Este local entre Chamberí y Bilbao representa una cocina moderna, de fusión e informal en un ambiente luminoso y de moda. Ya cuentan con platos clásicos como sus albóndigas de rabo de toro pero su carta cambia con cada estación. Además, tienen un menú del día muy atractivo. Precio medio 30-40€.

Ordenar por:

relevancia fecha

17/07/2017

Fusión bien llevada a cabo y buena calidad relación precio.

Se han sucedido varias visitas desde que escribí acerca de Bacira, y siempre he salido contento. Todo sigue igual; servicio agradable, buena fusión, platos ricos e ideales para compartir con opciones fuera de carta y precios comedidos.

Bacira me ha salvado en mas de una ocasión; si bien es cierto que resultaba difícil reservar, siempre he tenido suerte cuando he querido ir, consiguiendo mesa el mismo día. Generalmente está completo y hay que preguntar si la barra está libre. Suele estar libre y siendo dos personas lo normal es que puedas cenar en ésta sin problema. Por otro lado abre en Domingos noche, donde hay muy pocas opciones para elegir.

En esta última ocasión probamos de aperitivo el gazpacho de remolacha con huevas de mujol y philadelphia, y comenzamos los entrantes con una recomendable ENSALADILLA DE AJÍ AMARILLO CON CARPACCIO DE GAMBA, shichimi, alga nori y tobiko

A continuación dos de sus platos estrella, la ANGUILA AHUMADA CON RICOTA, TOMATE SECO, BROTES Y QUINOA, y el TIRADITO DE LUBINA A LA BILBAÍNA, con cebollino, ajo y guindilla, que serían una muy buena opción para gente que va por primera vez.

Suelo pedir una sucesión de nigiris, que realizan bastante bien, al fin y al cabo provienen de Nikkei225. En este caso NIGIRI DE ANCHOA CON AGUACATE Y PICO DE GALLO. No está malo, pero no me termina de convencer ningún nigiri con anchoa que haya probado, y tampoco con esta combinación en concreto; NIGIRI DE ATÚN CON MAYONESA DE KIMCHI Y PASTA KATAIFI. Buena mezcla y textura crujiente debido a la pasta de origen griego; No falla el NIGIRI DE VIEIRA FLAMBEADA CON SALSA HUANCAÍNA, SHICHIMI Y ALGA NORI, y terminamos con un correcto NIGIRI DE ANGUILA CON FOIE. Muy bien el arroz en todos ellos.

Para terminar los salados el HARUMAKI DE OREJA. Me gustó, aunque anteriormente era de pato a la naranja y prefería ese.

De postre el BANANA SPLIT THAI, servido en coco con banana impregnada en ron, cuajada de vainilla, gelatina y helado de chocolate y rocotó con crujiente de chocolate. Muchos sabores y texturas. Merece la pena.

Sirven buen pan.

No llegó a 40€, buena RCP.

-----------------------------------------------

1ª visita.

Tenía ganas de probar Bacira desde que Roberto de Nakeima lo presentó en twitter, pero con el verano de por medio no había tenido tiempo de acercarme.

El local está bien, bonita decoración y buen servicio, que estuvo amable, atento y nos sirvieron con rapidez.

De aperitivo sirven una muy buena CREMA DE REMOLACHA CON YOGURT GRIEGO Y HUEVAS DE MUJOL

Seguimos con ANGUILA AHUMADA CON RICOTTA, COMPOTA DE MANZANA, TOMATE SECO Y QUINOA, un plato que en teoría estaba fuera de carta aunque llevan con lo mismo fuera de carta bastante tiempo (tipo bomba bistrot). Para mi fue lo mejor de la comida. Brutal sabor de la anguila, un pez que me encanta.

Mas tarde hemos probado el HUEVO A 65° CON MIGAS CON CHORIZO donde el primero hace que las migas estén melosas. Buen plato.

Los RAVIOLI DE MORCILLA CON PIÑONES Y MANZANA Y SALSA DE PIMIENTOS DEL PIQUILLO CON KIMUCHI no está mal, aunque tampoco repetiría. Está bien el toque picante del kimuchi.

El CERDO AGRIDULCE también está bien, aunque peor que la CARRILLERA DE CERDO IBÉRICO GLASEADA CON TERIYAKI, ANACARDOS, PIPAS, ALMENDRAS, REMOLACHA Y CREMA DE LICHI, que se desmigaba con facilidad. Bastante buena.

De postre he probado la VERSIÓN DEL DRÁCULA, que es uno de los helados que mas me gustaba de pequeño y, la verdad, está clavado!
Consta de fresas y frambuesas con un helado de vainilla al que le añaden una reducción de coca cola y un jarabe de fresa. Muy bueno.

El otro fue un PAN DE ESPECIAS CON CHOCOLATE Y HELADO DE NARANJA. No estaba mal pero era prescindible; tenía mejor pinta de lo que realmente era.

En resumen, me ha gustado en líneas generales aunque no me emocione. Había platos bastante buenos y otros peores, pero nunca malos. Volveré seguro, ya que la carta es bastante amplia y es buen sitio para pedir bastantes platos y compartir.

En cuanto al precio creo que es razonable, 35€ por barba sin vino.

18/09/2016

Pasen y disfruten, Bacira es TOP. Chamberi's on fire!!!!

17/9/2016

Un año después y dos visitas (julio y septiembre) en las que todos hemos disfrutado muchisimo, me hacen reconsiderar mis sentimientos hacia bacira.
Estas dos ultimas veces nos hemos dejado guiar por los consejos del servicio y esto ha traído consigo platos de notable/sobresaliente.

ENSALADILLA DE AJI AMARILLO CON TOBIKO Y GAMBAS, es una ensaladilla delicada, con la carga perfecta de mayonesa y con el aporte marino que le da la gamba. Deliciosa.

TIRADITO DE LUBINA Y ZAMBURIÑAS, otro grandisimo plato, el corte de la lubina es perfecto, la zamburiña viene ligeramente marcada en la placha y rematado con una salsita huancaina.

TATAKI DE ATUN, visualmente precioso, una explosión de colorido en el plato, donde reina un rojo intenso del atún, que por el preciso corte del tataki se desace en la boca. Un fondo verde de wasabi que da mucha frescura al plato, y juliana de cebolla, brotes y pétalos, que aportaban texturas y sabores interesantes. Sobresaliente.

PULPO, en la visita de julio venia con un PARMENTIER DE PATATA, y creo que algun toque de trufa, gustó. Esta vez con ENSALADA DE QUINOA, no gustó tanto, el pulpo estaba fuera de punto de cocción, haciendose muy dificil de comer.

COSTILLA GLASEADA, vienen 4/5 cortes de costilla (sin hueso), una carnes melosa y sabrosa que gustó, gustó muchisimo.

En el apartado dulce en julio probamos TORRIJA estilo a la de La Raquetista, empapada y blandita, muy rica, y la CARROT CAKE. Esta vez la TARTA DE QUESO, original por su puesta en escena, con helado y base de calabaza.

PETIT FOUR invitacion de la casa

Ahora es fácil conseguir mesa, estas dos ultimas veces hemos llamado en la misma noche y tenían mesa, y el servicio me ha resultado atento y muy simpático por lo que todas son buenas nuevas.

Por el disfrute de las dos cenas y un precio medio de unos 30€ con vino (bebiendo Navaherreros Blanco) me da alegria pensar que me he reconciliado con Bacira, que el nivel de disfrute ha sido maximo y que seguiré viniendo a dejarme llevar.

18/9/2015

Estabamos en lista de espera y a las 20h nos llaman para darnos una mesa, perfecto, con las ganas que teníamos de ir.

El local ya lo conocíamos, habíamos estado tomando un vermut (con su anguila y su bao) hace unos meses. Decoración modernilla, de la que se viene viendo estos últimos años, que si un palet en la pared, que si azulejos vintage, que si vigas vistas... me gusta, pero ya está muy rayado ese formato.
El servicio correcto, aunque el camarero que nos atendió era un pan sin sal.

- ANGUILA AHUMADA (5€ la media) con ricota, quinoa y brotes. La primera vez que lo probamos nos encantó, esta vez algo menos, la anguila esta en su punto perfecto de ahumado pero el resto de los componentes del plato no aportaban demasiado.

- NIGUIRI DE LUBINA A LA BILBAINA. (8€) Original es, pero solo sabe a ajada y el arroz no está glutinoso.

- TIRADITO DE VIERAS, con tobiko. (7€ media) La viera estaba buena, no voy a decir que no y el plato es colorido y agradable al ojo, pero es que no me ligan bien los ingredientes, tienes que hacer un esfuerzo para apreciar cada sabor por separado, por un lado la viera, que como le metas mucho condimento le restas todo el sabor, por otro lado el tobiko y un crouton de pan supongo que para dar textura, y el toque cítrico del tiradito.

- ZAMBURIÑAS, holandesa de yuzu. (16€) Decepcionate, igual que el anterior plato. Tienes un producto que gusta por si solo y lo revientas metiendo mierdas de colores y brotes sin sentido. Solo sabia a pico de gallo, era imposible apreciar el molusco. Que soy el primer aficionado a la fusión, pero lo primero de todo tiene que ser el sabor, y sino funciona pues no lo saques.

- SPRINGROLL DE PATO A LA NARANJA. (10€). Buenisimo, me encanto. Una pasta crujiente, carne melosa y una salsa de naranja dulzona. Sabor facil y rico.

- SETAS DE TEMPORADA CON MANITAS DE CERDO. (14€). También me gusto, las setas, boletos principalmente, marcadas a la plancha, con las manitas que daban un toque crujiente. Muy muy rico.

Con un albariño Leirana a 19€ salimos a 41€ p.p no es mala RCP, precio medio en Madrid para este 2015, pero no creo que vuelva, porque hay demasiado sin sentido en esta cocina.

Lady Spider76

Totalmente de acuerdo contigo. A mi Bacira me gusta, pero sin llegar a emocionarme. La primera vez que fuimos me alucinó, pero de eso hace dos años. Ahora veo locales en Madrid con mucho más punch y con una oferta más variada, que veo que en éste la carta pasa de una estación a otra sin despeinarse.

21 de septiembre de 2015

Miss Migas

Yo también debo reconciliarme con ellos...

19 de septiembre de 2016

25/08/2016

Si pero no

Creo que en Bacira me ha sucedido algo que, a menudo, suele ocurrir en aquellos sitios a los que acudes con muy buenas expectativas, sobre todo tras haber intentado conseguir mesa en varias ocasiones de manera infructuosa.
Entramos y el local no me dijo gran cosa, está bonito, pero el tipo de decoración está muy en la línea de lo visto últimamente en muchos locales de Madrid. La separación entre mesas me pareció adecuada y el personal muy amable y atento. La camarera que nos atendió era encantadora.
Respecto a la comida, mi experiencia tuvo sus altibajos. Primero decir que la carta es bastante larga, cosa que siempre he odiado y que nunca entenderé. Lo primero que tomamos fueron ostras con ponzu que, si bien no estaban mal, su sabor final era de ostra con soja, nada reseñable. A continuación, tomamos ensaladilla de ají, bastante buena, me quedé con ganas de más. El esturión ahumado también estaba rico, pero me pareció un plato incompleto, creo que deberían darle una vuelta. Tras esto, tomamos tiradito de dorada con vieira, para mí el plato más conseguido de todos los que tomamos, estaba espectacular. Por último, tomamos las albóndigas de rabo de toro, ya que nos las recomendó la camarera como uno de los platos con más éxito. A mi realmente no me dijeron nada y me pareció una ración pequeña, solo eran tres albóndigas. De postre tomamos una torrija caramelizada que estaba muy, muy buena.
La carta de vinos me gustó, además no me pareció que los precios estuvieran muy inflados, si bien, hay que decir que gran parte de los vinos son de precio medio-alto.
En definitiva, un restaurante que, aun estando bastante bien en términos generales, no me llegó a convencer tanto como pensaba. Tiene platos muy conseguidos junto con otros que no lo están, quizá deberían reducir la carta o bien tratar de mejorar estos últimos. Respecto a la RCP no está mal, quizá un pelín subido de precio.

Sanroque

Es caro para lo que te ofrecen. No creo que vuelva una tercera vez.

20 de febrero de 2018

19/07/2016

Fusion si, asi si

Todo sea dicho, tenia muchas ganas de ir a Bacira y la verdad es que no defraudó. Sitio chulo y muy bien puesto. Comida increible con especial mención al Tiradito de dorada que es de otro planeta y al rollito de pato. Tartar de atun correcto (quizas con demasiado sabor a pomelo), Ensaladilla tambien correcta y unas albondigas de rabo de toro que prometían mucho pero que defraudaron un poco.

Hay que venir y descubrirlo.

16/02/2016

Que me entierren aquí

Domingo por la mañana. En la cama. Ojos aún pegados. Llamada de Lady Espinaca: ¿qué haces hoy para comer?

Se me despegan los ojos inmediatamente.

- El jefe de Mer tenía una reserva para 4 en Bacira y no pueden ir, ¿te apetec…

-¡¡¡SI!!!

Ni me lo pensé.

BA CI RA. BA de Gabriel, CI de Vicente y RA de Carlos, los 3 chefs que llevan divinamente esta cocina mediterráneoasiática.

El restaurante está dividido en 2 plantas: la planta calle con pinta más informal y una planta baja que parece un reservado casi casi.

En cuanto a la oferta: menú del día por 14 euros (que ojalá trabajase por la zona) menú degustación por 40, carta con precios entre 5 y 18 (24 el entrecot) con algo que me encanta, medias raciones y además platos fuera de carta.

Todo. Me lo habría pedido todo.

De aperitivo nos sirivieron una crema de guisantes con espuma de jamón y pan de gamba: templada y con una textura suave. Se come haciendo servir el pan de gamba un poco picantito como cuchara.

A compartir entre 4 pedimos:

- Anguila ahumada con ricotta, tomates secos, brotes tiernos y quinoa crispy: Casi lloro. ¿Por qué Señor tuve que compartirlo!? ¿Por qué!!? La combinación perfecta de anguila con un ahumado suave sobre una base de queso ricotta con quinoa, trocitos de tomate que seco que no destacan sobre el conjunto (y a es complicat porque el sabor es de los que predominan), brotes tiernos y manzana. Un plato redondo.

- Tiradito de dorada con vieiras de la Patagonia y salsa huancaína: Una versión diferente del típico tiradito dado que se acompaña de una salsa huancaína gratinada y por tanto caliente. No sabría decir qué lleva la salsa exactamente, pero me recordó a un all i oli gratinado. Creo que sigo prefieriendo la versión más clásica en frío de este plato aunque me lo comí la mar de a gusto.

- Tataki de atún con cous cous, chutney de mango y piparras: Este fue el plato favorito de la mayoría (yo me sigo quedando con la sardina con ricotta y quinoa) El atún es inmejorable, ya sólo ver el color y el corte se nos hizo la boca agua. De nuevo otro plato redondo donde ningún elemento destaca más que otro.

- Risoteo de carabinero con salicornia: “Risoteo” de rissotto y falseo, vamos un falso risotto donde una pasta con forma de arroz hace su función que sirven con un carabinero en 2 partes, la cola pelada y cruda y la cabeza bien churruscada, aliñado con salicornia (planturria crujiente con un toque salado) Desconozco si la cola de carabinero estaba 100% cruda pero algún tipo de cocinado (o algo más) me habría resultado más agradable; tan crudo tiene una consistencia muy viscosa que no me acaba, pero en conjunto, por sabor no le pongo pega alguna.

- Albóndigas guisadas de rabo de toro con puré especiado de patata: opinión completa en lesamp.tumblr.com/post/139434421420/bacira

08/03/2016

Muy bien de salida

Pido menú degustación en la primera cita!

Increíble sorpresa y sin avisar... he acabado de casualidad en uno de mis pendientes y mira... tan a gusto!

Cierto es que si todos los compis 11870teros están a favor...

Blo80 + seguir 9 sitios, 4 seguidores

18/01/2016

Por ahora en mi top 10 de su gama

Fuimos el sábado pasado a comer un grupo de amigos. Llamamos varias veces para cambiar la reserva y no hubo ningún problema. Íbamos con dos carritos de niño pequeño e hicieron lo posible por que estuviéramos cómodos.

Ya sabíamos que íbamos a un sitio bueno porque si se pueden permitir el lujo de cerrar íntegramente todas las Fiestas navideñas es que les va pero qué muy bien.

Además para poder comer o cenar en fin de semana hay que reservar con 4 o seis semanas de antelación.

Al ir cinco personas pedimos bastante para compartir y así pudimos probar varias cosas. Dispone de un menú degustación por 40 euros por comensal pero nosotros optamos por pedir varios platos para compartir y a cuál mejor!! No nos poníamos de acuerdo en cual nos gustaba más. Cada uno tenía sus preferencias y la verdad es que todos estupendísimos.

Me quedé con ganas de probar muchas cosas, pero había que elegir, así que pedimos:

- Steak tartar con pan de carasau. Muy rico y picaba lo justo.

- Albóndigas guisadas con rabo de toro y puré especiado de patata. Venía servido con una campana de cristal llena de humo que al levantarse se disipaba. Estaban sabrosísimas.

- ”Risoteo” de carabinero con salicornia. Estaba hecho con pasta de sémola en forma de granos de arroz. En su punto y buenísimo.

- Niguiri de gamba roja. Inmejorable.

- Raviolis de morcilla con piñones, manzana y salsa de pimientos del piquillo. Para mí de lo mejor que tomamos porque soy una auténtica fan de la morcilla.

- Mollete japonés de mollejas de ternera, chimichurri, menta, pepino y ají amarillo. Otro de mis favoritos, aunque igualmente he de decir que tengo debilidad por los baos japoneses y sus sabores tan característicos. Superior.

- De postre pedimos casi uno de cada: Tarta de whisky, Torrija, Cuadrado de chocolate. Eran muy ricos y originales todos pero sin duda me quedo con el "Drácula", un postre helado en el que habían sabido conseguir el sabor de ese polo de igual nombre que tomábamos de pequeños.

El servicio amable y atento, siempre pendiente.Me gustó la posibilidad de que te ajustaran las raciones al número de comensales. Es decir, que te traían cinco unidades de lo que se podía aunque la ración fuera, por ejemplo de 3.

El precio de lo anterior, con dos botellas de vino "Terrible" (verdejo) y algún café, fue de 40 euros por persona.

Desde luego latamente recomendable, yo volveré seguro para probar lo que se me quedó en el tintero y repetir la morcilla y el mollete!!

29/12/2015

Sitio para repetir

Local agradable y original, servicio muy atento y estupenda relación calidad precio, además para nosotros es un factor muy a favor tener medias raciones para probar más cosas. Probamos:
Media de Zamburiñas con holandesa de yuzu, riquísimas.

Media de Anguila ahumada con ricotta, tomates secos, brotes tiernos y quinoa crispy, nos encantó, platazo y la quinoa crispy muy sorprendente

Una de Calçots en tempura, ricos pero algo pesados para cenar por la tempura, pero es que yo soy muy maniático con las cenas, no es que estuvieran grasientos ni nada por el estilo, aun así los prefiero sin tempura.

2 molletes japoneses de mollejas de ternera, chimichurri, menta, pepino y ají amarillo, las mollejas muy crujientes y el conjunto muy rico.

Media de Esturión ahumado que fue de los platos que más nos gustó.

Con 3 copas de vino, 2 cervezas de La Virgen y 2 infusiones salimos por 66, que me parece un precio estupendo para lo que comimos.

21/12/2015

Déjà vu

Actualización: diciembre 2015. Le mantengo las estrellitas, no han bajado la guardia. A destacar el niguiri de lubina a la bilbaína, el mollete japonés y las albóndigas de rabo de toro, buenísimas estas tres cosas. Lo demás (la anguila, el niguiri de gamba roja, tiradito de dorada con vieira y no recuerdo si algo más) bien o muy bien pero quedaron eclipsados ante los tres citados en primer lugar.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------
Abril 2015:

Le pongo 4 estrellas porque tiene una estupenda relación calidad/precio. No le pongo 5 debido a la sensación de ya haber visto (o mejor dicho, comido), antes y desde hace tiempo. este tipo de cocina.

Tras leer cuidadosamente diferentes opiniones; optamos por los siguientes platos:

1/2 ración de anguila ahumada con ricotta: La anguila muy buena, la combinación con el ricotta no me impactó, aunque considero que es un plato vistoso y diferente.

Usuzuruki de chicharro: Un poco demasiado grueso para ser usuzurui pero, en cualquier caso, el chicharro tenía una textura y un sabor estupendos.

1/2 ración de tiraditos de vieira. Me decepcionó un poco. Soy fan de las vieiras y de los tiraditos y no me lo pensé dos veces, pero me pareció un plato un poco insulso.

Maki mar y montaña: Lo mejor, la combinación espectacular.

En conjunto, la comida estuvo bien, pero no me sorprendió. Es lo que tiene, con tanta estrellita y con tanta opinión favorable, se disparan las expectativas. No obstante, mientras mantenga esta RCP es un sitio para repetir

14/12/2015

JAPO-PERUANO

Recomendable. Local agradable, precio correcto y buen servicio.
Tataki de atún (diferente y muy bueno). Albóndiga guisada de rabo de toro. Ceviche de erizos. Ravioli de morcilla (pasable)
Postres buenos. Bizcocho de zanahoria.