Este sofisticado y asequible restaurante & lounge bar situado en el local del antiguo y emblemático Club 31 maneja un producto de primera donde el atún es parte principal de su carta además de todo lo mejor del día. Tiene una fórmula de menú cerrado que hace que su precio sea imbatible para lo ofrecido ¡Imprescindible!

Ordenar por:

relevancia fecha

03/12/2016

Para ocasiones especiales

Cena jueves - noviembre 2016

Inmejorablemente situado, entre la Puerta de Alcalá y la Cibeles, se encuentra ARAHY, un restaurante elegante y bien puesto, el clásico sitio donde debes llevar a tu pareja si quieres triunfar.

Dejándonos aconsejar por las recomendaciones del Chef Mundi, tomamos media de unas deliciosas alcachofas confitadas, y media de tartar de atún picante y de pez mantequilla con trufa. Buen comienzo.

De segundo para compartir una fresquísima urta con una suave bilbaina, excelente producto delicadamente tratado. Quizá la mejor urta que hayamos comido jamás. Un 10.

Terminamos con una tabla de quesos, curado de oveja, azul y de pasta. Muy ricos, aunque es un pequeño fallo no explicarlos.

Aparte de comer, también bebimos de lujo, con la comanda nos acompañó un rioja reserva "200 Monges" y para los quesos unos generosos de Sánchez Romate, que un día es un día. De propina una agradable charla con la joven sumiller.

Aunque ya habíamos estado barreando, no conocíamos la parte de restaurante y tengo que decir que nos ha encantado. Productazo, bien tratado y precios acordes, aunque de vez en cuando mola darse un capricho. Un sitio del que casi no se habla y en el que se come francamente bien.

Te recomendamos otro sitio que también te puede gustar

Sasha Boom

Cocina fusión asiática con toques de la gastronomía peruana, mexicana, mediterránea y de Oriente Medio.En los fogones de Sasha Boom se cuecen platos orientales ...

15/10/2016

Producto, elegancia, clásicos actualizados, fantástico precio.

Octubre 2016

01/06/2016

muy buena primera impresión

Ubicación muy céntrica, justo al lado de la Puerta de Alcalá

El local tiene una primera zona de barra, llamativa. Después se encuentra el salón decorado en madera, como es tendencia últimamente, pero con demasiados toques clásicos, en especial los sofás/sillones, que además no son muy cómodos, lo cual arreglan mediante cojines. En general la estancia es agradable aunque recomendaría más detalles actuales.

Respecto a la comida, muy buena la ensaladilla y los trozos de atún picantes, plato estrella de la casa, como pudimos comprobar, prácticamente todas las mesas lo pedían. La textura del atún simplemente exquisita. Eso sí, para mi gusto el toque picante no aporta al plato, pero entiendo es cuestión de gustos.

A los segundos, rodaballo y virrey, ambos correctos, pero no excepcionales.

Los postres, a muy buena altura, en ambos casos: copita de mango y milhoja de crema y nata.

Vermút, dos copas de vino, agua y dos cafés por 136 euros.

No es barato pero las sensaciones generales son de gran restaurante. A mejorar, los segundos probados, pescado, la próxima vez probaremos la carne a ver qué tal.

12/05/2016

Nuevo Restaurante en una sala clásica

Arahy ocupa el lugar que tenía el Club 31 y luego el 31 en la calle de Alcala muy cerca de la Plaza de Independencia. Es decir ocupa una sala mítica que además está muy bien para un Restaurante.

Este Restaurante abrió en Septiembre y su dueño era uno de los socios en El Mentidero de la Villa que era un excelente Restaurante del que siempre salí contento.

Estuve en el Restaurante en una cena de la Asociación de Gourmets de Madrid y aunque la comida fue buena, la sensación fue de que la cena había estado por debajo de las expectativas y del lugar.

Explico el porque, los dos platos calientes el canelón de boletus y trufa negra y el solomillo de vaca vieja llegaron fríos a la mesa, los tacos de atún, excelente calidad de producto y plato fuerte de la casa no emocionaban, el postre trilogía de chocolate no decía nada.

Nada grave en un restaurante cualquiera, pero en un sitio de este nivel se espera algo más.

El servicio de Sala muy atento y sin molestar, la sumiller era todo simpatía y los vinos si fueron una agradable sorpresa, todos ellos de la bodega Ovidio García de Cigales.

En fin habrá que volver otro día para mejorar el sabor de boca.

26/04/2016

Me gusta

Me gustan los lugares en los que se nota la profesionalidad de los que te atienden. Cena agradable de principio a fin.
Probamos: unas alcachofas que estaban francamente buenas, la ensaladilla y el plato estrella de la casa, el atún rojo, en tacos picantes con wakame y el tiradito con oliva, trufa, cebolleta y lima. Los dos muy buenos, no sabría con cual quedarme.

03/04/2016

Marzo 2016. 3*-
Con cierta cautela nos acercamos a probar este nuevo restaurante en el local del antiguo Club 31.

Para esta excursión optamos por quedarnos en la zona de barra y mesas altas, un tanto fría pero suficiente. El salón al fondo, nos recordó al de Caray aunque este último es mucho más amplio y bonito.

Ambiente ranciete, edad avanzada y bastante gomina, algo que choca con el servicio, jóven, inexperto y con formas y más de bar malasañero que de un sitio fino. Curioso

Pedimos todo al centro, tapeo que, sin estar malo, no recordaremos (de hecho ya se me ha olvidado) a excepción del atún, una de sus especialidades, rico y a precio aceptable.

En cuanto a vinos, carta un tanto subida del que rescatamos un rico La Suerte de Arrayán (19e) que gustó por unanimidad.

En diario (aunque imagino que en fin de semana es igual) antes de las 12 de la noche desfila todo el mundo, incluido el cocinero, y aquello queda matarile así que no es opción de copa tranquila como en un principio su barra podría indicar.

De precio, sin pedir demasiado, cena tapeo ligera y un par de botellas de vino para 4 rozó los 30pp. Bien, venga, vale pero no. Por la cantidad pedida y saliendo más felices se me ocurren unas decenas de locales.

Alforomeo

Qué lástima. A mí me encantó la zona de restaurante, aunque es verdad, si eres de los que cena tarde, te quedas solito.

3 de abril de 2016

01/02/2016

un nuevo favorito en Madrid

He ido una vez y tengo que repetir para ver si las primeras vibraciones, buenísimas, se repiten pero me encantó la sala (aunque como en muchos sitios de Madrid adolece de la mala gestión que el decorador ha hecho de los materiales que convierten el local en una cacofonía de ruidos) y el servicio. Muy buena carta, excepcional materia prima (el atún rojo es imprescindible, y su tartar una delicia) y buenos vinos. Me encantó. Tiene un reservado estupendo y el sitio, aunque está abierto recientemente, promete ser un must de Madrid

Jorge

en las fotos se ve muy formal, como de comida de negocios, no? qué te ha parecido, Fernando, cuántas estrellas le pones?

22 de enero de 2016

spider72

desde fuera se ve una barra muy muy chula para gintos. alguien sabe si hay ambientillo?

1 de febrero de 2016

Alexo

Este es el antiguo Siglo XXI..?

1 de febrero de 2016

Avelio

Muy buena pinta. Un acierto poner en carta medias raciones. Este me lo guardo para el finde.

1 de febrero de 2016

Jesús Bertrán del Pi...

Alexo, es el antiguo club 31 :)

1 de febrero de 2016

Alexo

Gracias Jesús.

2 de febrero de 2016

24/10/2015

Gath lo descubrió en septiembre de 2015

Cocina interesante. Decoracion de otras epocas.

Ubicado en el local donde se encontraba el restaurante El 31.

24-10-2015. Mediodia

Primera visita a este local, donde, no hace muchos años, estaba instalado uno de los restaurantes mas visitados por la burguesia madrileña.

Y algo, por no decir mucho, aun se respira en la sala. Quizás sean las mesas, los sofas, la decoración, tal vez sean las maneras de manejar la sala, o tal vez una mezcla de todo ello, en cualquier caso, supone una inmersión en los usos y costumbres gastronómicas de una determinada clase social madrileña.

Dicho esto, salvo el excelente manejo de la sala, la decoración no me ha gustado nada, acepto que pueda tener un publico que se sienta feliz en este entorno, pero no es mi caso.

Como dije antes, muy bien el manejo de la sala, gente joven, muy atenta, muy dispuesta, explicando los platos, con muy buenas maneras.

Carta de vinos interesante, muy variada y precios muy razonables. Hoy tocaba rosado, y de su oferta nos hemos decantado por un Arrayan, DO Mentrida, que no ha desentonado.

Carta corta, manejable, con propuestas interesantes, sobresaliendo un capitulo dedicado al atun. Tonica general de la carta, precios razonables.

Aperitivos consistentes en unas aceitunas tipo gordal, ligeramente aliñadas; mantequilla salada y unas chistorritas. No empieza mal.

Comenzamos con su afamada Ensaladilla casera con virutas de bogavante y bonito. Confieso que el bogavante ni lo he visto ni lo he saboreado, aunque esto ultimo no es fiable, dada la semi gripe que llevo encima. Pero la vista no falla. Por otra parte, y reconociendo el buen sabor, parecia mas una pasta que una ensaladilla con formas clásicas.

Aceptando el consejo de la jefa de sala, - joven muy atenta y agradable -, seguimos con unos Boletus y niscalos con aceite de trufa. Muy buen producto, muy bien tratado, pero exceso de aceite, que afectaba excesivamente en el sabor.

Rape a la brasa con sus verduras y su refrito de ajos. Buen producto, buen plato, pero al igual que otros muchos disfrutados en otros lugares.

Atun rojo picante, alga wakame, salsa chipotle y mayonesa con wasabi. Platazo. Mucho se ha hablado acerca de la pasión que siente el chef por este bicho. Me temo que se han quedado cortos. Si digo que esta muy bueno, lo estaré valorando a la baja. Plato de aplauso y de recomendación

Tarta fina de manzana al horno con helado de caramelo. Tarta correcta, ni mejor ni peor que otras muchas probadas en otros lugares.

Cafes con hielo y petit fours, ponen punto final. Coste total 118€/2pax.

Interesante carta, he visto en mesas cercanas servir platos sugerentes, entre ellos unos buenos cortes de carne acompañados de patatas souflees, con tan buena pinta que habra que explorar.

spider72

Como anda de precio y de estilo según la carta, JL? No se ve en la foto. Será Club 31 segunda parte? El local como local es normalito, quitando que está al lado de la P de Alcalá

11 de septiembre de 2015

Gath

Reconozco que la foto es muy mala. Cuando la hice, estaba cerrado, por ello no pude ver el interior. A nivel de precios, parecen contenidos, con un estilo de cocina mas "para todos los publcos". El chef procede de El Mentidero de la Villa.

11 de septiembre de 2015

27/09/2015

De otra época con mucha calidad

Ya tocaba un sitio sin mantelillos, y allá que fuimos, a ver cómo había quedado tras el cierre de El 31. La decoración es la misma prácticamente, pero es que Higinio y su mujer Marta (los de Higinio's) le habían echado bastante pasta a la remodelación y estaba nuevo, pero sigue siendo demasiado demasiado clásico, pelin rancio la verdad. Está fuera de esta época tanto en decoración como en la carta, tiene que modernizarse y hacer algo un poco original o novedoso.
El público sigue siendo el mismo, mayores de 40, parejas, grupos de amigos de toda la vida pijos y señores y señoras del barrio de Salamanca tirando a abuelos con pasta, ah, y algunos guiris japos que los deben de enviar de los hoteles cercanos. El ambiente es ése, no os esperéis hipsters ni modernos, ni animación vaya. Todo es muy muy calmado.

Sobre la comida, una vez que estábamos tan cómodos en su sofá, en su mesa amplia para dos, empezamos con lo importante ¡¡¡Ponen mantequilla salada buenísima!!!, eso ya te da alegría, un pan bueno y esa mantequilla aseguran calidad. De aperitivo las chistorras rojas de toda la vida (las de la taberna del alabardero, de dantxari...), muy buenas, mortales para el estómago y claramente poco glamourosas. Tras la sorpresa de la mantequilla, llega la sorpresa del vino, carta corta pero muy muy ajustada de precio, hay buenas referencias incluso por menos de 20 euros, el Malleolus a 37, y ninguno demasiado caro y servido a su temperatura. Gran punto.
La carta no es larga, no pido nada de fusión japo peruana ni tartares de color y sabores raros, pero todos los platos son de típico restaurante burgués madrileño (a lo mejor es la maldición del local, que te deja anclado en los años 40). Eso sí, la calidad es realmente buena, de precio rondan los 20-25 euros, menos sablazo que el 31. El atún rojo es la especialidad y estaba espectacular y la carne, wagyu, fantástico y muy bien preparados, al punto solicitados. El detalle de acompañar la carne con patatas souffle es como lo de la mantequilla, de nivel. Los postres los clásicos, souffles, crepes, tarta de limón, texturas de chocolate..., tómanos souffle y estaba muy bueno nos hubiera gustado tomar los crepés suzette pero se les había roto no sé qué del carrito y no los podían hacer, una lástima.
Deberían innovar en general, en la carta, en el local..., le están poniendo mucha ilusión, se percibe, el chef es el dueño y estuvo encantador, el servicio es muy bueno pero falta algo (salvo que tengas más de 80 palos y busques eso precisamente, tener una experiencia Cuéntame de los 50 con dinero), no se puede abrir un restaurante en Madrid ahora mismo sin nada que te caracterice de verdad y aspirar a durar más de un año. Dicho eso, todo está buenísimo y el servicio es de los mejores.

spider72

mmmm a mi éste me puede cuadrar a pesar de tus peros...Higinio´s aunque sin descuento duele mucho, tiene ese "algo" que a mi me gusta. Ese servicio y ese cuidado antiguo que imagino que también le ponen en éste.

Alguna idea de porqué ese nombre, Arahy?

21 de octubre de 2015

Gath

Spider: Al frente de Arahy esta José Ynglada, chef del Mentidero de la Villa durante 16 años y más conocido, en la profesion, como Mundy. Arahy (como ha bautizado al proyecto) es el nombre de su mujer. Pero también un vocablo procedente del indio americano, Arahy significa cambio.

21 de octubre de 2015

spider72

anotado...hoy he hablado con un amigo (sí, aún me queda alguno) y me confirma que cenó muy muy bien aquí, aunque precios en torno a 50-55 eur por cabeza si eres de la clasificación de los gochos (de los que yo soy)

22 de octubre de 2015