311 sitios, 4 siguiendo, 44 seguidores, 14 descubiertos, 1.744 visitas

muylalo

StreetXO

+34 915 31 98 84

Calle Serrano 52 (Gourmet Experience de Serrano) <m> Serrano 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 440 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Uno de los mejores chefs cocina para (casi) todos los bolsillos

me encanta, uno de mis favoritos

La originalidad y la reinterpretación de todo que caracterizan a David Muñoz (o eso he leído, porque aún no he podido permitirme ir a Diverxo, y mira que tengo ganas) a unos precios bastante asequibles. Probamos las gambas al vapor, el sandwich club y los ñoquis de arroz glutinoso (los nombres son infinitamente más largos, esto es una abreviatura que no les hace justicia). Todo realmente novedoso, sorprendente y sabroso, aliñado por la explicación con mucha intención de los camareros. Lo tomamos de pie en la barra, pero si te dejan llevártelo a las mesas junto a los ventanales la experiencia ya tiene que ser sublime. Habrá que volver a probar más cosas.

SEGUNDA VISITA EN LA NUEVA LOCALIZACIÓN

Tenía ganas de volver a visitar la versión más asequible de la cocina de David Muñoz, que ahora ya no está en el Corte Inglés de Callao sino en el de Serrano. El lugar es mejor, más amplio, con terraza y buenas vistas (el de Callao estaba más lejos de la terraza).

Esta vez fuímos seis personas y pedimos:

-Lasaña de wonton y vaca vieja gallega. Buenísima, todavía se me hace la boca algua al recordarla... Una pasada, nos encantó a todos. Un 10.

-Sandwich club al vapor. Uno de sus clásicos, ya lo habíamos probado. Riquísimo también. Para mi, junto con la lasaña, lo mejor. Y en general fueron los dos platos que más gustaron. Un 10.

-Dumpling pekinés. Ricos también, un 8.

-Ensalada mix-thai de pollo. Esta la pedimos porque una chica del grupo es vegetariana y esto era lo más asequible para ella, ya que era fácil retirar el pollo. Yo no la probé pero no gustó mucho la ensalada y escuché críticas respecto al sabor del pollo.

-Sepietas con huevo frito y mini sardinas japonesas. Muy ricas también, otro 8.

-Empanadillas de rabo de toro estofado con crestas glaseadas. Lo de las crestas de gallo, que son de verdad de la buena, tiene su punto. Fuí la única chica que se atrevió a probarlas... Una experiencia, desde luego. Un 7.

En total, con nueve cañas de Mahou, pagamos 168 euros. Que entre cinco porque la vegetariana ni comió mucho ni pagó, pues salimos a 34 euros cada uno. A ver, baratísimo no es, pero para mi merece la pena probar platos tan pensados y currados.

Y el servicio una vez más genial. Hay muy buen rollo entre ellos, se nota que están contentos y disfrutan de su trabajo y te lo transmiten. Para mi eso es impagable en cualquier equipo, de lo que sea.

Vamos, que lo sigo requeterecomendando a todo el que sea abierto de mente gastronómica y quiera probar cosas diferentes.

TERCERA VISITA

Y sigo probando cosas en Streetxo... Esta vez creo que me ha gustado menos. Igual por las dos horas de cola, igual porque ya he perdido el factor sorpresa. Sea como sea, lo sigo recomendando.

Que no hubiera pedido antes probamos:

-Salteado peruando de presa a la robata. Muy, muy rico. Jugoso y muy buena la carne. De lo que más nos gustó de la noche.

-Crispy burguerxo. Más normalitas las mini hamburguesas éstas, pero originales desde luego que sí...

-Civet blanco de jabalí. Me sabía un poco a quemado, no sé si porque ese era el sabor que se buscaba o porque fuí la última en servirme y me tocaron los fondos... Este no lo volvería a pedir.

-Croquetas... Estaban fuera de carta y nos las ofreció el camarero. No sé mucho de ellas, pero estaban brutales.

Y otros tres platos más que ya he comentado arriba... Más dos botellas de vino para cuatro, total 40 euros por persona. Y volveré...

CUARTA VISITA

El neem vietanamita brutal. Para comerlo a todas horas.
El usuzukuri versión tiradito de salmón, que todos los camareros nos recomendaban, bien pero no nos decepcionó un poco.
El curry japonés rico, sin más.
Y siguen estando de muerte el sandwich club y la lasaña koreana.

Esta vez además probamos dos cocktails, el japo jerez y el de acidulados secos. Los dos interesantes para bien.
En total, con una botella de vino y otra de agua, pagamos 140 euros.

Y volveré a volver...

listas: Para volver

Prwll

Dos horas de cola... ya nos vale

30 de enero de 2017

Trenque Lauquen

+34 915 04 22 15

Avenida de Menéndez Pelayo, 41 <m> Ibiza 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 54 personas

ver más pizzerías en Madrid

Dicen que son las mejores pizzas de Madrid

me gusta

Y yo solo puedo decir que estoy completamente de acuerdo. Tanto las pizzas como las empanadas están deliciosas.
La dueña es argentina, encantadora y muy dispuesta a recomendarte qué comer.
El local es pequeño y muy cuco, aunque por el estilo supones que vas a salir pagando poco. Y barato no fue, unos 25 por persona, pero mereció la pena porque salimos muy satisfechos.
Además en verano ponen una pequeña terracita frente al Retiro.

Actualización en mayo de 2014:

Me reafirmo en lo dicho de la calidad de la comida. Y de nuevo el personal encantador, tanto el camarero que sirve en la terraza como la dueña.

A diario hay menú del día, que está muy bien de precio. Nosotras fuímos a carta. Pedimos:

-Empanada argentina de cabrales. Muy buena (sus empanadas también son muy famosas).
-Ensalada caprese. La de siempre, rica.
-Una pizza, mitad fugazzeta y mitad toscana. Ambas muy ricas.

Con tres cañas y el pan, que lo cobran, pagamos 41 euros.

Actualización en marzo de 2016:

O yo me he vuelto más exigente, cosa muy probable, o ahí han bajado la calidad.

Las empanadas y las pizzas siguen estando fenomenal pero ya no he salido boquiabierta.

La empanada calabrese sigue siendo riquísima.
La ensalada mediterránea bien. Le falta un punto especial pero bien. ¿Igual es que aquí no se viene a comer ensalada?
La pizza, pedimos mitad salmón y brie, mitad calabrese. Mejor la segunda.

De postre el coulant de chocolate con helado.

Eso, con una caña normal y dos pequeñas, fueron 42 euros.

Seguiré yendo pero ya no con tanto entusiasmo.

Actualización en diciembre de 2018:

Me han vuelto a conquistar...

Empanada de carne, de queso y cebolla y calabrese, las tres muy buenas.
La ensalada trenque lauquen muy rica.
De pizzas pedimos la de queso de cabra y rúcula, la de setas y jamón serrano con aceite de trufa y la toscana. Las tres muy buenas.
Y de postre el creppe con dulce de leche y helado y el apple crumble. Mucho mejor el primero, pero el segundo también estaba bien.
Con vino, agua y cafés, cuatro personas pagamos 26 euros cada una.

El Ambigú

+34 910 13 84 32

Calle Cervantes s/n Alcalá de Henares, Madrid provincia, España

guardado por 13 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Alcalá de Henares

Bien el menú del día, regular el servicio

está OK

El sitio es chulo y el menú del día es aceptable, sin ser nada del otro mundo... El precio, demasiado para lo que había sido...
El servicio un poco lento y de los que tienes que pedir las cosas cuatro veces hasta que te lo traen.
Tendría que volver a ver si me convencen para subirles a cuatro estrellas...

Cantina Sofía

+34 667 46 52 16

Carretera Saldaña 65 Barrios de La Vega, Palencia provincia, España

guardado por una persona

ver más restaurantes tapas en Barrios de La Vega

¿El mejor menú del día que mi vida? Seguramente

muylalo lo descubrió en octubre de 2018

me encanta, uno de mis favoritos

Me encantó la comida, tanto que todo lo demás me da igual. Las alubias con pulpo impresionantes, todavía se me ponen los pelos de punta al recordarlas...
Los segundos también muy bien, tanto los pimientos rellenos como la carme.
Y el postre increíble... El arroz con leche de las mejores que me probado en mi vida.
A buen precio y en un sitio agradable, no podría pedir más.

Nakeima

+34 620 70 93 99

Calle Meléndez Valdés 54 <m> Argüelles 3 4 6 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 403 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

La primera vez en Madrid que me quito el sombrero

me encanta, uno de mis favoritos

Si tuviera que resumir este sitio en una sola palabra sería: "vete".
Si una vez leídas las reseñas de otra gente tuviera que resumirlas en una sola palabra sería: "vete".

Motivos, miles. Aquí algunos:
-La gracia de que no se pueda reservar y la única manera de comer / cenar allí sea haciendo cola (justamente la única pega que he leído por ahí, y que a mi me parece genial. Sitios en los que reservas y no haces cola los hay a patadas, así que no creo que por uno que sea diferente vaya a ser un problema. Para mi, todo lo contrario. Si no quieres ir tienes millones de opciones más).
-Que solo entran veinte. Le da el punto de "o me espabilo o no ceno", además de que hace todo mucho más personal, más especial, más íntimo, más exclusivo. Sitio tienen para meter a 40 por turno, pero creo que por ahora su prioridad es que los que vayan salgan satisfechos. Y eso lo consiguen.
-Que la carta cambie continuamente para que la gente que repita no se aburra. Otro riesgo que corren y que, en mi opinión, vuelve a decir mucho a su favor.
-Que Luis, uno de los socios y el encargado de la sala no es encantador. Es lo siguiente. Sin palabras el trato que tuvo con una mujer empeñada en tomar algo en una esquina de la barra, a pesar de no ser uno de los veinte elegidos de la noche. Educado es poco. Y con nosotros simpático a morir.
-Y el resto del servicio igual. Sonríen, se preocupan, se adelantan a lo que vas a decirles, te explican todo mil veces... Te atienden con cariño, como si fueras su cliente más habitual, y es la primera vez que vas. Bueno, que por más que diga me quedo corta.
-Que en la calle, cuando ya te ibas (entramos a las 9 y nos fuímos a la 1. Eso es estar a gusto en un sitio), te pongas a hablar media hora con Gonzalo, el otro socio, jefe de cocina, ex Nikkei y Diverxo al menos, y entiendo que mente maestra de las delicias que saboreamos. De cháchara, como habríamos estado con cualquier amigo, y contándonos mil anécdotas o curiosidades, como que no quieren subir ningún plato de diez euros o que les han ofrecido trasladarse a locales de 400 metros con parking y pasan. Su rollo no es ese. No quieren que se les vaya de las manos. Y eso que por el boca a boca ya se les está yendo. Solo llevan cinco meses y ya salen en todas las listas de los mejores, los que prometen, los que lo van a petar...

Vamos, que una de las cosas que más valoro en un sitio, la experiencia, para mi aquí merece un 10. Otra, el servicio, otro 10. Otra, el ambiente, otro 10.

Y paso a las otras dos, la comida y el precio. Magistralmente orientados por Luis, cenamos, en orden de llegada:
-Rollito vietnamita. Muy rico, la masa diferente. Un 9.
-Tataki de pez mantequilla. Bufffff! De muerte. Otro 10.
-Un palo de pollo teriyaki delicioso. Un 10, y lo dice una que casi no come carne.
-Bunwich criollo. Un sandwich de criollo en pan chino con más cosas. Sin palabras. Otro 10. O un 15. O más. Y repito que no me gusta mucho la carne.
-Nigiri de vieira. Muy rico, aunque algo soso tal vez. Un 9.
-Nigiri carnivoro con huevo. En un solo bocado, ¡¡riquísimo!! Un 10.
-Dim sum de setas y gambas. Muy bien. Un 9.
En este punto estamos medio llenos pero todo es tan rico y agradable que queremos más. Vamos con dos platos de los fuertes, los que nos dice Luis:
-Curry de lacon con grelos thai. Muy, muy bueno. A mi me gusta mucho el curry y este estaba riquísimo. Y eso que era de carne. Un 9,5.
-Chirashi de mollejas. ¡¡¡Maaaadre mía!!! Otra delicia. Un 10. ¿Y he dicho ya que yo casi no como carne?
Puede parecer una barbaridad siendo para dos personas, y es cierto que tenemos muy buen saque, pero también que los platos no son excesivamente grandes. En ese sentido nosotros encantados porque preferimos poder probar más.

De postre, que ya he dicho que tenemos buen saque:
-La piña asada, con helado y una salsa especial. Muy buena. Un 9.
-Nigiri arzua, de queso y membrillo. Un 8.

De beber el D.R. Riesling, el vino alemán que Luis nos dijo que iba genial con la comida. Muy rico.

En este momento ya creo que me daba igual lo que nos cobraran, que iba a convertirse directamente en mi restaurante preferido en Madrid sí o si. Ahí mi novio apuntó a que íbamos a pagar unos 120. Yo decía que no llegaba a 100. Fueron 80.
Vaya, directo al top y sacándole ventaja al segundo. Y todo esto a pesar de que cenas de pie, porque solo hay 8 banquetas y esta vez no pillamos ninguna. Es decir, incluso no estando muy cómodos nos encantó.

De verdad que me quito el sombrero con todo. Unos verdaderos artistas.

ACTUALIZACIÓN EN FEBRERO DE 2016:

No sé cómo hemos podido tardar tanto en volver con todo lo que nos gustó... Casi dos años han pasado desde aquella primera visita.

En esta ocasión hemos ido 4 personas y hemos dejado que nos sirvieran lo que quisieran. Por cierto que la próxima vez si quiero ser capaz de contar algo aquí mejor voy con papel y boli porque son demasiados platos seguidos y no recuerdo bien los ingredientes ni los sabores de cada uno...

Primero nos trajeron dos dumplings diferentes. El que venía arriba creo que era de zamburiñas. Muy bueno. Y el de abajo, que era de carne (papada tal vez?), espectacular.

Después el gunkan maki de erizo y ensaladilla también muy rico.

El wonton de gambas. Bien sin destacar tanto como los anteriores.

El bao de liebre, también bien sin destacar tanto.

Cuatro niguiris: de ibéricos, de vieira, de zargo y el otro no lo recuerdo. El de ibéricos brutal, el mejor de todos.

La enlasada de callos. Buenísima.

El ramen seco. Muy rico también.

Y para rematar el bunwich criollo, tan bueno como lo recordaba. Sigue siendo uno de sus platos top para mí.

De postre la piña asada, que ya habíamos probado la otra vez. No es un postre alucinante pero tampoco nos entraba mucho a esas alturas...

Todo esto con una botella de vino tinto, un par de copas sueltas, una copa de cava y una copa de sidra de pera salió a 52 euros por persona.

Sigue encantándome y lo seguiré recomendando allá donde vaya...

ACTUALIZACIÓN EN DICIEMBRE DE 2017:

Y nada, que este sitio no me decepciona nunca...

El ambiente, el punto gracioso de la cola, el buen rollo de los camareros... ¡y la comida! Sigue siendo mi preferido de Madrid.

Esta vez la novedad fue que ya ni te cantan la carta. Directamente te van sacando platos hasta que te plantas... Y fuímos los últimos en plantarnos, así que probar, probamos.

Difícil recordar lo que comimos exactamente, como doce platos...

El erizo de mar fue un interesante comienzo...

Unas bolas con salsa de boletus, bien.

Los dumplings me siguen encantando. Eran tres nuevos y el clásico de ibérico.

Los niguris también magníficos...

Algo en bollo de bao también muy rico.

Después una cosa de patatas mojonas y creo que panceta, fue lo que menos me gustó. Estaba muy salado.

Buenísima una cazuelita con huevo y ramas de ¿hierbabuena?

El ramen fue lo último... Sigue estando de muerteeeee.

De postre un rollo de esos con cremas japo que no me hace mucho...

Con una botella de vino blanco.

Y pagamos 65 cada uno. Que sigue pareciéndome una relación calidad-precio bestial.

ACTUALIZACIÓN EN OCTUBRE DE 2018:

Una vez más, he salido encantada de Nakeima. Esta vez, además de los sublimes niguiris y los deliciosos baos, destaco:

-Temaki de atún y huevo. ¡Por favor qué bueno!
-Cerdo agridulce. Muy rico.
-Ramen. No tan seco como otras veces, creo que por eso me gusto menos.

Y otra vez que mi acompañante y yo fuimos los últimos en plantarnos...

Con dos botellas de un Chardonnay riquísimo (tan rico que bebimos una por cabeza...) pagamos 70 euros por persona.

Y seguiré repitiendo una y mil veces.

etiquetas:

listas: Para volver

Bar San Miguel

+34 987 31 08 27

Carretera Villaverde 4 Mansilla Mayor, León provincia, España

guardado por 2 personas

ver más bares y cervecerías en Mansilla Mayor

Una de las mejores hamburguesas que he probado

muylalo lo descubrió en octubre de 2018

me encanta, uno de mis favoritos

Brutales las hamburguesas y brutal el precio. Además el bar es muy auténtico, por dentro y por fuera. Merece la pena darse un paseo hasta allí.

Macondo

+34 679 80 86 15

Calle Serranos 38 León, León provincia, España

guardado por una persona

ver más restaurantes tapas en León

Bueno, bonito y barato

muylalo lo descubrió en octubre de 2018

me encanta, uno de mis favoritos

Me encantó este sitio. Es muy chulo y la comida muy rica, tanto las tapas que ponen con la consumición como la comida. Probamos:
-Tatín de verduras con burrata. Muy rico.
-Pan Bao relleno de carrillera de vacuno. También muy bueno, fuerte pero bueno.
-Burguer ruta 66. Muy jugosa.

De postre el coulant de chocolate con mango.

Con una botella de verdejo pagamos 40 euros. Totalmente recomendable, para seguir volviendo a profundizar en su menú...

listas: Para volver

Kitchen 154

+34 911 38 99 95

Calle Vallehermoso, 36 <m> Quevedo 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 113 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Un sitio auténtico en un mercado que lo es más

me gusta

Este es uno de esos sitios auténticos del que no me extraña que hable todo el mundo... En un mercado que se ha llenado de sitios para comer pero sin el rollo chic de otros mercados madrileños. Aquí sí que da la sensación de mercado de barrio... Y después de varios intentos por fin conseguí reservar en Kitchen 154.

La carta es corta pero genial. Te echas unas risas leyéndola con los comentarios que le han puesto, tipo "ponemos cantidades impares para joder a las parejitas". Lo dicho, geniales.

Pedimos:

-Dumplings. Picantones y ricos.
-Curry thai de gambones. Gambones no sé si serían, pero el curry estaba muy bueno. Recomendable.
-Merluza black pepper. La camarera nos dijo que era el mejor plato de la carta. Tanto no sé, pero estaba muy buena.
-Chana masala. Garbanzos con chutney de berenjena y arroz. Muy buenos.

En general ningún plato me dejó alucinada, pero todos estaban buenos. Y respecto al picante que se supone que llevan todos los platos, quitando los dumplings lo demás a mí al menos no me picaba.

Y con el brownie de postre (normalito) más una botella de un tinto del bierzo y dos copas de vino, pagamos 72 euros por dos personas. Igual me lo esperaba un poco más barato pero creo que fue un precio razonable. En definitva, un sitio para conocerlo.

Miss Migas

¡Te perdiste las costillas!

1 de febrero de 2017

muylalo

Aaaaay, ¡pa la próxima! :-)

18 de febrero de 2017

Kamado

+34 987 03 91 00

Calle El Paso 7 León, León provincia, España

guardado por una persona

ver más restaurantes asiáticos en León

Oriental modernuqui al que seguir la pista

muylalo lo descubrió en agosto de 2018

está OK

Qué alegría me da que abran sitios nuevos en León, y mucho más cuando tienen un punto exótico como éste… Quiere emular a los muchos hermanos modernuqui orientales que tiene por capitales más grandes, y aunque todavía esté en pañales, no lo hace mal.
El sitio es chulo, moderneo, camareros jovencitos y buen rollo. A ratos tira a cutre pero la intención es lo que cuenta...

La única pega, gran pega, fue que pedimos demasiado. Y no fue un "mea culpa"... Le preguntamos al camarero y nos dijo que estaba bien, pero no. Era una barbaridad, como para haber cenado otras dos personas más. Y mira que tenemos buen saque…

De comida pedimos:

-Dim Sum de langostinos y bambú, muy rico.

-Un bao que no recuerdo cuál era…

-Massaman curry. En teoría era el menos picante, pero picaba, y bien. Rico. Pero muy, muy llenos ya a estas alturas…

-Pad thai. De por sí es un plato que me encanta, pero después del picante del curry y lo llena que estaba ya era incapaz de saborearlo cuando llegó…

Debimos pagar unos 80 euros con un vino tirando a calentito.

Así que no quiero ponerle la cruz todavía. Seguiré volviendo para tener más datos y decidirme...

La Trastienda Del 13

+34 987 00 73 33

Calle Ancha, 1 (León) León, León provincia, España

guardado por 17 personas

ver más restaurantes cocina creativa en León

Sólo lo vale por estar frente a la Catedral

no me gusta

La localización de este sitio desde luego que es inmejorable, con unas impresionantes vistas a la Catedral de León de las que no puede presumir ningún otro. Nosotros comimos en la terraza y se está fenomenal.
Para tomarte algo, una copa, un vino, de tapeo, está bastante bien. Para comer o cenar ya no me habían hablado tan bien y el domingo pasado comprobé porqué era.
El servicio deja bastante / mucho que desear: es lento, desagradable y bastante desastroso. Lo había visto otros días tomando algo y el domingo lo certifiqué. Eso sí, uno de los dueños, que también nos atendió, era encantador y compensaba un poco lo nefasto de sus empleados.
-La ensalada de queso y nueces estaba sequísima. Le faltaba aliño por todas partes.
-La tempura mixta parecía un chiste. De 20 piezas había 3 langostinos y el resto eran verduras, con 4 piezas de cada tipo de verdura. ¿A eso le llaman mixto?
-El arroz con bogavante pues bueno, lo que te puedes esperar al pedir un arroz con bogavante en un restaurante modernuqui del centro de León. Comestible y poco más.
-De postre el tiramisú y el brownie muy ricos. La torrija bastante sosa.
Y todo eso con vino y agua salió a unos 40 euros por persona, que para la media de la ciudad y para lo que habíamos comido nos pareció bastante.
En definitiva, ya está catado y no creo que volvamos.

NUEVA VISITA – AGOSTO 2018.
Y volvimos...
Sigue siendo un sitio que por un lado merece la pena aunque sigue teniendo sus “peros”. Sobre todo, para mí un “pero” muy claro es el servicio. De las veces que he estado, ya sea tomando algo o cenando, siempre ha habido algo que mejorar en la atención de los camareros.
La comida, la carta es amplia y sigue habiendo de todo, mejor y peor. Esta vez pedimos:
-Cecina de León. Estaban unos amigos de visita y había que pedirla, buena.
-Carpaccio de Ibérico de bellota. Muy bueno.
-Ceviche de corvina. Muy, muy bueno, lo mejor de la cena.
Con un par de botellas de tinto y agua pagamos 30 euros por persona (éramos 4). Bastante para lo que habíamos comido y sobre todo para la sensación de poca amabilidad por parte del servicio, como que todo el rato están esperando a que te vayas…