Este local entre Chamberí y Bilbao representa una cocina moderna, de fusión e informal en un ambiente luminoso y de moda. Ya cuentan con platos clásicos como sus albóndigas de rabo de toro pero su carta cambia con cada estación. Además, tienen un menú del día muy atractivo. Precio medio 30-40€.

Ordenar por:

relevancia fecha

17/07/2017

Fusión bien llevada a cabo y buena calidad relación precio.

Se han sucedido varias visitas desde que escribí acerca de Bacira, y siempre he salido contento. Todo sigue igual; servicio agradable, buena fusión, platos ricos e ideales para compartir con opciones fuera de carta y precios comedidos.

Bacira me ha salvado en mas de una ocasión; si bien es cierto que resultaba difícil reservar, siempre he tenido suerte cuando he querido ir, consiguiendo mesa el mismo día. Generalmente está completo y hay que preguntar si la barra está libre. Suele estar libre y siendo dos personas lo normal es que puedas cenar en ésta sin problema. Por otro lado abre en Domingos noche, donde hay muy pocas opciones para elegir.

En esta última ocasión probamos de aperitivo el gazpacho de remolacha con huevas de mujol y philadelphia, y comenzamos los entrantes con una recomendable ENSALADILLA DE AJÍ AMARILLO CON CARPACCIO DE GAMBA, shichimi, alga nori y tobiko

A continuación dos de sus platos estrella, la ANGUILA AHUMADA CON RICOTA, TOMATE SECO, BROTES Y QUINOA, y el TIRADITO DE LUBINA A LA BILBAÍNA, con cebollino, ajo y guindilla, que serían una muy buena opción para gente que va por primera vez.

Suelo pedir una sucesión de nigiris, que realizan bastante bien, al fin y al cabo provienen de Nikkei225. En este caso NIGIRI DE ANCHOA CON AGUACATE Y PICO DE GALLO. No está malo, pero no me termina de convencer ningún nigiri con anchoa que haya probado, y tampoco con esta combinación en concreto; NIGIRI DE ATÚN CON MAYONESA DE KIMCHI Y PASTA KATAIFI. Buena mezcla y textura crujiente debido a la pasta de origen griego; No falla el NIGIRI DE VIEIRA FLAMBEADA CON SALSA HUANCAÍNA, SHICHIMI Y ALGA NORI, y terminamos con un correcto NIGIRI DE ANGUILA CON FOIE. Muy bien el arroz en todos ellos.

Para terminar los salados el HARUMAKI DE OREJA. Me gustó, aunque anteriormente era de pato a la naranja y prefería ese.

De postre el BANANA SPLIT THAI, servido en coco con banana impregnada en ron, cuajada de vainilla, gelatina y helado de chocolate y rocotó con crujiente de chocolate. Muchos sabores y texturas. Merece la pena.

Sirven buen pan.

No llegó a 40€, buena RCP.

-----------------------------------------------

1ª visita.

Tenía ganas de probar Bacira desde que Roberto de Nakeima lo presentó en twitter, pero con el verano de por medio no había tenido tiempo de acercarme.

El local está bien, bonita decoración y buen servicio, que estuvo amable, atento y nos sirvieron con rapidez.

De aperitivo sirven una muy buena CREMA DE REMOLACHA CON YOGURT GRIEGO Y HUEVAS DE MUJOL

Seguimos con ANGUILA AHUMADA CON RICOTTA, COMPOTA DE MANZANA, TOMATE SECO Y QUINOA, un plato que en teoría estaba fuera de carta aunque llevan con lo mismo fuera de carta bastante tiempo (tipo bomba bistrot). Para mi fue lo mejor de la comida. Brutal sabor de la anguila, un pez que me encanta.

Mas tarde hemos probado el HUEVO A 65° CON MIGAS CON CHORIZO donde el primero hace que las migas estén melosas. Buen plato.

Los RAVIOLI DE MORCILLA CON PIÑONES Y MANZANA Y SALSA DE PIMIENTOS DEL PIQUILLO CON KIMUCHI no está mal, aunque tampoco repetiría. Está bien el toque picante del kimuchi.

El CERDO AGRIDULCE también está bien, aunque peor que la CARRILLERA DE CERDO IBÉRICO GLASEADA CON TERIYAKI, ANACARDOS, PIPAS, ALMENDRAS, REMOLACHA Y CREMA DE LICHI, que se desmigaba con facilidad. Bastante buena.

De postre he probado la VERSIÓN DEL DRÁCULA, que es uno de los helados que mas me gustaba de pequeño y, la verdad, está clavado!
Consta de fresas y frambuesas con un helado de vainilla al que le añaden una reducción de coca cola y un jarabe de fresa. Muy bueno.

El otro fue un PAN DE ESPECIAS CON CHOCOLATE Y HELADO DE NARANJA. No estaba mal pero era prescindible; tenía mejor pinta de lo que realmente era.

En resumen, me ha gustado en líneas generales aunque no me emocione. Había platos bastante buenos y otros peores, pero nunca malos. Volveré seguro, ya que la carta es bastante amplia y es buen sitio para pedir bastantes platos y compartir.

En cuanto al precio creo que es razonable, 35€ por barba sin vino.

22/02/2017

Pufffff ... sigue sin convencerme

Me da rabia contradecir al resto de opiniones acerca de Bacira pero es mi segunda visita y sigue sin convencerme. Cuando A & R eligieron este local para nuestro reencuentro, pensé que sería una buena opción para contrastar impresiones. El resultado = el mismo.

La primera vez fue hace dos años con mis amigas del colegio y la impresión de ahora se repite. No es que la comida no esté buena, que lo está y es cierto, pero tampoco es para tanto si lo pongo en contexto con el precio (ticket medio de 40 /45 €), el entorno (que no se aparca ni de broma y tampoco es que estemos en la milla de oro), las cantidades (que realmente son escasas) y la decoración (estuvimos en un sótano).

- Albóndigas de rabo de toro: Exquisitas pero para quedarte con el recuerdo del sabor habría que tomarse dos por comensal.

- Pulpo con boniato asado y quinoa: Muy bueno pero el mismo comentario, escasísima cantidad.

- Ceviche de corvina: Ración aún si cabe más pequeña que las anteriores.

- Tiradito de vieras: Delicioso. Dos cortes para cada uno. En su gusto exacto de cítrico

- Baos: Si lo hubieran puesto con un poco más de gracia y por supuesto con más chicha, pues quizás mi comentario sería como el de Sergiete que tuvo más suerte que yo en aquella en ocasión y le pusieron un Bao en condiciones, lo nuestro fue mucho pan y poco lerele.

- Adaptación de carrot cake: Esta no me gustó. Si por textura, ni por sabor.

La presentación de los platos muy buena y la comida, muy escasa como he dicho. Me parece una pena porque de sabor la comida está muy buena y a pesar de no tener que saciar estómagos en cantidades industriales, creo que no debemos olvidar que se va a comer o cenar, no a un aperitivo. Aún así y teniendo en cuenta todo lo anterior, sigue sin compensarme ir a este local y tampoco lo recomendaría.

Para beber, 4 cañas y dos botellas de vino.

Por si fueran de interés, los siguientes datos:
- Febrero 2017
- Cena sábado
- 4 personas
- 175 € en total

Sergiete

¡Qué lástima! La verdad es que los baos de tu foto se ven un poco "esmirríaos"... los de mi última visita iban cargados hasta las trancas, y muy buenos por cierto.

22 de febrero de 2017

Helen Holms

Ya .... si es que los he visto y se me caía la baba .... por esto te digo que mi puntuación no puede ser mejor. Todo muy escaso Sergiete y, si, la comida muy rica pero ese plan .... poca chicha y cantidad .... ;(((

22 de febrero de 2017

Sarah Connor

Uff, tenía pensado reservar que vienen unos amigos pero leyéndote me ha dado todo el bajón Helen. Creo que buscaré otro sitio.

16 de marzo de 2017

18/09/2016

Pasen y disfruten, Bacira es TOP. Chamberi's on fire!!!!

17/9/2016

Un año después y dos visitas (julio y septiembre) en las que todos hemos disfrutado muchisimo, me hacen reconsiderar mis sentimientos hacia bacira.
Estas dos ultimas veces nos hemos dejado guiar por los consejos del servicio y esto ha traído consigo platos de notable/sobresaliente.

ENSALADILLA DE AJI AMARILLO CON TOBIKO Y GAMBAS, es una ensaladilla delicada, con la carga perfecta de mayonesa y con el aporte marino que le da la gamba. Deliciosa.

TIRADITO DE LUBINA Y ZAMBURIÑAS, otro grandisimo plato, el corte de la lubina es perfecto, la zamburiña viene ligeramente marcada en la placha y rematado con una salsita huancaina.

TATAKI DE ATUN, visualmente precioso, una explosión de colorido en el plato, donde reina un rojo intenso del atún, que por el preciso corte del tataki se desace en la boca. Un fondo verde de wasabi que da mucha frescura al plato, y juliana de cebolla, brotes y pétalos, que aportaban texturas y sabores interesantes. Sobresaliente.

PULPO, en la visita de julio venia con un PARMENTIER DE PATATA, y creo que algun toque de trufa, gustó. Esta vez con ENSALADA DE QUINOA, no gustó tanto, el pulpo estaba fuera de punto de cocción, haciendose muy dificil de comer.

COSTILLA GLASEADA, vienen 4/5 cortes de costilla (sin hueso), una carnes melosa y sabrosa que gustó, gustó muchisimo.

En el apartado dulce en julio probamos TORRIJA estilo a la de La Raquetista, empapada y blandita, muy rica, y la CARROT CAKE. Esta vez la TARTA DE QUESO, original por su puesta en escena, con helado y base de calabaza.

PETIT FOUR invitacion de la casa

Ahora es fácil conseguir mesa, estas dos ultimas veces hemos llamado en la misma noche y tenían mesa, y el servicio me ha resultado atento y muy simpático por lo que todas son buenas nuevas.

Por el disfrute de las dos cenas y un precio medio de unos 30€ con vino (bebiendo Navaherreros Blanco) me da alegria pensar que me he reconciliado con Bacira, que el nivel de disfrute ha sido maximo y que seguiré viniendo a dejarme llevar.

18/9/2015

Estabamos en lista de espera y a las 20h nos llaman para darnos una mesa, perfecto, con las ganas que teníamos de ir.

El local ya lo conocíamos, habíamos estado tomando un vermut (con su anguila y su bao) hace unos meses. Decoración modernilla, de la que se viene viendo estos últimos años, que si un palet en la pared, que si azulejos vintage, que si vigas vistas... me gusta, pero ya está muy rayado ese formato.
El servicio correcto, aunque el camarero que nos atendió era un pan sin sal.

- ANGUILA AHUMADA (5€ la media) con ricota, quinoa y brotes. La primera vez que lo probamos nos encantó, esta vez algo menos, la anguila esta en su punto perfecto de ahumado pero el resto de los componentes del plato no aportaban demasiado.

- NIGUIRI DE LUBINA A LA BILBAINA. (8€) Original es, pero solo sabe a ajada y el arroz no está glutinoso.

- TIRADITO DE VIERAS, con tobiko. (7€ media) La viera estaba buena, no voy a decir que no y el plato es colorido y agradable al ojo, pero es que no me ligan bien los ingredientes, tienes que hacer un esfuerzo para apreciar cada sabor por separado, por un lado la viera, que como le metas mucho condimento le restas todo el sabor, por otro lado el tobiko y un crouton de pan supongo que para dar textura, y el toque cítrico del tiradito.

- ZAMBURIÑAS, holandesa de yuzu. (16€) Decepcionate, igual que el anterior plato. Tienes un producto que gusta por si solo y lo revientas metiendo mierdas de colores y brotes sin sentido. Solo sabia a pico de gallo, era imposible apreciar el molusco. Que soy el primer aficionado a la fusión, pero lo primero de todo tiene que ser el sabor, y sino funciona pues no lo saques.

- SPRINGROLL DE PATO A LA NARANJA. (10€). Buenisimo, me encanto. Una pasta crujiente, carne melosa y una salsa de naranja dulzona. Sabor facil y rico.

- SETAS DE TEMPORADA CON MANITAS DE CERDO. (14€). También me gusto, las setas, boletos principalmente, marcadas a la plancha, con las manitas que daban un toque crujiente. Muy muy rico.

Con un albariño Leirana a 19€ salimos a 41€ p.p no es mala RCP, precio medio en Madrid para este 2015, pero no creo que vuelva, porque hay demasiado sin sentido en esta cocina.

Lady Spider76

Totalmente de acuerdo contigo. A mi Bacira me gusta, pero sin llegar a emocionarme. La primera vez que fuimos me alucinó, pero de eso hace dos años. Ahora veo locales en Madrid con mucho más punch y con una oferta más variada, que veo que en éste la carta pasa de una estación a otra sin despeinarse.

21 de septiembre de 2015

Miss Migas

Yo también debo reconciliarme con ellos...

19 de septiembre de 2016

25/04/2017

Esperaba más

Tenía ganas de probar Bacira ya que me gustan mucho los restaurantes de fusión asiática y organicé una cena de trabajo allí. Al tratarse de un grupo de 10 personas nos prepararon un menú por el que salimos a 45 euros por persona.
El menú incluía lo siguiente
1. Ensaladilla de ají amarillo, tobiko y Carpaccio de gambas (bueno)
2. Ceviche de corvina (bueno)
3. Maki de salmón flambeado (ni fu ni fa)
4. Rollito de pato a la naranja con shitake, shimeji y enoki (no me acuerdo , así que nada reseñable)
5. Pulpo a la parrilla con ensalada de quinoa (ok)
6. Lomo bajo con pimientos (carne muy normalita)
7. Chocolate
El menú incluía agua y un vino de toro (Matsu)

El precio me pareció correcto, pero eso fue todo, la experiencia se quedó en correcta sin más. No hubo ningún plato memorable, el local tampoco me encantó (cierto es que nos colocaron en la planta de abajo). Los platos evidentemente eran todos para compartir y quedó un poco cutrecillo todo ahí puesto al centro en lugar de servir las raciones de forma individual.
La verdad es que en esta horquilla de precios hay sitios que me gustan mucho más, así que en mi caso no creo que repita que hay mucho que comer en Madrid.

16/10/2017

Gran inicio, correcto presente

Bacira es uno de esos restaurantes con una llegada fulgurante a la capital, que vislumbraba un futuro top dentro del espacio fusión y que poco a poco se ha deshinchado, hasta estabilizarse en un buen local con relación calidad precio buena.

Recuerdo la primera vez que vine a este restaurante a mediados de 2015. El sitio se había convertido el el local de moda, todo el mundo hablaba maravillas y la fiebre aumentaba semana a semana, hasta el punto de tener dificultad de reservar a casi un mes vista. Al final pude hacerme con una reserva, fui y disfruté como un enano. Todas mis expectativas se cumplieron y vislumbraba un potencial muy grande en un futuro cercano. Tiraditos, sushis, albóndigas, ceviches, raviolis se entremezclaban para dar fusión a un restaurante top en propuestas, calidad y sabor. A todo esto se le unía un menú en días laborales a 13,5€ que era literalmente imbatible en la ciudad. A dónde no podría llegar ese equipo con un inicio tan fulgurante en la gastronomía madrileña?

La primera decepción vino a mediados de 2016, vi un pequeño deterioro en servicio, en la calidad de los platos y en unas propuestas que no habían evolucionado nada en 1 año. Seguía siendo un grandísimo restaurante, y su menú del día continuaba estando en el top de la capital, pero algo me falló. Repetiría pero con reservas.

Y llegamos a hoy 16 de octubre de 2017, y mis temores se hicieron realidad. Mis temores, no de que fuese un mal restaurante, que no lo es, sino que no era el bombazo que esperaba tras esa primera visita dos años antes. El fantastico menú del día, que lo diferenciaba de otros locales, había sido eliminado. La carta seguía bloqueada en 2015 sin atisbo de evolución. Servicio correcto, camarera sin nada destacable que alabar ni nada destacable que criticar. Cuatro platos y un entrante sabrosos y bien emplatados. Nada destacable más allá del buen sabor que me dejó las albóndigas de rabo de toro una vez más y nada que criticar más allá de la pobre calidad del arroz del sushi de viera.

63€ dos personas, buena calidad, buen precio, pero decepcionado de que no se haya convertido en ese referente con el que me ilusioné en mi primera visita.

Lo recomiendo para todo el que no lo haya visitado y para los que no quieran complicarse y busquen una buena rcp en un restaurante que fusiona comida japonesa, sudamericana y mediterránea.

03/02/2017

BACIRA TOP

Uno de mis lugares favoritos en Madrid. Una calidad precio abrumadora y una pasión por la gastronomía que se respira en cada milímetro del local. Comida fusión con sentido y llena de sabor. Nunca olvidaré la primera vez que probé el tiradito de dorada... NUNCA. Todo absolutamente todo está a un nivel superior. La atención es espléndida, por lo que ir a Bacira se convierte en una experiencia única, para todos los sentidos.

19/08/2018

Fusión de la buena

En un local algo angosto aunque soportable se instala este sitio más que razonable. La cocina incurre en la consabida fusión japo-peruana que todo lo disuelve. Sin embargo, el resultado es más que óptimo, ya que ofrecen platos que podrían pasar en un estrella michelin a precios populares. Si cambiasen de local lo terminarían de petar. Precio X2 con bebidas (cerveza): 72 €

05/08/2016

Excelente. Buen nivel culinario a buenos precios. Para repetir.

Varias visitas y pendiente de plasmarlo todo.

Barrio tranquilo, local con encanto y equipo muy majo con ganas de agradar.

Buena cocina, platos clasicos como la anguila o las vieiras con salsa huancaina están muy buenos. Hay platos más sorprendentes y otros mucho más normales, pero siempre ricos y a buen nivel. Hay meteduras de pata en algunos platos con ingredientes que no terminan de encajar pero es la moneda de pago a que los clientes formamos parte de su evolución creativa. Mi recomendación: tener 2-3 platos fijos y arriesgarse en los otros 2-3.

Me pierden sus postres... siempre enlazan con el recuerdo de otros postres/dulces de nuestra infancia y es algo que te saca una sonrisa sí o sí.

1Falces

La anguila con ricota es floja. Los postres de 10. La torrija mundial y el chocolate copiado de Maido, así que riquísimo.

6 de agosto de 2016

10/10/2016

Top..!!! Me encanta..!!

Llevo ya tres visitas y destacaría la gran calidad en los platos con mezclas de sabores muy ricas y unicas, nigiris, tiraditos, albondigas, ceviches, etc....todo riquisimo.
postre dracula, no digo mas.
para mi uno de los mejores locales que hay ahora mismo en madrid, top

25/08/2016

Si pero no

Creo que en Bacira me ha sucedido algo que, a menudo, suele ocurrir en aquellos sitios a los que acudes con muy buenas expectativas, sobre todo tras haber intentado conseguir mesa en varias ocasiones de manera infructuosa.
Entramos y el local no me dijo gran cosa, está bonito, pero el tipo de decoración está muy en la línea de lo visto últimamente en muchos locales de Madrid. La separación entre mesas me pareció adecuada y el personal muy amable y atento. La camarera que nos atendió era encantadora.
Respecto a la comida, mi experiencia tuvo sus altibajos. Primero decir que la carta es bastante larga, cosa que siempre he odiado y que nunca entenderé. Lo primero que tomamos fueron ostras con ponzu que, si bien no estaban mal, su sabor final era de ostra con soja, nada reseñable. A continuación, tomamos ensaladilla de ají, bastante buena, me quedé con ganas de más. El esturión ahumado también estaba rico, pero me pareció un plato incompleto, creo que deberían darle una vuelta. Tras esto, tomamos tiradito de dorada con vieira, para mí el plato más conseguido de todos los que tomamos, estaba espectacular. Por último, tomamos las albóndigas de rabo de toro, ya que nos las recomendó la camarera como uno de los platos con más éxito. A mi realmente no me dijeron nada y me pareció una ración pequeña, solo eran tres albóndigas. De postre tomamos una torrija caramelizada que estaba muy, muy buena.
La carta de vinos me gustó, además no me pareció que los precios estuvieran muy inflados, si bien, hay que decir que gran parte de los vinos son de precio medio-alto.
En definitiva, un restaurante que, aun estando bastante bien en términos generales, no me llegó a convencer tanto como pensaba. Tiene platos muy conseguidos junto con otros que no lo están, quizá deberían reducir la carta o bien tratar de mejorar estos últimos. Respecto a la RCP no está mal, quizá un pelín subido de precio.

Sanroque

Es caro para lo que te ofrecen. No creo que vuelva una tercera vez.

20 de febrero de 2018

23/02/2017

He ido dos veces ya y la experiencia ha sido extraordinaria. Buenos ceviches, tartars y unas alcachofas con salsa de foie exquisitas. Pisco sour muy recomendable. Las dos veces me dejé recomendar por los camareros. No es barato, pero tampoco caro teniendo en cuanta la calidad de la cocina y de la materia prima.

02/05/2016

POR FIN. SÍ ES ORO, Y RELUCE

Cena Sábado Abril 2016

Debo de ser el último, y después de la segunda reserva (de 3 meses cada una) consigo clavar la banderita aquí.
A la primera reserva no pude ir y, a pesar de venderlo bien y ofrecerla a media España, incluído comentario en esta página, tuve que anularla... Están locos estos romanos...

El local a primera vista es agradable y moderno, pero con un toque más de sitio para comer que de sitio posturil de copas de después. Le da un toque algo más serío en lo gastronímico.
El ambiente general, el amplísimo espacio entre mesas, la iluminación y la atención te hacen sentir muy cómodo en todos los aspectos.

Indecisión inicial entre pedir el menú (40€. Adjunto foto) o de carta. Como en este sitio todo está bueno (o eso dicen) no lo tengo claro. Al final nos recomiendan no pedir menús para todos y pedimos variadito con ayuda de la simpática camarera, el brainstorming grupal y el dictador(yo), que para eso he reservado :P

CREMA DE REMOLACHA (aperitivo de la casa). En las primeras cucharadas quizá pensé que está más rica la crema de algunos otros sitios y otros ingredientes, más clásicos, menos dulce, pero lo cierto es que ese dulzor sienta bien para abrir el apetito y tiene un color más vistoso.

OSTRAS. Muy buenas, aunque me dejó un poco indiferente el que no me resultara ni más sorprendente ni más agradable que la misma ostra con un poco de limón.

TIRADITO DE PEZ LIMÓN. Le gusto mucho a todo el mundo, pero en mi caso quizá fue el top. Soy rebelde porque el mundo me ha hecho así y tengo una cierta adicción por este tipo de preparaciones "pescado crudiles".

TIRADITO DE DORADA. Muy bueno también y nuevo éxito. Por poner alguna pega, y para mi gusto personal, excesivo aporte graso-cremoso por encima al pescado. Aunque es verdad que variar así también aporta al conjunto de la cena.

TIRADITO DE ANGUILA. Un exito. Fue el top de más de uno. Estaba muy bueno y creo que en este caso, con la anguila, me resulta mucho más apropiado el aporte graso-cremoso.

CEVICHE DE ERIZO. Siendo un plato quizá más complejo de adaptar a todos los públicos, y aunque creo que no a todo el mundo gustará, estaba muy conseguido, muy bueno, agradable y fresco. No tenía mucha acidez, lo que potencia el sabor del erizo.

CEVICHE DE CORVINA. Pequeña decepción. Estaba bueno porque un ceviche de una buena corvina tiene que estarlo, pero comparando con otros este tenía un poco de exceso de acidez-amargor que no terminó de redondear el plato.

BAO DE MOLLEJA. Muy buenos. La molleja perfecta y la combinación con el resto de ingredientes buenísima.

ALBONDIGAS. Este tiene un plus de presentación. Por lo demás la albondiga tiene muy buen sabor y el pure que las acompaña también. Como apreciación personal no me terminó de convencer del todo en una albondiga la textura tan tan blanda. Probaría otro.

CARROT CAKE. Si lo hubieran llamado tarta de zanahoría "deconstruída" nos habríamos desconojado, pero es algo así. Está muy buena.

TORRIJA. Muy buena. Pero no top.

DRÁCULA. Este me encantó. Comes sobretodo fresas y frutos del bosque con el helado y tienes la sensación de tomar algo más elaborado con un sabor que recuerda al polo drácula que tanto nos gustaba de pequeños.

BEBIDA. Aguas, cervezas y botellas de Terrible (16€).

CAFÉ. Bueno.

GINTONIC. Fenomenalmente puesto, mucho mejor que el de después en PerraChica.

PRECIO. Pues pidiendo de carta, con bebidas y vino, cafés, y gintonic final, 42€ por cabeza, ¡2€ más que el menú pelado!. Sin el gintonic serían 35€. Una relación calidad-precio mejor que buena.

¡Volveré!

ME GUSTA:
- El local y el espacio.
- La atención.
- La relación calidad-precio.

NO ME GUSTA:
- La espera para conseguir una reserva.
- Tras las recomendaciones del personal, me queda la duda de que en este sitio se pueda comer igualmente bien sin que fundamentalmente todo se fundamente ostras, sushis, ceviches y tiraditos. Me gustaría volver y comprobar que puede ser un éxito variando más.
- Zona poco "aparcable".

Sr Rodriguez

Yo tengo la misma sensación. Casi toda la carta es "fría"

2 de mayo de 2016

Miss Migas

Yo después de la última experiencia lo dejé en stand by, y así va a seguir durante un tiempo....

2 de mayo de 2016

19/07/2016

Fusion si, asi si

Todo sea dicho, tenia muchas ganas de ir a Bacira y la verdad es que no defraudó. Sitio chulo y muy bien puesto. Comida increible con especial mención al Tiradito de dorada que es de otro planeta y al rollito de pato. Tartar de atun correcto (quizas con demasiado sabor a pomelo), Ensaladilla tambien correcta y unas albondigas de rabo de toro que prometían mucho pero que defraudaron un poco.

Hay que venir y descubrirlo.

08/12/2016

Genial

Qué ricooooo!!!
Me encanta :-)
La comida, precio, servicio, local...todo perfecto!
Los 5 salimos super contentos.

19/04/2016

Disfruté como un niño

Como las opiniones son siempre subjetivas, le pongo cinco estrellas. Si fuera objetivo le pondría sólo cuatro. Pero es que disfruté como un niño. Había quedado con un buen amigo que rompe Madrid de lunes a domingo, y que es un habitual de este sitio. Tras mi negativa a quedar en otro garito no lejos de allí y donde literalmente había que hacer cola durante media hora para comer de pie (supongo que muy bien, por otro lado), me propuso Bacira sobre la marcha, y tuvimos la potra marinera de encontrar una mesa para dos. Como yo llevo bastante tiempo fuera del circuito gastrochic, no lo conocía, y tengo que reconocer que me encantó.
Analizando por partes:
- El local: está curioso, cómodo, tranquilo. Es bonito pero como ya casi todos los sitios son bonitos no llama la atención. Más que suficiente.
- El servicio: me pareció excelente. Y no era porque conocieran a mi colega, porque las dos camareras que estuvieron atendiendo nuestra mesa no tenían ni idea, y fueron encantadoras. Un diez.
- La comida: Olé! Es un sitio donde puedes pedir y probar un montón de cosas -nos pusimos hasta las trancas- sin salir rodando en un barril ni tener que ir al baño a hacer el romano.
Tomamos un salmorejo con atún marinado que estaba de coña; anguila ahumada con ricota -muy rica-; ceviche de erizo de mar -buenísimo, sabor a mar total-; tiradito de dorada con vieiras -espectacular-; mollete japonés de mollejas -sabroso y grasiento-; y unos callos thai para mojar pan y chuparse los dedos.
Lástima que no nos quedara espacio para el postre. Un gin tonic y ya, que para eso siempre hay sitio.
- El precio: unos 40-45 € por persona. A nosotros se nos fue un poco la mano con el vino y cayeron dos botellas, por lo que que fue algo más. Aún así, me pareció que merece mucho la pena!
La verdad es que no miré ni la carta porque mi amigo quería que probara algunas cosas, así que me dejé recomendar. Pero viéndola después me han entrado ganas de probar muchos platos más!