Restaurante Asador Guetaria

La calidad de los productos y el cuidado servicio que prestamos a nuestros clientes son nuestra mejor carta de presentación. Contamos con 3 salones privados, ideales para la celebración de comidas de empresa o encuentros familiares. Calidad en la materia prima, traida de nuestras raices, hechas con manos ar...

Ordenar por:

relevancia fecha

20/03/2017

Precio desorbitado sin descuento

3++

Ojeando en kviar y con muchas ganas de comer carnaza reuní a dos colegas y aquí que nos presentamos un sábado después de trastear un poco con los vehículos de dos ruedas.

Este es un restaurante clásico de toda la vida, con su público de siempre y nosotros bajando un poquito la media de edad del local.

Me gustó mucho el trato por parte del servicio ya en la entrada nos ofrecieron guardarnos los cascos y las chaquetas, estos detalles al menos para mí son a tener en cuenta. Ya sentados mientras ojeábamos la carta nos trajeron unas chistorras y unos bocaditos de una quiché, muy ricos ambos.

Había leído que los huevos trufados eran un must, efectivamente que delicia de plato. Otro colega dijo de pedir una tortilla de bacalao (huevos again) y si bien estaba rica me pareció que le faltaba algo de sabor.

En cuanto al principal teníamos la idea de comer carnaza los tres y quedamos muy satisfechos. Un par de chuletas, una mejor y otra peor a priori, pero a mí me encantaron ambas, perfecto el punto de la carne y con sus patatitas para acompañar.

No pedimos postre, no somos de dulce aunque alguno se tomó un café. A la hora de pagar me pareció un precio correcto con el descuento, fuera de órbita sin el mismo pero bueno solo es una opinión.

No me importaría volver para probar los pescados aunque me da que en Madrid hay más restaurantes con mejores RCP

09/02/2015

Un buen lugar.

8-2-2015. Mediodia

Finde dedicado a lugares con cocina de base tradicional, bien elaborada, sabrosa y salas bien atendidas.

Como primer apunte, y siguiendo con mi estilo, no todas las visitas giradas a este lugar estan documentadas, pero aunque hace bastante tiempo de la ultima de ellas, uno, al entrar se topa con la realidad; las mismas personas que te reciben, en el pasado lo hacian con la sonrisa en los labios y una cara que expresaba la alegria de verte por alli otra vez, son los mismos que hoy nos han recibido como si fuera la primera vez que acudiamos. ¡Que voluble es la memoria!

Entramos, siempre nos tocaba en las primeras mesas a la izquierda, hoy nos han conducido a la ultima sala, al fondo a la derecha, y una vez dentro de ese cubiculo, la unica mesa para dos en un rincon, nos hemos sentido como Los Ultimos de la Fila. Es lo que tiene no ser conocido. Pero tambien tiene su parte simpatica, en esa nueva ubicacion, rodeados de familias, ha permitido todo un ejercicio sociologico, hemos visto gentes que no salen con frecuencia, como solicitan platos que han oido a no se quien en la tele, - no lo invento, lo he oido -, como los crios ante un plato que les han pedido sin consultar, dan vueltas y vueltas a la comida con el tenedor, dudando si comerlo o si lanzarlo a la cubitera......

La sala sigue en su linea, - salvo que ya no me conocen -, muy pendientes de las mesas, pero sin agobiar, como debe ser; atentos, prestos a cambiarte platos y cubiertos a la minima oportunidad. Muy profesionales.

Los mismos aperitivos de antaño, chistorra sabrosa y trozos de bonito escabechado.

Como entrantes, nos eecantamos por:

- Ensaladilla rusa con ventresca. Sigo la escuela que dice, entre otras cosas, que una de las formulas rapidas de evaluacion es pedir ensaladilla rusa y/o croquetas. Aqui no habia pedido nunca la ensaladilla, es una generosa racion, con un sabor un tanto neutro, - dicho finamente -, pero con un exceso de frío.

- Cardos y alcahofas. Es temporada de estos productos, y se nota, ambos naturales, muy bien cocinados. Muy bien.

- Corazones de solomillo con salsa de vino. Uno de los platos que mas me gustan de este local. Carne jugosa con una rotunda salsa de vino. Me encanta, sin embargo, - gentil que es uno -, hoy lo he cedido a la jefa.

- Albondigas de ternera en salsa. Eso dice la carta, me han asegurado que hoy no eran de ternera, sino de corzo. Mi paladar no distingue tanto, solo se que me ha gustado, excepto el acompañamiento de arroz blanco, que creo que no es idoneo para esta presentacion, quizas una patata en cualquiera de sus multiples presentaciones o una verdura, fuera mas adecuada.

- Torrija de brioche, tibia, con natillas. Excelente, la torrija muy buena, las natillas muy suaves de sabor. Buen contraste. Muy bien.

Hablemos del vino, hoy merece la pena extenderme un poquito, pero de buen rollito, o como dijo aquel, sin acritud. Nos decantamos por un Viña Mein del 2013, un Ribeiro mas que agradable, lo traen a la mesa, lo dan a probar, la verdad es que venia algo mas que fresco. Lo introducen en la cubitera, y pasados unos minutos, tomo la botella para reponer, y sorpresa, la misma sale con un dedo de espesor de hielo en la zona de la botella que ha estado introducida en la cubitera, pero hielo pegado a la botella, con la servilleta no se puede quitar el hielo. Esteticamente queda muy bonita, ya hay alguna foto dando vueltas por la red.

Obviamente, la botella se queda en la mesa a ver si pierde algo del frio, aunque al estar tan tan fresco el vino, hace que pierda sensacion de alcohol lo cual facilita la ingesta. Anecdota con un punto de diversion.

Cafes con hielo, a pesar de lo anterior, el hielo en el cafe es innegociable, petit fours, y de repente aparece la pregunta magica acerca de: Chupito?
No, chupito no, chupitos en plural, pacharan, orujo blanco, crema de orujo, y en varias rondas. Buen cierre de comida.

Aunque ya no me conocen, con estas rondas sin freno, quedan perdonados.......

-----------------------------Agosto-2013.

Cocina vasca tradicional.
Servicio muy atento y presto a explicar los platos.
Buena carta de vinos, con precios razonables.
Una carta no muy amplia, pero que contiene todo lo que uno puede esperar en un restaurante vasco.
Muy buenas las alcachofas y los pimientos rellenos de langostinos, como entrantes. Como platos principales, el solomillo al vino tinto, con un sabor intenso y una carne excelente. Muy rica la merluza. Como postres a destacar la cuajada, servida en kaiku y el arroz con leche.
Un lugar muy recomendable.

Olio

Veo que coincidimos en sitio y hora, una pena no haberlo sabido, me habría encantado conocerte en persona. Por cierto, los niños que venían con nosotros dejaron los platos limpios. Y se quejaban de que a las albóndigas les "faltaba salsa", je je

10 de febrero de 2015

Gath

Pues si que es una pena, si. A ver si en otro momento coincidimos, sera un placer conocerte.
Y en lo que atañe a la salsa de las albondigas, coincidimos, un poco de mas generosidad no hubiera estado de mas.

10 de febrero de 2015

08/09/2015

Buen Producto, fallos imperdonables

Es una pena lo que nos sucedió en una cena familiar ya que estropeó lo que hasta el momento había sido una buena velada.

De aperitivo sobresalieron los txipirones encebollados y las almejas finas en salsa verde, ambos espectaculares.

De los segundos a destacar la hamburguesa de Wagyu (a saber) de buena carne, jugosa y en su punto de parrilla. El steak tartar bastante flojito para un restaurante de este tipo pero bueno, se acepta.

El problema viene cuando uno de los platos en carta lo publicitan como Tartar de Atún Rojo Aliñado al Gusto y se pide y se insite en que lleve cero picante. Pues bien, hubo que devolverlo porque picar, picaba bastante. A estas vuelve el maitre a disculparse y ofrecer otros platos de la carta. Si ofrece otros platos de carta es porque todo el tartar que preparan llevará algo de picante digo yo, si no fuese así se disculparían por el fallo y traerían a la mayor brevedad otro tartar que no picara. Entonces me surge una duda, o bien el maitre no conoce los platos que ofrecen en su restaurante cosa que me parece imperdonable o intentó colárnosla, que molesta más todavía.
Todo esto aderezado por un "Lo siento jefe por dejarle sin comer" a un señor de 70 años pues hizo la noche...

Pero es cierto que a pesar de nuestra mala experiencia, creo que fue una cosa puntual y debo reconocer que se ve que manejan un muy buen producto por lo que espero volver a ver si puedo subirles alguna estrellita

18/08/2015

No chicha no lemonade

Comida agosto 2015

Comida familiar en este vasco de la vieja escuela.

Local majo, con las mesas aprovechando demasiado el sitio. Servicio con horas de vuelo pero se notaba cierta desmotivación.

Pedimos para compartir croquetas (correctas), buñuelos de bacalao (prescindibles), piparras (muy buenas) y mollejas (escasas).

De segundos, lomo de atun (bueno, pero ya podia estarlo: dos piezas por 26 €), chuletitas, merluza (bien), chipirones (ni fu ni fa), hamburguesa (no llega ni al top 20). Lo mejor, el bacalao con tomate

Un par de postres a compartir

Vinito, El Monasterio (creo), de Madrd. Pura garnacha, potente, muy rico.

Al final, a 37 € por barba, es decir, a 53 € sin descuento.

No estuvo mal, pero la proxima vez me voy al Filandon

09/02/2015

Gran producto y servicio

4*+

El hecho de no llegar a las five stars es debido a que los primeros me defraudaron algo.

Fuimos nuestro grupo habitual 9 adultos y 3 niños hambrientos. Nos dieron el reservado que hay en la planta de abajo. Un 10 el comedor en el que estuvimos y un 10 a la calidad del servicio que nos atendió. Atentos pero no agobiantes y, a pesar de estar en el reservado, la presencia de los camareros fue permanente, pero sin hacerse notar demasiado, repito, excelente servicio.

Los primeros que probamos fueron croquetas de jamón (correctas), pulpo sobre un timbal de patata (bueno), pastel de buey y centollo (flojo), anchoas con ajitos (correctas) y chipirones encebollados (muy ricos).

Entre los segundos destacaría entre lo que pude probar un rodaballo salvaje de escándalo en sabor y punto de cocción. El tartar de atún rojo, exquisito. El chuletón de vaca y los callos muy buenos. El steak tartar en cambio me pareció más flojo (quizás por el aliño, que era más suave que en mi tartar) y las albóndigas no convencieron.

En los postres destacaba la tarta de manzana. Esta vez no prestamos especial atención a los vinos, dos botellas de Mantel Blanco, que es el vino de la casa.

Detalles: parking concertado en los alrededores, chupito y tejas de cortesía.

Total 306€ con el Kviar. Muy correcto (algo más caro que algún habitual de celebraciones, como por ejemplo La Penela, pero también mucho mejor la materia prima y resultado global.

A volver en el próximo evento, en el que pediré alguno de los platos que sugiere José Luis

Gath

Olio. ¿Cuando habeis estado? Todavia no he subido el comentario de ayer.

9 de febrero de 2015

Olio

Estuvimos el pasado domingo. Leí un comentario tuyo de 2013

10 de febrero de 2015

13/05/2014

Buena opcion

Me lleve una grata impresión del sitio. Reservamos mesa para nueve, a través de club kviar, y nos colocaron en un reservado que tienen en la planta de abajo. A pesar de estar en una habitación aparte, en ningún momento los camareros tardaron o nos dejaron abandonados. Competentes y educados.

Respecto a la comida, destaco la tortilla de bacalao, muy muy jugosa, y unos perrechicos (setas) que tenían de temporada fuera de casa, salteados, sabrosisimos. De principal tome rodaballo salvaje, muy fresco y bien cocinado, y le eche el ojo al solomillo de jabalí, que tenía una pinta estupenda.

Te da opción de pedir medias raciones, que no resultan nada raquíticas. Un detalle que me gustó mucho es que, aunque en club kviar especificaban que no se aplicaba el descuento a medias raciones, si que lo incluyeron.

En resumen, chapeau

30/04/2014

El buen hacer de los asadores de toda la vida

Esta semana me apetecía salirme de modas y tendencias para disfrutar de una buena comida en un buen restaurante al que no iba hace más de una década y del que guardaba buenos recuerdos.

Los tiempos cambian y en el panorama gastronómico madrileño es evidente que ha cambiado y el concepto de asador parece haber perdido protagonismo pero de vez en cuando a uno le apetece darse uno de esos homenajes con los que creció y el Asador Guetaria es un buen lugar para hacerlo.

Situado en la Calle Comandante Zorita de Madrid casi esquina con Raimundo Fernández Villaverde, dispone de servicio de aparcacoches.

Local grande con mesas amplias a lo largo de sus 3 salones y con buena separación entre las mismas.

Su carta es basada en la cocina vasca tradicional con algunos platos más adaptados a los nuevos tiempos.

Nosotros reservamos con un 40% de descuento sobre el precio de carta en una web de reservas online. En el propio restaurante disponen de diferentes menús del asador con nombre de poblaciones de Euskadi que cubren casi toda la carta y que vienen a salir por el mismo precio que la mencionada reserva online.
- See more at: espaciossecretos.com/2014/04/30/restaurante-asador-guetaria/#sthash....

Gath

Coincido contigo, Asador Guetaria es un local que aúna una buena cocina con una excelente sala. No tiene la fama que atesoran otros asadores, pero se come muy bien y se está muy a gusto.

30 de abril de 2014

01/11/2014

Asador

Comida muy rica aunque de precio un poco elevado. Tanto la carne como el pescado están espectaculares.

Gath

Si te gusta el sitio y te apetece repetir, esta en El Tenedor con un - 40% creo recordar, lo cual abarata bastante la factura final.

2 de noviembre de 2014

spider72

José Luis the king of the information!!!

2 de noviembre de 2014

13/02/2014

De toda la vida....

De vez en cuando busco comer bien y para eso no tengo mas que ir a un buen vasco. Este sitio presenta una decoracion clasica y esta lleno de gente del barrio pero su servicio es sumamente amable y na comida impecable.

Aqui os dejo el post que he escrito:

diariodeunamembrilla.wordpress.com/2014/02/12/asador-guetaria

20/08/2013

Cocina tradicional pasada de precio

Fuimos a comer cinco amigos. Al llegar, un par de caras famosas sentadas en las mesas adyacentes.
Pedimos unos entrantes para compartir que pasaron sin pena ni gloria. Imposible no hacer mención expresa a las alubias de Tolosa que probamos, secas y sosas (combinación bomba).
En los segundos, hubo de todo. Yo pedí rodaballo, que era un poco raquítico y no muy sabroso.
En cuanto al precio, 3 entrantes, segundos para todos, dos botellas de vino, cafés y un par de copas,75€/pax.
Entre las cosas positivas, el servicio fue muy profesional y, tras la comida, nos permitieron quedarnos en el local, una vez estaba vacío, tomando una segunda copa.
En resumen, un restaurante más que probablemente tenga su público entre las familias que acuden a comer los domingos desde que el abuelo hizo la mili. Para mí, en ese nivel de precio, hay otras opciones más recomendables.
Eso sí, no sé si cambiaría mi opinión si hubiera ido reservando a través de un portal de descuentos estilo El Tenedor o similar.

30/10/2014

Muy bueno el bacalao.

Que buenísimo estaba el bacalao,tan bien hecho,de precio bien.
Los chuletones es otra cosa que también es buena.

03/01/2013

Impresionante.

Buenas!

Hacía mucho que mi chico quería que fuéramos a este restaurante, pero una vez por otra no íbamos.. Y al final ayer día 2 de enero de 2012.. es la primera vez que he ido a este restaurante y espero realmente que no sea la última.

Entramos, es miércoles y la verdad es que no hay apenas gente. La puerta necesitaría estar un poco menos encajada, porque la verdad es que me costó muchísimo abrirla, además de dar la sensación de que pesa un quintal.

La decoración en marrones es delicada y estupenda. Nos sentamos y nos presentaron unos aperitivos de atún con cebolla y chistorras, que sencillamente son deliciosos.

Pedimos:

Albariño y agua para beber.
Pimientos del piquillo rellenos de bacalao para compartir.
Solomillo de ciervo y merluza con almejas de segundos.
Frambuesas y canutillos de crema de postre
Y cafés.

Nos invitaron a un chupito después de cenar.

Todo esto por 115.. con algo..

La verdad es que todo estaba delicioso, se me hace la boca agua de recordarlo, merece la pena sin duda el precio del restaurante.

El trato fue estupendo, lo que quizás hizo que la velada no fuera redonda fue que un camarero debió pensar que la botella de vino llevaba escanciador (como el de las sidras el verde.. ) y casi nos tiró media botella de vino en la mesa.

Por lo demás estuvo realmente increíble.

Me encantaron las tortas de ajonjoli que nos pusieron con el café.

Sin duda un sitio para repetir.

Un saludo.