307 sitios, 4 siguiendo, 44 seguidores, 11 descubiertos, 1.744 visitas

muylalo

Kamado

+34 987 03 91 00

Calle El Paso 7 León, León provincia, España

guardado por una persona

ver más restaurantes asiáticos en León

Oriental modernuqui al que seguir la pista

muylalo lo descubrió en agosto de 2018

está OK

Qué alegría me da que abran sitios nuevos en León, y mucho más cuando tienen un punto exótico como éste… Quiere emular a los muchos hermanos modernuqui orientales que tiene por capitales más grandes, y aunque todavía esté en pañales, no lo hace mal.
El sitio es chulo, moderneo, camareros jovencitos y buen rollo. A ratos tira a cutre pero la intención es lo que cuenta...

La única pega, gran pega, fue que pedimos demasiado. Y no fue un "mea culpa"... Le preguntamos al camarero y nos dijo que estaba bien, pero no. Era una barbaridad, como para haber cenado otras dos personas más. Y mira que tenemos buen saque…

De comida pedimos:

-Dim Sum de langostinos y bambú, muy rico.

-Un bao que no recuerdo cuál era…

-Massaman curry. En teoría era el menos picante, pero picaba, y bien. Rico. Pero muy, muy llenos ya a estas alturas…

-Pad thai. De por sí es un plato que me encanta, pero después del picante del curry y lo llena que estaba ya era incapaz de saborearlo cuando llegó…

Debimos pagar unos 80 euros con un vino tirando a calentito.

Así que no quiero ponerle la cruz todavía. Seguiré volviendo para tener más datos y decidirme...

La Trastienda Del 13

+34 987 00 73 33

Calle Ancha, 1 (León) León, León provincia, España

guardado por 17 personas

ver más restaurantes cocina creativa en León

Sólo lo vale por estar frente a la Catedral

no me gusta

La localización de este sitio desde luego que es inmejorable, con unas impresionantes vistas a la Catedral de León de las que no puede presumir ningún otro. Nosotros comimos en la terraza y se está fenomenal.
Para tomarte algo, una copa, un vino, de tapeo, está bastante bien. Para comer o cenar ya no me habían hablado tan bien y el domingo pasado comprobé porqué era.
El servicio deja bastante / mucho que desear: es lento, desagradable y bastante desastroso. Lo había visto otros días tomando algo y el domingo lo certifiqué. Eso sí, uno de los dueños, que también nos atendió, era encantador y compensaba un poco lo nefasto de sus empleados.
-La ensalada de queso y nueces estaba sequísima. Le faltaba aliño por todas partes.
-La tempura mixta parecía un chiste. De 20 piezas había 3 langostinos y el resto eran verduras, con 4 piezas de cada tipo de verdura. ¿A eso le llaman mixto?
-El arroz con bogavante pues bueno, lo que te puedes esperar al pedir un arroz con bogavante en un restaurante modernuqui del centro de León. Comestible y poco más.
-De postre el tiramisú y el brownie muy ricos. La torrija bastante sosa.
Y todo eso con vino y agua salió a unos 40 euros por persona, que para la media de la ciudad y para lo que habíamos comido nos pareció bastante.
En definitiva, ya está catado y no creo que volvamos.

NUEVA VISITA – AGOSTO 2018.
Y volvimos...
Sigue siendo un sitio que por un lado merece la pena aunque sigue teniendo sus “peros”. Sobre todo, para mí un “pero” muy claro es el servicio. De las veces que he estado, ya sea tomando algo o cenando, siempre ha habido algo que mejorar en la atención de los camareros.
La comida, la carta es amplia y sigue habiendo de todo, mejor y peor. Esta vez pedimos:
-Cecina de León. Estaban unos amigos de visita y había que pedirla, buena.
-Carpaccio de Ibérico de bellota. Muy bueno.
-Ceviche de corvina. Muy, muy bueno, lo mejor de la cena.
Con un par de botellas de tinto y agua pagamos 30 euros por persona (éramos 4). Bastante para lo que habíamos comido y sobre todo para la sensación de poca amabilidad por parte del servicio, como que todo el rato están esperando a que te vayas…

Sibuya

+34 987 72 08 79

Plaza San Marcelo 12 León, León provincia, España

guardado por una persona

ver más restaurantes japoneses en León

Muy buena opción japo en León... ¿o no?

muylalo lo descubrió en septiembre de 2016

está OK

Estuvimos cenando en la terraza, sin demasiadas expectativas porque no teníamos referencias y no conocíamos a nadie que hubiera estado, y quedamos muy contentos.
Pedimos:
-Yakisoba de langostinos. Muy buenos, sabrosos y con buen pronducto.
-El combo atún vs. salmón. Traía varios nigiris, sashimis y makis. Todo estaba muy rico, muy buena calidad.
De postre (sí, tienen postres y occidentales) la cheesecake y la muerte por chocolate. Los dos muy ricos.
Y de beber un bierzo, Merayo Godello.
El servicio, aunque les faltara un poco de eficiciencia, tenía buenas intenciones y si metían la pata hacían lo posible por arreglarlo. Así que sin pegas.
En general satisfechos, además de que el sitio es muy chulo y si puedes comer en la terraza el entorno es muy bonito.
Sin ser experta en japoneses, éste me gustó mucho y la relación calidad-precio también muy bien (56 euros por dos personas). Totalmente recomendable.

Nota: he vuelto y he probado el kombo freestyle de 28 piezas. Como una especia de sushi en versión "comida rápida". Algunos trozos estaban bien pero otros demasiado pesados. En mi opinión, para no pedirlo.

Nota: he vuelto a volver y ya no. No sé si es que han cambiado el producto, el cocinero o qué, pero creo que es uno de esos sitios de los que un japonés saldría corriendo... Esta vez he probado:
-Perfect Combo. Algún maki y sobre todo uramakis. Lo mejor el maki de salón. El resto me resultó pesado, y sólo sé que en los japoneses buenos todo me resulta ligero...
-Hiroshima roll. Otra vez pesado... De sabor no estaba mal, pero pesado y con una salsa pesada... Sigo sin creer que esté en un japonés.
-Gunkan sibuya. Muy rico, esto sí. Me habría comido diez más.

Y ya, porque ni ganas de postre me quedaron...

dagger

21 de septiembre de 2016

muylalo

¡¡Siiii!! Estuve en el Koi cuando abrieron (ahora veo que no le hice reseña, qué raro...) y me gustó muchísimo. Sé que querían montar un buen japonés y que tardaron mucho en crear un equipo de nivel, y creo que les mereció la pena la espera y que el resultado ha sido muy bueno.

16 de octubre de 2016

La Curiosa

+34 987 31 19 67

Calle del Párroco José Álvarez, 15 Mansilla de las Mulas, León provincia, España

guardado por 3 personas

ver más restaurantes cocina casera en Mansilla de las Mulas

Comida riquísima en un ambiente muy chulo

me encanta, uno de mis favoritos

Ya he estado un par de veces y volveré, porque todo lo que he probado me ha encantado. El menú tiene un poco de todo y es rollo modernista con producto de la tierra. Las raciones bastante / muy grandes, pero se pueden pedir medias.
Y el sitio está decorado con mucha gracia, en plan muebles de casa de pueblo reformados y detalles como una bolsa de agua caliente enmarcada en la pared.
Entre las dos veces que he estado he probado:
-Ensalada con setas y hojaldre. Muy sabrosa, un 9.
-Arroz meloso con calamar. Muy bueno, un 9.
-Croquetas. Deliciosas. Hace siglos que no probaba unas tan buenas. Un 10.
-Canutillos de brick con cecina y queso freco. Riquísimos, con una mermelada de tomate buenísima. Un 10.
-Pulpo a la brasa con langostinos y cachelos. Bien, un 7.
-Carrilleras. No soy yo mucho de esto pero estabas buenas, un 7.
-Tarta de queso. Bien, casera y rica. Un 7.
Más o menos pagas de 20 a 30 euros por persona, dependiendo de lo que bebas.
En resumen, totalmente recomendado.

Restaurante El Yugo

+34 987 30 34 18

Calle la Carrera, 6 (Valverde de la Virgen Valverde de la Virgen, León provincia, España

guardado por una persona

ver más restaurantes de carne en Valverde de la Virgen

Sorprendida y encantada

muylalo lo descubrió en marzo de 2018

me gusta

Qué alguien me explique cómo todavía no conocía este sitio a 15 minutos de León, ¡imperdonable!
Me ha encantado, la atención, la comida y el lugar.
Después de mucho pensar, porque toda la carta era muy apetecible, pedimos:
-Ensalada Patricia. Con mango y aguacate, muy rica. Un 9.
-Chipirones salteados con habitas fritas. Muy buenos, un 8.
-Solomillo con fie y aceite de avellana. Riquísimo, otro 8.
De postre la tarta de queso y la espuma de fresa con chocolate. Mejor la tarta, pero ambos muy ricos.
Con dos cafés y una botella de un Godello muy bueno pagamos unos 70 euros.
Todo perfecto y los dueños encantadores. Para repetir.

Casa Perico

+34 915 32 81 76

Calle de la Ballesta 18 <m> Gran Via 1 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 170 personas

ver más restaurantes cocina casera en Madrid

Buns&Bones

+34 810 52 17 05

Calle de Santa Isabel,5 <m> Antón Martín 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 81 personas

ver más restaurantes asiáticos en Madrid

Nakeima

+34 620 70 93 99

Calle Meléndez Valdés 54 <m> Argüelles 3 4 6 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 401 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

La primera vez en Madrid que me quito el sombrero

me encanta, uno de mis favoritos

Si tuviera que resumir este sitio en una sola palabra sería: "vete".
Si una vez leídas las reseñas de otra gente tuviera que resumirlas en una sola palabra sería: "vete".

Motivos, miles. Aquí algunos:
-La gracia de que no se pueda reservar y la única manera de comer / cenar allí sea haciendo cola (justamente la única pega que he leído por ahí, y que a mi me parece genial. Sitios en los que reservas y no haces cola los hay a patadas, así que no creo que por uno que sea diferente vaya a ser un problema. Para mi, todo lo contrario. Si no quieres ir tienes millones de opciones más).
-Que solo entran veinte. Le da el punto de "o me espabilo o no ceno", además de que hace todo mucho más personal, más especial, más íntimo, más exclusivo. Sitio tienen para meter a 40 por turno, pero creo que por ahora su prioridad es que los que vayan salgan satisfechos. Y eso lo consiguen.
-Que la carta cambie continuamente para que la gente que repita no se aburra. Otro riesgo que corren y que, en mi opinión, vuelve a decir mucho a su favor.
-Que Luis, uno de los socios y el encargado de la sala no es encantador. Es lo siguiente. Sin palabras el trato que tuvo con una mujer empeñada en tomar algo en una esquina de la barra, a pesar de no ser uno de los veinte elegidos de la noche. Educado es poco. Y con nosotros simpático a morir.
-Y el resto del servicio igual. Sonríen, se preocupan, se adelantan a lo que vas a decirles, te explican todo mil veces... Te atienden con cariño, como si fueras su cliente más habitual, y es la primera vez que vas. Bueno, que por más que diga me quedo corta.
-Que en la calle, cuando ya te ibas (entramos a las 9 y nos fuímos a la 1. Eso es estar a gusto en un sitio), te pongas a hablar media hora con Gonzalo, el otro socio, jefe de cocina, ex Nikkei y Diverxo al menos, y entiendo que mente maestra de las delicias que saboreamos. De cháchara, como habríamos estado con cualquier amigo, y contándonos mil anécdotas o curiosidades, como que no quieren subir ningún plato de diez euros o que les han ofrecido trasladarse a locales de 400 metros con parking y pasan. Su rollo no es ese. No quieren que se les vaya de las manos. Y eso que por el boca a boca ya se les está yendo. Solo llevan cinco meses y ya salen en todas las listas de los mejores, los que prometen, los que lo van a petar...

Vamos, que una de las cosas que más valoro en un sitio, la experiencia, para mi aquí merece un 10. Otra, el servicio, otro 10. Otra, el ambiente, otro 10.

Y paso a las otras dos, la comida y el precio. Magistralmente orientados por Luis, cenamos, en orden de llegada:
-Rollito vietnamita. Muy rico, la masa diferente. Un 9.
-Tataki de pez mantequilla. Bufffff! De muerte. Otro 10.
-Un palo de pollo teriyaki delicioso. Un 10, y lo dice una que casi no come carne.
-Bunwich criollo. Un sandwich de criollo en pan chino con más cosas. Sin palabras. Otro 10. O un 15. O más. Y repito que no me gusta mucho la carne.
-Nigiri de vieira. Muy rico, aunque algo soso tal vez. Un 9.
-Nigiri carnivoro con huevo. En un solo bocado, ¡¡riquísimo!! Un 10.
-Dim sum de setas y gambas. Muy bien. Un 9.
En este punto estamos medio llenos pero todo es tan rico y agradable que queremos más. Vamos con dos platos de los fuertes, los que nos dice Luis:
-Curry de lacon con grelos thai. Muy, muy bueno. A mi me gusta mucho el curry y este estaba riquísimo. Y eso que era de carne. Un 9,5.
-Chirashi de mollejas. ¡¡¡Maaaadre mía!!! Otra delicia. Un 10. ¿Y he dicho ya que yo casi no como carne?
Puede parecer una barbaridad siendo para dos personas, y es cierto que tenemos muy buen saque, pero también que los platos no son excesivamente grandes. En ese sentido nosotros encantados porque preferimos poder probar más.

De postre, que ya he dicho que tenemos buen saque:
-La piña asada, con helado y una salsa especial. Muy buena. Un 9.
-Nigiri arzua, de queso y membrillo. Un 8.

De beber el D.R. Riesling, el vino alemán que Luis nos dijo que iba genial con la comida. Muy rico.

En este momento ya creo que me daba igual lo que nos cobraran, que iba a convertirse directamente en mi restaurante preferido en Madrid sí o si. Ahí mi novio apuntó a que íbamos a pagar unos 120. Yo decía que no llegaba a 100. Fueron 80.
Vaya, directo al top y sacándole ventaja al segundo. Y todo esto a pesar de que cenas de pie, porque solo hay 8 banquetas y esta vez no pillamos ninguna. Es decir, incluso no estando muy cómodos nos encantó.

De verdad que me quito el sombrero con todo. Unos verdaderos artistas.

ACTUALIZACIÓN EN FEBRERO DE 2016:

No sé cómo hemos podido tardar tanto en volver con todo lo que nos gustó... Casi dos años han pasado desde aquella primera visita.

En esta ocasión hemos ido 4 personas y hemos dejado que nos sirvieran lo que quisieran. Por cierto que la próxima vez si quiero ser capaz de contar algo aquí mejor voy con papel y boli porque son demasiados platos seguidos y no recuerdo bien los ingredientes ni los sabores de cada uno...

Primero nos trajeron dos dumplings diferentes. El que venía arriba creo que era de zamburiñas. Muy bueno. Y el de abajo, que era de carne (papada tal vez?), espectacular.

Después el gunkan maki de erizo y ensaladilla también muy rico.

El wonton de gambas. Bien sin destacar tanto como los anteriores.

El bao de liebre, también bien sin destacar tanto.

Cuatro niguiris: de ibéricos, de vieira, de zargo y el otro no lo recuerdo. El de ibéricos brutal, el mejor de todos.

La enlasada de callos. Buenísima.

El ramen seco. Muy rico también.

Y para rematar el bunwich criollo, tan bueno como lo recordaba. Sigue siendo uno de sus platos top para mí.

De postre la piña asada, que ya habíamos probado la otra vez. No es un postre alucinante pero tampoco nos entraba mucho a esas alturas...

Todo esto con una botella de vino tinto, un par de copas sueltas, una copa de cava y una copa de sidra de pera salió a 52 euros por persona.

Sigue encantándome y lo seguiré recomendando allá donde vaya...

ACTUALIZACIÓN EN DICIEMBRE DE 2017:

Y nada, que este sitio no me decepciona nunca...

El ambiente, el punto gracioso de la cola, el buen rollo de los camareros... ¡y la comida! Sigue siendo mi preferido de Madrid.

Esta vez la novedad fue que ya ni te cantan la carta. Directamente te van sacando platos hasta que te plantas... Y fuímos los últimos en plantarnos, así que probar, probamos.

Difícil recordar lo que comimos exactamente, como doce platos...

El erizo de mar fue un interesante comienzo...

Unas bolas con salsa de boletus, bien.

Los dumplings me siguen encantando. Eran tres nuevos y el clásico de ibérico.

Los niguris también magníficos...

Algo en bollo de bao también muy rico.

Después una cosa de patatas mojonas y creo que panceta, fue lo que menos me gustó. Estaba muy salado.

Buenísima una cazuelita con huevo y ramas de ¿hierbabuena?

El ramen fue lo último... Sigue estando de muerteeeee.

De postre un rollo de esos con cremas japo que no me hace mucho...

Con una botella de vino blanco.

Y pagamos 65 cada uno. Que sigue pareciéndome una relación calidad-precio bestial.

etiquetas:

listas: Para volver