5 Cucharas es un nuevo concepto que nace en Madrid para responder a una pregunta:¿Qué pasaría si pudiéramos diseñar el menú y el espacio de degustación de manera diferente par...

Ordenar por:

relevancia fecha

13/09/2016

Gran servicio, comida bien

Por allá anda Diana, una romántica de la comida y el mimo a la gente que entra a su casa.
Tres a cenar. Tienes la opción de completar un menú con 6 u 8 platos de la carta por 27 euros, está bien el invento.
Navaja pura sin tontadas buena, muy ricos los quesos, mejora el gallo (algo soso).
Hubo más platos y ninguno brutal, pero todos estaban bien.
Tiene una miniterraza.
Es una buena opción par comidas de grupos en la sala de arriba.

Hay menú diario.

25/02/2017

Buena cocina con buena relación calidad-precio

Local pequeño, con apenas cinco mesas en el comedor, en la parte de arriba del local y con una buena cocina a precios asequibles. El camarero que nos atendió, el único que había, muy atento y profesional. Carta reducida pero todo rico. Interesante.

25/01/2017

ME GUSTA

He comido algunas veces y repetiré.
Disponen de dos tipos de menú ademas de la carta.
Buena comida, buen servicio, buen vino, buen trato.
Una experiencia agradable.

13/01/2016

Diez Dracmas lo descubrió en enero de 2016

Delicioso es quedarse corto / BBB

Sin duda, el gran descubrimiento gastronómico en Madrid que hacemos en los últimos meses. Teníamos algo que celebrar y no queríamos ir muy lejos de casa, así que echamos a descubrir algún local por Infanta Mercedes. El 5 cucharas cumple ahora un año de vida y no pudo ser mejor elección.
Para empezar, la presentación de cada plato es exquisita, tanto como la atención del servicio y la decoración, que está muy bien sin llegar a ser recargada ni imperar sobre la comida, que es a fin de cuentas lo que tiene que ser más llamativo en un restaurante. Que la carta sea la hoja de un libro, escrita a mano, y cada página sea un día diferente, que van poco a poco escribiendo, es un puntazo. El mejor modo de comprobar que, efectivamente, cambian el menú a diario, y no solo el de Degustación (27 €).
Se definen como 'tasting bar gourmet' y lo cumplen con creces porque las tablas de queso o las catas de vino merecen la pena. Además, el vino por copa está muy bien de precio (una copa de Albariño, 1,50 €). Perfecto para cenar de raciones y compartirlas, aunque también tienen platos de carta más contundentes. El pulpo a feira nos encantó y enamoró. También pedimos tortilla de patatas, muy rica pero la hubiera pedido algo más cuajada (sobre gustos en tortillas de patatas...); y la tabla de quesos, muy bien comentada y creada. Además, el pan es artesano y se nota, sobre todo el de centeno es delicioso. El postre también muy rico.
Al final, tres raciones, aperitivo de mejillón tigre, dos copas de vino, botella de agua, postre y pan (con aperitivo de cortesía) nos costó 25 €/persona. Sin duda, repetiremos, y más de una vez, que para eso nos pilla cerca de casa.