Asador Bedua

Ordenar por:

relevancia fecha

23/06/2016

Bedua, caserío de altura

4+

En un desvío cerca de Zumaya, se encuentra este caserío que hace una de las mejores tortillas de patata de España.

El resto ya os figuráis, un manejo de la brasa muy logrado y un gran producto. Besugo y rodaballo en el pescado y chuleta en las carnes es hacía donde tenéis que iros.

El precio es ajustado, sobretodo si os decidís por la tortilla y la carne, si le metéis pescado os subirá algo la cuenta.

12/04/2016

Gastronomía con esencia familiar

Hoy, queridos lectores, no solo vamos a saborear gastronomía, sino que vamos a tratar de transportarnos al pasado gracias a la maravilla que vamos a visitar, que no es otra que el Asador Bedua, ubicado en la localidad guipuzcoana de Zumaia. Y cómo ya les anticipaba, este local es historia viva, dado que en sus comienzos, hace cuatro generaciones, los clientes venían en barca haciendo honor a la tradición de disfrutar de una buena tortilla de patata y pimientos verdes. Actualmente todavía se saborea dicho plato, pero afortunadamente la carta se ha ampliado de manera exponencial.

¡¡Y vaya que tiene historias para contar este local!! Por si no lo saben, el actual caserón se remonta a una antiquísima Casa-Lonja medieval, por donde hacia el siglo XV los carros cargados de hierro transformado pasaban muy cerca de Bedua, para rendir cuentas a la aduana de aquel tiempo. En el propio restaurante los propietarios mantienen la misma filosofía de mantener una saga familiar que sea la que consiga deleitar a los más exigentes comensales y perdure en el tiempo, tal y como lo hace el propio local. De este modo, lo que inició Jose Mari Iriondo en los fogones junto a su mujer Isabel Antia, lo continúa su hijo Xabier con renovadas ilusiones.

En esta ocasión no hubo discusión de ningún tipo. Optamos por los platos insignes de la casa. De este modo, comenzamos con una espectacular ensalada de bogavante, sabiendo que la verdura iba a ser de primerísima calidad, puesto que el restaurante cuenta con una huerta propia ubicada sobre una isla con acceso mediante un puente romano, donde se cultivan diversos productos (¡¡Que incluso podemos comprar para llevar!!) con mucho mimo por toda la familia. Y el marisco es otro de sus fuertes, por lo que no nos defraudó en absoluto.

Y el otro entrante, un guiño a la historia: la famosa tortilla de patatas. No se puede visitar Bedua sin saborear este plato modesto, no ya por su sabor (en realidad no es que sea de las mejores tortillas), sino más bien por lo que esconde en sus entrañas. Es el origen del restaurante, y los orígenes por muy austeros que sean, jamás se deben de olvidar.

A continuación los platos que avivan la fama del lugar. Por un lado, el pescado, que fue un acierto pleno: un soberbio rodaballo a la plancha. La pieza, además de sabrosa, era de un tamaño más que considerable, por lo que tuvieron el buen hacer de ofrecernos en la mesa unas reparticiones realmente muy bien medidas y calculadas.

Y por último, el grande de Bedua: su chuleta. Les recomiendo que antes de sentarse a la mesa tengan el privilegio de pasarse por la cocina, para poder ver con sus propios ojos las dimensiones que tiene cada chuletón. Increíble. Si a eso le añadimos, el arte que tienen en el manejo de las brasas tanto el padre como el hijo, lo que llega a la mesa es pura magia. Un manjar troceado, sangrante y sabrosísimo. Por cierto, mención especial para las patatas fritas. De llorar de gusto. Supongo que serán igualmente de la tan bien cuidada huerta de nuestra familia gastronómica.

En cuanto a los postres, si bien no existe testimonio gráfico de estos, la oferta era extensísima, y todos ellos caseros. Sorbetes, helados, fresas con yogur, flanes, todo tipo de tartas, y la más que demandada pantxineta: la famosísima masa de hojaldre con almendras y relleno de crema y decorado con azúcar glasé.

En definitiva, en Bedua la historia y la gastronomía se dan la mano para admiración de todos los visitantes.

Última visita: 03/04/16
Web del restaurante
Ver ubicación

Barrio Bedua
Zumaia (Gipuzkoa)

gastrodisfrute.blogspot.com.es/2016/04/gastronomia-con-esencia-famil...

943 86 05 51

29/03/2016

Excelente

Restaurante muy acogedor. Muy buen servicio, exquisita parrilla. Amplia carta tanto en carnes como en pescados y mariscos.

22/07/2013

En el Bedúa no encontrarás ninguna sorpresa desagradable. La carne es realmente tierna y con la madurez justa y precisa para ser hecha a la brasa. El pescado en su punto. La tortilla de patata y la de bacalao son inmejorables y con un punto de particular con respecto a lo que puedas encontrar. La ensalada de lechuga y cebolla espectacular. De postre, pantxineta de lujo.
Los gintonics los elaboran como debe ser, sin florituras ni mezclas extrañas y modernas.
Apropiado para fumarse un puro en la terraza con tiempo. Siempre hay alguien para acompañar y hacer tertulila.
Es cierto que el precio, si bien un pelín subido (no demasiado), se paga con gusto.

Segunda sesión, julio del 2013:

Hongos 10 €,en revuelto: de primera.
Cocoha de merluza en salsa verde: de escuela 22€
Percebes, de primera, gorditos y temperatura perfecta 200 gr. : 30 €
Chuleta, las he probado mejores pero solo en casa Julián de Tolosa y en mi casa: 46 €
Pimientos 7 €.
Con viña Tondonia reserva, dos copas y puro, total:
262,24 € Ya se que para dos es casi osceno, pero la verdad es que son de primera y de vez en cuando se puede y se debe ir.

07/12/2010

Excelente brasa

Complicado acceso puesto que esta en medio de la nada y te tienene que dar muy bien las referencias (de noche nos perdimos).

Percebes, Angulas, Setas (en temporada) y una excelente parrilla.

La comanda fue:
- Percebes
- Boletus a la brasa con yema
- 2 Besugos para 4 personas
- Chuleton (1,300 Kg) para 2 personas
- Queso de postre
- Sin vino, cervezas

Precio ajustado tirando a alto, pero la calidad de todos los productos era muy alta (los besugos eran gigantes y fresquisimos al igual que el chuleton).

Os dejo link de detalle de fotos de los platos yumit.com/place/asador-bedua-4141

Una nota muy alta

Teresa

chuletón para 3??? qué jeta tienes!! jajajaj!!

7 de diciembre de 2010

Lizzard

Ups! me equivoque... corregido, gracias

7 de diciembre de 2010

Teresa

jajaja!! te supo a poco??

7 de diciembre de 2010

25/09/2011

Un poco perdido pero merece la pena sobradamente

Euskadi está repleto de buenos restaurantes y más en los últimos años donde la nueva cocina, está dejando de lado a la cocina tradicional. Aunque a todos nos gusta conocer esta nueva cocina, creo que es importante no olvidarnos de esos restaurantes de toda la vida que se basan en la excelencia de la materia prima para ofrecer una experiencia realmente destacable. En este tipo de restaurantes colocaría al Asador Bedua que pertenece a mi triología particuar (Aiten Etxe, Katxiña y Bedua). Situado cerca de Zumaia, a unos 30 km de Donosti camino a Bilbao, el lugar era sumamente famoso en otro tiempo por su comida y servicio y también porque en las inmediaciones del rio, se solía pescar angulas con gran asiduidad. El asador se encuentra justo pegado al rio, con un emplazamiento típicamente de la zona, rodeado de su propia huerta, el rio, campo, montañas… y nada alrededor, algo que se agradece. Se podría decir que en 10 años, no ha cambiado nada pero en lo que en algunos lugares es algo negativo, creo que en Bedua es sumamente positivo ya que le otorga valores importantes como tradición, recuerdo y experiencia. Su cocina, como he comentado anteriormente, se basa en los ingredientes de primera calidad y aunque la manera de prepararlos no destaca por su originalidad, en los años que corren es un lujo poder comer una ensalada de tomate de la huerta del propio restaurante. La carta es muy tradicional, destacando su tortilla de patatas (jugosa), su ensalada de tomate, chipirones en temporada, txuletón o cualquier tipo de pescado y en temporada setas, guindillas o pimientos de Gernika. Si te quieres dar un homenaje, las gambas a la plancha siempre son una buena opción. Si quieres saber más, en el siguiente link encontrarás la crítica del aseo de la unica Guía de Aseos de Restaurantes.
koldou.es/blog/asador-bedua-zumaia

14/10/2007

Ana Sáenz de Miera lo descubrió en octubre de 2007

Comida vasca de la buena

Bedua es un restaurante muy recomendable para quien quiera comer buena cocina vasca. Está muy cerca de Zumaia y de Zarautz. A Bedua se puede ir en dos planes; uno barato y uno caro. Ambos son muy buena opción.

El plan barato consiste en pedir una tortilla, una ensalada, una ración de bonito, sus anchoas, unos huevos fritos, un foie, su tarta de queso... (no todos, elegir algunos!) son platos excelentes, materia prima de primera, y todo ello casero. No sale caro.

La otra opción, ya para cenar bien, es pedir alguno de estos entrantes y luego un buen pescado o chuletón. Muy bueno también, pero ya otro plan.

Imprescindible probar su tortilla.

06/12/2010

Todo buenísimo, pero un poco sobradillo de precio.
Exquisitos boletus con yema de huevo, besugo, percebes, angulas, rodaballo, chuletón...
La tortilla de bacalao tenía pinta impresionante.

17/08/2011

POST COMPLETO Y FOTOS (toni1969.blogspot.com/2010/02/asador-restaurante-bedua-barrio-be...)

Su página web indica dos formas de llegar al Asador Restaurante Bedua. Una es por la autopista, ya se venga de Bilbao o de San Sebastián, y la otra es por la costa, desde San Sebastián. Fue esta última la que escogimos nosotros, con la variación obligada que luego comentaré. A pesar de lo adverso de lo meteorológico, pudimos disfrutar de un paisaje guapísimo, con obligadas paradas en Zarauz y Guetaria, localidades que van más allá de ser bellos pueblos marineros, pues su parte vieja, llena de encanto, revela que aquí hay Historia, y mucha.

Cuando íbamos a salir de Guetaria hacia Zumaia, nos encontramos que la carretera de la costa estaba cortada, debido a un argayu, con lo cual teníamos que volver a la autopista o ir por una carretera provincial, pasando por Meaga. Como teníamos tiempo, elegimos la segunda opción, y acertamos pues la vista de unas laderas dedicadas al cultivo del txacolí y de pequeños pueblos con la típica arquitectura rural vasca compensó con suficiencia el enrevesado tramo necesario para llegar al destino.

La impresión que da el exterior del local es el de un caserón amplio un tanto descuidado, rodeado por un entorno que, si no llega a ser por un polígono próximo, se le podría dar sin problema el manido término de “privilegiado”: en el fondo de un valle rodeado de montes bajos y próximo a la desembocadura de un río culpable del verdor de los huertos, que deja entrever que todo lo que de allí salga tiene que estar rico. Una vez dentro te encuentras con un comedor con mucha madera, de buen tamaño, mesas cómodas, y con una luminosidad tenue; un espacio cálido.

Aunque se llega con la idea de pedir la chuleta de rigor y alguna entrada, la carta te tienta con propuestas como la menestra de verduras, los pimientos, la tortilla de patatas, otros cortes de carne...

También nos ofrecieron algunos “fuera de carta” como percebes, cigalas, y algún plato de caza.

Al oir la palabra “cigalas” a mi acompañante se le iluminaron los ojos y, tras preguntar el precio, que ya se sabe lo que pasa con los “fueras de carta”, pedimos un par de ellas. Dos ejemplares “cuatreadas” a la plancha nos sirvieron para estar entretenidos un buen rato buscando hasta la última brizna de una carne que si bien no tenía un nivel de matrícula de honor, sí estaba deliciosa.

Tras el mar, nos fuimos a la montaña con una generosa ración de “hongos”. Trozos pequeños, preparados con un chorrín de aceite, perejil, sal y un poco de calor, desplegaban en el plato olores y sabores suaves pero marcados, silvestres, naturales, puros. Uno de esos platos que da pena que se acabe, primero por el disfrute inmediato que termina, y después, porque sabes que vas a tardar en probar algo tan auténtico.

Llega lo serio, la chuleta la presentan troceada, con ese interior casi sangrante pero al que le llegó la temperatura idónea. Si bien he comido alguna que otra carne con más calidad, la preparación de este lugar fue la mejor; algo, a priori, tan sencillo como unas brasas y una parrilla, alcanza aquí su máxima expresión, sacando de cada pieza de carne lo mejor que puede dar... y más. Ese regusto a humo que dejan las ascuas de una buena madera es algo que hay que saber lograr, y aquí lo saben. Acompaña a la chuleta un bol con lechuga y cebolla, la primera tiene sabor (sí señores, existen lechugas que saben) y la segunda ese toque frescura tan necesario ante platos como este.

De postre compartimos una ración de tarta de queso en una presentación que parece repetirse bastante por estos pagos: interior cuajado, aunque no compacto, con una mermelada de arándanos por encima que, visto el rastro que dejó en el planto, dudo mucho que no fuera casera; y todo servido a temperatura templada. De sabor tenue, no llegaba a esos excesos de dulzura que tanto se ven en este postre.

Para beber, dos botellas de Sidra de Mesa Calonge. Quizá al apartado sólido le hubiera venido bien un clásico Rioja de los numerosos que figuraban en su carta, pero el volante impone restricciones, y ésta es la más triste de todas. De cualquier manera, esta sidra, fresquina y con ese puntín algo más ácido que las de aquí, le iba muy bien a los tres platos que tomamos.

Con un chupito de un buen orujo de hierbas y un potente café, salió todo por muy poco más de 100€ (siento no ser más preciso, pero no conservo la factura). Así que, aunque algunos lugareños nos comentaran que el sitio es más bien caro, yo, que tampoco soy un experto en la zona, teniendo en cuenta factores como la situación privilegiada, el tranquilo comedor, un servicio discreto y muy atento, y, sobre todo, una comida sin riesgos, pero sabiendo perfectamente lo que tienen entre manos, pienso que es un buen exponente de asador vasco.

ASADOR-RESTAURANTE BEDUA

Barrio Bedua – Zumaia - Guipúzcoa
Tlfn.: 943.860.551
bedua.es

08/09/2010

de como ibamos en bote a tomar tortilla de pimientos a ahora que es como de lujo va un trecho, aun así el sitio merece la pena!

06/12/2010

un caserío maravilloso en un entorno muy bonito, salvo por la naves de enfrente... comida excepcional pero caro..