44 sitios, 13 siguiendo, 51 seguidores, un sitio descubierto, 1.867 visitas

Profesional del mundo de la moda; adicta a ésta y a las tendecias de diseño, incluídos los nuevos restaurantes. Foodie y amante de los cocktails. Y Mamá.

Pilar Monfort

Benares

+34 913 19 87 16

Calle Zurbano, 5 <m> Alonso Martínez 4 5 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 67 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Pretensiones no satisfechas. Error tras error en un local bonito.

no me gusta

Apertura muy sonada que fuimos a conocer nada más abrir. Benarés prometía muchas cosas: buena cocina india en una ciudad con poco nivel culinario indio; una cocina ligeramente adaptada al paladar español con un punto de picante que nos permitiese encontrarle los matices a esta rica comida; cocina de Estrella Michelín que, cuanto menos, nos ofreciese corrección y algunos destellos creativos; y un bonito local en barrio acomodado donde dejarse ver.

Pues bien, fuimos la primera vez y pedimos sendos menús degustación y la experiencia fue regular y con muchos altibajos. Como resumen diría que el menú es demasiado sencillo y tiene un precio elevado ya que en los platos que desfilaron frente a nosotros no encontramos justificación ni en cantidad de platos, ni en materia prima de elevado precio ni en creatividad que justificase el uso de una materia prima más humilde. Además, si todo esto lo riegas con varios errores, hace que no solo el Menú sino el restaurante sean decepcionantes.

El Menú comienza con unos entrantes crujientes hechos con harina de lenteja con distintos chutneys de fruta. Bien y entretenido.

Entre otros platos, probamos unas vieiras con coliflor correctas siendo la vieira quizás la materia prima más cara que tomamos en el menú; un muslito de pollo y un langostino asados al tandur que estaban ricos sin más; una lubina demasiado cocinada y en la que me encontré 5 espinas, algo impensable para un restaurante de esta clase; y, por último, un pollo tikka masala acompañado de lentejas amarilla dal y arroz basmati. Todo terminó con 2 vasitos de postre horribles con sabores muy bastos y poco elegantes y una gallega especiada que no estaba buena.

En resumen, postres horribles y de muy poco nivel, una lubina mal cocinada y con espinas, y 3 cositas ricas pero sin más que no te justifican el precio del menú degustación, que si no recuerdo mal eran 65€.

Pero volvimos... y el motivo fueron las estupendas lentejas dal que acompañaban el plato principal de pollo y que nos encantaron. Eso y que fuimos a las pocas semanas de abrir y queríamos darles una segunda oportunidad, además de que vimos que era cierto que el picante estaba contenido y eso nos permitía disfrutar de la comida. Eso sí, esta vez sin menú degustación.

Pues bien, volvimos y la experiencia fue aun peor... pedimos a carta varias cosas y todo ese día estaba mucho más picante que la primera vez con una variación abismal... Incluidas nuestras lentejas dal cremosas que estaban incomibles... Hablamos con ellos y, tras hablar con cocina, nos dijeron que teníamos razón, que el picante estaba muy muy subido y que lo han probado varios españoles que trabajan ahí y que no sabían cómo se les habia ido tanto el punto de picante. Nos contaron que el chef no estaba ya, que ahora está el jefe de cocina y que (atentos a esta explicación/excusa porque es la más sorprendente que me han dado nunca en un restaurante..) tenían "la boca destrozada" de tanto picante y para ellos, lo que para nosotros es una diferencia sustancial de picante, ellos no lo notan...

Lo peor fue el detalle de después ya que nos comentaron que esperásemos que al menos las lentejas, que era la principal excusa para repetir en el lugar, nos la iban a traer corregidas. Esto nos extrañó pero porque tienen pinta de llevar tiempo en elaborarse pero nos esperamos... Y a los 15 minutos aparece el maitre para pedirnos disculpas porque no van a poder servirnoslas... Ante esto y muertos de hambre (eran casi las 4 de la tarde y sólo habíamos picado entrantes) pedimos la cuenta, nos quejamos y nos fuimos a otro restaurante.

La verdad que me da mucha mucha pena que un sitio que prometía tanto tenga una cocina tan inconsistente y que, viniendo de un chef con estrella Michelín, la calidad y creatividad de los platos sea tan baja.

Tengo que decir que el servicio siempre fue muy atento sobre todo el maitre de la sala del fondo que lleva un chaleco negro. Sin embargo, el maitre principal... de verdad que no he visto persona más incompetente y que trasmitiese tan poca seguridad. Deberían de cambiarlo.

Volveremos dentro de 1 año a ver cómo ha evolucionado y si ha habido algún cambio porque he de reconocer que sigo sin creerme que un sitio con tantas posibilidades tenga el nivel que tiene actualmente. Mientras tanto, seguiré enamorada de los japoneses hasta que llegue una cocina india de nivel a Madrid.

etiquetas: , , , , ,

ciudades

valoraciones

2 estrellas 40%

categorías 11870