Tras 3 comidas aquí, he de decir que es de los sitios con una oferta más estable de la zona por calidade producto. Salmorejo muy rico, pluma ibérica de calidad bien cocinada y acompañada de buenos vegetales, jamón excelente...

No hay ni pizca de creatividad en los platos o en la tienda/restaurante pero tampoco buscan vender eso. Es un sitios para oficinistas de la zona para hacer una parada rápida y comer buen producto.

Servicio amable.

etiquetas: , ,

La Tita Rivera

+34 915 22 18 90

Calle de Pérez Galdós 4 <m> Chueca 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 223 personas

ver más restaurantes tapas en Madrid

Comida rica, local con encanto y un patio interior que vuelve loco a todo el barrio y por el que nos peleamos todos.

me gusta

Merece la pena tomarse unas sidras de sabores y unas racciones o sus cassis (bollos) si estás por la zona de Chueca y no sabes donde ir es de lo pocos sitios con encanto por la zona.

Ahora en verano cuesta encontrar sitio en su terraza.

En cuanto al servicio... esto es un bar y tienen estudiantes universitarios normalmente. A veces te toca uno majo y otras veces no. Pero para el nivel de servicio en bares de este tipo yo nunca he tenido ningun problema, la verdad.

A veces, eso sí, tardan bastante en llevar la comida.