Este sitio ha cerrado, si crees que esta información no es correcta: ponte en contacto con nosotros

Ver otros restaurantes cocina creativa en Zaragoza

Bal d'Onsera - CERRADO

Calle del Blasón Aragonés 6, Zaragoza

Ordenar por:

relevancia fecha

10/03/2016

Ha mejorado

Fui cuando detentaba una estrella Michelin. Me decpcionó y por ello no hice mención al sitio. Pretencioso y no tan bueno como ellos creían. Eso me pareció en aquel momento. Decidí volver tras haberles revocado la estrella Michelin. Bien, han mejorado. Una menú corto,a 45€, perfectamente ajustado el precio. Algunos platos excelsos: la ensaladilla a su manera; el arroz cremoso con ostra; los dos platillos de carne, una decpcionó ternera gallega. Lo demás normal, en la media de lo que se espera de un lugar así. Una carta de vinos, corta, pero suficiente y a precios soportables. Sé que volveré. Merecen mejor suerte que cuando contaban con una estrella, al menos ese es mi criterio. Un buen servicio, cercano y eficaz.

20/11/2014

Excelente técnica

En un fin de semana probamos los dos restaurantes con estrella Michelín de Zaragoza.
- La comida:
Proponen tres menús de distintos precios. No se puede comer a la carta. Nosotros optamos por el más largo (68 euros). La calidad general de los platos fue muy buena, pero nos gustó mucho la técnica de los mismos, y el reiterado uso de productos locales y de temporada, especialmente verduras. Carta de vinos con precios realmente ajustados. El pan es mejorable.
- El servicio:
Camarera muy simpática y profesional.
- El local:
Cuenta solamente con cinco mesas, pero son amplias y se está muy cómodo.
- Conclusión:
De todos los restaurantes con estrella Michelín que hemos visitado, uno de los que tiene mejor relación calidad/precio.

23/06/2013

Javier Güenechea lo descubrió en marzo de 2007

Comer es mucho más que servir buena comida. Deben rectificar.

ACTUALIZACIÓN JUNIO 2013:

Tres tipos de menú. De 30,42 y 68€. Para todos los bolsillos.
El menú de 42€ - el que comimos- está bien, está rico, y no se le puede decir nada, pero es que comer es mucho más que te den una buena comida.
La decoración - no conozco restaurante más frío- es heladora, las mesas, todas redondas, no invitan ni a recogerserse, ni tampoco al esparcimiento, porque si hablas, debido al silencio que hay en todas las mesas, creado por la decoración, sin música de fondo, se oye todo. Es tan importante el ambiente como la esencia, la comida. Y no lo cuidan. Si quieren que te centres en la comida, me parece excelente, pero hay muchos restaurantes donde el plato es el prota, y se cuidan otras cosas.

En fin, que sales diciendo, vale, he cenado muy bien, pero el restaurante es un coñazo.
Música de fondo, por favor, cambio de mesas, y que se más acogedor, que se puede ser minimalista y conseguirlo.

Cuando cambien, vuelvo.

COMENTARIO ANTERIOR:
Vaya sorpresa la de este restaurante. minimalista, su cocinero ha estado en los fogones con adriá, arzak, arola, en fin.... si un día quereis celebrar algo, es un sitio guapísimo que os encantará como comereis.su precio, cerca de 65€, se pagan muy agusto.está escondido por la zona de la c/alfonso. qué bueno!
mi recomendación es que tomeis el menú degustación 54€, compuesto por 5 platos y dos postres.
reinventan unos puerros, una crema, mantienen esencias, pero ellos son capaces de llevarte a tener la obligación de degustar cada tenedor, un placer para los sentidos.
la carta de vinos es algo escasa, pero con buenas referencias. también se echa en falta una mayor variedad de licores.aun con todo y con eso, merece la pena.

El único estrella michelín de Zaragoza. Es justa, pero antes se lo hubiera dado yo a La Prensa.

02/02/2010

Muy especial

Una celebración especial merece un marco especial, y el elegido fue éste, uno de los dos restaurantes aragoneses con estrella Michelin en la actualidad (pese a que otros la merecen).
Para entrar se debe llamar a un portero automático, tras la puerta aparece una estancia preciosa, en un blanco perfecto, cinco únicas mesas separadas entre sí y un mobiliario moderno y bonito. Espectacular.
Mantelería de hilo y sillas cómodas.
Buenas copas Schott Zwiesel.
Mesas decoradas elegantemente con motivos gastronómicos y unas piedras.
Ofrece un menú degustación a 63 € (por el que optamos) ,que incluye todo menos el vino, y carta. En lo referente a vinos, una carta interesante (pero que no incluye añadas) a precios adecuados. Elegimos un Aylés Tres de 3000 2006 (D.O. Cariñena), un vino que me gustó especialmente. Su precio, 25 €.
Comimos:
-Brandada de bacalao con calabacín y crema de pollo con espuma de huevo (aperitivo sabroso)
-Txangurro, borrajas, huevas de trucha, coliflor y crujiente de nabo (gran técnica con las verduras, una tónica del menú, muy buen plato)
-Vieira, langostino y calabaza (este langostino va a ser con el que compare todos los que coma en mi vida, increíble)
-Risotto de boletus, trufas y foie (de sabor intenso, de maravillosa textura, de ensueño)
-Merluza, tallarines de sepia, verduras y germinados (de nuevo, magnífico punto del pescado)
-Presa ibérica, trigo sarraceno, parmentier (ridícula ración de buena, eso sí, carne, decepcionante)
-Sorbete de mango, melón, moscatel (adecuado primer postre)
-Espuma de crema catalana (costra caramelizada, etéreo, pero hubiera esperado otra cosa)
Habitualmente hablo mal de todos los cafés, así que me alegra enormemente decir que éste fue una delicia.
El servicio fue muy correcto durante toda la comida, a la altura del sitio. Por poner algún pero, no sugirieron decantar el vino y las explicaciones de los platos fueron algo escuetas.
Josechu Corella demuestra una técnica prodigiosa en cada elaboración, que unido a los grandes productos que utiliza consigue una combinanción perfecta. Eso sí, no es de recibo que las raciones (especialmente la de carne) sean tan justas, no se puede apreciar nada. Los postres también me defraudaron, quizá mi expectativa era muy alta. Me apetecía más creatividad.
Un sitio muy especial en el que se disfruta mucho comiendo si las raciones lo permiten.

23/05/2010

que no les cieguen las flores

yo no quisiera desmerecer las opniones de estas personas, que para ellos todo fue geníal y no encontraron nada que objetar lo cuál ya no me vale, por que nada es perfecto y hay que saber encontrar algo en que mejorar, si no, esperfecto, y creo que bueno sí, pero perfecto abría que verlo.

esto quiere decir que nos dejamos llevar por las presentaciones los maridajes aveces estridentes que no estamos preparados para valorar. mi opinión es que es un buen restaurante pero carece de bastantes complementos cómo para tener una estrella michelín. ya sabes o te endiosan o te unden, y hay que tener fundamento de todo para valorar.

02/01/2010

Quizás, el mejor de Zaragoza.

Original de pies a cabeza, desde su nombre pasando por su ambiente y acabando en su cocina. Tomando su nombre de la Ermita de San Martín de la Bal d´onsera en plena Sierra de Guara, nos encontramos con el que es probablemente el restaurante más exclusivo de la capital aragonesa. Situado en pleno Casco Antiguo, cercano a la Basílica del Pilar, este restaurante debe convertirse en un referente dentro de la restauración de la capital maña.

Si eliges el menú degustación (merece la pena) no sabrás qué vas a comer, lo único que te preguntan es si hay algo que no te guste o si eres alérgico a algún tipo de producto. Exquisita comida y exquisito trato. Pedimos el menú degustación y es casi imposible acabarte todo pero lo conseguí. Varios primeros y varios segundos y un par de postres. Si vas, no puedes dejar de pedir el risotto de trufas, foie y hongos, de lo mejor que he probado nunca, brutal. Muy bueno el solomillo con puré de patata y original la merluza con tallarines de sepia de una calidad insuperable aunque he de reconocer que me pareció algo insípida. Los postres muy buenos igualmente, a la altura de la carta. Buena bodega de vinos perfectamente refrigerados.

Más info y crítica:
ril.es/restaurantes/zaragoza/bal_donsera.html

09/12/2011

El Risotto de boletus, trufas y foie con una textura increible textura es para recomendar, riquísmo., Tambien el sorbete de mango o la espuma de crema catalana merecen la pena.

El servicio correcto.

Quizá los platso algo escasos.

24/02/2010

No pensaba que fuera tan pequeño, pero me gusto, ademas nos pusieron en una mesa redonda para 4 o 5... eramos dos...bueno supongo que sera cosa del precio, menu degustacion y to mu bueno, saciados, camarera correcta, comentar mas seria repetirme con todos los comentarios que hay ya

23/04/2010

Qué pena no poder disponer de más "money" para disfrutar de este maravilloso lugar. He estado cinco veces y ha sido estupendo. Amabilidad, simpatía alegre y excelente cocina dan un resultado expléndido. Carpe Diem.

08/05/2008

bueno...

la verdad es que hay pocos sitios como este en Zgz. Merece la pena conocerlo: buena iluminación, perfecta separación de mesas, escasa bodega pero excelentes vinos, comida exquisita y bien presentada, PERO para mi el error más grave... más vale que te hayas tomado algo de vermú porque sales con hambre, y eso en un sitio donde pagas 60 euros por cabeza me parece penoso.
No digo salir "rodando" del restaurante, pero las raciones son ridículas y si quieres seguir esa tendencia, pon algo con un pelín de más consistencia.

Por lo demás, merece la pena conocerlo para hablar de ello.

21/11/2008

Estupenda la comida, preciosa la decoración, es un restaurante Centrico donde las 5 mesas estan separadas, !que alivio!. he estado un par de veces y he salido encantada de la vida. En cuanto pueda, vuelvo otra vez.

Ayer 20 de Noviembre de 20008 recibió merecidamente una estrella Michelin