Este local entre Chamberí y Bilbao representa una cocina moderna, de fusión e informal en un ambiente luminoso y de moda. Ya cuentan con platos clásicos como sus albóndigas de rabo de toro pero su carta cambia con cada estación. Además, tienen un menú del día muy atractivo. Precio medio 30-40€.

Ordenar por:

relevancia fecha

25/04/2017

Esperaba más

Tenía ganas de probar Bacira ya que me gustan mucho los restaurantes de fusión asiática y organicé una cena de trabajo allí. Al tratarse de un grupo de 10 personas nos prepararon un menú por el que salimos a 45 euros por persona.
El menú incluía lo siguiente
1. Ensaladilla de ají amarillo, tobiko y Carpaccio de gambas (bueno)
2. Ceviche de corvina (bueno)
3. Maki de salmón flambeado (ni fu ni fa)
4. Rollito de pato a la naranja con shitake, shimeji y enoki (no me acuerdo , así que nada reseñable)
5. Pulpo a la parrilla con ensalada de quinoa (ok)
6. Lomo bajo con pimientos (carne muy normalita)
7. Chocolate
El menú incluía agua y un vino de toro (Matsu)

El precio me pareció correcto, pero eso fue todo, la experiencia se quedó en correcta sin más. No hubo ningún plato memorable, el local tampoco me encantó (cierto es que nos colocaron en la planta de abajo). Los platos evidentemente eran todos para compartir y quedó un poco cutrecillo todo ahí puesto al centro en lugar de servir las raciones de forma individual.
La verdad es que en esta horquilla de precios hay sitios que me gustan mucho más, así que en mi caso no creo que repita que hay mucho que comer en Madrid.

16/10/2017

Gran inicio, correcto presente

Bacira es uno de esos restaurantes con una llegada fulgurante a la capital, que vislumbraba un futuro top dentro del espacio fusión y que poco a poco se ha deshinchado, hasta estabilizarse en un buen local con relación calidad precio buena.

Recuerdo la primera vez que vine a este restaurante a mediados de 2015. El sitio se había convertido el el local de moda, todo el mundo hablaba maravillas y la fiebre aumentaba semana a semana, hasta el punto de tener dificultad de reservar a casi un mes vista. Al final pude hacerme con una reserva, fui y disfruté como un enano. Todas mis expectativas se cumplieron y vislumbraba un potencial muy grande en un futuro cercano. Tiraditos, sushis, albóndigas, ceviches, raviolis se entremezclaban para dar fusión a un restaurante top en propuestas, calidad y sabor. A todo esto se le unía un menú en días laborales a 13,5€ que era literalmente imbatible en la ciudad. A dónde no podría llegar ese equipo con un inicio tan fulgurante en la gastronomía madrileña?

La primera decepción vino a mediados de 2016, vi un pequeño deterioro en servicio, en la calidad de los platos y en unas propuestas que no habían evolucionado nada en 1 año. Seguía siendo un grandísimo restaurante, y su menú del día continuaba estando en el top de la capital, pero algo me falló. Repetiría pero con reservas.

Y llegamos a hoy 16 de octubre de 2017, y mis temores se hicieron realidad. Mis temores, no de que fuese un mal restaurante, que no lo es, sino que no era el bombazo que esperaba tras esa primera visita dos años antes. El fantastico menú del día, que lo diferenciaba de otros locales, había sido eliminado. La carta seguía bloqueada en 2015 sin atisbo de evolución. Servicio correcto, camarera sin nada destacable que alabar ni nada destacable que criticar. Cuatro platos y un entrante sabrosos y bien emplatados. Nada destacable más allá del buen sabor que me dejó las albóndigas de rabo de toro una vez más y nada que criticar más allá de la pobre calidad del arroz del sushi de viera.

63€ dos personas, buena calidad, buen precio, pero decepcionado de que no se haya convertido en ese referente con el que me ilusioné en mi primera visita.

Lo recomiendo para todo el que no lo haya visitado y para los que no quieran complicarse y busquen una buena rcp en un restaurante que fusiona comida japonesa, sudamericana y mediterránea.

04/02/2016

Decepcionante

Visité Bacira por primera vez en su mes de apertura y no me impresionó para nada. Con el tiempo se ha vuelto muy famoso y decidí volver. Pedimos el menú y la verdad es que estuvo todo muy normalito, a veces soso. Fuera del menú pedimos un ceviche de gambas que tenía un sabor un poco desagradable y que abusaba de concentrado de mango. Muy inferior a los ceviches de cascabel / Punto MX, por compararlos.
Buen servicio.
No regreso.

09/11/2015

Fusión sin fronteras escondido en Chamberí

Noviembre 2015

[[Que me lo he pasado en grande, oigan]]

Con un año de absoluto triunfo cumplido a la espalda, Bacira está decidido a que su cocina de fusión sin fronteras se establezca como lugar de peregrinaje en pleno Barrio de Chamberí, prodigando el slogan de "bueno, bonito y barato" a los cuatro vientos. Tras este proyecto se encuentran tres jóvenes cocineros que se conocieron en el difunto - y que regresará de entre los muertos próximamente - Nikkei 225 y que practican una cocina fusión en la que figuran notables influencias sudamericanas y asiáticas entremezcladas con el recetario tradicional.

Así, su carta se compone de diferentes platillos, que en su mayoría pueden pedirse en medias raciones y, a grosso modo, la cocina de este local agradable y diáfano, con un servicio atento y cercano que sabe cuidar al cliente, se puede definir por la calidad de su producto, un tratamiento adecuado y unos sabores potentes que suelen columpiarse entre lo picante y lo ácido siempre con notas frescas pudiendo encontrarse abundantes referencias con ají, curry, algas o cítricos y aliños asiáticos y peruanos.

Tras un aperitivo por parte de la casa a base de una densa brandada de bacalao con miso dulce y pan de gambas, acompañada por pan de Panic, comenzamos la ingesta probando la Ensaladilla rusa con ají amarillo, huevas de tobiko y carpaccio de gamba, con su agradable toque picante y bastante cremosa, con la muy fresca y bien equilibrada Sardina ahumada con ajobanco de coco, higo y PX, ideal para abrir boca quedándose con ganas de más y el curioso Nigiri de anchoa con aguacate y pico de gallo, a ocho euros la pieza. En versión japo-peruana, rico y quizás demasiado sabroso el Tiradito de dorada con vieira de la Patagonia y salsa huancaína y más....

LEE MÁS: cocinayrecetas.hola.com/blogclaramasterchef/20151109/bacira-fusion-s...

Septiembre 2014

Reseña que se quedó en el tintero tras una visita en un jueves por la noche lleno hasta la bandera con gente incluso comiendo en la barra. Carta atractiva con muchos platos y diversas opciones entre las que se pueden seleccionar medias raciones, opción ideal si se quiere probar un poco de todo dentro de un concepto en el que abundan los toques internacionales tanto de Asia como de Sudamérica: tiraditos, ceviches, nigiris...etc que se completan con platos tradicionales como carrilleras, ajoblancos, albóndigas o torreznos.

Gath

Un gran sitio.

4 de septiembre de 2014

acme

Lo del nigiri de anchoa a 8 lereles/unidad o se han equivocado o se han vuelto locos. En Junio 8€ el par.

8 de noviembre de 2015

Miss Migas

Me alegra no ser la única que ha flipado.

8 de noviembre de 2015

Gath

Sorprendido....

8 de noviembre de 2015

10/10/2014

No me enamoré, lo siento

Es la sensación de 2014 y todos dicen que es el nuevo Triciclo, y la verdad es que ganas, entusiasmo y acogida no les faltan. Así que había ganazas de conocer la cocina de estos tres cracks de la fusión. así que allí que fuimos.

Está bien que puedas pedir medias raciones, porque nos dio la oportunidad de probar un poco de todo.

-Tartar de atún picante con aguacate, alga wakame y pomelo rosa: me gustó sobre todo la salsa kimuchi, un locurón. El tartán rico, sí.

- tiradito de merluza a la bilbaína: pssss... mucho vinagre. A lo mejor es que no es my cup of tea, como dice el Spider.

- Huevo a 65º con sus migas, patatas y chorizo: bueno, pero eché de menos algo de intensidad

-Anguila ahumada con ricotta, tomates secos, brotes tiernos y quinoa crispy : sin duda lo que más me gustó, por sorprendente e intenso

-las famosas albóndigas de rabo de toro: buenas, sí, peero... con todo lo que se habla de ellas, no sé... simpático el detalle del ahumado, pero si lo pienso, no sé si una de estas albóndigas vale los 5 euros que vale cada unidad.... mucha tela,no?

postres
- el falso drácula: me divirtió y sorprendió mucho, buena cantidad además, un postre gamberrete y que cumple su función: evocar el famoso helado y tu infancia

- Pan de especias con chocolate, helado de naranja, aceite, pimienta y sal: el toque de sal y pimienta le da un punto sorprendente, pero quizá vi un poco seco el pan; tal vez con brioche o un pan bombón hubiera estado mejor...? no sé

Cortesía de la casa un vinito dulce muy majetón

con agua grandota y agua con gas (entre semana no se bebe) a 30 euros por cabeza. Que no es caro.

Supongo que volveré;hay enusiasmo detrás del proyecto y honestidad.

coktail de gambas

La carta... bacira.es/carta/4585683102

24 de julio de 2014

acme

Ese local está gafao....

24 de julio de 2014

Sr Rodriguez

¿qué era antes?

25 de julio de 2014

Rosalía Martínez (Pi...

amasia, y antes creo que txirimiri y antes no sé q mas

25 de julio de 2014

Sr Rodriguez

joder, Amasia !! es verdad

25 de julio de 2014

Gath

Disfrútalo, estoy convencido de que te va a gustar,...

26 de septiembre de 2014

Rosalía Martínez (Pi...

tengo a fer allí, en una central perdida de la mano de dios a horas de Astaná :_(

26 de septiembre de 2014

Rosalía Martínez (Pi...

no puedo corasao! está enclaustrado en una central en la que vive en barracones, en medio de la nada más absoluta. No tiene un puñetero destino que motive o al que pueda acceder :_(

26 de septiembre de 2014

04/09/2014

¿QUÉ TIENE BACIRA QUE NO TENGAN OTROS?

Bacira nos invita a “una experiencia gastronómica donde el Mediterráneo y Asia se dan la mano”. Proyecto de un trío de ases al estilo Triciclo que después de su encuentro en Nikkei 225 deciden emprender su propio negocio en el barrio de Chamberí.

Se encuentran con el local del efímero Amasia y se lanzan al abismo de la restauración madrileña en pleno mes de julio. Momento bien arriesgo, nos comenta el camarero que nos atiende en sala, “…pero estamos muy contentos. Ya tenemos lleno el próximo sábado y el siguiente y el siguiente. Y mañana y el viernes también…” Y es que cuando los madrileños simpatizamos con un local, vamos a muerte, lo lanzamos al estrellato y lo colocamos en un abrir y cerrar de ojos en los primeros puestos de la lista de top ten!

Y efectivamente es un concepto interesante, que no novedoso, como decía recuerda a Triciclo en la idea de profesionales del gremio que se asocian para crear proyecto propio con una fórmula informal, de precios más o menos ajustados (así, así), local desenfadado (en este caso recuerda más a una gran taberna bien puesta) y cocina elaborada (más gastronómico éste que aquel).

Miércoles 3 de septiembre 22,30 horas local a rebosar, incluso un poco más tarde alguno que otro, copita en la barra (¡qué marchita de diario, un lujo!)

Llegamos apurados después de sesión de cine, pero puntuales. Nuestra mesa no es de las mejores, nos castigan en un rincón del local, aunque la verdad es que mesas buenas buenas podemos considerar tres, las tres que no se montan casi literalmente sobre las de los lados y que ocupan el lugar central del amplio local con algunas columnas que aportan calidez al espacio. El zócalo en tonos verdes, grises y blancos le imprime ese toque tabernario muy acertado. Mesas y sillas blancas muy sencillas gama Ikea con camino de mesa y buenas servilletas de tela en un verde intenso. Vajilla blanca de corte nórdico.

Tardan un poco en ofrecernos la carta, pero a partir de aquí los tiempos son correctos. Los platos se distribuyen en tres bloques, Para empezar…, Para seguir… y Dulces recuerdos. Además, un primer apartado de Fuera de carta. Como ya casi es obligado, algunos de ellos se ofrecen en medias raciones.

Aperitivo de yogurt griego, remolacha y huevas de mujol. Bien, pero mejor más pequeño, menos remolacha para equilibrar el sabor de todos los ingredientes. Rebanadas de pan especiales, pero correoso (1,5€ cubierto/ p).

Para empezar:

-Anguila ahumada con ricotta, tomates secos, brotes tiernos y quinoa crispy (8€ ración). Buenísima. Para mí fue una grata sorpresa porque descubrí que sí me gusta la anguila, lo que no me gusta es la anguila macerada en soja de los japos. Cantidad más que generosa con buena calidad del producto. De lo mejor de la cena.

-Niguiris de atún rojo (8€ , 2ud). Estaban ricos, pero la calidad del atún no estaba a la altura del precio.

-Tartar de atún picante con aguacate, alga wakame y pomelo rosa (8€, ½ ración). Bueno, el picante se les olvidó por completo, la combinación con el aguacate y el pomelo muy acertada, pero el tartar no se presentó armado, con trozos de atún en tapas en lugar de cortado en dados. Quizás quieran darle un toque distinto, en la foto que aparece en su web es como yo lo esperaba, pero podéis comprobar en la mía que el parecido es lejano y no creo que lo justifique que fuera media ración.

Para seguir:

-Bacalao confitado con crema suave de ajos tiernos y piparras (16€ ración), que tomó mi pareja. Buen producto y ejecución perfecta.

-Tiradito de vieiras con tobiko, brotes, cortezas y yuzu (12€). Yo pedí el tiradito de lubina, lo prometo, pero el camarero escuchó vieira. Acepté tomármelo, él se disculpó hasta la saciedad. No había problema, de hecho hacía bastante tiempo que no tomaba vieira, me gustan, pero si tengo otra opción siempre me decanto por ésta. A pesar del error estaba muy muy bueno. Las pequeñas cortezitas un puntazo.

Mi verdadero pesar fue no haber pedido las albóndigas de rabo de toro, pero me rajé pensando que serían demasiado fuertes para cenar. En la mesa de al lado fueron más valientes y que pintaza…! Quedan pendientes.

Para acompañar la cena tomamos un blanco Navaherreros 2012 D.O. Madrid, uvas albillo y macabeo (16€), muy bueno. Carta de vinos con referencias muy interesantes a buen precio. Además de vinos blancos y tintos, tienen un apartado de vinos espumosos y otro de vermut, generosos y una cerveza artesanal.

Terminamos con un dulce recuerdo, nuestra versión del “Drácula” (5€) con fresas, grosellas, coulant de fresas y helado de vainilla. Riquísimo.

Con una botella de agua con gas pequeña, 78,50€.

Restaurante con un formato muy de moda con cuidada cocina fusión a precios razonables. La cuestión es que se empieza a globalizar la oferta y ya es difícil encontrar la verdadera identidad de muchos establecimientos; acaso es que no tenemos que buscarla…

En rigor, 3,5 estrellas. En nuestra próxima visita optará a 4.

Gath

Muy buena reseña.

4 de septiembre de 2014

gastrolola

Gracias!!!!

4 de septiembre de 2014

Miss Migas

Vaya, coincidimos en fecha y hora!! Y comimos similar!!

5 de septiembre de 2014

spider72

Buena reseña Lola, aunque yo le pongo 5. Me pareció mucho mejor que Triciclo y más barato. La verdad es que al leer tu opinión me parecen pocas stars que te gusto mucho casi todo

5 de septiembre de 2014

gastrolola

Quizás tienes razón Spider, pero aún tiene casi 4 porque de los tres primeros realmente solo me pareció q estuviera a la altura de lo q esperaba la anguila, así q voy a ser dura y voy a mantener las 3. Prometo volver este invierno con muchas ganas de subir puntuación porque creo q promete. Con respecto a Triciclo tengo muchas ganas de volver porque yo fui al principio de su apertura y el concepto entonces era totalmente novedoso, pero es imposible, siempre completo!!!

6 de septiembre de 2014

Pilar Castellanos Fe...

Bacira ha sorprendido a propios y extraños, yo ya he ido cuatro veces y tengo una nueva reserva para dentro de quince días. Hoy he probado el menú del día que no lo había hecho hasta ahora, me ha encantado. Me encantan todos sus platos, calidad y precio inigualable, todo cocinado con mucha ilusión y mimo. Me encanta que los cocineros salgan a hablar e incluso sirvan algún plato a los clientes. Un servicio muy bueno. Se lo recomiendo a todo el mundo y sobre todo muy buena idea lo de las medias raciones. Solo me queda felicitarles

26 de septiembre de 2014

27/05/2015

Mucho primor y cuidado tanto del personal como de comida pero....

Aquí os dejo nuestra experiencia en Bacira el pasado 1 de noviembre a mediodía.

yanzoo.es/bacira-restaurante

spider72

Huy esto lo quiero leer yo...

2 de noviembre de 2014

Gath

Y yo, que dentro de muy poco, le toca el turno.

2 de noviembre de 2014

Lady Spider76

Pues si la experiencia es como la nuestra te encantará. Eso si, hay platos excelentes y otros que te dejan que ni fú ni fa.

2 de noviembre de 2014

Gath

No, si somos repetidores, la anterior ocasion salimos con sonrisa de oreja a oreja.

2 de noviembre de 2014

Lady Spider76

Ya decía yo!

2 de noviembre de 2014

Gath

Claro, estoy leyendo últimamente en las redes unas opiniones no tan positivas como al comienzo. Por ello tengo curiosidad por conocer la opinión.

3 de noviembre de 2014

Gath

Siento discrepar de tu reseña Eum, nosotros estuvimos ayer domingo, es cierto que pedimos cosas diferentes a vosotros, pero la impresion con la que salimos, es de una importante mejora en cocina. Todavia no he hecho la reseña, si he subido las fotos y nuestra nueva calificación.
Ahora bien, lo importante es esto, que las opiniones fluyan aunque sean discrepantes.

17 de noviembre de 2014

spider72

Esto hay que re-chequearlo. Especialmente porque JLG me ha desbancado en Bacira...y oye, una competición es una competición :D

17 de noviembre de 2014

Yanzoo

Sí!! he visto tus fotos JLG y tienen una pinta estupenda. Tomaré buena nota de tu comanda para la próxima vez que surja el volver. Valorar un sitio cuando sólo has ido una vez es complicado y a veces injusto como puede ser mi experiencia. Pero "así nos pareció y así lo hemos contado" :-)

17 de noviembre de 2014

Gath

Me parece fenomenal, casi uno debe opinar en funcion de sus impresiones, y las vuestras me son muy utiles y validas. Solo manifiesto discrepancia, pero dentro del respeto que me merece vuestra opinión, seguramente mas experta que la mia, yo, en definitiva, solo soy un comilón.

17 de noviembre de 2014

spider72

Ahora cantos regionales...

17 de noviembre de 2014

Gath

Spider, lo de haberte superado en chekings es injusto, y lo digo sin rubor, en un plazo de 15' hice dos chekings, no estaba seguro de haber hecho el primero y en la app del movil, no salia, luego pensé que no lo habia hecho, ... , cosas de la edad, al llegar a casa y cambiar de aparato vi que estaba duplicado. Mis disculpas.

17 de noviembre de 2014

spider72

jajajaja...nada nada en la guerra no hay disculpas...¡sin piedad!

17 de noviembre de 2014

Lady Spider76

Eso me pasó a mi en Hattori...a todos nos pasa alguna vez.

17 de noviembre de 2014

Sr Rodriguez

ya ya...

17 de noviembre de 2014

08/09/2014

De momento en Stand By

Este nuevo proyecto, en sus escasos dos meses de vida, ha recogido un gran número de críticas positivas, convirtiéndolo en la revelación de la temporada, tanta expectación era un reclamo obligatorio para el equipo de Gastrotxusan, que tras varios intentos consiguió reservar mesa el pasado fin de semana.

Aunque ya nos habían avisado que el local estaba en una calle poco céntrica, hay que decir que su ubicación en la calle Castillo dificulta bastante su difusión para el gran público y lo convierte en un local al que sólo irías previa recomendación, no obstante, esto nunca debería ser un punto negativo, si tenemos en cuenta la ubicación que en su momento tuvo el restaurante Diverxo y que no le impidió obtener tres estrellas Michelin.

Una vez dentro de Bacira, nos encontramos con un espacio diáfano, con varias columnas de forja distribuidas a lo largo del local, una barra alicatada que apenas combina con el resto del mobiliario y mesas de pie central acompañadas de sillas blancas, que nos llevan a pensar que la decoración no es uno de los puntos fuertes de Bacira.

Centrándonos en nuestra experiencia, lo primero que nos sorprendió fue el desajuste de los camareros, que una vez sentados tardaron cerca de 20 minutos en darnos las cartas, una vez atendidos, muy amablemente y sin previa solicitud nos sirvieron una copa de cava, la cual pensamos que se incluía dentro del precio del servicio y que por sorpresa descubrimos que nos la habían cobrado al recibir la cuenta (problema que fue subsanado).

En lo que a la gastronomía de Bacira se refiere nos decantamos por las medias raciones, con la intención de probar el mayor número de platos posibles, comenzando por la ensalada dulce y amarga con gorgonzola, orejones, avellanas e ibérico (6€) de la que podemos decir que quizás estaba falta de aderezo, pero que en términos generales era aceptable.

Siguiendo las sugerencias de nuestras amigas Cristina (HOLA) y Ana (FoodStroming) probamos la anguila ahumada con ricotta, tomates secos, brotes tiernos y quinoa crispy (5€), de la que tenemos que decir que era un muy buen plato, en el que de manera sutil se entremezclaban los sabores marinos de la anguila con la suavidad de la ricotta y la acidez de los tomates, tal vez uno de los platos que más nos gustó en nuestra cena.

Continuando con el mundo marino nos llamó mucho la atención el tartar de atún picante con aguacate, alga wakame y pomelo rosa (8€), en el que se podía apreciar la gran calidad de la materia prima, ya que el atún era de primer nivel, quizás destacar que el exceso de picante camuflaba demasiado su gran sabor.

Pasando a las carnes y tal vez porque nuestra devoción por este plato resulta a veces obsesiva, quisimos probar el Steak tartar con pan de carasau (9), al que creemos le faltaba un poco de gracia, quedándose en un plato de aprobado.

Como colofón a nuestra cena y dejándonos aconsejar, probamos la adaptación del clásico Drácula de Frigo, del que a pesar de nuestros esfuerzos por sacarle algo positivo hemos de decir que no termino de encajarnos, ya que la sopa de frutos rojos que acompañaba a las fresas y al helado tenía un fuerte sabor a jarabe.

En cuanto a su bodega, nosotros optamos por copas y pedimos un albariño y un Godello, pero por desgracia no podemos deciros muchos más datos ya que la camarera no nos enseñó la botella.

Quizás por las altas expectativas que teníamos, podemos decir que nuestra experiencia en Bacira no fue todo lo satisfactoria que esperábamos, sin embargo, no podemos negar que las intenciones son francamente buenas y que teniendo en cuenta que tan sólo llevan 2 meses, en cuanto sean capaces de subsanar los desajustes, van a ser un restaurante muy a tener en cuenta, de momento nosotros lo dejamos en stand by.

Puedes seguirnos en gastrotxusan.com

28/08/2014

Menú del día en Bacira

Agosto 2014 al mediodía:
Solo puedo hablar de su menú del día y no del resto.
El menú consiste en elegir entre tres opciones de primero, tres de segundo e incluye postre o café y bebida. Lo típico, vamos, todo por 13.90 por persona.
Te traen un aperitivito de crema de remolacha que se agradece. De primero pedimos unos makis de atún picante que me gustaron mucho y que en un menú del día se agradecen por lo original. En el segundo pincharon y de ahí que le de tres estrellas y no más. El ragout de ternera al ají amarillo dejó un poco que desear. La carne llena de nervios y el ají apenas se notaba.Muy flojillo.
De postre un té verde muy bueno y bien servido en su taza con colador y un helado muy correcto para un menú del día.
Vi pasar raciones de la carta que me parecieron muy interesantes y que probablemente me harán pasarme otro día a probar.