Este local entre Chamberí y Bilbao representa una cocina moderna, de fusión e informal en un ambiente luminoso y de moda. Ya cuentan con platos clásicos como sus albóndigas de rabo de toro pero su carta cambia con cada estación. Además, tienen un menú del día muy atractivo. Precio medio 30-40€.

Ordenar por:

relevancia fecha

03/02/2017

BACIRA TOP

Uno de mis lugares favoritos en Madrid. Una calidad precio abrumadora y una pasión por la gastronomía que se respira en cada milímetro del local. Comida fusión con sentido y llena de sabor. Nunca olvidaré la primera vez que probé el tiradito de dorada... NUNCA. Todo absolutamente todo está a un nivel superior. La atención es espléndida, por lo que ir a Bacira se convierte en una experiencia única, para todos los sentidos.

19/08/2018

Fusión de la buena

En un local algo angosto aunque soportable se instala este sitio más que razonable. La cocina incurre en la consabida fusión japo-peruana que todo lo disuelve. Sin embargo, el resultado es más que óptimo, ya que ofrecen platos que podrían pasar en un estrella michelin a precios populares. Si cambiasen de local lo terminarían de petar. Precio X2 con bebidas (cerveza): 72 €

05/08/2016

Excelente. Buen nivel culinario a buenos precios. Para repetir.

Varias visitas y pendiente de plasmarlo todo.

Barrio tranquilo, local con encanto y equipo muy majo con ganas de agradar.

Buena cocina, platos clasicos como la anguila o las vieiras con salsa huancaina están muy buenos. Hay platos más sorprendentes y otros mucho más normales, pero siempre ricos y a buen nivel. Hay meteduras de pata en algunos platos con ingredientes que no terminan de encajar pero es la moneda de pago a que los clientes formamos parte de su evolución creativa. Mi recomendación: tener 2-3 platos fijos y arriesgarse en los otros 2-3.

Me pierden sus postres... siempre enlazan con el recuerdo de otros postres/dulces de nuestra infancia y es algo que te saca una sonrisa sí o sí.

1Falces

La anguila con ricota es floja. Los postres de 10. La torrija mundial y el chocolate copiado de Maido, así que riquísimo.

6 de agosto de 2016

10/10/2016

Top..!!! Me encanta..!!

Llevo ya tres visitas y destacaría la gran calidad en los platos con mezclas de sabores muy ricas y unicas, nigiris, tiraditos, albondigas, ceviches, etc....todo riquisimo.
postre dracula, no digo mas.
para mi uno de los mejores locales que hay ahora mismo en madrid, top

23/02/2017

He ido dos veces ya y la experiencia ha sido extraordinaria. Buenos ceviches, tartars y unas alcachofas con salsa de foie exquisitas. Pisco sour muy recomendable. Las dos veces me dejé recomendar por los camareros. No es barato, pero tampoco caro teniendo en cuanta la calidad de la cocina y de la materia prima.

02/05/2016

POR FIN. SÍ ES ORO, Y RELUCE

Cena Sábado Abril 2016

Debo de ser el último, y después de la segunda reserva (de 3 meses cada una) consigo clavar la banderita aquí.
A la primera reserva no pude ir y, a pesar de venderlo bien y ofrecerla a media España, incluído comentario en esta página, tuve que anularla... Están locos estos romanos...

El local a primera vista es agradable y moderno, pero con un toque más de sitio para comer que de sitio posturil de copas de después. Le da un toque algo más serío en lo gastronímico.
El ambiente general, el amplísimo espacio entre mesas, la iluminación y la atención te hacen sentir muy cómodo en todos los aspectos.

Indecisión inicial entre pedir el menú (40€. Adjunto foto) o de carta. Como en este sitio todo está bueno (o eso dicen) no lo tengo claro. Al final nos recomiendan no pedir menús para todos y pedimos variadito con ayuda de la simpática camarera, el brainstorming grupal y el dictador(yo), que para eso he reservado :P

CREMA DE REMOLACHA (aperitivo de la casa). En las primeras cucharadas quizá pensé que está más rica la crema de algunos otros sitios y otros ingredientes, más clásicos, menos dulce, pero lo cierto es que ese dulzor sienta bien para abrir el apetito y tiene un color más vistoso.

OSTRAS. Muy buenas, aunque me dejó un poco indiferente el que no me resultara ni más sorprendente ni más agradable que la misma ostra con un poco de limón.

TIRADITO DE PEZ LIMÓN. Le gusto mucho a todo el mundo, pero en mi caso quizá fue el top. Soy rebelde porque el mundo me ha hecho así y tengo una cierta adicción por este tipo de preparaciones "pescado crudiles".

TIRADITO DE DORADA. Muy bueno también y nuevo éxito. Por poner alguna pega, y para mi gusto personal, excesivo aporte graso-cremoso por encima al pescado. Aunque es verdad que variar así también aporta al conjunto de la cena.

TIRADITO DE ANGUILA. Un exito. Fue el top de más de uno. Estaba muy bueno y creo que en este caso, con la anguila, me resulta mucho más apropiado el aporte graso-cremoso.

CEVICHE DE ERIZO. Siendo un plato quizá más complejo de adaptar a todos los públicos, y aunque creo que no a todo el mundo gustará, estaba muy conseguido, muy bueno, agradable y fresco. No tenía mucha acidez, lo que potencia el sabor del erizo.

CEVICHE DE CORVINA. Pequeña decepción. Estaba bueno porque un ceviche de una buena corvina tiene que estarlo, pero comparando con otros este tenía un poco de exceso de acidez-amargor que no terminó de redondear el plato.

BAO DE MOLLEJA. Muy buenos. La molleja perfecta y la combinación con el resto de ingredientes buenísima.

ALBONDIGAS. Este tiene un plus de presentación. Por lo demás la albondiga tiene muy buen sabor y el pure que las acompaña también. Como apreciación personal no me terminó de convencer del todo en una albondiga la textura tan tan blanda. Probaría otro.

CARROT CAKE. Si lo hubieran llamado tarta de zanahoría "deconstruída" nos habríamos desconojado, pero es algo así. Está muy buena.

TORRIJA. Muy buena. Pero no top.

DRÁCULA. Este me encantó. Comes sobretodo fresas y frutos del bosque con el helado y tienes la sensación de tomar algo más elaborado con un sabor que recuerda al polo drácula que tanto nos gustaba de pequeños.

BEBIDA. Aguas, cervezas y botellas de Terrible (16€).

CAFÉ. Bueno.

GINTONIC. Fenomenalmente puesto, mucho mejor que el de después en PerraChica.

PRECIO. Pues pidiendo de carta, con bebidas y vino, cafés, y gintonic final, 42€ por cabeza, ¡2€ más que el menú pelado!. Sin el gintonic serían 35€. Una relación calidad-precio mejor que buena.

¡Volveré!

ME GUSTA:
- El local y el espacio.
- La atención.
- La relación calidad-precio.

NO ME GUSTA:
- La espera para conseguir una reserva.
- Tras las recomendaciones del personal, me queda la duda de que en este sitio se pueda comer igualmente bien sin que fundamentalmente todo se fundamente ostras, sushis, ceviches y tiraditos. Me gustaría volver y comprobar que puede ser un éxito variando más.
- Zona poco "aparcable".

Sr Rodriguez

Yo tengo la misma sensación. Casi toda la carta es "fría"

2 de mayo de 2016

Miss Migas

Yo después de la última experiencia lo dejé en stand by, y así va a seguir durante un tiempo....

2 de mayo de 2016

08/12/2016

Genial

Qué ricooooo!!!
Me encanta :-)
La comida, precio, servicio, local...todo perfecto!
Los 5 salimos super contentos.

19/04/2016

Disfruté como un niño

Como las opiniones son siempre subjetivas, le pongo cinco estrellas. Si fuera objetivo le pondría sólo cuatro. Pero es que disfruté como un niño. Había quedado con un buen amigo que rompe Madrid de lunes a domingo, y que es un habitual de este sitio. Tras mi negativa a quedar en otro garito no lejos de allí y donde literalmente había que hacer cola durante media hora para comer de pie (supongo que muy bien, por otro lado), me propuso Bacira sobre la marcha, y tuvimos la potra marinera de encontrar una mesa para dos. Como yo llevo bastante tiempo fuera del circuito gastrochic, no lo conocía, y tengo que reconocer que me encantó.
Analizando por partes:
- El local: está curioso, cómodo, tranquilo. Es bonito pero como ya casi todos los sitios son bonitos no llama la atención. Más que suficiente.
- El servicio: me pareció excelente. Y no era porque conocieran a mi colega, porque las dos camareras que estuvieron atendiendo nuestra mesa no tenían ni idea, y fueron encantadoras. Un diez.
- La comida: Olé! Es un sitio donde puedes pedir y probar un montón de cosas -nos pusimos hasta las trancas- sin salir rodando en un barril ni tener que ir al baño a hacer el romano.
Tomamos un salmorejo con atún marinado que estaba de coña; anguila ahumada con ricota -muy rica-; ceviche de erizo de mar -buenísimo, sabor a mar total-; tiradito de dorada con vieiras -espectacular-; mollete japonés de mollejas -sabroso y grasiento-; y unos callos thai para mojar pan y chuparse los dedos.
Lástima que no nos quedara espacio para el postre. Un gin tonic y ya, que para eso siempre hay sitio.
- El precio: unos 40-45 € por persona. A nosotros se nos fue un poco la mano con el vino y cayeron dos botellas, por lo que que fue algo más. Aún así, me pareció que merece mucho la pena!
La verdad es que no miré ni la carta porque mi amigo quería que probara algunas cosas, así que me dejé recomendar. Pero viéndola después me han entrado ganas de probar muchos platos más!

25/03/2016

Delicioso y sorprendente

Hemos ido a Bacira unas 5 veces y no nos cansamos de ir.

El restaurante es muy agradable, la etencion es perfecta, y por supuesto la comida es exquisita.

Platos que no puedes dejar de probar:
Huevo a 65º
Ensaladilla de ají amarillo, tobiko y carpaccio de gambas
Ravioli de morcilla con piñones y manzana y salsa de pimientos del piquillo con kimuchi
Torrija caramelizada con sopa de vainillla y lemon grass con helado de canela

Todo buenisimo!!!!