Bambarol

Ordenar por:

relevancia fecha

06/02/2018

A tener en cuenta

Pequeño local con una barra a la entrada y un comedor interior al fondo con mesas un tanto apiñadas.

La carta se compone de tapas o pequeños platos, con lo que sería necesario pedir un mínimo de 3 o 4 por persona.

Y aunque las croquetas, sin estar mal, no eran nada del otro mundo y que los callos (cap i pota) eran aptos para paladares incompatibles con el picante, uno de sus platos estrella es la vieira con papada y sólo por este plato merece la pena ir a este sitio.

Atención correcta.