Al Tulipán de Oro

14/04/2017

Taberna tipica con un cartel de "Chorizo al infierno"

Su especialidad "Chorizo al infierno" , si vas tienes que comerlo tienen una carta con mas cosas pero todo el bar estaba tomando "Chorizo al infierno" tiene dos clases de chorizo y el famoso "infierno" es un mini infiernillo individual donde puedes poner unas tres porciones de chorizo y se hacen delante tuyo a la brasa..hay que estar un poco pendiente.. si no esta en su punto probablente sera porque lo has quitado antes o despues de tiempo...esteo y un vinito.

Sitio llenisimo sobre todo los fines de semana a la hora del aperitivo y de la cena...
En el sitio hace muchisimo calor, debe ser por tanto fuego...buen trato
Un clasico en la ciudad. Esta Ok.

25/08/2016

césar lo descubrió en septiembre de 2007

Chorizo al infierno y morcilla

Este es de esos sitios que se especializan en una cosa, pero son los mejores en eso: aquí es obligatorio tomar el chorizo -que se fríe delante tuyo en un soporte que parece un cerdito con aceite- y la morcilla. Pan "a volonté". Un vinito y a seguir tomando pinchos por la que seguramente sea la calle con más encanto de Vitoria. Se pasa un poco de calor con tanto infiernillo.

02/12/2013

Chorizo al infierno

Inexpensivos picatxi e imprescindible especialidad: El chorizo al infierno. Háztelo tu mismo en un cerdito de cerámica.

Bareto de toda la vida, detrás de la catedral vieja.

11/11/2009

Ideal para empezar la noche

Para empezar una noche de juerga en el casco nada mejor que preparar al estómago con una racion de comida contundente. Como ya comentan aquí las cazuelitas de chorizo son la especialidad, la morcilla también está buena. Se puede comer en mesa a la carta pero sale bastante caro, no merece mucho la pena, mejor quedarse en la barra.

27/08/2012

Bar de los de "toda la vida" situado al final de la preciosa calle Correría del casco medieval. Lo típico tomarse en la barra un vino con morcilla o con un chorizo al infierno (en el típico cerdito de cerámica). Para empezar la noche o al mediodía.
Tiene comedor (aunque no lo he probado)

02/11/2007

De toda la vida

Cuando empieza el frescachuelo, un vinito con un chorizo al infierno en este clásico bareto del casco viejo calientan el estómago y el ánimo.

18/09/2009

En la barra, pasando un poco de calor. Eso sí, las morcillas son insuperables, qué delicia. Y si no acabas con el estómago lleno, a continuar de pinchos por el casco viejo.