Este sitio ha cerrado, si crees que esta información no es correcta: ponte en contacto con nosotros

Ver otros restaurantes de carne en Madrid

Asador Arizmendi - CERRADO

Ordenar por:

relevancia fecha

19/12/2014

Comida de "Sibarita Cordobés" en ASADOR ARIZMENDI

Aunque se hace llamar asador, no es solo un restaurante de carnes a la brasa. Responde más bien al concepto de restaurante tradicional vasco. De esta manera, el restaurante da continuidad a su predecesor en el mismo espacio, el asador Frontón.

Cabe decir que se encuentra fuera aún de ese círculo de nombres reconocidos de asadores vascos de la capital madrileña, pero de manera discreta se va posicionando como una alternativa destacable en este apartado.

Se encuentra en la zona centro de Madrid, dando sus balcones a la Plaza Tirso de Molina, aunque para no perdernos es importante recordar que su entrada se encuentra en la calle Jesús y María. Se encuentra en una primera planta y para acceder tendremos que subir unas estrechas escaleras. Para personas con discapacidad o familias con carritos de niño este aspecto puede resultar un cierto contratiempo. Quizás cabría preguntar si existe alguna otra forma de acceso que al menos nosotros no hemos visto.

Ya en su interior se muestra como un restaurante de estética tradicional propia de este tipo de restaurantes: un comedor con amplias mesas vestidas con cuidada mantelería, sillas estilo español en madera como suelo y algunos revestimientos, cortinajes en rojo, lámparas de forja. Lo habitual, pero bien cuidado.

La carta, como decíamos, se basa en recetas y platos de la cocina vasca, pero también navarra lo que se comprueba con el habitual aperitivo de chistorra que sirven. Presenta grandes carnes, pescados como la merluza, el bacalao o el rape, verduras, guisos y postres tradicionales de la zona. Una carta que no suele variar, aunque si suelen añadirse algunas sugerencias del día. Se trata por tanto de una cocina contundente que parece prestarse sobre todo para las comidas y precisamente para esa hora hicimos una reserva para cuatro personas. Esta fue nuestra elección de la carta:

- Pimientos rellenos de bacalao (para compartir)
- Migas con flor de huevo (sugerencia fuera de carta para compartir)
- Bacalao al Pil-Pil
- Chuletón de Buey (para dos personas)
- Solomillo de ternera roja con foie
- Tarta de queso con crema de membrillo (dos raciones)

Las recetas de migas, o migas del pastor, son bastante variables según la región y en ocasiones se remoja poco el pan resultando algo más crujientes y secas como era el caso. Aunque esto va por gustos, nosotros las preferimos algo más esponjosas. El resto de platos excelentes destacando el pil-pil – como muchas veces decimos, sólo falto más salsa para mojar – y sobre todo el chuletón de buey: la carne nos la sirven ya troceada con el punto perfecto y acompañada de su guarnición, aparte, de patatas fritas. El restaurante sirve carnes con la necesaria maduración y asadas a la parrilla de carbón de encina. El resultado es un sabor sensacional y gran jugosidad.

No queremos dejar de destacar el postre que probamos, la tarta de queso recubierta con crema de membrillo, algo menos habitual, pero que da como resultado una combinación perfecta. Realmente recomendable, aunque hay otros postres que realmente atraen como el Queso Idiazabal con membrillo o el Goxua, postre típico del País Vasco.

La cuenta se completa con el servicio de pan y aperitivo para cuatro personas (bien indicado en la carta a 2,5 euros por persona), una botella de agua, tres cervezas, un refresco y un café cortado (3 euros). Ésta asciende a 160, 75 euros, pero al reservar a través de una conocida página web de descuentos quedó en 107,75 euros. Su relación calidad-precio no sería destacable, pero mejora enormemente con este tipo de ofertas que actualmente es frecuente encontrar. Como en otros establecimientos de esta categoría, los precios en bebidas y cafés suelen ser algo más elevados de lo razonable.

Aunque en esta ocasión no pedimos ningún vino, cuenta con carta realmente destacable por cantidad y variedad.

Puntos positivos:

Buena cocina tradicional vasco-navarra y buen producto
Excelente carne a la parrilla
Servicio profesional
Restaurante agradable
Carta de vinos interesante

Puntos a mejorar:

Relación calidad-precio simplemente equilibrada, que mejora con las ofertas de descuento
Precios algo elevados para cafés y algunas bebidas
Por nuestra experiencia, sólo acceso por escaleras (cabría preguntar por otras posibilidades por si existieran)

08/11/2014

Bien, pero.....

Estaba buenísimo el chuletón de buey para dos personas, pero vale 44 euros.
Admite reservas y cierra los domingos por la noche y los lunes.
Arriba hay ventanales con vistas a la Plaza de Tirso de Molina y a la Calle Jesús y María.
Mejor ir con amigos, a la salida hay mucho borracho.

28/01/2013

Gastro-parada

El menú que ofertaban dentro del gastrofestival 2013 ha sido la excusa para visitar este asador. Lo elegimos por la variedad: permitían elegir entre tres primeros, segundos y postres, y claro, para un grupo grande (6), variedad significa tranquilidad para el que elige el sitio.
A ver, el local está situado en la primera planta de la finca. El acceso no se hace por la misma plaza, sino por la calle Jesús y María. No es pequeño, hay espacio suficiente entre las mesas, así que resulta comodo y acogedor.
El aperitivo consistió en un par de platos de chistorra que estaba bastante bien, y que nos dejó con los estómagos imitando el ruido de tractores.
En cuanto a los platos, las migas estaban excepcionales. El pan estaba en su punto, ni duro, ni grasiento. Los callos tampoco estaban mal pero adolecían de faltarle un poco de picante. El tinto de la casa estaba bueno, por desgracia, al servirlo por copas, no me quedé con el nombre.
Lo más flojo fué la tarta de queso, aunque se dejaba comer.
El precio del menú eran 25€/px, bastante ajustado. Pero lo descarajó el precio del café: 3€... Habrá que probarlo a la carta.
Recomendable.

23/03/2015

Para ir en grupo. Las carnes muy buenas, en general nos gusto todo

20/03/2012

Falla donde debería triunfar

Mira que son feos la mayoría de los asadores en Madrid. No sé qué extraño placer encuentra la gente con los asadores de aspecto cutre, parece que cuanto más rancia fuese la decoración mejor va a estar la carne. Si esta relación fuese cierta aquí se debería comer de muerte.

La decoración es un supuesto homenaje al antiguo Asador Fronton I. Es la grandeza del lenguaje, que siempre encuentras un eufemismo para tapar tus vergüenzas. Aquí homenaje se puede sustituir por "no queríamos invertir un duro en decoración y hemos reciclado lo que había"; o eso parece. Lámparas que no venden ni en los chinos, alacenas sacadas de casa de tu abuela y sillas desencoladas y con el culo flojo. Un cromo, vamos.

De primero compartimos alcachofas rellenas de gambas y boletus que no estaban nada mal, y migas con huevo frito, que ya me dirás qué tienen de vasco-navarro, pero la verdad es que estaban muy ricas, con el pan cortado muy pequeño y muy tostado.

Pero donde de verdad se mide un asador es en la carne y los pimientos, y vaya cagada. La carne en si no era mala, algo dura pero con buen sabor. Pero ¿a quién se le ocurrió la mierda esa de los platos calientes?, pa´ colgarlo de los huevos. Mira que le dijimos a la camarera que nos la pusieran en un plato normal, "no, no se preocupen, que no pasa el punto de la carne", ¿qué no?, pues dejo foto de prueba, trozos de carne auterizados por la parte que tocaban el plato. Los pimientos una mierda, incluso nos sobraron.

De postre goxua, según me he enterado después un postre típico de Álava con bizcocho borracho, crema pastelera y nata, muy rico.

La carta de vinos, aunque clásica, superior a la de otros asadores, y con buen precio. Nosotros nos trajinamos un Alonso del Hierro a 25 pavos. La de destilado bien, sin grandes alaracas pero más que suficiente.El servicio eficaz y muy amable, con excepción de lo plato, pero creo es más falta de criterio de cocina que culpa de las camareras.

El precio correcto con descuento, pero caro sin el. Por cierto, si vais con descuento revisar la cuenta antes de iros, que acabo de darme cuenta de que no nos lo hicieron ni en los pimientos ni en el goxua.

Si quieres leer mi opinión más ampliamente, la de mi amigo Mengano, ver las fotos de nuestra comida, o saber que nos parecen otros locales, pásate por lascomidasdefulanoymengano.com.

13/07/2012

Asador tras Tirso

No conociamos este sitio, nos invitaron y nos gusto, sobre todos los entrantes estaban excelentes. Buen servicio.