Ordenar por:

relevancia fecha

13/08/2012

Gigante barra de pintxos

Un poco saturado de guiris y con un control de los pinxtos algo mas severo en cuanto a formas que el resto, imagino que precisamente porque alguno se le habrá ido sin pagar alguna que otra vez.

Aun así, lo importante es comer bien y que lo que te ponen esté bueno y eso es lo que paso: los pintxos geniales, la tortillad e patatas estaba en su punto, al igual que el pulpo.

Taburetes anclados al suelo

13/11/2009

inaki lo descubrió en enero de 2009

La mejor barra de pintxos

La barra de este bar rebosa de fuentes de pintxos; son de lo mejorcito de Donostia, y por extensión de la Vía Láctea. Pasarse por el Aralar, en la ronda de pintxos, y pedirse un plato para ir llenándolo con las exquisiteces de esta barra es una experiencia inolvidable. Se me hace la boca agua al recordarlo, según escribo estas líneas. También se puede comer, en plan informal, de raciones. Los revueltos y tortillas son insuperables, sobre todo regados con txakolí de Getaria. Una comida sale a casi 30€ por persona, pero lo merece.

27/03/2009

EL PINCHO EN ESTADO PURO

Ha cambiado mucho desde 1994, la primera vez que lo visité. Entonces los camareros se fiaban del cliente para cobrar los pinchos que se habían tomado, era la tradición. Unos años más tarde advertí que el turismo en masa había acabado con esta tradición y te cobraban los pinchos con antelación, única mancha que poner. Los pinchos afortunadamente no han cambiado, si realmente queréis un bautismo en esa especialidad gastronómica vasca, os aconsejo que comencéis por Aralar, la quintaesencia del pincho. No sé si después del atracón, acompañado de un zurito de cerveza o un txakolí, podréis comer mucho más ( a mi me cuesta), pero ¿para qué se inventó la gula?