44 sitios, 13 siguiendo, 51 seguidores, un sitio descubierto, 1.867 visitas

Profesional del mundo de la moda; adicta a ésta y a las tendecias de diseño, incluídos los nuevos restaurantes. Foodie y amante de los cocktails. Y Mamá.

Pilar Monfort

mostrando 9 sitios

BIBO Madrid

+34 918 05 25 56

Paseo de la Castellana, 52 <m> Gregorio Marañón 7 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 74 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Decepcionante. 2 platos devueltos y 2 en la mesa sin acabar.

no me gusta

Fui con mi madre y mi hermano a comer en la 4ª mayor apertura del año en Madrid junto con Abarra, Amazonico y 47Ronin (nótese que van enumeradas de mayor a menor presupuesto). Esta estaría a la altura de Amazónico en presupuesto de apertura, rondando los 3 millones de euros y ambos con el diseñador de restaurantes de moda que saca restaurantes como churros (por la rapidez), Lázaro Rosa-Violán. Restaurante bonito, pero mal planteado desde mi punto de vista. ¿Por qué? Pues porque, al contrario que el muy bien dividido Amazónico, en este estas en un comedor diáfano y grande (para 150 comensales según ellos mismos declaran) lo que hace que unido a mucho personal (conté unas 35 personas) hace que te sientas nervioso, que no termines de relajarte. Niños llorando, camareros estresados hablando constantemente en cuchicheos y mirando para un lado y para otro, mucho ruido... La gente, como buenos españoles, se han creído por las luces que están en la feria de Málaga de verdad porque el nivel de las conversaciones era altísimo... En definitiva, como ha dicho Capel: "Ajetreo y decibelios. Informal". Esto estaría bien hasta que entra el factor precio... que a más de 50€ por persona bebiendo agua y refrescos nos pareció muy elevado. ¿Lo justifica la calidad de la comida? Ojalá, pero lo que nosotros probamos, y fueron muchas cosas, fue decepcionate salvo un par de excepciones. Dejo fotos de platos y ticket, para que juzgeis vosotros mismos como siempre.

Personal majo (Bravo por las recepcionistas, muy simpáticas, especialmente una chica gallega majisima. Muy mal, el primer maitre. Típico señor bien pagado con falsa sonrisa que vino a hablar con nosotros y a preguntar que tal todo y cuando le dijimos que no muy bien, se le torció el rostro y se fue a reñir a sus empleados y ya, sin ni siquiera darnos una explicación... De verdad que una explicación en estos casos técnica ayuda mucho a contextualizar...).

Cocina vista con un caos horrible. Dani Garcia publicó un vídeo en FB del día de la apertura donde se ve un caos terrible en cocina, claro que era el primer día. Pues bien, sigue habiendo el mismo caos 1 semana después de la apertura. Creo que la desmesura de la carta, que quiere abarcar demasiado, está dando problemas y es, junto a recetas mal planteadas, quizás unos de los problemas que sufrimos nosotros.

APERITIVOS: Cortezas de cerdo con miso y lima. No sabían a miso y la lima era piel rallada... Esto es todo lo que tiene un 2* Michelin para abrir boca...? Mal empezamos.

PAN: Mini Focaccia con tomate liofilizado. Algo reseca en los bordes, pero aceptable. ¿Lo malo? Que cobran 3€ por cada una que te ponen y no te preguntan al ponerla... así que nos cobraron 3. Pone "pan y mantequilla" en el ticket pero la mantequilla no aparece por ningun lado. Mal.

Momento de postureo gastronómico pidiendo 2 de las 3 tapas salidas de su restaurante de 2* Michelín, YOGURT DE FOIE Y GAZPACHO DE CEREZAS.

YOGURT DE FOIE. Curioso el efecto que la mousse de foie con nata y la espuma de parmesano junto con una reducción de Oporto crean una sensación lactea de estar comiendo un yogurt. Un yogurt "raro", pero si que recuerda. No está muy bueno, pero es curioso. 8,5€ el mini yogurt con Mousse y espuma que tienen más aire que contenido... Mal.

GAZPACHO DE CEREZAS - 7,50€. Esto fue rídiculo. No sabía a cerezas... Anuncian que viene con pistacho, nieve de queso y anchoas. Primera cucharada: no sabe a cerezas y no aparecen los pistachos ni la anchoa. Segunda cucharada: Sigue sin saber a cereza y parece que hay algo parecido a 1/2 cm de anchoa. Tercera cucharada y aparece un pistacho. Y se acabó. Recuento total: 2 pistachos y 2 trozos de 1/2 cm. de anchoa. Sin sabor a cereza y sin ver una triste cereza... Ya no es temporada, pero si pones que algo lleva cereza no está mal verlas... aun se pueden compar, eso sí... a lo mejor el plato ya no es tan rentable. Dani... a vacilar al parque, que hay columpios.

BRIOCHE DE RABO DE TORO. Muy rico. Por fin un respiro a la decepción inicial. Vemos un atisbo de esperanza. Eso sí, no es barato porque son 2 bocados y cuesta 6,50€/brioche. Pero compensa el sabor.

SALMOREJO DE CENTOLLA -12€. Pues nada... que no va a ser nuestra noche. A mi madre le encanta la centolla y el buey de mar, especialmente el coral así que le pedí este plato porque pensé que le iba a gustar y lo que me encuentro es un salmorejo del montón (por debajo de Alvalle) con huevo cocido y trozos de algo que puede ser desde pata de centolla a carne de cangrejo de lata (mucho más probable). Sabor cero. Comida como la que te prepara esa madre apañada que no sabe cocinar pero lo intenta... Pues eso. Da lástima, te lo comes... Claro que tu madre no te cobra....

SASHIMI DE TORO TEMPLADO CON ACEITE DE OLIVA A 180º Y YUZU - 19€ Aquí ya empezamos a sentirnos burlados. 6 lonchas de ventresca de atún cortado no como sashimi (cortes gruesos) sino como un tataki fino y cuando vamos a comerlo... lo primero que notamos es que tiene un sabor muy fuerte y desagradable a pescado y esto sólo pasa cuando el pescado no es fresco (y para sashimi es fundamental). Me digo a mi misma que no es posible en el sitio donde estoy y pienso que quizás es demasiado tiempo en congelador, que al tener tanta grasa, aun congelado evoluciona igual. Quizás el mes de retraso en la apertura ha llenado las cámaras de congelados para no perder producto y ahora lo están sirviendo. Pero no acaba aquí la cosa... Para colmo nos ponen la ventresca mal cortada y el atún cuando no está cortado por alguien que sabe (normalmente formado como sushiman) no es agradable de comer crudo ya que tiene unas fibras muy dificiles de masticar. Lo tuvimos que devolver. Nos piden disculpas.

TAPA DE VIEIRA Y GAMBA CON KIMUCHI - 7€ Esta es una combinación que empieza a verse en todos lados, hasta en el Atlantico de Pepe Solla en Velázquez. Como se enteren en Lateral que se puede servir esto así de fácil y a ese precio, en Septiembre está en su carta... Marisco y "kimchi" (sí, se escribe kimchi y no kimuchi como pone todo el mundo en carta. Los japoneses, que no pueden pronunciar consonantes sueltas, suelen poner "U" o "I" para unirlas como en este caso. No obstante, al pronunciar casi no suenan, generando el sonido auténtico o más bien como a ellos les suena. Para ellos, "FRUIT" sería "FURUTSU", por ejemplo, y es como los japoneses, con mucha influencia anglosajona en su vocabulario, llaman a la fruta. Ésto, da igual cuantas estrellas michelín, presupuesto o super agencia de medios tengas, que al final meten la pata una y otra vez mostrando muy poco respeto, desde mi punto de vista, por las culturas que se fusionan. Hay que ser más responsable y no desinformar, que luego nos pasa como con el inglés, que llegamos a Londres pidiendo un "relaxing cup of café con leche". El plato en sí, plano. Gamba congelada de bolsa del típico cocktail de gamba con una mayonesa mezclada con kimchi de bote y mal balanceada. Resultado desagradable. Nos dicen que estrujemos la lima en la boca después de comerlo porque viene emplatado en una lima... lo intentamos y muy mal. La lima mezclada con los jugos del marisco, suero de la mayonesa y kimchi... desagradable. Hay que darle una vuelta.

En este punto, nos dejan esperando 15 minutos sin comida... Inexplicable. Aprovechamos para visitar los baños por turnos. Mi madre primera, que la edad es la edad... y viene de vuelta indignada: "los baños son mixtos. Yo no me siento ahí, qué asco". En fin... semejante presupuesto y no se pueden hacer baños como dios manda? Encima sin papel. Adjunto foto.

Llegan las frituras por fin..

CROQUETAS DE JAMÓN - 11€ / 3 croquetas que vienen cortadas a la mitad para que parezca más supongo (sino, no entiendo el motivo...quizás para que se enfríen...?). Ni que decir que 11€ por 3€ es desproporcionado... pero bueno. Leyendo a Capel, decía que las croquetas valían la pena y había que probarlas y ... ricas, sin más. No las "empanan" sino que las tempurizan y para mi eso es un sacrilegio... El nivel de indignación de mi madre, ya mayor, sube en aumento... Y yo... "mamá, si es que tu deberías haber comercializado tus croquetas. Ya no se hacen croquetas tradicionales como las tuyas...".

BUÑUELOS DE BACALAO - 11€ / 5-6 UD. De nuevo caros. Estaban ricos, pero de nuevo en cualquier chiringuito de Portugal por 11€ te ponen una bandeja con 14-15 buñuelos de un nivel mayor a estos... El postureo no debería justificar estas cosas...

A pesar de estos detalles, he de decir que de volver a este sitio algun dia probablemente volvería a pribar las frituras porque es quizás de los más aceptable de la carta.

TORTILLA CROCHÉ DE CAMARONES - 12€. De nuevo se burlan de nosotros. Nos dicen que tarda más de la cuenta por la tecnica de fritura y ponen nuestras expectativas por las nubes. Llega una tortilla XL y grasienta como la que más. Masa frita con intenso sabor a pescado. Ya está. Yo no soy de estas tortillas pero mi madre indignada porque "las tortillas de camarones no son así". En fin, no tengo mi propio criterio como para valorarlas. Sólo puedo decir que están muy malas y grasientas. Si así es como deben ser, pues supongo que estaban bien.

CALAMAR DE POTERA ASADO CON RISOTTO DE PASTA DE PIÑONES CON TINTA. -28€ Otro que tuvimos que devolver a cocina y mira que me cuesta hacer esto porque siempre es un golpe en el animo de una cocina y suelo no decir nada, pero a estos precios no puede ser. Un calamar duro y gomoso que daba verguenza. Un rissoto de tinta sabroso pero muy intenso de sabor hasta el punto de que al segundo tenedor ya no quieres más. Decepción de plato. El atún no lo cobraron, pero los 28€ de calamar duro sí. Vergonzoso.

POSTRES: Postres muy sencillos pensados para servir a las masas, alguno más complejo, aunque todos caros. Sabores populares y correctos técnicamente. Gracias a Dios que nos acabamos con buen sabor de boca.

NUTELLA PARA MORIR.- 12€ De nuevo precio desproporcionado. He visto postres de Estrella Michelin cobrados a carta igual de precio. Este es un ejemplo de esos postres populares ya que es simple y apela a instintos básicos. 3 bolas de helado de nutella con nutella pura escondida debajo y palomita de maiz caramleizadas por encima. Y eso es todo. ¿Rico? Si te gusta la nutella, por supuesto.

SOL DE MARBELLA. 14€ Esto lo pedi yo porque me hacía ilusión probar cosas del restaurante de DG oficial al cual no he ido y asi hacerme una idea (al cual por cierto visto lo visto no visitaré aun). Postre bonito y conceptual. Al contrario que el anterior, no apela al estómago sino a la cabeza. Trabaja con naranja amarga y almendra amarga. Por momentos demasiado amargo (sólo me gustó a mi). Se echa en falta 1 ingrediente más (quizás chocolate negro?) que aporte más matices, ya que al 2º bocado ya estás cansado. No lo volvería a pedir, pero no puedo decir que estuviese malo.

Con 1 café, 2 cocacolas, 1 nestea y 1 botella de agua la cuenta se va a 153,50€. Con vino, se podría haber subido bastante. 50€ por persona en estos tiempos se pagan a gusto sólo si la comida está buena, la materia prima es fresca y está bien cocinada. Si falla lo básico, es un problema serio.

Esperábamos mucho más, tanto creativamente como gustativamente y no creo que vuelva en una larga temporada. Probablemente ya en 2017. Entiendo que dirigir equipos tan grandes es muy complejo, pero cuando las expectativas son tan altas y hay proyectos de tanto dinero detrás, el nivel de exigencia también ha de ser alto por parte del cliente.

etiquetas: , , , , ,

amarin

Muy buena crítica, ya puede espabilar aunque expones problemas serios de fondo, no de forma. Como estaba de aforo?

30 de agosto de 2016

EandradA

¡Qué susto me ha dado lo de los "platos devueltos"!

31 de agosto de 2016

Pilar Monfort

Jajajaj EandradA no había caído en esa segunda interpretación...! "Devueltos a cocina"... eso sí, la digestión me recordó a las antiguas de StreetXO (antiguas, que la última visita a StreetXO en Agosto fue espectacular).

Amarin, cuando llegamos estaba al 75%. Llenaron 1 turno y medio o así. Y sí, la verdad es que entiendo que tengan que hacer caja cuanto antes y más después del retraso en la apertura, pero esos platos hay que ajustarlos. Quiero creer que Dani Garcia es mucho más que eso... Espero que se siente a comer su propia comida con autocritica y corrija esos platos, que al final la comida es lo principal.
ver comentario completo

31 de agosto de 2016

amarin

el mal endémico de muchos estrellados, tienen tantos frentes abiertos que no controlan el resultado final o no como lo planearon.

1 de septiembre de 2016

fresandco

Buena crítica Pilar!! Eso sí, no damos una con las nuevas aperturas de Madrid. Habrá que darle tiempo a BIBO, aunque ya son varias las malas experiencias leídas.

4 de septiembre de 2016

Lamucca de Prado

+34 915 21 00 00

Calle Prado 16 <m> Antón Martín 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 329 personas

ver más restaurantes italianos en Madrid

Nivel culinario pésimo. Ambiente atractivo.

no me gusta

Quizás el más bonito del grupo y siempre con ambiente, pero por más oportunidades que le he dado, nunca como bien. Cuando me obligan amigos a ir, recurro a pizza de trufa y salgo del paso porque siempre que me aventuro a algo me averguenzo del nivel culinario de lo que como... Un ejemplo, los nems donde todos está disociado. Es como hecho por un adolescente famélico y sin tiempo en época de estudios y que le da igual qué meterse en la boca...

Lamucca de Serrano

+34 915 21 00 00

Calle Serrano, 91 <m> Gregorio Marañón 7 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 7 personas

ver más restaurantes italianos en Madrid

Nivel culinario pésimo. Terraza llena y con ambiente pero se come fatal.

no me gusta

Varios locales probados ya que son expertos en encontrar buenas ubicaciones y a veces te sientas porque no tienes otro sitio mejor donde hacerlo... Siempre vas con la misma sensación de "es mono y que sorpresa seria si comiese al menos rico aquí..." y sales con un... "no me puedo creer que haya tanta gente con lo mal que se come y las cosas tan mal hechas...". Supongo que será por las pizzas, que son dignas, pero el resto... mejor abstenerse.

Por si fuese poco, digestiones pesadísimas y en una ocasión hasta gastroenteritis. No puedo asegurar que fuese de comer aquí, pero desde entonces me abstengo de comer pescados/moluscos aquí y si no me queda mas remedio, pedir una pizza de trufa y ya está.

Sublime Tokyo

+34 911 37 63 63

Cuesta de Santo Domingo, 24 <m> Santo Domingo 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 89 personas

ver más restaurantes japoneses en Madrid

Calidad Media/baja. Algunos platos muy mal hechos. Okonomiyaki decente aunque no tradicional. Servicio amable.

no me gusta

Es el típico restaurante chino (comida grasienta, mal elaborada, puntos de carnes y pescados horribles, barato, calidad de materias primas baja...) pero jugando con platos japoneses en lugar de chinos. Y sí, hay japoneses detrás del restaurante que es lo que más sorprende.

Probamos un tataki de ternera horrible por calidad, temperatura de la carne y salsa que no terminaba de hacer "comible" la carne (para servir una carne cruda tiene que ser de mucha calidad y tener el corte y la temperatura correctas o se hace una bola imposible de tragar); un omurice (tortilla francesa con arroz salteado dentro y una salsa demiglace por fuera) que es como comida casera hecha por un adolescente que acaba de empezar a cocinar (arroz pasado, salsa mal realizada y semicortada, verduras mal pochadas...) y por último un okonomiyaki que se supone que es la especialidad del sitio y que estaba bueno, pero mucho peor que otros que he probado y que sobre todo perdía puntos por pecar de poco tradicional ya que no ponen katsuobushi encima (nos dijeron que espolvorean por encima, pero no sabe igual y pierde textura y encanto) y los mariscos en vez de dentro de la masa te los ponen fuera por lo que el sabor del marisco no se integra con el del resto de ingredientes. Además son muy pequeños lo que hace que este plato que normalmente en Japón se pide para compartir aquí es casi un plato individual.

Investigando sobre el sitio, porque necesitable una explicación a nuestra desafortunada comida, al parecer es una franquicia en Japón con el okonomiyaki como centro de su oferta... y entonces fue cuando lo entendí todo... A veces nos emocionamos los que nos apasiona Japón porque hay un sitio abiertos por japoneses que parecen "auténticos" y la realidad es que por haber japoneses detrás no garantiza que haya buenos cocineros, buena materia prima o autenticidad y este restaurante es el mejor ejemplo, ya que siendo parte de una franquicia/cadena la calidad baja y mucho porque el coste se estudia de una manera diferente y se tiende a estandarizar y homogeneizar a veces en contra de la calidad de los productos en post del beneficio (algo que no critico ya que para luchar por precio hay que hacer este tipo de cosas).

No recomendable salvo que vayáis con un presupuesto muy bajo y no os importe mal-comer.

Dos estrellas porque los postres están ricos, aunque no son profesionales se nota que los hacen con cariño, y porque son muy majos. Quizás suba a tres estrellas la experiencia de comer en la pequeña barra donde hacen los okonomiyakis y que aun no hemos probado.

etiquetas: , ,

Yanzoo

Yo aquí tomé un mochi que estaba de escándalo y comiendo en barra el sitio me pareció curioso.

11 de agosto de 2016

Pilar Monfort

Eum la verdad que los postres es de lo mejor. Nosotros probamos un tiramisú de té verde y un Ichigo Daifuku mochi de fresa y anko muy rico.
Y tengo que volver a barra. Creo que el plan okonomiyaki en barra + postre para algo rápido suburía a 3 estrellas. Aunque la verdad es que me duele dar 3 estrellas cuando no hay fundamentos de cocina detrás... Hay cosas básicas del resto de platos que me parecen graves y a corregir rápido para que no quite calidad a la esencia del sitio que es ir a comerte un okonomiyaki y ya.
ver comentario completo

12 de agosto de 2016

1Falces

El okonomiyaki es malo a rabiar. Gran decepción del año. Maribona patinando.

13 de agosto de 2016

Fonty

- cerrado

Calle de Castelló 12 <m> Príncipe de Vergara 2 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 101 personas

ver más cafeterías en Madrid

Decepción. Calidad media tirando a baja. Camareros de malas pulgas.

no me gusta

Fonty... el eterno pendiente en mi lista de sitios donde saciar las ganas de buena pastelería y ha sido una gran decepción :(

Recomendada por algunos 118setenteros estaba por la zona de Retiro buscando un sitio para un buen cappuccino y un dulce y un par de horas de conversación con una amiga japonesa que hacía años que no veía y me acordé de Fonty.

Cuando llegué, un jueves por la tarde, el local estaba vacío a falta de un par de mesas pequeñas de la entrada y eso ya me llamó la atención ya que nunca me ha pasado algo similar en una pastelería de renombre, sino que suele ser lo contrario. De cualquier manera, entramos y nos sentamos en una mesa grande que tienen al fondo y un camarero con muy mala cara y muy malas pulgas nos dijo que si nos podíamos levantar y sentar en otra mesa por si se le llenaba... Le hicimos caso pero en la hora y algo que estuvimos allí en el local no entró nadie...

En fin, ya aquí empezó la experiencia muy mal y es que en estos lugares no solo los postres tienen que ser dulces, sino el personal.

Pedimos una tartaleta de limón, que habiamos oído grandes cosas de ella, y una de avellanas y un par de cappuccinos y la verdad que me decepcionó. Las tartaletas de Embassy son mucho mejores, la de Fonty tienen una galleta demasiado dura y protagonista en el dulce; y en cuanto al postre con avellanas, siento decir que está a años luz de los dulces de Moulin Chocolat, que elaboran con avellanas del Piamonte. Mi amiga, que no habia comido mucho, quiso también una baguette con pollo y aguacate y estaba dura y seca como si llevase en el mostrador días...

El sitio bonito sin más, algo lúgubre y en una calle muy apartada de todo, nos dio la sensación de haber vivido tiempos mejores...

Conclusión: no volveré a ir y menos llevando a alguien especial para mi, porque ese día quedé fatal... Para comer buenos dulces seguiré yendo a Moulin chocolat o a La duquesita y para sentarme a vivir una experiencia dulce completa (Moulin no tiene asientos), iré a Panda Patisserie en Gran Via (Triball) o, si encuentro sitio, a Pomme Sucre (Salesas).

ver comentarios anteriores (2)

1Falces

+1.

4 de junio de 2016

Alexo

Yo creo que este sitio tiene sus horas... A mi me gusto las dos veces que estuve, pero ahora que leo tu opinión me ha recordado que efectivamente el tipo (camarero/encargado/lo que sea) tenia un aire y modales ciertamente siniestros....

9 de junio de 2016

LeSamp

Totalmente de acuerdo. Yo aún no he probado nada que me encante como para la fama que tiene el sitio. La última vez vine buscando un Canelé de Bourdeaux que había probado en Montia y me dejó fascinada, y me encontré con algo que no es que ni se pareciese en sabor si no que además no pudimos ni terminarlo de lo desagradable que era.ver comentario completo

10 de junio de 2016

spider72

Pues a mi me gustó cuando fui hace ya tiempo...aún así es que esto es una cafetería-pastelería, tampoco va más allá de un café y un pastelillo...no sé.

10 de junio de 2016

EandradA

Agree con la tartaleta de galleta dura/pedruscosa.

10 de junio de 2016

1Falces

Existiendo Pomme Sucré no hay motivos para ir a Fonty.

12 de junio de 2016

1Falces

(ni a ningún otro).

12 de junio de 2016

Tuk Tuk Asian Street Food

+34 911 44 25 51

Calle del Cardenal Cisneros, 6 <m> Bilbao 1 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 86 personas

ver más restaurantes asiáticos en Madrid

Malo. Poca calidad. Platos poco equilibrados demasiado amateur.

no me gusta

Proximamente más detalles que me quedo dormida frente al ordenador...!

Benares

+34 913 19 87 16

Calle Zurbano, 5 <m> Alonso Martínez 4 5 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 67 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Pretensiones no satisfechas. Error tras error en un local bonito.

no me gusta

Apertura muy sonada que fuimos a conocer nada más abrir. Benarés prometía muchas cosas: buena cocina india en una ciudad con poco nivel culinario indio; una cocina ligeramente adaptada al paladar español con un punto de picante que nos permitiese encontrarle los matices a esta rica comida; cocina de Estrella Michelín que, cuanto menos, nos ofreciese corrección y algunos destellos creativos; y un bonito local en barrio acomodado donde dejarse ver.

Pues bien, fuimos la primera vez y pedimos sendos menús degustación y la experiencia fue regular y con muchos altibajos. Como resumen diría que el menú es demasiado sencillo y tiene un precio elevado ya que en los platos que desfilaron frente a nosotros no encontramos justificación ni en cantidad de platos, ni en materia prima de elevado precio ni en creatividad que justificase el uso de una materia prima más humilde. Además, si todo esto lo riegas con varios errores, hace que no solo el Menú sino el restaurante sean decepcionantes.

El Menú comienza con unos entrantes crujientes hechos con harina de lenteja con distintos chutneys de fruta. Bien y entretenido.

Entre otros platos, probamos unas vieiras con coliflor correctas siendo la vieira quizás la materia prima más cara que tomamos en el menú; un muslito de pollo y un langostino asados al tandur que estaban ricos sin más; una lubina demasiado cocinada y en la que me encontré 5 espinas, algo impensable para un restaurante de esta clase; y, por último, un pollo tikka masala acompañado de lentejas amarilla dal y arroz basmati. Todo terminó con 2 vasitos de postre horribles con sabores muy bastos y poco elegantes y una gallega especiada que no estaba buena.

En resumen, postres horribles y de muy poco nivel, una lubina mal cocinada y con espinas, y 3 cositas ricas pero sin más que no te justifican el precio del menú degustación, que si no recuerdo mal eran 65€.

Pero volvimos... y el motivo fueron las estupendas lentejas dal que acompañaban el plato principal de pollo y que nos encantaron. Eso y que fuimos a las pocas semanas de abrir y queríamos darles una segunda oportunidad, además de que vimos que era cierto que el picante estaba contenido y eso nos permitía disfrutar de la comida. Eso sí, esta vez sin menú degustación.

Pues bien, volvimos y la experiencia fue aun peor... pedimos a carta varias cosas y todo ese día estaba mucho más picante que la primera vez con una variación abismal... Incluidas nuestras lentejas dal cremosas que estaban incomibles... Hablamos con ellos y, tras hablar con cocina, nos dijeron que teníamos razón, que el picante estaba muy muy subido y que lo han probado varios españoles que trabajan ahí y que no sabían cómo se les habia ido tanto el punto de picante. Nos contaron que el chef no estaba ya, que ahora está el jefe de cocina y que (atentos a esta explicación/excusa porque es la más sorprendente que me han dado nunca en un restaurante..) tenían "la boca destrozada" de tanto picante y para ellos, lo que para nosotros es una diferencia sustancial de picante, ellos no lo notan...

Lo peor fue el detalle de después ya que nos comentaron que esperásemos que al menos las lentejas, que era la principal excusa para repetir en el lugar, nos la iban a traer corregidas. Esto nos extrañó pero porque tienen pinta de llevar tiempo en elaborarse pero nos esperamos... Y a los 15 minutos aparece el maitre para pedirnos disculpas porque no van a poder servirnoslas... Ante esto y muertos de hambre (eran casi las 4 de la tarde y sólo habíamos picado entrantes) pedimos la cuenta, nos quejamos y nos fuimos a otro restaurante.

La verdad que me da mucha mucha pena que un sitio que prometía tanto tenga una cocina tan inconsistente y que, viniendo de un chef con estrella Michelín, la calidad y creatividad de los platos sea tan baja.

Tengo que decir que el servicio siempre fue muy atento sobre todo el maitre de la sala del fondo que lleva un chaleco negro. Sin embargo, el maitre principal... de verdad que no he visto persona más incompetente y que trasmitiese tan poca seguridad. Deberían de cambiarlo.

Volveremos dentro de 1 año a ver cómo ha evolucionado y si ha habido algún cambio porque he de reconocer que sigo sin creerme que un sitio con tantas posibilidades tenga el nivel que tiene actualmente. Mientras tanto, seguiré enamorada de los japoneses hasta que llegue una cocina india de nivel a Madrid.

etiquetas: , , , , ,

Yakitoro

+34 917 37 14 41

Calle de la Reina,41 <m> Sevilla 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 168 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Restaurante Japonés Izariya

+34 913 08 38 12

Calle Zurbano, 63 <m> Gregorio Marañón 7 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 155 personas

ver más restaurantes japoneses en Madrid

Tienen que mejorar mucho... menu, ambiente y humos, fundamentalmente..

no me gusta

Podría decir de este restaurante que es caro para lo que comes o que la comida sabe "rara", pero después de comer mucho japonés y de probar restaurantes auténticos y sin fusión, entiendo lo que estoy comiendo: "un menú kaiseki", voy con el paladar y mente abiertos y preparo la cartera. Dónde está el problema entonces?

Que este restaurante es el paradigma de la cualidad que más odio de muchos de los ciudadanos japoneses que he tenido la oportunidad de conocer en España... Que piensan que por ser japoneses ya pueden abrir cualquier cosa, servir lo que les de la gana y cobrar 100€ (o como me han llegado a decir personalmente: "sushi, sashimi buen negocio... Corte, poco de arroz y 4€ pieza...". Desde que conocí esta faceta de los japoneses (particulamente aquellos que no trabajan en su país...), cuido mucho mis pasos a la hora de seleccionar dónde como cuando no estoy en Japón.

Los precios japoneses son caros: materia prima buena y productos traídos de Japón no permite a ningún japo tirar los precios por los suelos a no ser que deje de ser japo, y empiece a sustituir productos japoneses por productos españoles, comience a fusionar y a bajar calidad metiendo congelados... (algo que hacen muchos japos y se nota). No obstante, una cosa es caro y otra meterle un sobremargen a las cosas con las que ganar mucho dinero con el mínimo esfuerzo...

En Japón la vida es extraordinariamente cara. Una amiga japonesa de la escuela de negocios donde estudié me comentaba que tenía amigas en la universidad en Japón que apenas comían carne, ya que era muy cara y que las frutas y verduras eran un capricho. Viajando a Japón me di cuenta de que no eran exageraciones. El caso es que allí los menús en restaurantes pueden llegar a costar miles de euros y la gente pudiente, que hay mucha, lo paga "yorokonde" (expresión japonesa para decir hacer algo "con mucho gusto"). El problema de esto es que al venir a Europa, vienen a abrir negocios donde, en muchas ocasiones y por supuesto no siempre, se esfuerzan la mitad que en Japón (ya que al fin y al cabo, la clientela por norma general aquí no tiene el criterio para darse cuenta de ciertas bajadas de calidad...) y quieren poner precios igual que allí.

Este es el caso de Izariya, donde la comida no está mal del todo y está bien presentada. Sin embargo, para querer cobrar lo que cobran, tienen que dar el servicio de un restaurante de estas características en Japón. Me explico...

El local es una patata... Normalucho, mal decorado, completamente neutro y diría que hasta feo. Lo único que vale algo la pena es la barra, ya que ir viendo el trabajo de los chefs te distrae de la decoración. Esto no es una cuestión de mal gusto... es una cuestión de dinero! No se han querido gastar un duro a pesar de tenerlo (tienen varios restaurantes en Japón...), porque están subestimando al cliente español y piensan que pueden abrir cualquier chiringuito y empezar a cobrar 100€ la cena...

El tema humos igual... En Japón es habitual cocinar frente al público, tener robatas, hacerse okomiyakis en cada mesa con planchas individuales en las mesas y hasta tener mesas con parrillas incorporadas donde hacerte los cortes de carne, pescado, etc. que compres. Por todo esto, es normal salir de comer o cenar en Japón oliendo a grasa. La gente incluso puede decirte donde has comido porque hueles a ello y no es considerado algo impertinente, sino una conversación sin más. Por ello entiendo que los humos no les preocupen a muchos japoneses cuando seleccionan un local o hacen una reforma en la cocina. Pero volvemos a lo mismo... En Japón esto no pasa en los restaurante donde pagas 100€/menu!!! (salvo contadas excepciones de restaurantes tradicionales con historia).

Allí si te cobran esa cantidad, ten por seguro que tendrás igual o mejor vajilla que en Izariya, un local espectacular (bien de corte tradicional o de corte occidental), cero humos y un olor perfecto, incluso camareros que sepan tu idioma en muchas ocasiones. Y las esperas entre plato y plato, que están muy relacionadas con la perfección japonesa y su lentitud, en restaurantes en Japón los he visto más espabilados...

En cuanto a la comida... No soy amiga de las fusiones y como he dicho en otras de mis opiniones, siempre que voy a japoneses intento buscar japoneses que me recuerden a mis estancias en Japón, pero creo que hay que seleccionar mejor qué pones en un menú en función del país en el que abres un restaurante. No hablo de fusionar algo para que guste más, sino de elegir un plato en lugar de otro porque sabes que, por ejemplo, en España no estamos acostumbrados a comer puddings salados (lo que vendría a ser un "chawanmushi")... Y hablo del menú degustación, ya que en carta puedes tener lo que quieras para que sea el comensal quien decida qué quiere probar. El sabor a mi, yendo con menta abierta y todo, me dejó a medias... Buena calidad de pescado, pero esto ya lo das por hecho a este precio. Algunos productos que no me gustaron, algunos detalles "fusionados" que tampoco me molaron... (shitake y foie o gunkan con carne...) y postres de bajo nivel para el estatus que quiere marcar el restaurante.

El servicio bueno y educado como suelen ser los japoneses cuando te cobran 100€/ticket.

En conclusión: Quería darle 3 estrellas pero para mi "no está ok". Un restaurante donde me siento desangelada con una decoración sosa, neutra, sin nada que contar (...si no tienes nada que contar nada con tu interiorismo ya empiezas mal para contar una historia con tus platos...); un restaurante donde tengo que hacer un esfuerzo para terminarme algunos platos y ninguno me parece para repetir salvo el sashimi; un restaurante donde voy con ropa de trabajo y salgo oliendo a comida... No puede estar ok para mi y menos si me quieren cobrar 100€.

Le doy 2 estrellas en lugar de una, porque el servicio no fue malo, algunos platos estuvieron bien y la materia prima es de mucha calidad, especialmente el pescado. Hay detalles como el de rallar el wasabi fresco que siempre se agradecen porque el sabor es completamente diferente. Pero creo que tienen que mejorar mucho esa carta, eliminar fusiones innecesarias, seleccionar mejor entre las especialidades japonesas platos que encajen mejor con el paladar español (que los hay y muchos), y, desde mi punto de vista... contratar a un buen decorador y gastarse unos cuantos miles de euros de los que recogen a 100€/plato para que a los comensales no sólo nos agrade ir al restaurante sino que nos agrade llevar amigos/clientes/familiares a conocerlo (fundamental si quieren ampliar clientela).

Como última observación, parece cuanto menos irónico que presentando un menú kaiseki, donde se quiere agradar al comensal no sólo con los sabores sino con la vista, hayan dejado tan tan descuidada la decoración del restaurante. Y si buscan un espacio con una estética que no haga sombra a la belleza de la comida, se me ocurren muchas mejores. Sólo tienen que ver lo que hizo la japonesa Jun en Barcelona en su pasteleria Usagi con 4 duros, como ella misma me contó. Yo me comería un menú kaiseki más a gusto en aquella pequeña tetería japonesa que en el restaurante actual de izariya.

A ver si leen esto y les da qué pensar... Porque desde luego, siempre es bien recibida una propuesta nueva de comida tradicional japonesa en una ciudad donde, salvo excepciones, todo es fusión.

etiquetas: , , , , ,

Gath

Impresionante reseña Pilar.

17 de marzo de 2015

Yanzoo

Este sitio es muy controvertido!!.

17 de marzo de 2015

Rosalía Martínez (Piti)

qué bien escrito, pilar

17 de marzo de 2015

spider72

Jajajajaja el japo de la polémica...

A ver yo después de leer a Bermar y a Pilar, creo que la experiencia de menú del día y la experiencia de menú degustación no tienen mucho que ver. Lógicamente no le exiges lo mismo a uno y a otro...

18 de marzo de 2015

Pilar Monfort

Gracias José Luis y Rosalía. Me alegro que os guste! ;)

Y sí, spider.. el VFM del menú del día quizás esté mejor...

22 de marzo de 2015