Ordenar por:

relevancia fecha

09/03/2017

Comida rica, ubicación a desmano

Tenía muchas ganas de venir a este sitio, sobre todo después de intentar venir dos sábados y ambos llenos llamando con una antelación considerable, así que ayer no sé cómo se cuadraron los astros y conseguí reunir a 4 compadres bastante comilones para probar que tal se come en este restorán americano.

Nos toma nota el dueño (o esa fue mi impresión) y nos explica los diferentes platos fuera de carta y lo que teníamos que pedir si o si, también nos advierte que los platos son grandes pero aquí hemos venido a jugar y somos unos profesionales.

De entrantes
- Nachos chimichanga, realmente buenos por poner una pega le faltaba un poco de picante.
- Croquetas de jalapeño, un 10
- Costillar a compartir, otro 10, pero la racion era pequeña (medio) ahora la carne se deshacía literalmente, muy buenas.

Principales que compartí con un colega
- Hamburguesa chipotle 2.0, picantona carne superjugosa, el pan de nota alta, las patatas aún estando ricas no eran la panacea.
- Burrito de cerdo ibérico, esto para mí fue algo casi orgasmico, me pareció lo mejor de la cena, que si que es un burrito, pero el guiso era espectacular.

A estas alturas yo iba bien, algunos de mis socios tenían más saque, y como dijo el jefe "tengo esperanzas en esta mesa" no se equivocaba. Un postre per capita y volví a repetir la operación de compartir Brownie y Carrot cake, ricos pero un poco mazacote le faltaba un heladero o algo de cremosidad para mi gusto.

A la hora de pagar pues unos 25 por barba, nos invitaron a un par de postres, un detallaso, y hasta la próxima!

12/02/2018

Comida americana hecha con cariño

11 de Febrero de 2018.

Nuestro intrepido protagonista se planta en el restaurante con tres amigos, una esposa, y dos carros infantiles que contienen un niño y un bebé. Y la mesa en la que nos ponen tiene espacio para todo y sin molestar a ninguna mesa adyacente. Ojiplático que me quedo.

La carta del Alright toca todos los palos que debe tocar un restaurante americano (costillas, nachos, alitas, hamburguesas...) con el suficiente acercamiento como para saber claro lo que quieres y el suficiente puntito de diferencia como para que no sea lo mismo de siempre. Pero claro, la carta es solo la mitad de lo que hay. Una vez has decidido, el dueño se presenta para narrarte una lista de especiales del día tan larga como la propia carta... y te vuelves a quedar sin saber que pedir, porque todo tiene una pinta estupendérrima. Y a volver a decidir otra vez.

Antes de hablaros de la comida, un apunte: Se nota que tanto el dueño como el servicio les gusta lo que hacen. Le ponen ganas y simpatía, y en estos tiempos de camareros perdona vidas, resulta hasta original.

Pero vamos a lo que interesa: La comida. Pedimos unos entrantes para compartir y un principal por persona.
- Nachos, ricos y cargaditos tanto de queso como de carne. Muy sabrosos y el guacamole era casero, que siempre es un plus.
- Patatón (fuera de carta), una bandeja de patatas pegadas entre sí y cortadas en bastones del tamaño de una botella de agua, primero hechas al horno y luego fritas. No pienso morirme sin haber desarrollado un facsimil casero porque estaban de muerte, servidas con un mojo picón picante y una salsa más suave.
- Pan con dos yemas de huevo y queso asturiano (fuera de carta), rico y perfecto para compartir. Al tener forma redonda se puede dividir cual pizza y dar a probar a toda la mesa. Y sabe francamente bien.
- Costillas en salsa de Jack Daniels (fuera de carta, aunque hay un costillar en salsa barbacoa en carta), que se despegaba del hueso solo con mirarlas. Tanto es así que pude comerlas con cuchillo y tenedor dejando los huesos impolutos sin ningún problema.
- Pulled pork (fuera de carta) servido sobre patatas. Muy suave y sabroso, aunque no lo cambio por las costillas ni loco.
- Y de postre una de las mejores cheese cake de la ciudad, un brownie de chocolate de lo más cremoso... Un amigo probó el sorbete de mojito, que no es más que helado de mojito con un lingotazo de ron, y otro una carrot cake que estaba buena pero no destacaba. Os los podéis saltar y lanzaros de cabeza por la tarta de queso. Confiad en mí.

En el apartado de pegas, solo 2:
1) Se peta todos los fines de semana, haciendo imprescindible la reserva y que reponer bebidas en los picos de trabajo del servicio a lo mejor se alargue un poco.
2) La cerveza es Bramante, conocida en el ancho mundo por "no es cruzcampo pero casi."

Ambas pegas son fácilmente perdonables al ir a comer a un americano que no te deja con esa sensación de "meh, son todos iguales" a la que los restaurantes americanos nos tienen acostumbrados. Teniendo en cuenta que además está muy bien de preecioa (unos 25 por barba con la bebida incluída), yo que tú, probaba.

09/09/2016

Pequeño oasis en el desierto de ideas originales en restaurantes en Madrid

Alright es un pequeño oasis en el desierto de ideas originales en restaurantes en Madrid, y un ejemplo del trabajo bien hecho. Hablar de comida americana en Madrid y que no sea cadena es muy difícil, hasta sitios míticos como Alfredo’s acaban siendo una “pequeña cadena”.

Cuando cenas en Alright tienes la sensación de que la persona que ha montado el negocio se preocupa de que la gente coma bien; y tal vez sea ese uno de los motivos por el que está en tripadvisor el número 3 de restaurantes de Madrid (ojo, recomiendo reservar antes de ir).

Los Nachos son magníficos, una textura totalmente diferente, hechos por ellos, merece la pena probarlos. Sobre las hamburguesas, el sabor de la carne es excepcional, de los mejores que he probado en una hamburguesa, al mismo nivel que otros sitios de referencia en la materia. Sobre las costillas, su plato estrella, increíbles, la carne se deshace sola, y el sabor de la carne aderezada con la salsa es muy bueno. Sobre los postres, cabe destacar el postre árabe, impresionante. La tarta de queso también estaba buena. Cabe destacar también el uso de patatas fritas peladas por ellos mismos, en vez de congeladas.

Detalles como invitarte a veces a alguna consumición o al postre, o que te digan que para un determinado postre han usado fruta que cultivan ellos, marcan la diferencia. Por no hablar que siempre tienen algún plato fuera de carta.

Tenéis más información, detalles y fotos de los platos que pedimos en nuestro blog:
zampurreando.com/2015/11/04/alright

02/05/2016

Miss Migas lo descubrió en marzo de 2015

Miscelánea americana con croquetas de trufa, risottos y otros platos llegados del catering familiar

Marzo 2016

je suis béatrice

Cierra los lunes...

14 de marzo de 2015

Miss Migas

Eso es recochineo.... ¬¬

14 de marzo de 2015

je suis béatrice

Que no, que es solidaridad, vaya a ser que te des el paseo...;-)

14 de marzo de 2015

Miss Migas

Si es por solidarizarse sugiere algo para este lunes :-) :-)

14 de marzo de 2015

je suis béatrice

Uff pues en lunes es difícil no acabar en Platea por desesperación,pero por ejemplo el Ars Vivendi en plan italiano yo creo que abre los lunes y el Candelita, creo que también ..

14 de marzo de 2015

acme

"Clara"mente se impone un Asia gallery aromatizado con kviar

14 de marzo de 2015

Yanzoo

Sitios por esta zona me interesan!! que a pesar de ser uno de los barrios más populosos de Madrid, la oferta (al menos la que yo conozco) es digamos "mediocre".

15 de marzo de 2015

acme

Como anécdota hasta hace nada este sitio estaba en el nº 1 de tripadvisor en Madrid (actualmente ha bajado en picado hasta el 2). Y yo buscando hoteles en tripadvisor...

15 de marzo de 2015

je suis béatrice

Miss,y ya si quieres experimentar prueba el Siniqual de Ortega y Gasset, abierto también en Lunes y con descuento del Tenedor. Que conste que yo a este solo he ido de menú con experiencia a veces muy bien y a veces correcto pero a la carta hay opiniones por aquí que no lo ponen mal. Y de paso me lo cuentas por si me animo a ir yo un lunes de estos...

15 de marzo de 2015

30/05/2015

Mayo 2015. Cena Domingo.

Confirmo. Este sitio viene a supervitaminar la zona, gastronómicamente al menos, más triste de Madrid.

Además, son muy,muy amables. Nos pusieron un rico aperitivo de falso rissotto y verduras (¿aperitivo en un burger?) y le tuvimos que decir "no" 10 veces al ofrecimiento de un pacharán, un vinito, un nosequé de despedida.

Carne de primera y punto bien gestionado. Patatas decentes. No se puede decir lo mismo del sandwich de pollo, algo simplón.

De postre, una tan sabrosa como escasa tarta de queso, que más bien era un flan.

Por ahora me quedo con las ribs y la chrysler (con cheddar) punto --



------
Abril 2015. Almuerzo Viernes.

Local en la Vaguada y, recién abierto, número 2 en Tripadvisor. Mal asunto.

Los residentes que nos las damos de finos le llamamos a esta zona Parque Norte para distinguirla de la zona más pegada al Centro Comercial, que aún hay clases. Hay alguno que hasta le llama Altos de la Castellana, que gilis hay de todo tipo y en todos lados. Con o sin eufemismos, entre las pocas features del barrio tampoco está la oferta gastronómica. De hecho, con Alright sucede algo insólito: Si alguien me pregunta que dónde puede comer por aquí, pues ya no le tendré que decir que coja el metro.

La zona no tiene nada y venir ex profeso pues sigo sin verlo. Imagino que en su business case habrán contado que es una de las zonas más densamente pobladas de ¿España?. Y la poca competencia, claro.

Dentro la cosa mejora. Local bien montado, con sus maderitas y sus sillas diferentes. Estupendo el servicio, amable, volcado y con mil detalles.

Carta habitual de burger bien y dos menús: uno por 10 en el que puedes escoger dos medias entre los entrantes y el ejecutivo a 17 y que incluye medio entrante y un principal. Ambos con bebida y postre, of course.

Íbamos con la idea de carta y no pedir demasiado pero el ejecutivo fue demasiado tentador y al final salimos rodando.... Y contentos oigan.

Muy buenos los nachos. Todo muy casero, hasta hacen ellos los totopos y el pico de gallo adjunto. Me gustaron más que la ensalada César, que en cualquier caso se dejaba comer.

Ojo a las ribs, especialidad de la casa, horneadas durante 48 horas y con un adictivo glaseado algo picante. Muy ricas.

También destacable la hamburguesa. Pedí la de queso de cabra, fuera de carta y que llegó al punto pedido. Buena materia prima aunque el queso se comía demasiado el sabor de la carne. Pan y patatas más que correctas.

Postre incluido pero no consumado. Sólo había sitio para un buen café, acompañados de galletitas de mantequilla. Y la cuenta en un mailbox con caramelos. Qué majos!.

Salir rodando por menos de 34€ total para dos.

Vamos, que me ha gustado. Alright entra en mi Champions de burgers madrileños, que es mucho menos polémica que la de japos del maestro Fanjul pero es que ésta es mía.

Agur

Yanzoo

Jajajaja los "altos de la Castellana" están donde el hospital del ébola que aún es muuucho más exclusivo.
Toda la razón en que con la densidad de población de este barrio podrían poner algunos sitios que dieran ganas de entrar. Buena pinta! Habrá que probar!

17 de abril de 2015

Elena B

Lo probaré sin duda, pero no dejéis de probar "La Ilustración", a unos metros... Súper recomendable (yo diría que lo más decente de la zona).
: )

3 de noviembre de 2015

acme

¿El que está al lado y pone la terraza en la acera "de arriba"?

3 de noviembre de 2015

Felipe

acme, ¿vives en el barrio?

3 de noviembre de 2015

acme

Viví hasta el mes pasado

3 de noviembre de 2015

Felipe

cachis, yo vivo allí desde hace dos años.

3 de noviembre de 2015

acme

buen barrio

3 de noviembre de 2015

Elena B

Creo que no...Es uno que está un pelín hacia los "Arcos" de la Vaguada, y pone "La Ilustración". Lo comenté hace tiempo, y de verdad que merece la pena... Súper recomendable La tosta de foie o los crepes de espinacas ... ya me contaréis...

: )

3 de noviembre de 2015

08/09/2015

Rica y honesta comida americana

Segunda visita un martes de septiembre a la hora de la comida y confirmadas las buenas impresiones iniciales.

Ricos los nachos para compartir, con totopos caseros. Excelente las costillas a la barbacoa, cocinadas durante 48 horas, con lo que a pesar de ser bastante gruesas quedan tiernas y jugosísimas, con una adictiva salsa barbacoa casera. E igualmente impecable el sandwich de pulled pork, dos piezas con la carne melosa y abundante y una riquísima salsa que, como única pega, y dado que es bastante intensa, tal vez no debería ser tan abundante. De postre, una muy ligera carrot cake casera acompañada con una salsa de naranja que, aunque no es lo habitual, le va muy bien.

Todo ello, acompañado un par de coca zero, grandes dosis de honestidad y simpatía a raudales, por 33 euros para dos personas. Sin duda, lo mejor de la zona y uno de los mejores sitios para disfrutar de este tipo de comida en Madrid.