En el restaurante Ático encontrará una propuesta de Ramón Freixa que quiere ofrecer una gastronomía elegante, sofisticada y sencilla a la vez para compartir con amigos. Algunos platos clásicos de la cocina española y lo mejor de la cocina mediterránea con producto, técnica y frescura como ejes principales. Y, por supue

Ordenar por:

relevancia fecha

09/05/2017

Gath lo descubrió en marzo de 2015

Muy buenas sensaciones. Elegancia, buena sala, buena cocina y buenas vistas.

Abril-2017

El Restaurante Atico by Ramon Freixa es un restaurante que ocupa la planta sexta del hotel The Principal Madrid. A los atractivos que suponen unas muy elegantes instalaciones y una cocina cuidada y moderna, se une el poseer unas impresionantes vistas.

Ubicado en la esquina entre las calles Marqués de Valdeiglesias y Gran Vía, permite disfrutar de unas inmejorables vistas a la cúpula del edificio Metropolis - parece que lo puedes tocar con la mano-, y cuando subes a la planta séptima - donde se ubica la Terraza -, aun mejoran las vistas: Gran Vía, Alcala, Banco de España, todo está al alcance de tu vista.

El restaurante propiamente dicho dispone de dos espacios: un salón principal Atico, con decoración típicamente británica, dotado de amplios ventanales que dan al espacio de terrazas que rodean la planta y un espacio acristalado La Pérgola, donde te invitan a tomar el postre y el café, mientras, cómodamente sentado disfrutas de las incomparables vistas.

Precisamente la elegancia de la decoración de la sala principal, con claros aires a los clubes británicos contrasta con la austeridad que encuentras de La Pérgola, es verdad que la predisposición de este espacio a ser un lugar mas al aire libre no invita a forrar sus paredes con maderas nobles, pero un poco de imaginación le daría un aspecto de sofisticación mas acorde con el resto de las instalaciones. Ello no impide lo agradable de tu estancia.

Pueden leer la reseña completa en comercongusto.es/restaurante-atico

------------------
17-7-2016. Mediodía.

Buena experiencia la vivida en este restaurante ubicado en el sexto piso del hotel The Principal de Madrid y cuya oferta gastronómica está firmada por Ramon Freixa.

Instalaciones propias de un hotel de lujo, aunque de corte clásico, con elegancia y clase, sin estar recargado. Muy agradable.

La zona de restauración se distribuye en varios espacios: comedor y jardín acristalado (sexta planta), terraza (séptima planta) y varias propuestas: almuerzos, cenas, desayunos, meriendas y coctelería.

Sala muy profesional, muy atenta, muy pendiente del comensal, te explican los platos y siempre con una sonrisa en los labios. Contribuyen a hacerte una estancia muy agradable.

Carta de comercio no muy amplia, manejable, bien distribuida, con propuestas muy interesantes y con precios mas que razonables. Parecido sucede con la carta de bebercio, casi todas las DO están debidamente representadas y con precios razonables, vistas las ofertas capitalinas.

De esta última carta, hoy tocaba el reencuentro con un rosado que nos gusta, Tombu, uva Prieto picudo. Vino con un color rojo brillante y una muy agradable sensación de frescura en boca.

Y pasamos a la pitanza comenzando con el aperitivo: un muy correcto Gazpacho acompañado con unas porciones de pan de olivas negras coronadas con una crema de anchoa y fruta de la pasión.

- Ajoblanco de piñones, judias de mar y tierra, encurtidos y sardina ahumada. Estéticamente irreprochable, y a nivel de sabores, unos agradables contrastes que no se mezclan ni anulan entre si. Plato muy logrado.

- Raviolis de patata frita, rellenos de cigala, sobre fondo de judias y caldo de mar. Plato creado - según nos cuentan -, por el padre de Ramon Freixa, y que en temporada de invierno suelen rellenar de butifarra. Delicioso, plato muy completo.

- Rape ahumado con costra especiada y crema marina. Generoso trozo de rape coronado por sésamo blanco y negro y buen contrapunto de la salsa con intensas notas marinas.

- Arroz socarrat con carabinero y papada ibérica. Hacia tiempo que no disfrutaba tanto con un arroz, vaya fondo y vaya socarrat. No es para contarlo, es para disfrutarlo. Buena idea la de mezclar en un arroz de este tipo, el carabinero y la papada, realzan las sensaciones en boca. Sin duda un platazo.

Para tomar los postres y el café, te invitan a abandonar el salón y pasar a la pérgola acristalada desde la que puedes apreciar las impresionantes vistas. No obstante y a pesar de que posee aire acondicionado, no me parece la mejor época, aunque está cerrado exteriormente, la potencia del sol se hace notar.

- Crema catalana envasada. Es un crema catalana deconstruida. Postre correcto.

- Tinto de verano 2.0. Muy original presentación, aspecto de deconstrucción, con diferentes elementos que por color, aspecto y/o sabor recuerdan al vino tinto. Muy refrescante, aquí caben, granizado de vino, espuma con matices cítricos, frutos rojos. Postre para repetir y recomendar.

- Cafes con hielo y petits fours, ponen fin a esta mas que agradable visita. Repetiremos seguro, nos hemos encontrado muy cómodos en un entorno elegante, con un excelente trato y una cocina mas que notable.

Alvaro Armenteros

has ido con kaviar? no se si la terraza la incluyen

17 de julio de 2016

Gath

La terraza no esta incluida con kviar, ademas para toda esta semana no habia disponibilidad, asi que hemos ido con el tenedor, igual descuento, y podia elegir el vino, aunque sin descuento es verdad, con kviar solo puedes optar por el vino de la casa. Al final la diferencia de precio no es alta, y el disfrute es el mismo.

17 de julio de 2016

Miss Migas

Y con el tenedor sí que es terraza?

17 de julio de 2016

Alvaro Armenteros

Eso, eso... hay terraceo con el tridente?

17 de julio de 2016

Gath

La terraza del septimo piso, no lo se. Nos preguntaron si queriamos terraza (exterior del sexto piso) o comedor, con la que estaba cayendo, optamos por comedor, con su aire acondicionado. Luego los postres y/o el cafe, los puedes tomar en la pergola (zona acristalada), disfrutando de las vistas.

17 de julio de 2016

Gath

Me da la impresión de que la terraza superior no esta prevista como restaurante. Solo para copas en la tarde/noche.

17 de julio de 2016

Miss Migas

Qué alegría leer todas las crónicas de tus recientes visitas, aprendiendo estamos. Gracias.

25 de julio de 2016

07/11/2017

Desde el cielo, con amor

En Ático, el restaurante de The Principal firmado por Ramón Freixa, el tiempo corre a otro ritmo, más pausado. Aquí arriba, en su terraza y en su pagoda (zona acristalada con vistas a la cúpula del Metrópolis, la mejor zona del restaurante) todo respira cierta sofisticación (nada pretenciosa, eso sí) y mimo: la decoración, el servicio (encantadores) y, cómo no, la cocina cuidada y de altura de Ramón Freixa que, te lo adelantamos, cumple las expectativas con creces (no por nada el restaurante ya tiene un Sol Repsol).

¿Y cómo es la carta de Ático?, te estarás preguntando. Ellos la definen como “la propuesta más natural de Ramón Freixa para la cocina del día a día”, y no van mal encaminados. Porque la carta de Ático, como el propio restaurante, es informal, sencilla y honesta, pero de nivel. La buena cocina aquí se nota (entre nosotros y hablando en plata: Ático no es otro restaurante de ‘postureo’ más): aquí encontrarás platazos de base española con toques creativos, un producto de 10 y una técnica y presentación sobresaliente a un precio más que razonable (en torno a los 45 – 50€ pp. con botella de vino y postre compartido). En definitiva: un restaurante redondo, ideal para una ocasión especial: una romántica cena y un cóctel con él/ ella; una comida relajada con tus padres… tú eliges (¡ah! su cocina abre 24h). Nosotros, como siempre, te contamos nuestra experiencia con “platos y señales” probando su carta de verano (van actualizando la propuesta por temporada).

¡Por cierto! No dejes de visitar su espectacular azotea después de la comida y tomarte un cóctel a nuestra salud si has disfrutado de la experiencia.

Tenéis más información, detalles y fotos de los platos que pedimos en nuestro blog:

eatandlovemadrid.es/atico-ramon-freixa-the-principal-madrid

Buen provecho e Eat & Love!

08/08/2017

Opción interesante con descuento del tenedor

Le daría 3 estrellas y media. La sala es muy agradable aunque no nos ofrecieron tomar el postre en la terraza tal y como se comenta por aquí.
La comida me pareció correcta pero no me sorprendió. Es un sitio que sin descuento no creo que merezca la pena.
Tomamos el pulpo con causa limeña y que fue el plato que más nos gustó. Los raviolis de patata que aunque tenían bastante sabor a pescado no nos terminaron de convencer (estaban un poco salados y la ración era escasa). Luego pedimos tartar de atún (normalito sin nada que destacar) y el secreto ibérico que también estuvo bien sin más. De postre pedimos la tarta de limón que me pareció normalita. Todo esto, agua, una cerveza y una botella de las Retamas del regajal nos salió por 85 euros.

17/04/2017

Ideal RCP en un entorno privilegiado

Con kviar o el Tenedor por menos de 40, una comida fantástica y un sitio precioso. El postre normalmente lo puedes tomar en la terraza acristalada o afuera. Muy bueno todo

Gath

Un sitio donde se come muy bien y del que se habla poco.

17 de abril de 2017

20/05/2016

Ático by Ramon Freixa: Muy mal se te tiene que dar…

“Por todo lo alto”. Una frase que bien podría definir la cena. No solo por la calidad de la comida, si no por la situación del restaurante con el que Ramón Freixa ha coronado el hotel The Principal.

Situado al comienzo de la Gran Vía, en la sexta planta del hotel y con unas vistas privilegiadas del edificio Metrópolis y del Círculo de Bellas Artes se encuentra este remanso de paz en medio del tumulto de la almendra central.

Mucha clase y una terracita de las que recomiendas cuando te preguntan, además de un espacio acristalado (en el cual cenamos), con un toque entre londinense y neoyorkino y que convierte el espacio en un lugar realmente acogedor.

Ideal si llevas meses a pico y pala y quieres rematar la faena con tu chico/a. Si con esto no… es que no.

Tras ubicarnos, comenzamos con lo que realmente nos importa aquí: La comida. El condumio. La pitanza.

Tras pedir una botellita de vino y atacar el pan (muy rico por cierto) con bastante gusto, la cena comenzó con dos aperitivos que nos ofreció la casa: Crema de marisco y unas brochetas de jamón y tomate.

ras esto decidimos pedir 3 entrantes: Raviolis de patata rellenos de butifarra negra y alubias del Ganxet. Pata de pulpo con panceta, torreznos y patatas rotas y “Nuestra versión de los huevos rotos: Homenaje a Madrid”

Os dejamos con las fotos de nuestra visita para que vayáis haciendo hambre.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2016/05/13/atico-by-ramon-freixa-muy-mal-se-te-tien...

26/02/2016

alta cocina a precio razonable en el cielo de Madrid

El local es el restaurante del hotel que está en la esquina de Gran Vía y que desde su terraza domina el cruce de Alcalá con Gran Vía, uno de los sitios emblemáticos de Madrid. Ahora lo ha cogido Ramón Freixa y además de cerrar la terraza para poderla aprovechar todo el año le ha dado una vuelta a la carta, ahora más sofisticada, curiosa e interesante. Me encantó la hamburguesa, con pan de cristal, y me fallaron los postres. No entiendo por qué ahora los postres van en vasos cuando es mucho más cómodo y fácil emplatarlos. Carta de vinos corta, con buenas opciones. Precio medio razonable.