Bahiana Club

Ordenar por:

relevancia fecha

04/12/2016

Genial.

Soy asidua, desde hace años, ya es un clásico en nuestras vidas, para todo, desde la comidita en la terraza al sol de un domingo primaveral como las celebraciones cumpleañeras multitudinarias o las cenas íntimas más romanticoides.
Bahiana está para todo ya os digo, para copas, para cañas, para comer y para las sobremesas más divertidas....altamente recomendable y no suele defraudar.
En general todo está rico y es asequible. Cambian la carta y siguen acertando. Los mejillones y las tiritas de pollo siempre hay que pedir! Se suben los precios con las famosas kaipiroskas, kaipiriñas y demás...

08/08/2014

Deja vu italiano

La terraza del Bahiana siempre me ha recordado a una placita italiana. En verano, se funden el empedrado, la vegetación del jardín municipal, y las enredaderas y plantas trepadoras con el bullicio de las mesas...¡es como estar en Italia!...pero en pleno barrio de los Austrias.
La terraza está rodeada de escaleras que llevan y traen gente por el viejo Madrid.

Hace años que llevo viniendo a este lugar. La primera vez de la mano de Joaquín que vivía en la casa de la lado y que fue quien lo descubrió. Luego he ido con muchas veces con amigos, en grupo, en pareja, y también sólo. Siempre me he encontrado agusto.

Después entró mi amigo Borja a trabajar algún fin de semana y claro...más motivos para volver.

El trato es bueno, cercano y rápido. La comida es agradable, sin pretensiones y con un toque internacional. Me quedo con la pizza, el tabulé y alguna ensalada. La corvina al horno y la presa ibérica correctas.

Los precios son asequibles y el ticket medio ronda los 25 euros.

Para mi, es un lugar para disfrutar de Madrid en buena compañía y relajarse entre horas. Desayunos, meriendas y copas nocturnas son lo más en esa maravillosa terraza.

16/02/2014

Local versátil en el Madrid de los Austrias

Habia estado hace tiempo y la decoración ha empeorado. La primera vez me gustaron especialmente los sonrieres colgados de la pared. Han pintado un mural de patio de colegio, los cuadros son vulgares y las mesas feas. A pesar de todo esto es un lugar con cierto encanto.
En esta ocasión he cenado. La comida esta muy bien. Los platos rondan los 13 € y los vinos andan por los 16. El Ribera del Duero me ha parecido excelente.
Tienen tres tipos de pizza a 11 €. La Fugazzeta muy rica con queso de cabra y cebolla morada.
Los chipirones a la plancha sobre un lecho de arroz negro integral me han gustado mucho.
Una de las camareras atenta y profesional. Muy diferente de otra chica que atendía las mesas.
Lastima que una buena cena se haya estropeado por el Margarita que he pedido al final. Muy denso, cargado, sin apenas sal. No se que tipo de alcohol tendría pero al dia siguiente he tenido una resaca terrible.
Es posible que vuelva a este sitio a comer, pero nunca mas pediré allí un coctel.

Hugo García + seguir 2 sitios

17/08/2012

Desgraciadamente he de decir que no pienso volver. Desde que abrió he ido muchas veces y hemos celebrado incluso algún cumpleaños. Me gusta la ubciación, la terracita, las copas, los cafés, las cervezas... pero desgraciadamente ya he tenido que soportar varias veces el trato fuera de lugar de una de las chicas que atiende (desconozco si es propietaria, camarera... me da igual). Es sencillamente intolerable. Ya en otras ocasiones nos habíamos sorprendido de su actitud, de su trato, de sus contestaciones, del exceso de confianza inoportuno. Pero la gota que ha colmado el vaso ha sido este pasado martes cuando tras tomar unas cervezas y unas caiprinhas, todo muy correcto, muy agradable, muy bien servido... una amiga le pide a la camarera en cuestión que le active la máquina del tabaco de una manera educada y por favor. Ésta le respondió con un "que ya vooooooyyyyyyyy bonitaaaaaaaaa" absolutamente fuera de lugar, surrealista, grosero... no entendíamos nada, pues ante nuestro asombro, cuando le reprochamos la respuesta nos salta con un "cómo quieres que te trate, como una princesa?" o algo así. Personalmente creo que esta persona no está capacitada para un trabajo de cara al público, no tiene sentido de la relación con un cliente. Y desgraciadamente para mí echa por tierra el trabajo de todo el resto del personal. Hasta el punto que ha conseguido que yo no vuelva. Una pena.

29/04/2011

Una terraza parisina en la Latina

El otro día, un afterwork improvisado, resultó ser un planazo encantador. Estuvimos en Bahiana Club, bar, restaurante y una deliciosa terracita… todo junto en un lugar pintoresco de Madrid, por la calle Segovia, en una de las escalinatas. A mi me pareció estar en París, con un ambiente bohemio, divertido y muy chic...

Seguir leyendo en yosilose.com:
yosilose.com/hombres-restaurantes.php?articulo=909

v v

lugar encantador, con excelente comida, bebida, servicio y ubicación. una noche de verano espectacular con cena al aire libre en un rincón escondid de madrid

18 de septiembre de 2011

29/07/2010

bueno...

lo mejor la terracita que tienen. Los cócteles no son para echar cohetes, ahora todo el mundo hace cocktails, pero pocos con calidad. No me gustaron especialmente los de aquí, pero eso ya es cuestión de gustos.

Dan de comer y cenar en plan informal (pizzas, tostas, raciones según el día) aunque no he probado nada.

Moderneo y gente guapa por doquier, eso sí. Es una buena opción para ver y dejarse ver y tomarse una copa.

Lissethe Morales + seguir

17/10/2012

MAGNIFICO! Decoración muy original, una carta muy variada ( Churrasquito Uruguayo con Chimichurri... muy recomendable!) y un trato excelente! la terraza es un encanto!... sin duda alguna un lugar para repetir!

27/06/2011

Un rincón de Madrid estupendo.
Todo lo que pedimos estaba estupendo pero recomiendo especialmente (si no me equivoco en el nombre) los lingotes de solomillo con salsa de manzana. Esa salsa era deliciosa.

16/09/2010

La terraza es muy agradable (no da a la carretera directamente y eso se agradece), la decoración de dentro tiene encanto y está muy bien puesta. Para cena informal con platos diferentes. Está bien, volveré

18/07/2010

Ambiente neoyorkino escondido en la Latina

Carta normal a precios esperados.
Terraza muy agradable.
Coctails ricos, en especial la caipifresa.

Repetiré