Alice in Wonderland

Imagina el salón de una abuela parisina, en el que te hacen la manicura, la pedicura, te depilan, en definitiva, te miman. Además, y como si estuvieras en casa de esa abuela un tanto excéntrica, tómate una taza de té o de café o hazte un regalito, unos zuecos suecos, alguna joyita de Alice in Wonderland traída de...

Ordenar por:

relevancia fecha

28/01/2014

Un encantador lugar para manos y pies

El establecimiento tiene encanto. Hay que reconocerlo. Alice in Wonderland es un pequeño salón de belleza especializado en dejar bonitas nuestras manos y nuestros pies... goo.gl/CbN7hE

03/06/2011

Limpieza facial acompañada de buen trato.

Por fin pude ir a este sitio que lo tenía en "lista de espera". A limpieza facial he ido a dos, a Schick y a La Boutique del Bienestar. Los dos muy bien, no tengo queja. ¿Por qué decidí cambiar? Más bien es por cuestión de fechas, en los otros dos estaba todo lleno y me daban fecha hasta dentro de casi un mes. Y en este, había un hueco.

Lo de la puerta, pues si es un rollo porque hay que estar al tanto pero después de haber leído aquí tantas veces ese tema, pues ya iba "advertida".

La atención en mi caso fue muy buena por parte de todas, incluso de la dueña que estaba ahí. Me hicieron el FaceMapping y luego todo el 'ritual' de limpieza, que al final fueron casi dos horas, entre desmaquillante, exfoliación, desincrustante, tónico y la verdad es que perdí la cuenta de todos los pasos. Todo el tiempo me preguntaban si estaba bien, si tenía frío etc mientras me iban explicando mi tipo de piel y los productos o cuidados que debía tener.

Primero pensé, bueno ya me van a hacer comprar alguno, pero en primera, los precios que me comentaban eran bastante razonables, y en segunda, me dieron consejos sobre los productos que ya usaba, o remedios caseros. Con lo cual, está bien porque tienes otra alternativa a sus productos.

También me invitaron a una sesión de puertas abiertas que tienen la próxima semana, lo cual es un buen detalle que siempre se agradece. Supongo iré con alguna amiga.

Regresaré, siempre y cuando se ajuste con mis fechas de última hora.

27/04/2011

Un humo muy bien vendido, fachada y poco más...

He leído otra opiniones para valorar si es que yo había ido justo en un día raro o no, pero veo que hay más gente que opina como yo. Crees que vas a encontrar mucho más de lo que realmente es.

Cuando llegué a la calle busqué el número y no veía bien la "puerta" porque había delante 3 personas hablando. Me acerqué y vi ya las letras de "Alice..." y pregunté a una mujer de los que estaban allí hablando si se entraba por ahí (no daba crédito y no tenía muy claro que fuera a poder entrar "dignamente") a lo que me contestó "Sí" de un modo un poco seco y tajante. "Bueno", me dije "allá voy". Lo de la media puerta, por muy metafórico que lo pinten, es incómodo por no decir inaccesible para según quién (y ya no hablo de silla de ruedas, sino de bajar caminando sin más). Cuando bajé los escalones y llegué al mostrador me di cuenta de que la mujer que me había contestado fuera había entrado detrás de mí y era la dueña!! (o encargada o jefa, lo siento si no acierto). El "Sí" de la puerta fue la única palabra o mirada que me dedicó, porque el resto del tiempo que pasé allí fui poco menos que invisible. Me dirigí a una de las empleadas que fue la que me atendió en todo momento con una gran educación y amabilidad, me comprobó la reserva y me acompañó a una salita aparte. Debo decir en este punto que yo acudí con un cupón de estos de descuento en internet, pero que eso les dió igual, tanto a la jefa para ni siquiera saludarme ni a la esteticista para seguir siendo igual de amable. En la zona de las sillitas de la abuela (en las que coincido con otra opinión que he leído, serán muy bucólicas pero pinta de cómodas no tienen) se encontraban otras dos clientas realizándose una manicura y pedicura, creo, porque tampoco me fijé mucho. Ambas eran muy "pijas", dicho con todo el respeto, y debían estar tan a gusto que ni contestaron cuando dije "Hola" al pasar por delante de ellas (El sitio no es tan grande como para pasar por medio como si nada). La sensación de incomodidad que yo tuve en ese local está muy lejos de lo que yo había leído (o muy cerca, ya que Wonderland tampoco es que fuera un camino de rosas para Alicia... igual es por eso!!) Por suerte yo iba a hacerme un diseño y depilación de cejas y un tinte de pestañas así que, como ya he dicho, me pasaron a otra salita con la camilla. El tiempo que pasé allí sí que mereció la pena. La señora que me atendió era encantadora y muy buena profesional, preocupándose en todo momento de que el diseño quedara a mi gusto, de que no pasara ni frío ni calor, etc etc. El tratamiento, por tanto, ofrecido en este establecimiento, fue muy bueno, mis cejas y pestañas quedaron fenomenal. Antes de salir pasé de nuevo por el mostrador (tampoco queda más remedio, puesto que está junto a las escaleritas) a pedir una hoja con los precios para próximas ocasiones (nunca se sabe) y despedirme. La señora que me había atendido, de nuevo encantadora y la jefa mirando unos papeles sin ni siquiera levantar la cabeza o decir adiós.

Cuando voy a un establecimiento de este tipo (y he ido a unos cuantos en mi vida) no espero hacerme amiga de los dueños y clientes ni que me cuenten chistes, pero al menos deseo por su parte la misma cordialidad que yo les demuestro. Y eso no lo ví... Alguien decía aquí también que este Alice era un sitio frío (metafórica y realmente) y yo fue esa la sensación que tuve. Lo único que me hará volver será otra oferta y la garantía de que me atenderá la misma señora encantadora.

Y lo de la oferta lo digo porque los precios son demasiado altos. El servicio que recibí fue muy bueno, pero esos precios tan elevados sólo se entienden si recibes un plus de local acogedor, la sensación de estar en un sitio único en el que podrías estar horas tan a gusto y tomarte un té ¿Había té? ¿café? Oí algo de fondo cuando estaba tumbada en la salita, creo que ofrecían a las otras dos clientas... A mí no, quiero pensar que era porque la camilla no era un buen sitio para tomar té y no porque yo iba con un cupón descuento. Una sensación incómoda, un poco rara. Insisto en que las empleadas son de lo mejor. Lo demás... Mucho ruido y pocas nueces.

28/11/2012

No está mal

Son simpáticos y te atienden rápido, la decoración muy mona pero algo caro y un poco oscuro

06/08/2008

salon de belleza

El sitio es una monada, desde la puerta, que si no vas pendiente te la pasas, hasta toda la decoración interior.Es un sitio curioso.
La cera es como antiguamente, quiero decir caliente.Esto si que deberían renovarlo por cera fria ,que ya la tienen en casi todos los sitios, y duele menos.A mi no me la pusieron de chocolate como he leido en otras criticas.Pero bueno, la hacen bien y no duele más de lo normal.
La pedicura tambien me gusto.Es curioso hacersela en esas sillas como de abuela.
El personal discreto, yo prefiero que no me hablen mucho, porque como siempre voy con mi libro , pues aprovecho para leer.
A mi no me ofrecieron ni café, ni té, ni zumo, ni galletita.Sera porque es verano, no sé.
si, volveré .

28/05/2009

pedicura chic!

Después de oir hablar en televisión y leer varias reseñas en diferentes revistas de Alice in Wonderland, no pude resistirme más, y la semana pasada pedí hora para hacerme la pedicura.
El sitio es precioso. Han conseguido crear un espacio que combina decoración decadente pero acogedora y muy chic, como traída desde el mismo Paris, al igual que muchos de los comercios que nos podemos encontrar en esa zona de las Salesas.
En cuanto al servicio en sí, está bien. Los asientos son antiguos y muy bonitos pero no muy cómodos. Y las chicas son amables pero se agradecería que los masajes por ejemplo fueran un poco más largos porque duran muy poco.
El precio para la pedicura sencilla es de 28 euros. Un poco caro aunque merece la pena por conocer el sitio.

03/02/2009

cuidado con la puerta

el local esta justo enfrente del maria guerrero al lado de un garage, la puerta no es una puerta es media puerta pues esto debia ser una antigua carbonera, asi que al entrar y sobre todo al salir cuidado con el carril del cierre que yo me abri la cabeza a la vez que la chica me decia cuidado, tarde pero me aviso, por eso y solo por eso creo que no puedo volver al sitio.
el salon esta decorado con muebles recuperados de almonedas o chamarileros, todo muy años 50, pero lleno de color lo que hace que el sitio resulte divertido.
me hice la manicura, 22€, perfecta, aunque eche de menos algo mas de masajito en las manos, he de decir que me parecio algo caro, me explico a mi casa viene todos los viernes una señora que me hace la manicura por 9€ y la pedicura por 11€, claro esta que esta señora no paga local, ni luz ,ni agua, ni a hacienda, asi que supongo que los 22€ son un precio razonable, eso si siempre y cuando no te abras la cabeza al salir.
tambien ponen uñas de gel por 75€, eso si es barato, depilan, dan masajes y hacen limpiezas faciales.

ultimamente he venido observando en varios de los servicios que me he guardado en el 11870 algo curioso y bastante cantoso, cuando alguno de estos ha recibido algun tipo de critica enseguida el sitio ha sido guardado y comentado de manera muy favorable por varios usuarios que, y aqui viene lo curioso, solo tienen subido un servicio y ademas se registran con nombres super llamativos.
en el caso de este sitio asi ocurre, porque vamos que decir que la media puerta-entrada de carbon-puerta asesina que tiene es como la puerta por la que alicia entraba al pais de las maravillas es pasarse tres pueblos, vamos que se les ve he plumero.

12/10/2009

Una pena...

Soy adicta a las pedicuras y me recomendaron este sitio por tener una relación calidad precio buena, además de ser un lugar curioso, de estilo chic parisino. Los lunes tenían (no sé si aún lo mantienen) una oferta de manicura y pedicura por 30€, así que, había que probarlo!
Las primeras veces que fui, muy bien. Las chicas son discretas y muy profesionales, además de rápidas, y las cosas como son, te dejan los pies, como los de un bebé, pero ay! me tocó ir en el mes de agosto cuando las chicas que normalmente están, debían de estar de vacaciones...
No tuve un mal servicio por parte de las chicas, si no una mala experiencia. Me "desaparecieron" las gafas de sol. Cierto es que no las llevaba metidas en el bolso, porque no me cabían, aunque sí en la funda, y como me tocó esperar mi turno en algún momento de "ya me toca, me quito las sandalias, cojo el pañuelo del cuello, que no me deje el bolso, y me traslado a la butaca", mis gafas se quedaron en algún sitio y nunca más las volvía a ver.
Cuando me di cuenta de que no tenía las gafas, empecé a buscarlas y pregunté si alguien las había visto, la callada por respuesta. Cuando pedí que por favor, llamaran a las clientas que se habian marchado ya para ver si las habían metido en el bolso por error, la respuesta fue "no podemos llamarlas porque parece que las estamos llamando ladronas", cuando insistí que si llamaban con toda la educación del mundo y preguntaban, si había sido un error, no tendrían problema en devolverlas, la respuesta fue "una es amiga de la jefa, llámala tú si quieres"... Así que tras un intercambio de palabras bastante desagradable, pedí por favor que si aparecían o las devolvían, que por favor, me llamaran. Y desde principios de agosto hasta hoy. Ni un lo siento, ni una disculpa, ni una llamada.
Me compré otras gafas, y tan campante, pero no volveré, ni lo recomendaré como habia hecho.

Susana Mora

Tu flipas, se van a poner a llamar a las clientas por tu mala cabeza...??? Jajaja....vaya ganas de acusar en balde, ten cuidado tu con tu cabecita y tus gafitas, y no culpes a unas pobres trabajadoras, imbecil...

6 de noviembre de 2010

21/12/2008

manicura timada

pues mi opinión no puede ser más contraria a la leida aquí,fui porque el sitio lo habia visto en revistas y la verdad es que es chulo como retro y diferente, pero aquí se acaba lo bueno del sitio.
a mi solo me ofrecieron agua y la manicura me pareció no cutre-cutrisisima,mal hecha,y nunca me ha durado menos,casi al salir ya estaba con desconchones.Y a mi hermana lo mismo.
Me pareció caro paro lo malo que es y salí alucinada de lo q hace una buena publicidad, a mi q me encanta el rollo beauty pero aquí no disfruté ni un poco!!!!!!

06/12/2007

jill lo descubrió en diciembre de 2007

cuidarse en un lugar con encanto

Al ver Alice in Wonderland me imagino un salón de belleza parisino de antaño; a día de hoy, lo situaría en Berlin. Tiene ese aire encantador y decadente, con muebles rescatados y cuidado al detalle.

Está en Madrid, y es la alternativa acogedora y personal a los frios locales que solemos encontrar y padecer.

29/04/2008

Manicura/ pedicura en un entorno especial

Si os gusta la estética retro y llevar las manos y los pies bonitos, sin duda este es vuestro lugar!!!

No es fácil verlo, está en un semisótano, pero sólo con asomaros por los ventales, descubriréis un mundo fantástico!!!.

30/03/2010

Me encantó mi tratamiento facial, la chica muy simpatica, buenos productos. Lo unico es que el local es muy frio: la entrada, la decoración y hasta en temperatura...