44 sitios, 13 siguiendo, 51 seguidores, un sitio descubierto, 1.867 visitas

Profesional del mundo de la moda; adicta a ésta y a las tendecias de diseño, incluídos los nuevos restaurantes. Foodie y amante de los cocktails. Y Mamá.

Pilar Monfort

mostrando 2 sitios

Hanakura

+34 914 45 46 91

Calle Murillo 4 <m> Iglesia 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 200 personas

ver más restaurantes asiáticos en Madrid

Sushi malo. Bentos cutres. Ver foto.

para no volver

Otra historia corta y desagradable... Amiga que pide para llevar a este sitio porque tenía ganas de un "bento" y yo que me uno sin saber donde va a pedir...

Pues bien llegan los "bentos" cutres como ellos solos separando la comida con papel de aluminio y con aspecto poco apetecible. 2 barquetas de plástico; la primera con 3 Gyozas congeladas sin sabor a nada y medio crudas y medio filete de cerdo empanado a la japonesa con curry decente (lo único que comimos entero del bento); y en la segunda barqueta una "ensalada" reseca y 3 piezas de sushi que estaban como para llamar a Sanidad y que fuese a analizarlas...

Obviamente no las comimos y tiramos todo a la basura. Una pena... tirar el dinero y la comida de esta manera...

Y como una imagen dice más que mil palabras, adjunto la foto de los nigiris muy mal cortados y el atún con restos de sangre. Y ya quien considere que esto son 4 estrellas de calidad pues que lo pida y lo coma, yo viendo cosas tan graves me siento estafada y con mi salud en riesgo, por lo que no volveré a comer nada aquí.

etiquetas: , , ,

Restaurante Japonés Izariya

+34 913 08 38 12

Calle Zurbano, 63 <m> Gregorio Marañón 7 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 155 personas

ver más restaurantes japoneses en Madrid

Tienen que mejorar mucho... menu, ambiente y humos, fundamentalmente..

no me gusta

Podría decir de este restaurante que es caro para lo que comes o que la comida sabe "rara", pero después de comer mucho japonés y de probar restaurantes auténticos y sin fusión, entiendo lo que estoy comiendo: "un menú kaiseki", voy con el paladar y mente abiertos y preparo la cartera. Dónde está el problema entonces?

Que este restaurante es el paradigma de la cualidad que más odio de muchos de los ciudadanos japoneses que he tenido la oportunidad de conocer en España... Que piensan que por ser japoneses ya pueden abrir cualquier cosa, servir lo que les de la gana y cobrar 100€ (o como me han llegado a decir personalmente: "sushi, sashimi buen negocio... Corte, poco de arroz y 4€ pieza...". Desde que conocí esta faceta de los japoneses (particulamente aquellos que no trabajan en su país...), cuido mucho mis pasos a la hora de seleccionar dónde como cuando no estoy en Japón.

Los precios japoneses son caros: materia prima buena y productos traídos de Japón no permite a ningún japo tirar los precios por los suelos a no ser que deje de ser japo, y empiece a sustituir productos japoneses por productos españoles, comience a fusionar y a bajar calidad metiendo congelados... (algo que hacen muchos japos y se nota). No obstante, una cosa es caro y otra meterle un sobremargen a las cosas con las que ganar mucho dinero con el mínimo esfuerzo...

En Japón la vida es extraordinariamente cara. Una amiga japonesa de la escuela de negocios donde estudié me comentaba que tenía amigas en la universidad en Japón que apenas comían carne, ya que era muy cara y que las frutas y verduras eran un capricho. Viajando a Japón me di cuenta de que no eran exageraciones. El caso es que allí los menús en restaurantes pueden llegar a costar miles de euros y la gente pudiente, que hay mucha, lo paga "yorokonde" (expresión japonesa para decir hacer algo "con mucho gusto"). El problema de esto es que al venir a Europa, vienen a abrir negocios donde, en muchas ocasiones y por supuesto no siempre, se esfuerzan la mitad que en Japón (ya que al fin y al cabo, la clientela por norma general aquí no tiene el criterio para darse cuenta de ciertas bajadas de calidad...) y quieren poner precios igual que allí.

Este es el caso de Izariya, donde la comida no está mal del todo y está bien presentada. Sin embargo, para querer cobrar lo que cobran, tienen que dar el servicio de un restaurante de estas características en Japón. Me explico...

El local es una patata... Normalucho, mal decorado, completamente neutro y diría que hasta feo. Lo único que vale algo la pena es la barra, ya que ir viendo el trabajo de los chefs te distrae de la decoración. Esto no es una cuestión de mal gusto... es una cuestión de dinero! No se han querido gastar un duro a pesar de tenerlo (tienen varios restaurantes en Japón...), porque están subestimando al cliente español y piensan que pueden abrir cualquier chiringuito y empezar a cobrar 100€ la cena...

El tema humos igual... En Japón es habitual cocinar frente al público, tener robatas, hacerse okomiyakis en cada mesa con planchas individuales en las mesas y hasta tener mesas con parrillas incorporadas donde hacerte los cortes de carne, pescado, etc. que compres. Por todo esto, es normal salir de comer o cenar en Japón oliendo a grasa. La gente incluso puede decirte donde has comido porque hueles a ello y no es considerado algo impertinente, sino una conversación sin más. Por ello entiendo que los humos no les preocupen a muchos japoneses cuando seleccionan un local o hacen una reforma en la cocina. Pero volvemos a lo mismo... En Japón esto no pasa en los restaurante donde pagas 100€/menu!!! (salvo contadas excepciones de restaurantes tradicionales con historia).

Allí si te cobran esa cantidad, ten por seguro que tendrás igual o mejor vajilla que en Izariya, un local espectacular (bien de corte tradicional o de corte occidental), cero humos y un olor perfecto, incluso camareros que sepan tu idioma en muchas ocasiones. Y las esperas entre plato y plato, que están muy relacionadas con la perfección japonesa y su lentitud, en restaurantes en Japón los he visto más espabilados...

En cuanto a la comida... No soy amiga de las fusiones y como he dicho en otras de mis opiniones, siempre que voy a japoneses intento buscar japoneses que me recuerden a mis estancias en Japón, pero creo que hay que seleccionar mejor qué pones en un menú en función del país en el que abres un restaurante. No hablo de fusionar algo para que guste más, sino de elegir un plato en lugar de otro porque sabes que, por ejemplo, en España no estamos acostumbrados a comer puddings salados (lo que vendría a ser un "chawanmushi")... Y hablo del menú degustación, ya que en carta puedes tener lo que quieras para que sea el comensal quien decida qué quiere probar. El sabor a mi, yendo con menta abierta y todo, me dejó a medias... Buena calidad de pescado, pero esto ya lo das por hecho a este precio. Algunos productos que no me gustaron, algunos detalles "fusionados" que tampoco me molaron... (shitake y foie o gunkan con carne...) y postres de bajo nivel para el estatus que quiere marcar el restaurante.

El servicio bueno y educado como suelen ser los japoneses cuando te cobran 100€/ticket.

En conclusión: Quería darle 3 estrellas pero para mi "no está ok". Un restaurante donde me siento desangelada con una decoración sosa, neutra, sin nada que contar (...si no tienes nada que contar nada con tu interiorismo ya empiezas mal para contar una historia con tus platos...); un restaurante donde tengo que hacer un esfuerzo para terminarme algunos platos y ninguno me parece para repetir salvo el sashimi; un restaurante donde voy con ropa de trabajo y salgo oliendo a comida... No puede estar ok para mi y menos si me quieren cobrar 100€.

Le doy 2 estrellas en lugar de una, porque el servicio no fue malo, algunos platos estuvieron bien y la materia prima es de mucha calidad, especialmente el pescado. Hay detalles como el de rallar el wasabi fresco que siempre se agradecen porque el sabor es completamente diferente. Pero creo que tienen que mejorar mucho esa carta, eliminar fusiones innecesarias, seleccionar mejor entre las especialidades japonesas platos que encajen mejor con el paladar español (que los hay y muchos), y, desde mi punto de vista... contratar a un buen decorador y gastarse unos cuantos miles de euros de los que recogen a 100€/plato para que a los comensales no sólo nos agrade ir al restaurante sino que nos agrade llevar amigos/clientes/familiares a conocerlo (fundamental si quieren ampliar clientela).

Como última observación, parece cuanto menos irónico que presentando un menú kaiseki, donde se quiere agradar al comensal no sólo con los sabores sino con la vista, hayan dejado tan tan descuidada la decoración del restaurante. Y si buscan un espacio con una estética que no haga sombra a la belleza de la comida, se me ocurren muchas mejores. Sólo tienen que ver lo que hizo la japonesa Jun en Barcelona en su pasteleria Usagi con 4 duros, como ella misma me contó. Yo me comería un menú kaiseki más a gusto en aquella pequeña tetería japonesa que en el restaurante actual de izariya.

A ver si leen esto y les da qué pensar... Porque desde luego, siempre es bien recibida una propuesta nueva de comida tradicional japonesa en una ciudad donde, salvo excepciones, todo es fusión.

etiquetas: , , , , ,

Gath

Impresionante reseña Pilar.

17 de marzo de 2015

Yanzoo

Este sitio es muy controvertido!!.

17 de marzo de 2015

Rosalía Martínez (Piti)

qué bien escrito, pilar

17 de marzo de 2015

spider72

Jajajajaja el japo de la polémica...

A ver yo después de leer a Bermar y a Pilar, creo que la experiencia de menú del día y la experiencia de menú degustación no tienen mucho que ver. Lógicamente no le exiges lo mismo a uno y a otro...

18 de marzo de 2015

Pilar Monfort

Gracias José Luis y Rosalía. Me alegro que os guste! ;)

Y sí, spider.. el VFM del menú del día quizás esté mejor...

22 de marzo de 2015