Este restaurante alcarreño de alma soriana fue siempre una referencia gastronómica de prestigio conducido día a día, año a año y a pie de obra por Jesús Velasco, propietario y mentor del establecimiento y su inseparable Eugenio Collado.

descripción completa de Amparito Roca Madrid

Ordenar por:

relevancia fecha

21/05/2017

Gath lo descubrió en julio de 2016

Igual planteamiento y calidad de cocina que en Guadalajara.

Mayo-2017

El restaurante Amparito Roca supone el traslado a Madrid del restaurante, de igual nombre, que durante muchos años significó un lugar de referencia en Castilla la Mancha para los aficionados al buen comer.

El origen del nombre, como él mismo ha comentado en muchas ocasiones, son el recuerdo de las fiestas de su pueblo: Atienza (Guadalajara). Allí era costumbre comenzar y finalizar las fiestas, con el pasodoble Amparito Roca. De ahí el nombre.

Desde su anterior emplazamiento y motivado por su excelente oferta culinaria, representó un lugar de unánime reconocimiento, tanto de crítica como de público. Reconocimiento que además de concederle premios, se traducía en un constante llenado de su local, y no solo con público de la ciudad, o de las ciudades cercanas, sino con muchos clientes de la capital, - algunos de "rancio abolengo"-, que conducían los 100 km, entre ida y vuelta, que separaban el anterior local de la capital.

Junto con otro afamado establecimiento ubicado en Las Pedroñeras (Cuenca), fueron, durante muchos años, las dos máximas figuras, por no decir únicas, de la oferta gastronómica de la comunidad castellano manchega.

Pueden leer la reseña completa en comercongusto.es/amparito-roca

--------------------

17-9-2016. Mediodía.

Buena noticia para los disfrutones y amantes de la buena mesa de la capital, el aterrizaje de Jesús Velasco , en el local del antiguo Higinio's, cocinero que desde su casa madre en Guadalajara, ostenta desde hace muchos años el reconocimiento con dos soles así como, y esto quizás sea lo mas importante, de una afición fiel y leal que llena sus salas de manera continua y no solo para los habitantes del corredor del Henares, sino de la propia capital.

Esos mismos, que al enterarse de la apertura, empiezan a acercarse por el local capitalino, con sonrisa de oreja a oreja, en busca de repetir los buenos momentos pasados en su casa madre, y de paso, evitarse los 100 km entre ida y vuelta.

Desfile de saludos, risas y abrazos a la llegada y a la salida. Si, nosotros también fuimos abrazados.

No conocí la sala, por aquello de que lo vas dejando y dejando, por ello no puedo decir si hay cambios en ella y caso de haberlos, si son importantes o menores. La impresión es buena, elegante, espaciosa, luminosa, con mesas bien vestidas y con buena separación entre ellas. Personal de sala, bien vestidos, atentos al cliente , sin agobios.

Carta de vinos de corte clásico, fiel a su estilo, aunque algo mas amplia que en su casa madre, de este apartado y por hacer honor a su procedencia y ademas porque nos gusta y mucho, un Finca Rio Negro, una gewürztraminer de Cogolludo (Guadalajara) con crianza sobre lías durante 4 meses, con cuerpo, con regusto, ....

El aspecto comercio difiere poco de las propuestas originales: carta, un menú corto y uno largo, que permiten apreciar la variedad de su cocina, platos tradicionales y platos donde presenta algunos guiños de modernidad y atrevimiento, pero todo contenido, sin olvidar sus raíces culinarias. Obviamente, cuando uno es asiduo desde hace muchos años, a su cocina, las posibilidades de sorpresas son prácticamente nulas, lo cual, no es malo, es importante tener una lista de "lugares de confianza" y éste, forma parte de dicha lista.

Para aquellos que no conozcan el estilo de este cocinero, él personalmente acude a tu mesa, te pregunta por tus gustos, y te permite cambiar los contenidos de los menús, se acercará varias veces por tu mesa a preguntarte, el objetivo es que salgas satisfecho de su casa.

Pues entre, esto me gusta, esto no me gusta, finalmente el menú grande para tres personas con buen saque, incluyendo platos de sustitución, ha quedado de la siguiente manera:


- Torreznos. En su estilo, carnosos, perfectamente fritos, sin grasa residual. Un manjar.

- Escabeche de moluscos con espuma de mar. Sabor de mar en boca.

- Ensaladilla donostiarra con caballa. Buena, no es la mejor de las gozadas, pero es agradable y se deja comer.

- Escabeche de bonito y perdiz con verduras (plato de sustitución). Segun me cuentan, estaba bueno.

- Tartar de atún. Buen producto, buen corte y sabor, aunque, para mi gusto, le faltaba un poco de alegría.

- Ajoblanco con reducción de tempranillo, aove, corteza, arenques. Uno de los platos emblemáticos de la casa. Plato para repetir y recomendar.

- Ceviche de mero y salmón con un toque de mango. Su versión del ceviche, ahora tan de moda en multitud de restaurantes. El toque de mango le aporta un contraste de sabor muy agradable, aunque a los puristas es probable que no les convenza.

- Canapé de foie. Servido con unas verduras escabechadas que pueden con el sabor del foie.

- Chipirones con fondo de asadillo, algas y almendras. Otro de los platos característicos de la casa. Muy refrescante y que no pierde con la distancia.

- Pochas con avío de fabada. Otro de sus clásicos, un plato que gusta a todo aquel que lo prueba, y he sido testigo de ello en varias ocasiones.

- Callos. Su versión, no están malos ni mucho menos, pero, al menos hoy, le faltaba alegría.

- Pargo sobre cama de tomate. Plato correcto.

- Solomillo con foie y salsa de mostaza (plato de sustitución). Según me cuentan, estaba muy bueno,

- Infusión de hierbas de la Alcarria. Uno de los postres clásicos. Refresca y limpia. Sabores naturales, de campo, donde destaca la infusión de tomillo.

- Cremoso de chocolate con helado al aroma de rooibos. Clásico postre para los amantes del chocolate.

Cafés con hielo, ponen punto final a esta primera visita al local capitalino, que no impedirá la visita a la casa madre, allí esta abierta domingos, lo que motiva, mientras se pueda, tener dos sitios de confianza, con la misma excelente cocina.

Alvaro Armenteros

Notición. Pero la casa madre sigue operativa, no? Uno de mis sitios favoritos

23 de julio de 2016

Gath

No te puedo contestar Alvaro, hace algun tiempo que no he ido por la casa "madre". De las declaraciones de Jesus no se desprende que piense cerrar la casa madre, ni siquiera cual es el destino de su nuevo local, de ahi mi sorpresa al pasar esta mañana por este, y ver que hay dos cristaleras rotuladas con el emblema y nombre de Amparito Roca.

23 de julio de 2016

Alvaro Armenteros

Jose Luis, estaba Jesús oficiando en tu visita?

18 de septiembre de 2016

Gath

Si, alli estaba de cuerpo presente.

18 de septiembre de 2016

Alvaro Armenteros

habrá que ir a presentar respetos :)

18 de septiembre de 2016

Miss Migas

No podría haberlo contado mejor. De acuerdo al 100%.

22 de septiembre de 2016

06/05/2017

Redondo

Cena Mayo 2017,

Primera visita a uno de los restaurantes que desembarcan en Madrid tras su triunfo allende de nuestras fronteras, en este caso, según he comprobado con mayor acierto.
Apertura excepcional en un festivo, con poco público y ambiente tranquilo.
Lo que mas nos ha sorprendido y que resulta diferenciador es la actitud del chef Jesús Velasco, pura campechanería y buen trato que desde que llegas a la mesa hace que te sientas no como en casa, si no mejor. El resto del personal es atento y servicial aunque algo frío.
Ambiente de clientes fijos y corte clásico.
Nos decantamos por el menú degustación el cual nos sugerieron modificarlo a nuestro antojo, aunque nos dejamos llevar y no hicimos ningún cambio.
Fueron cerca de 8 platos donde destaca por encima de todos el ajo blanco. Es un plato sencillo, pero aquí adquiere toques de esquisitez, Solo por probarlo, merece la pena venir.
También detacaría por encima del resto la ensalada templada de chipirón y la infusión fría de hierbas de la alcarria.
El resto a buen nivel, con unos callos ligeros y agradables y unos tartares atun y steak perfectos.
Nos sorprendieron unos postres algo deslavazados como única nota negativa.
Maridado con vinos clásicos (albariño, rueda, rioja, ribera) que acompañaron perfectamente.
El conjunto fué muy bueno, ya que mezcla armoniosamente platos clásicos con toques modernos.

Total 62€ pax.

Gath

Buena reseña @Javier B. Me has recordado que tengo que volver por alli, ha pasado ya mucho tiempo desde la última visita, y eso no puede ser.

hace 7 meses

Alvaro Armenteros

100% de acuerdo con tus apreciaciones sobre Jesús. Un gran tipo. Conozco bien su casa de Guadalajara y veo que está va por la misma línea. Y no parece que haya subido mucho los precios respecto a la casa madre.

hace 7 meses

20/09/2016

Enamorada de sus pochas y su ajoblanco

Septiembre 2016

En el antiguo local que ocupaba Higinio's, en plena milla de oro, ha aterrizado hace bien poco este restaurante procedente de Guadalajara, donde ya tiene un público fiel y rendido a sus pies.
Con una estética sobria y elegante y, el día de mi visita, una clientela mayor y de cierto poder adquisitivo (muy del barrio, yo era la más joven allí), Amparito Roca Madrid además de un pasodoble es el restaurante que regenta Jesús Velasco y que nos regala cosas tradicionales tan ricas como unos soberbios torreznos, las pochas con avíos de fabada o el mejor ajoblanco que yo he tomado nunca.
Los precios son correctos teniendo en cuenta la localización y el estilo del sitio y el servicio es atento y cercano. En la carta también hay guiños a lo que hoy está de moda (tartares, ceviches, espumas...) aunque en mi caso prefiero los clásicos de siempre.
El típico lugar con el que triunfar si quieres llevar a tu familia, y comer bien.
Menú degustación largo a 62€ con maridaje incluido y a lo que hay que sumarle el café y el servicio de pan. Total, 67€ por persona.

Alvaro Armenteros

Ese ajoblanco está de muerte.

17 de septiembre de 2016

Miss Migas

En efecto, para mí el mejor que recuerdo haber comido nunca.

17 de septiembre de 2016

19/09/2017

Sitio muy serio (en el buen sentido)

Comida septiembre 2017

D. Jesus es un killer y sabe manejar la sala como nadie.

Nada nuevo bajo el sol: menu largo , muy tradicional, con platos de toda la vida. muy ricos ("me se" siguen saltando las lagrimas con el ajoblanco, aunque hoy las pochas y el morcillo me han hecho levantarme a hacer la ola)

Nos hemos puestos puos con un rueda de Segovia (si, si, Segovia hace vino de Rueda, y muy rico)

Sigue siendo una gran RCP para el nivel que estamos hablando (60 € para arriba)
-------------------------------------------------------------

Cena noviembre 2016

Los sitios buenos son sitios buenos, se llamen kitchen 154, A'barra, mad grill o diverxo, tasqueria o lakasa. Lo importante es pasarlo bien y disfrutar, y que realmente estes recibiendo un justo servicio por lo que estas pagando

Y en este Amparito Roca en version madrileña pasa eso: está muy requetebien para lo que pagas, pues es una cocina muy seria (tradicional) muy bien currada pero con unos toques modernos que hace que disfrutes del producto con sabores actualizados a un precio nada bajo pero mas que justificado (vamos, una RCP cojuda)

Por supuesto tienes que saber que esto es territorio rancio carrocil, es decir, pleno barrio de Salamanca con media de edad de 60 (y eso porque habia dos mesas de treintañeros que si no nos vamos a los seventysomething), donde el servicio es muy de la vieja escuela (distante pero muy profesional y muy atento) donde te sientes atendido en todo momento.

Don Jesus, como le llamaban los camareros, recomienda muy bien con un punto cercano que siempre viene bien y esta atento a que toda la orquesta funicone correctamente. Y si que se nota, sobre todo con los tiempos entre platos que fue perfecto.

Como era la primera vez, nos metimos el menú largo y asi probamos de todo:

- Ensaladilla
- Croquetas
- Tartar atun
- Ceviche
- Ensalada bogavante
- Ajoblanco
- Chipirones
- Hamburguesa
- Arroz
- Callos
- Sorbete de tomillo
- Teja

Aun asi nos lo acortaron un poco porque ya no podiamos mas, con lo que os lo recomiendo mejor para comer o gente de buen saque

Todos los platos fueron de 8 para arriba, aunque yo destacaria el ceviche (superacido) y la hamburguesa (picantita, quemada por fuera y cruda por dentro con una salsa adictiva). Pero sobre todo los callos (clasicos y picantes, con este plato no se juega) y el ajoblanco (cada cucharada sabia distinto)

Para beber, el menu incluia el vino, que fue un rico verdejo al principio pero sobre todo un Marques de Vargas,clasico tinto riojano. Perfectos ambos dos.

¿El precio? 64 ~por barba. No es barato, no. Pero fue todo un homenaje que hay pagarlo y a mi me parecio una RCP muy buena. Anda que no hay sitios que sales a 50 pavos por un primero a medias, un segundo y un postre a medias, que no recuerdas que comiste al dia siguiente. Aqui si.

Alvaro Armenteros

Don Jesús es el amo. Por cierto, ¿alguien sabe si la casa original en Guadalajara sigue abierta?

hace 2 meses

05/11/2016

Estupendo sitio

No conozco la casa madre en Guadalajara, pero a Amparito Roca en Madrid le auguro un buen futuro, con la única duda de si conseguirá vencer la maldición de ese local de Juan Bravo, donde antaño lo intentaron Sergi Arola, Andrea Tumbarello o Higinio's. Esperemos que esta sea la buena, porque el chef Jesús Velasco y su equipo bien lo merecen.

Ofrece una cocina de mercado manchega tradicional traída al S. XXI, dispone de varios menús degustación y carta, no demasiado extensa pero bien cubierta. Entradas muy variadas (excelente el ajoblanco) y bien elaboradas. Después, algunos pescados fuera de carta y variedad de carnes típicas de La Mancha (caza, solomillo, cabrito…).

Servicio muy amable, con el chef al pie del cañón pendiente de todo detalle.

Precio medio 50-60€.

La experiencia ha sido buenísima, a no mucho tardar regresaré.

21/10/2016

Cena 14/10/2016

Local con poco cambio respecto al anterior Higinio´s, viernes 22.15 sitio lleno y doblan alguna mesa.

Aperitivos:
-Copa con berberecho y crema de limon, a mi me sabía más a fruta de la pasión... y eso 1 berberecho.
-Ensaladilla, rica de sabor aunque se le notaba el frío de nevera.

Seguimos recomendaciones y compartimos de primero:
-Jamón, sin mas.
-Pochas con avío de fabada, muy muy buenas, espero repetir.

Ya de segundo:
-Tartar de atún, fresco y bien condimentado.
-Cocochas, ricas.
-Escabeche de caza, tal como lo sirvió el camarero lo vio el chef y se lo llevo, creemos que para deshuesar porque ni nos dio tiempo a verlo.
-Solomillo a la japonesa, muy bueno.
Todo con Malleolus.... cuenta alta.

Si no te gusta que venga el chef a hablar contigo no es tu tipo de restaurante, pero a mi me pareció muy agradable y para nada invasivo.

05/09/2016

Cocina de mercado de super nivel

Pues como dice el título, un sitio para disfrutar de una cocina de mercado con mucho nivel.

El local es muy agradable con muy buen espacio entre mesas, el servicio siempre atento y magnífico el toque personal que le da Jesús (el propietario del restaurante).

La comida nos encantó, el salpicón de marisco, las cocochas, el arroz de pata y morro, chuletitas de cabrito, morcillo estofado... Un festival de guisos y productos muy bien hechos.

La carta de vinos muy correcta.

Sin duda repetiremos!

Gath

Me alegra leer tu opinion. Conocemos las bondades de la casa madre en Guadalajara, pero aun no hemos visitado este local. Habra que ir por alli pronto.

5 de septiembre de 2016

Alvaro Armenteros

Gran noticia. Super fan de Jesús Velasco

5 de septiembre de 2016

26/05/2017

Buena cocina, buen producto, buen ambiente, buena cuenta

Claramente cumple expectativas, cubre todos los básicos con nota: Local bonito y respetando la intimidad (mantiene algunos toques de Higinio´s, pero está menos neoyorkino y más español agradable), camareros bien entrenados, carta de vinos muy correcta y recomendación adecuada (Hitos, nos gustó mucho), compartimos las pochas con verdinas (excelentes), muy cremosas, la menestra, buenísima y el revuelto de huevo, patata y jamón, que es sencillo pero rico.
El único "pero", pedimos el escableche de caza y estaba demasiado frío, que ya sé que no se toma caliente pero no tan de la nevera que no se terminen de captar los sabores y la salsa esté sólida. Aun así estaba bueno. Además tomamos chuletitas de cochifrito o algo así, plato sencillo pero fantástica ejecución. De postre la torrija, de pan brioche, buena sin alcanzar el nivel materno. Los precios ajustados para la calidad del producto y de la cocina. En resumen, de lo mejor que he comido últimamente, lástima el fallo del escabeche.
Ambiente variopinto a mediodía: hombres de negocios, parejas del barrio, grupos de amigos y amigas, pero se notaba que estaba todo el mundo disfrutando.

26/09/2016

Buena cocina, apertura a tener en cuenta

Amparito Roca viene a ser algo así como BUENA COCINA, que no es poco.

Ante la avalancha de inauguraciones de renombre en Madrid, nos apeteció probar la aventura de Jesús Velasco en Madrid (en el lugar en el que en otro tiempo estuvo Hignio´s). No he asistido a muchas de estas inauguraciones sonadas, pero me aventuro a decir que pocas, muy pocas estarán al nivel de Amparito Roca.

Es un local sin fruslerías, que no quiere decir que esté falto de diseño y cariño, aunque algo subido de cantidad de luz. Ahora parece que si no te lo hadecorado “pinchurrin con apellido compuesto” y si no te has gastado una millonada, no eres nadie. Y no, no es así.

Hay que destacar también su personal (todos, desde el primero hasta el último), me ha parecido de lo mejorcito que nos ha atendido en los últimos tiempos, es cierto y así hay que reconocerlo.

Así sí se viene a Madrid a triunfar, desde la tranquilidad, recetas medidas, estudiadas y requeteprobadas hasta conseguir el sabor particular y el punto justo. Nos pusimos en la mano del propio Jesús, que atendió a todas las mesas para pedir la comanda, nos hizo algunas preguntas para crear un menú a nuestro gusto y sin duda acertó.

Si quieres seguir leyendo, la crónica completa así como fotos del menú y los platos en lamandarinavaliente.wordpress.com/2016/09/22/amparito-roca-madrid

Ratatouille + seguir 300 sitios, 34 seguidores

30/11/2016

He llamado para reservar y no aceptan a niños pequeños
Impresionante
He ido a cientos o miles de restaurantes en mi vida y NUNCA me habían puesto ningún problema
Que les vaya bonito

Beefeater

Que falta de visión de negocio, no lo entiendo, cuando unos padres deciden ir con sus hijos a un restaurante de "cierto" nivel lo que hay que hacer es felicitarles. ....
Muy mal, muy mal.... no te olvides Jesus que estos serán los clientes del futuro.

hace 9 meses

Alvaro Armenteros

Incomprensible. Yo he estado varias veces con niños en la casa madre de Guadalajara y la experiencia es diametralmente opuesta. Los niños fueron siempre los mejor atendidos. ¿Que pasa, que en el barrio de Salamanca no es elegante ir con niños?

hace 9 meses

Miss Migas

Yo si es por ese ajoblanco me planteo una ligadura de trompas...

hace 9 meses