El Restaurante Al Mounia lleva cuarenta años sirviendo auténtica cocina marroquí en un marco fastuosamente decorado por artesanos marroquíes. Entrar en Al Mounia es descubrir una cultura distinta, un ambiente único en el que sentirse transportado al norte de África. La cocina árabe evoca atmósferas sugestivas, mis...

Ordenar por:

relevancia fecha

20/03/2017

Por lo visto no es lo que era.

Sábado por la noche de puente en Madrid, la verdad es que más o menos podíamos cenar donde nos diese la gana debido al despoblamiento que el Foro sufre en fechas señaladas como las indicadas.

Elegimos este pues los comensales eran (son) judíos y aunque cuando cenan con nosotros son flexibles a saltarse el kosher intentamos nos poniéndoselo difícil no yendo a sitios como el museo del jamón o el templo del torrezno.

Elegimos Al Mounia porque la cocina árabe en el fondo tiene las mismas limitaciones que la judía y así todos muy contentos.

La pareja resultó ser cliente del restaurante de toda la vida, incluso habían celebrando allí su pedida de mano. Nos comentaron que en tiempos ese no solo fue el mejor marroquí de Madrid sino de Europa y que incluso abrió una sucursal en Paris que funcionó de la leche durante años.

Por lo visto los anteriores propietarios vendieron el restaurante a los actuales y la cosa decayó.

Comimos un humus del montón, una rica pastela, kefta (ósea brochetas de carne picada) aceptables, un cous cous seco y una ensalada marroquí que no valía nada.

De postre los gochos que me rodeaban en la mesa se pusieron malos a pasteles que por lo visto estaban muy buenos. Demasiado dulce para mi.

En resumen, a mi no me disgustó, a mis compañeros de mesa bien, pero no se volvieron locos.

Servicio bien, precio con Kviar de coña (30 por barba) con dos botellas de Pétalos del Bierzo y local curioso.

Me imagino que volvería.

16/09/2016

Cordero y cus cus

Un cordero buenisimo y el cuscus con verduras riquisimo.
Buen trato
Caro

04/10/2015

Comida marroquí en un ambiente agradable

Buena comida, servicio amable y ambiente muy cuidado. Es caro pero con la oferta de El Tenedor sale muy bien de precio. Recomendable.

22/11/2014

Un clásico en depresión

Descuento del 50% en mano vía el tenedor, nos plantamos al que nos habían sugerido como el mejor árabe de la capital.
La decoración así lo augura y el servicio es amabilísimo pero la cocina nos dejó bastante indiferentes si bien todo estaba correcto y algunas cosas como la pastela riquísimas.
No salimos descontentas pues pagamos 25€ por cabeza pero hay que reconocer que si la cuenta hubiese sido el doble (sin la oferta) no hubiese sido así.
Demasiado frío el paté de berenjenas y extraordinaria la pastela. Correctos el tajine de cordero y el cuscus de pollo.
Para postre ya estábamos demasiado llenas.
Bien para conocer, sin ganas de volver y mucho menos si la cuenta aumenta.

Pd. Te cobran el servicio a 3,5€/persona incluyendo pan y unos aperitivos

21/12/2014

Profunda decepción

La ventaja de tener un padre que se crió en Marruecos hasta los 20 años y unos abuelos que continuaron viviendo en Tánger diez años más me otorgan cierto criterio para emitir una opinión acerca de este restaurante.
Lamentablemente, he de decir que excepto la pastela, todo lo demás es francamente prescindible. El cordero seco, insípido. El servicio, distraído, amable pero poco eficaz, y el cous cous carente de gracia, sin todos sus ingredientes vegetales, sin el sabor profundo de las diversidad de especias. En definitiva, una profunda decepción. Menos mal que aún puedo disfrutar del que cocina mi padre.

20/03/2014

Un clásico que tiene que actualizarse

Comida en AL-MOUNIA, el restaurante de comida marroquí que lleva décadas abierto en la calle Recoletos, que más que una calle es un auténtico paseo gastronómico intercultural, pues en apenas 100 metros de calle tienes restaurantes de todo tipo y nacionalidad.
La verdad es que habíamos oído hablar muchísimo de este sitio pero nunca nos había dado por ir. Nos enteramos que esta semana ofrecían un descuento del 50 por ciento en carta, a través de la Web del Tridente, así que reservamos y allí nos plantamos. El restaurante es uno de esos sitios que te teletransporta, pues la preciosa decoración (mosaicos, artesonados), la música, los olores, etc. hacen que te sientas auténticamente en Marruecos. Las sillas y las mesas tipo bandeja típicas marroquíes pueden parecer incómodas pero es parte del encanto del restaurante. No obstante, no le vendría mal un lavado de cara, da la sensación de que no han tocado nada desde finales de los 60´s del siglo pasado, que fue cuando abrieron.
3 personas, pedimos de entrantes: hummus, demasiado suave para mi gusto pues apenas sabía a garbanzo, y un “briwat” de verdura, que consiste en seis triangulitos de pasta brick rellena de verdura picada muy fina, que tampoco estaban muy allá, demasiado aceitosos.
De principales: cous-cous de pollo, con el grano y el caldo muy ricos, aunque la pieza de pollo que acompañaba al guiso era una pechuga que resultó un pelín seca, un Tajine de cordero, con muy buen sabor, la carne melosa y tierna, se notaba hecho a fuego lento. Por último, “Kefta con huevos”, que consiste en unas albóndigas de carne picada de ternera con especias, servidas en un recipiente de barro caliente, con unos huevos en el fondo medio cuajados y todo ello acompañado de una salsa de tomate casera. Este último fue, por unanimidad, el mejor plato de la comida, muy acertado el contraste entre la carne y el huevo. Definitivamente, mucho mejor nivel en los segundos platos que en las entradas en esta casa.
De postre, un pestiño con miel para compartir, y unos tés morunos servidos a la manera tradicional. Servicio eficiente, aunque un poco desbordado porque tenían en comedor a tope. No hay manteles, se come directamente sobre la bandeja metálica tradicional.
Carta de vinos muy extensa a precios severos. Vimos que tenían un vino marroquí (Guerrouane les trois domaines) y lo pedimos para probar. Resulto ser un tinto hecho con uva “cinsault” originaria del Sur de Francia, goloso y agradable de beber.
Pagamos 86 euros, casi 30 por cabeza, precio que nos pareció correcto. Sin el descuento Web nos hubiéramos ido a 140 euros, demasiado caro para lo consumido. En resumen: opción a tener en cuenta si vas con alguna oferta, en caso contrario, a igual precio creo que hay sitios bastante mejores.

04/10/2013

Un rincón de Marruecos

Lleva 40 años abierto y por algo será. Nada más entrar parece que te han transportado a un palacio marroquí. Simplemente ya por el local, merece la pena entrar (la única pena es el suelo al que le faltan unas alfombras para completar el ambiente). La cocina es exquisita, nada que ver con los restaurantes marroquíes mediocres que tanto abundan por Madrid. Nosotros probamos la pastella (riquísima), el zelouk (nos encantó) y el humus (buenísimo). De segundo, cous cous de pollo (exquisito) y tajine de cordero (yo no lo probé pero a los que lo tomaron les pareció muy bueno). De postre un surtido de pastelería árabe y la gran sorpresa: Guerrouane "Les Trois Domaines" 2009, un vino marroquí que nos encantó y a muy buen precio. El precio es caro: unos 42 EUR/ persona pero sin duda mereció la pena. Un sitio especial para una ocasión especial.
Podéis ver la crítica en miladas.com

27/02/2013

El restaurante marroquí clásico de Madrid durante décadas, antes de que se pusiese de moda la comida árabe ni ningún tipo de comida del mundo. La decoración es un verdadero tour-de-force marroquí con un detallismo extremo de yeserías y decoración típica marroquí.

No tiene nada que ver con los muchos restaurantes marroquíes baratos que ahora puedes encontrar por Lavapiés. Es más bien el sitio al que ir cuando quieres darte un pequeño homenaje y comer CousCous, un Tajine o Mechoui de cordero bien cocinado.

La sala sin ventanas y de luz baja recuerda a los restaurantes de Marrakech. El servicio es amable y a pesar de ser un sitio que lleva décadas abierto el servicio es jóven y amable.

Sin manteles, comes sobre la típica mesa metálita norteafricana. Servilletas de tela. Comer sale por unos 40-50 euros.

18/04/2014

Restaurante para ir con hambre y no perderse el pastel oriental de postre. Lo mejor: la pastella. Lo peor: alguna bronca que escuchamos entre camareros que nos podían haber ahorrado.

Opinión CON FOTOS DE LOS PLATOS: yonomeaburro.blogspot.com.es/2014/04/restaurante-al-mounia-la-mejor-...

07/12/2009

Marroquí elegante

Dicen que uno de los mejores lugares en Madrid para probar la cocina marroquí y la verdad es que lo que probé estaba muy bueno.

El local está decorado con ganas, hasta la última celosía, asientos de sofá corrido o taburete acolchado, en general cómodo. Se está bien, separación agradable de las mesas y buen servicio.

Probé un couscous que no debía estar nada mal, pero no soy muy amante de esta cocina, así que no puedo opinar. Un brik que nunca había probado y que me sorprendió por lo bueno que estaba y otra entrada que no recuerdo, pero que estaba bien también. En general todo bueno.

El precio ronda los 30€ por persona. Por cierto tienen un reservado al fondo, para reuniones.

30/08/2011

Un sabor vecino en el centro de Madrid

Tenía fama el sitio de ser el mejor restaurante de cocina Marroquí, además del primero, de Madrid; y sin poder comparar con otros desde luego el nivel que ha dejado el altísimo. El menú degustación es una buena opción para hacer un recorrido por parte de la cocina, aunque puede no estar al alcance de todos los bolsillo (60€/px), merece la pena conocerlo y repetir si te lo puedes permitir.